CIRCULAR EXTERNA 1 DE 1996 

(Enero 4)

Con el fin de lograr que la información que se suministre al mercado público de valores reúna los requisitos de calidad, oportunidad y suficiencia, este despacho se permite impartir las siguientes instrucciones en uso de las facultades otorgadas al Superintendente de Valores en el artículo 2º del Decreto 2115 de 1992.

1. Método de participación para valoración de inversiones en subordinadas.

De conformidad con lo establecido en el artículo 61 del Decreto 2649 de 1993, las inversiones en sociedades subordinadas, respecto de las cuales el ente económico tenga el poder de disponer que en el período siguiente le transfieran sus utilidades o excedentes, deben contabilizarse bajo el “método de participación”, excepto cuando se adquieran y mantengan exclusivamente con la intención de enajenarlas en un futuro inmediato, en cuyo caso deben contabilizarse bajo el método de costo.

La aplicación del método de participación en los estados financieros de la matriz no elimina la obligación de presentar estados financieros consolidados, los cuales se regirán por lo dispuesto en el artículo 122 del Decreto 2649 de 1993 y en el numeral 2º de esta circular. Los resultados de la aplicación del método de participación y de la consolidación de los estados financieros deben coincidir o ser conciliables entre sí.

La valoración de inversiones en subordinadas por el método de participación deberá hacerse en forma prospectiva a partir del 1º de enero de 1994, es decir, que dicho método debe ser aplicado únicamente a los eventos y transacciones ocurridos después de la fecha antes señalada, aplicando los principios de contabilidad generalmente aceptados. Las cifras y los estados financieros correspondientes a períodos anteriores no deben ser ajustados por el procedimiento señalado.

A partir de los estados financieros correspondientes a 1995, las entidades emisoras de valores que no se encuentren sometidas al control y vigilancia de otra entidad estatal deberán ajustar su método de participación a las siguientes reglas generales:

1.1. Definición. Se conoce como “método de participación” el procedimiento contable por el cual una sociedad registra su inversión ordinaria en otra, que se constituirá en su filial, inicialmente al costo y posteriormente la va ajustando (aumentándola o disminuyéndola) por los cambios en el patrimonio de la subordinada subsecuentes a su adquisición, en lo que corresponda según su porcentaje de participación. Las contrapartidas de este ajuste en los estados financieros de la matriz se registran en el estado de resultados y/o en la cuenta de superávit por valorizaciones, según se indica a continuación:

— Los cambios en el patrimonio de la filial ocurridos durante el período serán reconocidos por la matriz aumentando o disminuyendo el costo de su inversión.

— Los cambios en el patrimonio de la filial que provengan del resultado neto del ejercicio, afectarán el estado de resultados de la matriz.

— Las variaciones del patrimonio de la filial que no provengan de su estado de resultados, no afectarán los resultados de la matriz, sino que serán registrados en el grupo 38 del PUC para comerciantes, superávit por valorizaciones, de esta última.

Los dividendos y participaciones de una sociedad en la que se invierte, recibidos en efectivo, que correspondan a períodos en los cuales la sociedad matriz aplicó el método de participación, reducen en ésta el valor en libros de la inversión.

El método de participación deberá aplicarse para cada una de las inversiones individualmente.

1.2. Sociedades subordinadas. Para efectos de la presente circular se consideran sociedades subordinadas las filiales o subsidiarias, en términos de lo establecido en los artículos 260 y 261 del Código de Comercio, en concordancia con los artículos 26 y 27 de la Ley 222 de 1995 y demás normas que los modifiquen o sustituyan.

En tal sentido, se considerará subordinada la entidad que se encuentre, entre otros, en los siguientes casos:

— Cuando más del 50% del capital pertenezca a la matriz, directamente o por intermedio de sus subordinadas, o de las subordinadas de éstas. Para este efecto, no se computarán las acciones con dividendo preferencial y sin derecho a voto.

— Cuando la matriz y las subordinadas tengan conjunta o separadamente el derecho de emitir los votos constitutivos del quórum mínimo decisorio en la junta de socios o en la asamblea de accionistas, o tengan el número de votos necesario para elegir la mayoría de miembros de la junta directiva.

