CIRCULAR EXTERNA 85 DE 1995 

(Octubre 10)

Esta superintendencia, dentro la política general del gobierno de supresión de trámites, ha estimado pertinente facilitar el proceso de realización de inversiones en inmuebles por parte de las entidades vigiladas.

En consecuencia, salvo las excepciones que se determinan a continuación, a partir de la vigencia del presente instructivo las entidades vigiladas no tendrán que someter a la previa aprobación de esta superintendencia las inversiones en inmuebles que proyecten realizar con sujeción a los parámetros establecidos en el numeral 1º de la Circular 51 de 1989.

Continuarán sujetas al requisito de aprobación previa, previsto en el numeral 2º de la mencionada Circular 51 de 1989, las entidades que se encuentren incumpliendo normas sobre requerimientos patrimoniales, las entidades que se encuentren en situación de quebranto patrimonial, así como aquéllas sometidas a vigilancia especial o que se encuentre adelantando programas de recuperación, saneamiento o adecuación de capital. Del mismo modo, deberán someterse a la autorización previa de la Superintendencia Bancaria las operaciones que las entidades pretendan realizar con sus administradores, miembros de la junta directiva, el revisor fiscal o con accionistas que posean una participación, directa o indirecta, igual o superior al 5% del capital, así como con el cónyuge o parientes de cualquiera de éstos, dentro del segundo grado de consanguinidad, primero de afinidad o único civil, o con sociedades vinculadas a la institución vigilada o de las que sean socios las personas antes relacionadas siempre que en este caso posean, conjunta o separadamente, más del 20% del capital de la sociedad con la que se pretende realizar la operación.

Vigencia y derogatorias. La presente circular rige desde la fecha de su publicación y deroga los subnumerales 2.3 y 2.5, y el numeral 4º de la Circular 51 de 1989, y modifica el subnumeral 2.2 de esta última.

___________________________________