CIRCULAR EXTERNA 1 DE 1993

 

CIRCULAR EXTERNA 1 DE 1993 

(Enero 4)

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1. de la Superintendencia de Valores)

(Nota: Véase la Decreto 1120 de 2008 artículo 2° del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

La asesoría en el mercado de capitales, la administración de portafolios de inversión de capital extranjero y la administración de valores, son algunas de las operaciones con que se ha dotado a las sociedades comisionistas de bolsa, en desarrollo del artículo 7º de la Ley 45 de 1990, para profundizar y desarrollar el mercado de capitales, y poder afrontar exitosamente el proceso de internacionalización de la actividad. Buscando complementar adecuadamente el marco expuesto, se ha observado por este despacho, previo concepto de la Sala General, la conveniencia de que las sociedades comisionistas de bolsa puedan asumir la labor de corretaje restringida a aquellos valores que no estando inscritos en bolsa, se encuentren inscritos en el registro nacional de valores, siempre que se sujeten a lo dispuesto en la presente circular, a lo que sobre el particular dispongan los reglamentos de las respectivas bolsas en los términos del Decreto 2016 de 1992 y al Código de Comercio.

I. Régimen de autorización general

1. Corretaje de valores.

Las sociedades comisionistas de bolsa se entienden autorizadas para realizar operaciones de corretaje sobre valores inscritos en el registro nacional de valores que no estén inscritos en bolsa, siempre que para el efecto den cumplimiento a los siguientes requisitos:

a) Que dentro de su objeto social se encuentre prevista expresamente dicha operación. Para estos efectos las sociedades que pretendan modificar sus estatutos a fin de ampliar su capacidad en los términos de esta circular, lo podrán hacer directamente, es decir, sin autorización para solemnizar la reforma aprobada expresamente para cada caso, cuando incluyan en su objeto social el siguiente texto: “La sociedad podrá realizar la operación de corretaje sobre valores no inscritos en bolsa, siempre y cuando se trate de documentos inscritos en el registro nacional de valores como operación análoga en desarrollo del artículo 7º de la Ley 45 de 1990, conforme a las disposiciones que sobre el particular establezca la Superintendencia de Valores”;

b) Que la sociedad esté al día en la presentación de sus estados financieros e información de carácter general y periódica que deba remitir a la Superintendencia de Valores y que además se halle cumpliendo las disposiciones que haya expedido dicha entidad en relación con requerimientos de capital, operaciones por cuenta propia, financiación de valores, sistematización de operaciones y estar dando pleno cumplimiento a lo previsto en los artículos 7º y 8º del Decreto 2016 de 1992 de acuerdo con las instrucciones que haya dispuesto este despacho;

c) Que la sociedad tenga dispuesta una adecuada estructura administrativa, tecnológica y de seguridad, bajo la responsabilidad de personal debidamente capacitado. Desde este punto de vista, la sociedad debe contar con el debido soporte financiero, jurídico y logístico.

Particularmente se deberán establecer las correspondientes previsiones para que la labor se limite a la gestión de corretaje, sin que se deban llegar a presentar confusiones frente a terceros en cuanto a la intermediación a través del contrato de comisión, para que en cada caso se distinga en que calidad se está actuando;

d) Contar con un manual de procedimiento en el que se detallen claramente las funciones del área encargada de la gestión de corretaje, así como los funcionarios responsables de la labor;

e) Tener establecido un departamento de auditoría. La hoja de vida de la persona encargada de coordinar esta función deberá remitirse a la Superintendencia de Valores con la antelación prevista en el punto siguiente, y

f) Dar cumplimiento a lo dispuesto en el numeral 2º del artículo 1345 del Código de Comercio.

2. Información a la Superintendencia de Valores.

Las sociedades comisionistas que se acojan al régimen de autorización general previsto en esta circular, deberán informarlo por escrito a la Superintendencia de Valores con una antelación no inferior a quince (15) días hábiles antes de iniciar operaciones, acompañando para el efecto copia del acta de la junta directiva de la entidad en la cual se establezca que se cumplen los requisitos antes mencionados y certificación conjunta suscrita por el representante legal y el revisor fiscal en el mismo sentido.

II. Régimen de autorización individual

Cuando la sociedad no cumpla con alguno de los requisitos establecidos en la letra b) del numeral 1º, acápite primero, requerirá de la autorización individual expresa de la Superintendencia de Valores para ejercer la actividad de corretaje. Dicha autorización se podrá conceder, siempre que la entidad acredite el cumplimiento de los demás requisitos.

Toda sociedad que, habiendo operado dentro del régimen general, deje de cumplir en algún momento cualesquiera de los requisitos exigidos por la presente circular, no podrá continuar realizando las operaciones aquí descritas, sin perjuicio de que esta superintendencia pueda ordenar las medidas del caso, incluidas la suspensión de la autorización que por esta circular se concede.

III. Control e información

Con el objeto de establecer un registro comprobable y verificable de las operaciones, la sociedad deberá abrir un libro de operaciones, que conforme a las instrucciones que acuerden conjuntamente las bolsas de valores, incluyan la información correspondiente a cada operación. Sólo una vez aprobado y adoptado el correspondiente reglamento presentado conjuntamente por las bolsas, los comisionistas de bolsa podrán realizar la actividad de corretaje prevista en la presente circular.

Las bolsas de valores deberán adelantar las gestiones que sean procedentes con el objeto de que se consolide en ellas toda la información relacionada con esta clase de operaciones con una periodicidad a lo menos quincenal.

Finalmente, las sociedades deberán discriminar en sus estados financieros, de los ingresos percibidos por este concepto, de los obtenidos por asesoría en el mercado de capitales y de los obtenidos por contratos de comisión.

IV. Régimen sancionatorio

En desarrollo de la facultad consagrada por el numeral 33 del artículo 3º del Decreto 2739 de 1991, en concordancia con los artículos 2º, letra n) y 3º, del Decreto 2855 de 1991, este despacho califica como práctica insegura y no autorizada, el incumplimiento de cualquiera de las instrucciones que se contienen en la presente circular. En consecuencia, serán directamente responsables por el debido cumplimiento de las mismas aquellas personas que, de conformidad con los estatutos y reglamentos internos, deban adoptar las respectivas decisiones.

V. Vigencia.

La presente circular rige desde la fecha de su publicación.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1. de la Superintendencia de Valores)

(Nota: Véase la Decreto 1120 de 2008 artículo 2° del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

_________________________