— Cuando la matriz, directamente o por intermedio o con el concurso de las subordinadas, en razón de un acto o negocio con la sociedad controlada o con sus socios, ejerza influencia dominante en las decisiones de los órganos de administración de la sociedad.

1.3. Inversiones que deben reconocerse bajo el método de participación. Se deben reconocer bajo el método de participación las inversiones directas en filiales, siempre que la matriz adicionalmente:

— Tenga el poder de disponer que en el período siguiente la filial le transfiera sus utilidades.

— No tenga la intención de enajenar la inversión en el futuro inmediato.

— La filial no tenga ninguna restricción para la distribución de sus utilidades.

Igualmente, al cierre del ejercicio de la matriz, o al cierre del mes que se esté tomando como base para la preparación de estados financieros extraordinarios de la matriz, cada una de las filiales de los emisores de valores deberá reconocer bajo el método de participación las inversiones que posea en aquellas sociedades que se consideren subordinadas de su matriz, aunque la respectiva filial individualmente posea menos del 50% del capital de la subsidiaria.

De esta manera los cambios en las subsidiarias se reflejarán en la matriz a través de las filiales, para lo cual la matriz debe impartir las instrucciones pertinentes para que todas sus subordinadas apliquen el método de participación y se ajusten a un cronograma que le permita finalmente a la matriz entregar oportunamente sus estados financieros.

Se entenderán como estados financieros extraordinarios los definidos en el artículo 29 del Decreto 2649 de 1993.

1.4. Estados financieros involucrados en la aplicación del método de participación. Para establecer los cambios en el patrimonio de la filial, se comparan los estados financieros preparados por ésta al cierre del período corriente con los del período inmediatamente anterior.

Si eventualmente la filial no está obligada a cerrar sus cuentas en la misma fecha que la matriz, aquélla deberá, con sujeción a lo dispuesto en el artículo 26 del Decreto 2649 de 1993, preparar para este propósito estados financieros de períodos intermedios a la fecha en que la matriz cierre sus cuentas.

La matriz, en desarrollo de su control de gestión sobre la subordinada adoptará todas las medidas necesarias para que pueda disponer en cada cierre de la información de la filial preparada a la fecha de cierre de la matriz.

Si la matriz y la filial utilizan políticas de contabilidad diferentes para transacciones y eventos semejantes en circunstancias similares, se deben ajustar los estados financieros de la filial. Si los ajustes carecieren de importancia relativa podrán omitirse, siempre que así se revele.

El método de participación deberá ser aplicado por la matriz al cierre del ejercicio, sea éste anual, semestral o con cualquier otro corte, según se establezca en los estatutos. Igualmente, si de acuerdo con lo previsto en el artículo 29 de Decreto 2649 de 1993 la matriz prepara estados financieros extraordinarios, deberá aplicar el método de participación para la valoración de las inversiones en filiales, al cierre del mes que se está tomando como base para la preparación de dichos estados financieros. En este caso la filial deberá preparar estados financieros intermedios a la misma fecha.

Cada una de las filiales aplicará el mismo procedimiento respecto a sus propias subordinadas.

1.5. Base del cálculo. La base del cálculo es el patrimonio de la subordinada. De dicha base se deben eliminar las utilidades o pérdidas aún no realizadas originadas por operaciones entre subordinada y matriz. Para hacerlo, al momento de reconocer el método, se resta del valor con el cual se está actualizando el saldo de la inversión y del ingreso por inversión la participación de la matriz en las utilidades o pérdidas aún no realizadas.

Se entiende por utilidad o pérdida no realizada aquella que genera la subordinada al vender a la matriz y que ésta no ha realizado a través de ventas a terceros extraños al grupo económico.

También se excluye la participación patrimonial que corresponde al capital preferente, es decir, a aportes con dividendo garantizado, tales como las acciones con dividendo preferencial y sin derecho a voto.

La base así depurada servirá para aplicar el método de participación a las inversiones en subordinadas, de conformidad con el procedimiento señalado en el numeral 1.1 de esta circular.

