CIRCULAR EXTERNA 9 DE 1996 

(Enero 19)

Con la entrada en vigencia de los Decretos 1811 y 2348 de 1995, por los cuales se modifican la clasificación y ponderación de las contingencias y los negocios y encargos fiduciarios y se acepta una nueva garantía para créditos para vivienda, este despacho considera pertinente sustituir las hojas del capítulo XIII Controles de ley, numeral 1º relación de activos ponderados por nivel de riesgo-patrimonio técnico de la Circular Externa 100 del 24 de noviembre de 1995, las cuales sufrieron modificaciones, así como las proformas F.1000-48 (formato 110) y F.1000-49 (formato 111).

CAPÍTULO XIII

Controles de ley

Con el propósito de dar una orientación acerca de los controles de ley aplicables a cada tipo de entidad, al final de este capítulo se presenta un anexo que ilustra sobre la reglamentación vigente para cada uno de ellos.

Adicionalmente, para aquellos casos en los cuales esta superintendencia se ha pronunciado en particular, a continuación se presentan los instructivos correspondientes.

1. Relación activos ponderados por su nivel de riesgo-Patrimonio técnico

(Decretos 673, 806, 1722 y 2805 de 1994 y 1156, 1555, 1811 y 2348 de 1995).

El patrimonio técnico de los establecimientos de crédito no podrá ser inferior al nueve por ciento (9%) del total de sus activos, en moneda nacional y extranjera, ponderados por su nivel de riesgo, conforme lo señala el artículo 2º del Decreto 673 de 1994.

1.1. Cumplimiento de la relación de solvencia. El cumplimiento de la relación de solvencia se realizará mensualmente en forma individual para cada establecimiento de crédito y semestralmente en forma consolidada, con sus filiales y subsidiarias, conforme lo establece el artículo 3º del Decreto 673 anteriormente citado, en concordancia con el inciso primero del artículo 16, de la misma norma y demás normas que la modifiquen o sustituyan.

1.2. Ponderación de los activos por su nivel de riesgo. La clasificación de los activos de riesgo en sus respectivas categorías, tanto en moneda nacional como extranjera, se efectuará con arreglo al plan único de cuentas para el sistema financiero, según se indica a continuación.

Los activos se valorarán por su costo ajustado y ponderarán netos de su respectiva provisión.

No serán deducibles de los activos correspondientes, las provisiones de carácter general, esto es, las que corresponden a las provisiones por aplicación del coeficiente de riesgo (códigos 149095, 149295, 149495 y 1497 del plan único de cuentas para el sector financiero).

Se computarán también sin deducir sus provisiones, las inversiones de capital y en bonos obligatoriamente convertibles en acciones en entidades financieras del exterior o en entidades sometidas a la vigilancia de esta superintendencia, en los términos del parágrafo del artículo 13 del Decreto 673 de 1994, modificado por el artículo 5º del Decreto 1722 de 1994.

Las partidas que suman están precedidas de un signo más (+) y las que restan se anteceden de un signo menos (-).

1.3. Clasificación de activos según nivel de riesgo

 

 

 

 

 

 

En relación con las anteriores ponderaciones se imponen las siguientes precisiones:

1.3.1. Sucursales y agencias. Los valores contabilizados en la cuenta 1904 - Sucursales y agencias (del PUC) se ponderarán de acuerdo con la categoría a que corresponda el activo trasladado, conforme lo señala el parágrafo 2º del artículo 9º del Decreto 673 de 1994. En caso de existir saldos negativos en sus respectivas sub-cuentas, esto es, los que sean contrarios a la naturaleza de la cuenta (crédito), no se deducirán del total de activos ponderados por nivel de riesgo, sin perjuicio de las sanciones a que haya lugar por el incumplimiento de los instructivos contables en estas materias.

1.3.2. Créditos garantizados incondicionalmente con títulos emitidos por la Nación, el Banco de la República o por otros gobiernos o bancos centrales. En atención a que la ponderación para este tipo de créditos corresponde a la categoría II (20%) y es distinta a los demás créditos garantizados por la Nación que se clasifican en la categoría I (0%), para un adecuado control de este tipo de operaciones se hace necesario que los destinatarios del presente instructivo lleven los registros auxiliares necesarios que permitan identificar el tipo de garantía con la cual se respalda el crédito correspondiente, esto es, si la garantía está representada en títulos emitidos por la Nación, títulos garantizados por la Nación, o es de otra naturaleza.

1.3.3. Clasificación de los derechos fiduciarios en procesos de titularización. Conforme lo establece el literal a) del artículo 1º del Decreto 1555 de 1995, los derechos fiduciarios que posean los establecimientos de crédito en los patrimonios autónomos constituidos en desarrollo de procesos de titularización de los cuales sean originadores se clasificarán dentro de las categorías que correspondan al activo subyacente.

