CIRCULAR 85 DE 1997 

(Agosto 15)

Ante frecuentes consultas por parte de instituciones prestadoras de servicios de salud y de personas naturales sobre el porcentaje de retención en la fuente que se debe aplicar, es necesario que se tenga en cuenta la jurisprudencia sobre el tema y las notas técnicas aclaratorias de la DIAN sobre los servicios de medicina y que se transcriben a continuación:

1. La DIAN considera que,“los servicios hospitalarios, donde la prestación de los servicios es integral, pues comprende servicios tales como hospitalización, cirugía, alimentación, radiología, etc., por tratarse de un servicio complejo donde se involucran una serie de actividades calificadas y no calificadas, en las cuales no es posible determinar el valor de cada una de ellas, la remuneración tiene el carácter de servicios y por tal efecto debe efectuarse la respectiva retención en la fuente a la tarifa del cuatro por ciento (4%).

Si no se trata de servicios de hospitalización, y la actividad contratada no puede adelantarse sin que medie un conocimiento técnico, científico o profesional, es decir que requiere la presencia de un factor intelectual para el cumplimiento de la labor pactada, en este evento estaríamos ante un contrato de honorarios, por la ejecución de una labor calificada. Ejemplo de esta actividad, bien podría ser la desarrollada por técnicos o profesionales, científicos, etc., donde predomina la labor intelectual, la creatividad, el ingenio, sobre el trabajo manual o mecánico. En este evento la retención aplicable a título de impuesto sobre la renta aplicable será del diez por ciento (10%) del respectivo pago o abono de la cuenta”.

2. De otra parte se debe tener en cuenta el nuevo impuesto de timbre aprobado por la reciente reforma tributaria (L. 383, jul. 10/97 publicado en el Diario Oficial del día 14 de julio) y que contempla que este se causará a la tarifa del 1% imputable al contratista el 0.5% y el valor restante al Seguro Social. No obstante, lo anterior y en consideración a lo dispuesto en el artículo 275 parágrafo 2º de la Ley 100 de 1993, el Seguro Social está exento de este gravamen. Este impuesto se aplica sobre los instrumentos públicos y documentos privados, incluidos los títulos valores, que se otorguen o acepten en el país pero que se ejecuten en el territorio nacional o generen obligaciones en el mismo, en los que haga constar la constitución, existencia, modificación o extinción de obligaciones, al igual que su prórroga o cesión, cuya cuantía sea superior a los 10.000.000 (Valor año 1992, para 1997 $ 36.000.000), en los cuales intervenga como otorgante, aceptante o suscriptor una entidad pública, una persona natural o persona asimilada que tenga la calidad de comerciante, que en el año inmediatamente anterior tuviere ingresos brutos o un patrimonio bruto superior a ciento sesenta y ocho millones ochocientos mil pesos (168.800.000) (valor año base 1992).

3. De otra parte la Ley 383 de 10 de julio de 1997, establece en su artículo 54 que “las normas de procedimiento, sanciones, determinación, discusión y cobro contenidas en el libro quinto del estatuto tributario nacional, serán aplicables a la administración y control de las contribuciones y aportes inherentes a la nómina, tanto del sector privado como del sector público, establecidas en las leyes 58 de 1963, 27 de 1994, 21 de 1982, 89 de 1988 y 100 de 1993”. Se debe tener especial referencia en el capítulo III otros deberes formales de los sujetos pasivos de obligaciones tributarias y de terceros, el título III sanciones, el título II determinación del impuesto e imposición de sanciones y el título VIII cobro coactivo.

4. Serán responsables del cumplimiento de esta circular los gerentes de EPS, administrativos secciónales, gerentes financieros y de contratación. Los vicepresidentes de EPS y financiero serán los responsables de la respectiva divulgación.

____________________________