1.6. Porcentaje de participación. El porcentaje de participación se calcula dividiendo el capital total poseído por la matriz en la subordinada, por el capital total de esta última, excluyendo de uno y otro factor el capital preferente.

Antes de calcular dicho porcentaje, el capital de la filial, así como la participación de la matriz, se incrementarán en lo que corresponda a los aportes irrevocables, tales como dividendos pagaderos en acciones, que a pesar de haber sido decretados por la filial aún no estén reflejados en la cuenta de capital por estar pendiente el cumplimiento de requisitos legales.

1.7. Ajustes por inflación. El efecto de la aplicación del método de participación queda reconocido en el valor de las inversiones en cuestión, al cierre del período. Este valor será la base para que, siguiendo las reglas generales, durante el transcurso del período siguiente se continúen realizando los ajustes mensuales por inflación.

1.8. Ingresos. Las participaciones o dividendos recibidos de la filial que correspondan a períodos en los que se aplicó el método de participación, reducen el costo de la inversión si previamente lo hubiesen afectado. En caso contrario, se reconocen como ingresos del período en el cual se decretan, generando los ajustes del caso en las cuentas de valorizaciones correlativas.

1.9. Pérdidas. Los decrementos en el patrimonio de la filial reducen el costo reconocido por la matriz, así como el saldo de las valorizaciones. Si las pérdidas superan uno y otras, la inversión se muestra a valor cero. Sólo se reconocen pérdidas adicionales cuando, con base en reglas legales, estatutarias o convencionales, la matriz no tuviere limitada su responsabilidad al monto de sus aportes.

Si posteriormente la filial obtiene utilidades, la matriz reinicia la utilización del método de participación en esas utilidades sólo después de que su participación en ellas sea igual a su participación en las pérdidas netas no reconocidas en ejercicios anteriores.

1.10. Revelaciones. Con relación a las inversiones en filiales se deberán hacer, como mínimo, las revelaciones exigidas por los artículos 15, 115 numeral 3º y 116 numeral 1º del Decreto 2649 de 1993.

En el estado de resultados deberá presentarse en renglones separados las utilidades o pérdidas producto de la aplicación del método de participación, y en nota a los estados financieros revelar estas situaciones.

1.11. Procedimiento para establecer el valor de las inversiones por el método de participación. Para establecer el valor de las inversiones por el método de participación deberá seguirse el siguiente procedimiento:

— Determinar las inversiones ordinarias que posea la compañía, esto es, aquellas que no otorgan derechos preferenciales.

— Determinar cuáles de estas inversiones son de carácter permanente.

— Establecer sobre cuáles de estas inversiones el ente económico tiene el poder de disponer que se le transfieran utilidades, no tenga intención de enajenarlas en el futuro inmediato y no tenga ninguna restricción para la distribución de las utilidades.

— Para cada una de las inversiones sujetas a la aplicación del método de participación, obtener la variación patrimonial de la subordinada ocurrida durante el ejercicio.

— De la variación patrimonial obtenida en el párrafo anterior, excluir las utilidades y demás partidas patrimoniales originadas durante el ejercicio por transacciones entre la matriz y la filial, así como también la participación patrimonial que corresponda al capital preferente, es decir, a aportes con dividendo garantizado, tales como las acciones con dividendo preferencial y sin derecho a voto.

— Teniendo en cuenta el porcentaje de participación ordinario que posee el ente económico en el capital ordinario de la subordinada, establecer la participación del ente en la variación patrimonial (depurada) de esta última.

— El valor así obtenido aumentará o disminuirá el valor en libros de la inversión, según que la variación sea positiva o negativa. Los cambios en el patrimonio de la subordinada que provengan del resultado neto del ejercicio, se contabilizarán en las cuentas de resultados de la matriz.

— Las variaciones del patrimonio de la subordinada que no provengan de su estado de resultados, se contabilizarán en la matriz como superávit por valorizaciones en el grupo 38 del PUC, a través de auxiliares específicos cuyos saldos serán objeto de ajustes por inflación, debiendo revelarse tal circunstancia en notas a los estados financieros.