Para tal fin y siguiendo los lineamientos del artículo 9º del Decreto 673 de 1994 se han establecido cuatro (4) categorías de derechos fiduciarios en procesos de titularización, los cuales deberán reportarse mediante el formato de cuentas No PUC, conforme las siguientes indicaciones:

a) Derechos fiduciarios constituidos en desarrollo de procesos de titularización de activos de máxima seguridad. Categoría I. Estarán conformados por la titularización de activos tales como inversiones en títulos del Gobierno Nacional, o del Banco de la República, y los créditos a la Nación o garantizados por ésta;

b) Derechos fiduciarios constituidos en desarrollo de procesos de titularización de activos de alta seguridad. Categoría II. Los activos titularizados deberán corresponder a títulos emitidos por entidades públicas del orden nacional, así como los créditos garantizados incondicionalmente con títulos emitidos por la Nación o el Banco de la República o los créditos garantizados con títulos emitidos por los gobiernos, bancos centrales y entidades multilaterales con calificación no inferior a “AA-” o “A1” de Standard and Poor’s o sus equivalentes en las calificaciones de duff and phelps o de moody’s investors service, mientras mantengan la referida calificación;

c) Derechos fiduciarios constituidos en desarrollo de procesos de titularización de activos con alta seguridad pero con baja liquidez. Categoría III. Corresponden a la titularización de activos tales como los préstamos hipotecarios otorgados para financiar la construcción o adquisición de vivienda, distintos de aquellos que hayan sido reestructurados;

d) Derechos fiduciarios constituidos en desarrollo de procesos de titularización de activos entregados en arrendamiento financiero o leasing. Categoría IV. Conforme el literal a) del artículo 11 del Decreto 673 de 1994 los bienes entregados en arrendamiento financiero o leasing se clasifican dentro de la categoría IV por el ochenta por ciento (80%) de su valor; en consecuencia, para efectos de la titularización de este tipo de activos, los derechos fiduciarios correspondientes ponderan dentro de la misma categoría y por el mismo valor.

Los demás activos de riesgo no contemplados en las anteriores categorías tales como cartera de créditos, deudores por aceptaciones, cuentas por cobrar, inversiones en activos fijos, incluida su valorización, bienes de arte y cultura, bienes realizables y recibidos en pago corresponden a la categoría IV y ponderan por el ciento por ciento (100%) de su valor, razón por la cual los derechos fiduciarios que se constituyan en un proceso de titularización de los mismos lo harán dentro de la misma categoría y por el mismo valor, y

e) Una vez se coloquen los títulos y en la medida en que se reconozca el riesgo de pérdida al que está expuesto el originador, entendido éste como el valor que se deberá provisionar de los mecanismos de seguridad empleados, el valor ponderado de los derechos fiduciarios se reducirá gradualmente en la proporción que resulte de dividir el monto provisionado por el monto del mecanismo de seguridad.

1.3.4. Títulos adquiridos en procesos de titularización por los establecimientos de crédito. El saldo de los títulos adquiridos en procesos de titularización en los cuales las entidades no sean originadores (subordinados o no) se ponderarán siguiendo los siguientes lineamientos:

a) Categoría II. Cuando la calificación sea igual o superior a “A-” para títulos de largo y mediano plazo o “D1-” para títulos de corto plazo, de acuerdo con la calificación de Duff & Phelps, o su equivalente en otras firmas que sean autorizadas por la Superintendencia de Valores, mientras los títulos mantengan la referida calificación;

b) Categoría III. Cuando la calificación sea igual o superior a “BBB-” para títulos de largo y mediano plazo o “D2” para títulos de corto plazo, de acuerdo con la calificación de Duff & Phelps, o su equivalente en otras firmas que sean autorizadas por la Superintendencia de Valores, mientras los títulos mantengan la referida calificación, y

c) Categoría IV. Se clasificarán en esta categoría los títulos que tengan calificaciones diferentes a las señaladas en los numerales anteriores y aquellos que no hayan sido calificados por firmas autorizadas.

1.3.5. Ponderación de los créditos respaldados con fiducia en garantía. Los créditos otorgados por las corporaciones de ahorro y vivienda o por los bancos hipotecarios destinados a la adquisición de vivienda y que sean garantizados con contratos de fiducia mercantil de garantía de que trata el Decreto 2348 de 1995, ponderan por el cincuenta por ciento (50%).

1.3.6. Contingencias y negocios y encargos fiduciarios. De acuerdo con lo establecido en el Decreto 1811 de 1995, el monto nominal de la contingencia se multiplica por el factor de conversión crediticio que corresponda a dicha operación y el resultado ponderará de acuerdo con el artículo 9º del Decreto 673 de 1994 teniendo en cuenta las características de la contraparte.

Para los códigos que se encuentran seguidos de asterisco, su factor de conversión será el siguiente:

*factor de conversión100%
**factor de conversión20% y
***factor de conversión0%

1.4. Patrimonio técnico. Se considera como patrimonio técnico de un establecimiento de crédito la suma de los patrimonios básico y adicional de la respectiva entidad, teniendo en cuenta que el valor total del patrimonio adicional no podrá exceder del ciento por ciento (100%) del patrimonio básico, según lo dispuesto en los artículos 4º y 7º del Decreto 673 de 1994.

El cálculo se realizará atendiendo los siguientes conceptos:

1.4.1. Patrimonio básico. Los rubros patrimoniales y sus proporciones computables en la determinación del patrimonio básico de los establecimientos de crédito, son los que se relacionan a continuación.

Las partidas que suman están precedidas de un signo más (+), mientras que las que restan se anteceden de un signo menos (-).

______________________________