1.12. Aspectos fiscales. Las utilidades o gastos derivados de la aplicación del método de participación se tratarán fiscalmente de acuerdo con las normas sobre la materia aplicables a cada contribuyente.

Los impuestos diferidos originados por el uso del método de participación se reconocerán con sujeción a lo previsto en los artículos 67 y 78 del Decreto 2649 de 1993.

1.13. Normas generales para la aplicación del método de participación. La aplicación del método de participación para la valoración de las inversiones ordinarias permanentes debe cumplir con las normas técnicas sobre revelación contempladas en el capítulo III del título I del Decreto 2649 de 1993. En todo caso se deberá incluir la siguiente información adicional:

— Descripción general de las inversiones valorizadas por el método de participación, indicando razón social del titular de la inversión y de las subordinadas (filiales y subsidiarias) objeto de la aplicación del método, porcentajes de participación, objeto social principal de cada una de ellas, así como el valor total de los activos, los pasivos, el patrimonio y el resultado del ejercicio de cada una de las subordinadas incluidas en la aplicación del método.

— Cuando existan inversiones ordinarias permanentes a las que no se les aplique el método de participación, deberá detallarse para cada una de ellas: razón social completa, domicilio, participación, monto de sus activos, pasivos, patrimonio y resultados del ejercicio respectivo y, señalarse la justificación para la no aplicación del método.

— Informar de manera sucinta el efecto de la aplicación del método de participación en la estructura de los estados financieros de la matriz (activos, patrimonio y resultados).

1.14. Aplicación de otras normas. Cuando en la aplicación del método de participación se presenten situaciones no contempladas en esta circular, se podrán aplicar las normas internacionales de contabilidad, siempre y cuando no contraríen las normas de contabilidad generalmente aceptadas en Colombia, señaladas en el Decreto 2649 de 1993 y demás normas que lo modifiquen o sustituyan.

1.15. Valor de realización o mercado. De conformidad con lo establecido en el artículo 61 del Decreto 2649 de 1993, las inversiones cuyo valor se haya determinado por el método de participación no serán objeto de ajuste al valor de realización o mercado.

1.16. Abandono del método de participación. Cuando la filial deje de serlo, o se pierda la capacidad de disponer la transferencia de las utilidades, o se decida vender la inversión en el período siguiente, se abandonará el método de participación y se regresará al método del costo.

El valor en libros de la inversión a partir de la fecha en la cual la matriz no continua con el uso del método de participación, se considera costo. Sin embargo, los dividendos o participaciones que correspondan a utilidades que previamente la matriz hubiese reconocido bajo el método de participación, se registrarán como menor valor de la inversión.

1.17. Papeles de trabajo. Los papeles de trabajo y, en general, toda la documentación que soporte e ilustre las tareas y pasos realizados para la aplicación del método de participación para la valuación de las inversiones, deben archivarse en forma organizada, conservarse por un período mínimo de cinco años y mantenerse a disposición de la Superintendencia de Valores.

2. Consolidación de estados financieros.

De conformidad con lo establecido en el artículo 122 del Decreto 2649 de 1993, a partir del 1º de enero de 1994 todos los entes económicos que posean más del 50% del capital de otros entes económicos, deben presentar junto con sus estados financieros básicos, los estados financieros consolidados acompañados de sus respectivas notas.

Igualmente, se deberán consolidar aquellas inversiones indirectas en las que la matriz, a través de una o varias subordinadas, posea más del 50% del capital de otros entes económicos, atendiendo el procedimiento dispuesto en el numeral 2.3.1 de esta circular. Para el efecto, se entienden por sociedades subordinadas las señaladas en los artículos 260 y 261 del Código de Comercio, en concordancia con los artículos 26 y 27 de la Ley 222 de 1995 y demás normas que los modifiquen o sustituyan.

La participación indirecta en una entidad, es decir, la realizada por medio de una o varias entidades subordinadas, será equivalente al porcentaje total que las subordinadas posean en la entidad respectiva.

Por consiguiente, la participación indirecta no se establecerá multiplicando el porcentaje que posea la matriz con los porcentajes de participación que posean sus subordinadas en otros entes, sino tomando en cuenta este último porcentaje.

También se podrán consolidar aquellos entes en que la participación, directa o indirecta, sea inferior al 50%, cuando la sociedad tenga por cualquier forma control económico, administrativo y/o financiero sobre ellos.

A partir de los estados financieros correspondientes a 1995, las entidades sometidas al control de la Superintendencia de Valores deberán aplicar para la consolidación de estados financieros las disposiciones contenidas en la presente circular.

(Nota: Derogado el numeral 2º por la Circular Externa 2 de 1998, numeral 2 del título III de la Superintendencia de Valores)

2.1. Definición. Estados financieros consolidados son aquellos que muestran la situación financiera, resultados de operación, los cambios en el patrimonio y los flujos de efectivo de la matriz o controlante y sus subordinados o dominados, como si fuesen los de un solo ente.

Debe resaltarse que el empleo de los estados financieros consolidados no significa que éstos sustituyan a los estados financieros individuales de cada entidad legal, ya que cada uno de ellos tiene objetivos diferentes y debe ser analizado desde puntos de vista diferentes. Por tanto, los emisores de valores deben elaborar y presentar al mercado tanto sus estados financieros individuales como los consolidados.

(Nota: Derogado el numeral 2º por la Circular Externa 2 de 1998, numeral 2 del título III de la Superintendencia de Valores)

2.2. Requisitos previos a la consolidación. Antes de efectuar la consolidación, se deben tener en cuenta los siguientes requisitos:

(Nota: Derogado el numeral 2º por la Circular Externa 2 de 1998, numeral 2 del título III de la Superintendencia de Valores)

2.2.1. Para efectos de la consolidación de estados financieros, la matriz y sus subordinadas deben preparar estados financieros a una misma fecha y por el mismo período. En todo caso la fecha de la consolidación de estados financieros se elaborará como mínimo al cierre del ejercicio contable del 31 de diciembre del respectivo año.

En casos excepcionales y por razones justificadas plenamente ante la Superintendencia de Valores, se podrá consolidar estados financieros preparados a fechas diferentes, siempre y cuando éstos no superen tres meses, según lo dispuesto por el artículo 122 del Decreto 2649 de 1993 y se considere que dichos estados financieros no se verán afectados en forma significativa posteriormente.

La información a utilizar en la consolidación de los estados financieros debe estar expresada bajo los mismos criterios y métodos contables. Este requisito puede no ser aplicable cuando existan disposiciones contables o principios contables diferentes a aquellas normas y principios seguidos por la compañía matriz. Cuando ello se presente deben efectuarse los ajustes correspondientes, afectando únicamente los estados financieros consolidados, excepto cuando el efecto de dicha situación no sea significativo.

En el evento que existan transacciones significativas entre la fecha de corte y la fecha de la consolidación se deberán hacer los ajustes correspondientes.

2.2.2. Existen excepciones que limitan la inclusión de empresas en la formulación de los estados financieros consolidados. Tales excepciones son:

— Subsidiarias en las que el control sólo sea temporal, debido a que su inclusión en la consolidación distorsionaría las cifras de un período a otro.

— Subsidiarias en que se haya perdido el control por encontrarse en situaciones de suspensión de pagos, concordato, disolución o quiebra.

— Subsidiarias que se encuentren en alguna situación especial, como período de reorganización o inicio de operaciones.

— Subsidiarias en otros países, en donde existan restricciones para la remisión de utilidades o inestabilidad monetaria o política.

El artículo 122 del Decreto 2649 de 1993 señala que no se consolidan aquellas subordinadas que su control por parte de la matriz sea impedido o evitado de alguna forma, o que su control sea temporal. Los entes no consolidados deberán ser objeto de revelación, explicando las razones por la cuales no se hizo la consolidación.

2.2.3. Los estados financieros consolidados se deben preparar usando políticas contables uniformes para transacciones y eventos semejantes en circunstancias similares. Si no es práctico usar políticas contables uniformes en la preparación de los estados financieros consolidados, este hecho se debe revelar, junto con las proporciones, respecto de cada una de las cuentas mayores, de las partidas de los estados financieros consolidados a las que se aplicaron políticas contables diferentes.

La compañía matriz y sus subordinadas deben aplicar uniformemente los principios de contabilidad para transacciones y eventos semejantes en circunstancias similares. Por ejemplo, todas las compañías que integran los estados financieros consolidados deben aplicar el mismo método para la valuación de sus inventarios, activos fijos, etc.

En caso de estados financieros que hayan sido preparados sobre bases diferentes a principios de contabilidad generalmente aceptados, deberán convertirse a éstos antes de su consolidación.

2.2.4. Los estados financieros de cada una de las compañías a consolidar deben estar suscritos por el respectivo representante legal y certificados o dictaminados por el revisor fiscal. En caso de no existir revisor fiscal en alguna de las empresas a consolidar, los estados financieros deberán ser certificados por el contador.

2.2.5. Se deben efectuar conciliaciones de las operaciones y saldos recíprocas con el fin de evitar la existencia de diferencias en el momento de su eliminación.

2.3. Procedimiento para la consolidación.

(Nota: Derogado el numeral 2º por la Circular Externa 2 de 1998, numeral 2 del título III de la Superintendencia de Valores)

2.3.1. Para la preparación de los estados financieros consolidados se debe seguir el procedimiento que se señala a continuación:

— Determinar cuál es la matriz y cuáles las compañías subordinadas.

— Obtener los estados financieros tanto de la matriz como de la compañías a consolidar.

— Comprobar la homogeneidad de las bases contables utilizadas por las compañías a consolidar. Si se detectan diferencias y son significativas se deben efectuar los ajustes correspondientes al consolidado.

— Si existen compañías subordinadas en el exterior, sus estados financieros deben convertirse a pesos colombianos antes de iniciar el proceso de consolidación. Igualmente, se deben expresar de acuerdo con las normas de contabilidad aplicadas en Colombia.

— Comprobar que los saldos recíprocos entre compañías coincidan. Si no coinciden preparar los ajustes correspondientes.

— Determinar el tipo de vinculación, para establecer la forma de realizar la consolidación. Si se trata de una vinculación directa el procedimiento consistiría en tomar los estados financieros de la matriz y consolidar con sus subordinadas directamente. Si se trata de una vinculación indirecta el proceso se lleva a cabo por etapas, esto es, se determinan cuáles son las compañías controladoras de segundo y tercer nivel (o subgrupos) para consolidar a esos niveles y posteriormente reunir el consolidado de cada subgrupo y proceder a su consolidación con la matriz del grupo.

— Preparar la hoja de trabajo para la consolidación.

— Los saldos y las transacciones entre las compañías consolidadas deben ser eliminados en su totalidad.

— Determinar los intereses minoritarios, los cuales se deben presentar en el balance general consolidado separados de los pasivos y del capital contable. Para este efecto, se entiende por intereses minoritarios como la parte del patrimonio de la subsidiaria, en poder de accionistas ajenos a la compañía controladora o matriz.

— Preparar los estados financieros consolidados con sus respectivas notas.

2.3.2. Sin pretender hacer una relación exhaustiva de los saldos y transacciones que deben eliminarse en la preparación de estados financieros consolidados, a continuación se enumeran los más frecuentes:

— La inversión en acciones debe ser eliminada contra el patrimonio de la subordinada.

— Las ventas de mercancías, el costo de ventas, los gastos y los dividendos entre las compañías consolidadas.

— La utilidad o pérdida en la venta de activos fijos entre compañías consolidadas.

— Los saldos por cobrar y por pagar que tengan entre sí las compañías a consolidar.

— Los ingresos y gastos que por cualquier otro concepto se hayan registrado durante el período contable respectivo entre las entidades consolidadas.

— Cualquiera otra transacción u operación entre las entidades a consolidar que implique su duplicidad en el momento de presentar los estados financieros consolidados.

2.3.3. Cuando en un grupo empresarial que deba consolidarse existan entidades pertenecientes al sector financiero y entidades no financieras, se deberán consolidar inicialmente por separado las entidades financieras de las no financieras. Dichos subconsolidados servirán como base para la elaboración del consolidado total, el cual se podrá elaborar a nivel de grupo de PUC (dos dígitos).

En este caso, a la asamblea de accionistas y a la Superintendencia de Valores deberán presentarse tanto el consolidado total como los subconsolidados.

2.4. Tratamiento de las inversiones recíprocas.

2.4.1. Cuando la inversión se adquiere a la par. Se entiende que la inversión es adquirida a la par, cuando existe equivalencia entre el costo de la misma y su valor patrimonial. En este caso el monto invertido se elimina contra cada una de las cuentas que conforman el patrimonio de la receptora en la proporción adquirida.

2.4.2. Cuando la inversión se adquiere a un valor diferente. Si la inversión es adquirida por un monto diferente al valor patrimonial, dicha diferencia deberá tratarse de acuerdo con las siguientes reglas:

— Como activo o pasivo diferido, según que el valor de la inversión esté por encima o por debajo del valor patrimonial respectivamente.

— El período de amortización de dicha diferencia será por regla general de cinco años. No obstante, previa autorización de la Superintendencia de Valores, la sociedad podrá amortizar la diferencia hasta en un período igual al que haya tomado para efectos de determinar el precio a pagar por adquirir el control de la respectiva sociedad, para lo cual deberá presentar a esta superintendencia copia de los estudios técnicos correspondientes. Las diferencias (excesos o defectos) surgidas en posteriores adquisiciones se amortizarán en el período restante para el cumplimiento del período señalado anteriormente, contados a partir de la obtención del control.

— Cuando por cualquier razón se pierda el control sobre una entidad subordinada y éste se recupere con posterioridad, la amortización de los derechos o defectos se contará desde el momento en que se obtuvo el control por primera vez.

— La amortización se debe registrar contra los resultados de ejercicios anteriores o del ejercicio, según corresponda.

(Nota: Derogado el numeral 2º por la Circular Externa 2 de 1998, numeral 2 del título III de la Superintendencia de Valores)

2.5. Normas generales para la presentación de estados financieros consolidados. Los estados financieros consolidados deben cumplir con las normas técnicas sobre revelación contempladas en el capítulo III del título I del Decreto 2649 de 1993. En todo caso se deberá incluir la siguiente información adicional:

(Nota: Derogado el numeral 2º por la Circular Externa 2 de 1998, numeral 2 del título III de la Superintendencia de Valores)

2.5.1. Descripción general del grupo consolidado, indicando razón social de la matriz y de las subordinadas objeto de consolidación, porcentajes de participación, objeto social principal de cada una de ellas, así como el valor total de los activos, los pasivos, el patrimonio y el resultado del ejercicio de cada una de las subordinadas incluidas en la consolidación.

2.5.2. Cuando existan subordinadas no consolidadas deberá detallarse para cada una de ellas la razón social completa; domicilio, participación; monto de sus activos, pasivos, patrimonio y resultados del ejercicio respectivo y señalarse la justificación de su exclusión.

2.5.3. En caso de que la fecha de alguno de los estados financieros de las entidades a consolidar difiera de la fecha de la consolidación, deberá revelarse esta situación, indicando en cada caso el corte utilizado y los hechos significativos ocurridos en el período no coincidente.

2.5.4. Presentar un resumen de las políticas y prácticas utilizados para cada uno de los conceptos revelados en los estados financieros consolidados, considerando su importancia relativa.

2.5.5. Informar de manera sucinta el efecto de la consolidación en la estructura de los estados financieros de la matriz (activos, pasivos, patrimonio y resultados).

2.5.6. Indicar los ajustes efectuados con el fin de uniformar los procedimientos y las normas de contabilidad, indicando sus efectos en los estados financieros consolidados, en la medida en que sean representativos.

2.5.7. Un resumen explicativo de los procedimientos utilizados para lograr la homogeneidad de las políticas contables aplicadas a los estados financieros incluidos en la consolidación.

(Nota: Derogado el numeral 2º por la Circular Externa 2 de 1998, numeral 2 del título III de la Superintendencia de Valores)

2.6. Condiciones para la presentación de los estados financieros consolidados

2.6.1. Periodicidad. A partir de la fecha de la presente circular, la preparación y presentación de los estados financieros consolidados se hará por lo menos al corte de cada ejercicio contable de la matriz, según lo establecido en los estatutos sociales de cada entidad.

2.6.2. Responsabilidad. Los estados financieros consolidados deben ser firmados por el representante legal de la matriz y dictaminados por el revisor fiscal de la misma, en constancia de que las cifras correspondientes a las compañías involucradas en el proceso de consolidación se tomaron fielmente de los respectivos estados financieros y que en dicho proceso se aplicaron las disposiciones contenidas en la presente circular.

2.6.3. Plazo para su presentación. Los estados financieros consolidados de fin de ejercicio, con sus notas y anexos, deberán presentarse a la reunión ordinaria de la asamblea general de accionistas, como parte del informe de la administración, según lo dispone el artículo 122 del Decreto 2649 de 1993.

Así mismo, deberán transmitirse a la Superintendencia de Valores vía módem, dentro de los quince (15) días hábiles siguientes a la fecha de celebración de la reunión del máximo órgano social en que se aprueben los estados financieros de fin de ejercicio. Con el fin de garantizar un ordenado acceso al sistema, en forma previa a la iniciación de la transmisión, deberá solicitarse a la división de sistemas de la Superintendencia de Valores el turno correspondiente.

No obstante lo anterior, si así lo considera procedente, la Superintendencia de Valores podrá solicitar la presentación de los estados financieros consolidados en forma previa a la realización de la reunión del máximo órgano social.

Dentro de los dos (2) días hábiles siguientes a la transmisión vía módem de los estados financieros consolidados, las entidades emisoras deberán radicar en la Superintendencia de Valores o en la bolsa de valores que le corresponda como receptora de información, la certificación del representante legal y el revisor fiscal sobre los mismos.

(Nota: Derogado el numeral 2º por la Circular Externa 2 de 1998, numeral 2 del título III de la Superintendencia de Valores)

2.7. Aspectos no contemplados en esta circular. Cuando en la preparación de los estados financieros consolidados se presenten situaciones no contempladas en esta circular, se podrán aplicar las normas internacionales de contabilidad sobre la materia, siempre y cuando no contraríen las normas de contabilidad generalmente aceptadas en Colombia, señaladas en el Decreto 2649 de 1993 y demás normas que lo modifiquen o sustituyan.

(Nota: Derogado el numeral 2º por la Circular Externa 2 de 1998, numeral 2 del título III de la Superintendencia de Valores)

2.8. Papeles de trabajo. Los papeles de trabajo y, en general, toda la documentación que soporte e ilustre las tareas y pasos realizados para la consolidación de los estados financieros, deben archivarse y mantenerse a disposición de la Superintendencia de Valores.

(Nota: Derogado el numeral 2º por la Circular Externa 2 de 1998, numeral 2 del título III de la Superintendencia de Valores)

2.8. (sic) Tenencia recíproca. Cuando en un grupo económico se presenten tenencias recíprocas, será el mismo grupo quien determinará, de acuerdo con las particularidades de cada caso, cuál de los entes económicos involucrados en la consolidación, deberá dar inicio al proceso en mención. De la decisión adoptada y su fundamento deberá dejarse constancia en los papeles de trabajo.

(Nota: Derogado el numeral 2º por la Circular Externa 2 de 1998, numeral 2 del título III de la Superintendencia de Valores)

3. Aplicación.

Las normas contenidas en la presente circular rigen para todos los emisores de valores que no estén sometidos a inspección y vigilancia de la Superintendencia Bancaria, las cuales se regirán por las disposiciones emitidas por ese ente de control y vigilancia. Si la matriz no pertenece al sector financiero, deberá hacer la consolidación de acuerdo con lo previsto en el numeral 2.3.3 de la presente circular.

4. Vigencia y derogatoria.

La presente circular deroga los numerales 3º y 4º de la Circular Externa 7 de 1995 y rige a partir de la fecha de su publicación.

_______________________