CIRCULAR EXTERNA 10 DE ABRIL 28 DE 2017

 

Superintendencia Financiera de Colombia

CIRCULAR EXTERNA 10 DE 2017

(Abril 28)

Ref.: Instrucciones relacionadas con las pruebas de resistencia requeridas por el supervisor dentro del esquema de pruebas de resistencia (EPR).

Esta superintendencia, en ejercicio de sus facultades y en especial de las conferidas en el numeral 5º del artículo 11.2.1.4.2 del Decreto 2555 de 2010, considera necesario modificar las instrucciones contenidas en la en la Circular Externa 51 del 28 de diciembre de 2015, relacionadas con el reporte de las pruebas de resistencia requeridas por el supervisor, dentro del esquema de pruebas de resistencia (EPR).

En virtud de lo anterior, mediante la presente circular se imparten las siguientes instrucciones:

1. Modificar el numeral 1º y los subnumerales 3.3.2.1 y 3.3.2.2 del anexo 1 del capítulo XXVIII de la Circular Básica Contable y Financiera CBCF “Lineamientos para el esquema de pruebas de resistencia (EPR) requeridas por el supervisor”.

2.(Derogada)* Modificar el párrafo tercero de la instrucción quinta de la Circular Externa 51 de 2015 expedida por esta Superintendencia, relacionado con el plazo de remisión de las pruebas de resistencia requeridas por el supervisor a nivel individual, así:

“Los establecimientos bancarios cuyos activos representen menos del 2% del total de los activos del sector bancario con corte a 31 de diciembre de 2015, las compañías de financiamiento, las corporaciones financieras y las cooperativas financieras, deberán remitir a esta superintendencia los resultados de las pruebas de resistencia requeridas por el supervisor, una vez se cuente con las instrucciones particulares que para el efecto imparta esta superintendencia”.

Lo anterior de conformidad con lo establecido en la instrucción primera de la presente circular.

(Nota: Derogada por la Circular Externa 31 de 2017 de la Superintendencia Financiera de Colombia)

3. Modificar el párrafo sexto de la instrucción quinta de la Circular Externa 51 de 2015 expedida por esta superintendencia, relacionado con las pruebas de resistencia a nivel consolidado requeridas por el supervisor, así:

“Los resultados de las pruebas de resistencia a nivel consolidado requeridas por el supervisor, deberán ser remitidos de acuerdo con las instrucciones de reporte que para el efecto imparta esta superintendencia”.

Lo anterior, en virtud de la implementación de la nueva versión de la NIIF 9 para los estados financieros consolidados, de conformidad con lo establecido en el Decreto 2420 de 2015.

4. Sin perjuicio de las anteriores instrucciones, en el marco de implementación del EPR, las entidades deberán continuar desarrollando las pruebas de resistencia que utilizan para su planeación financiera, tanto a nivel individual como consolidado, en los términos establecidos en el capítulo XXVIII de la CBCF.

Adicionalmente, a más tardar el 31 de julio de 2017, los establecimientos bancarios cuyos activos representen menos del 2% del total de los activos del sector bancario con corte a 31 de diciembre de 2015, las compañías de financiamiento, las corporaciones financieras y las cooperativas financieras deberán remitir a esta superintendencia los procesos y procedimientos aprobados por la junta directiva u órgano competente para la adopción del EPR, de conformidad con lo establecido en el subnumeral 4.14 del capítulo XXVIII de la CBCF.

5. La presente circular rige a partir de la fecha de su publicación.

Se adjuntan las páginas correspondientes del anexo 1 del capítulo XXVIII de la Circular Básica Contable y Financiera.

N. del D.: La presente circular externa va dirigida a representantes legales y revisores fiscales de los establecimientos bancarios, compañías de financiamiento, corporaciones financieras y cooperativas financieras.

CAPÍTULO XXVIII

ANEXO I

Página 1

ANEXO 1

Lineamientos para el esquema de pruebas de resistencia (EPR) requeridas por el supervisor

1. Consideraciones generales.

Este anexo proporciona a los establecimientos de crédito sujetos a la implementación del EPR, los lineamientos sobre la manera de llevar a cabo las pruebas de resistencia requeridas por el supervisor en el marco del EPR, a partir de los escenarios proporcionados por la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC). En este marco, las entidades cuentan con la autonomía para transmitir los escenarios económicos suministrados por la SFC a sus estados financieros y para medir los riesgos a los que están expuestas, por medio de metodologías adecuadas y modelos robustos, de manera que puedan incorporar las particularidades de sus operaciones.

2. Escenarios para la realización de las pruebas.

Para efectos de las pruebas requeridas por el supervisor, la SFC suministrará a las entidades dos escenarios económicos, con el fin de que proyecten con base en ellos sus estados financieros. Al transmitir estos escenarios a sus estados financieros, las entidades pueden necesitar variables adicionales. Los valores estimados y/o proyectados de las variables adicionales utilizadas por los modelos de cada entidad deben ser consistentes con los escenarios suministrados.

Las entidades deben reportar las proyecciones realizadas sobre sus estados financieros para los periodos requeridos, de acuerdo con lo establecido en el Formato 527 (Proforma F.1000-138), diseñado para el reporte de información estándar a la SFC.

Con el fin de evaluar el impacto de las pruebas sobre la solvencia, la liquidez y la rentabilidad de las entidades y del sistema financiero, la SFC utilizará, entre otros, indicadores de:

a) Solvencia

i. Patrimonio técnico

ii. Patrimonio básico ordinario

iii. Activos ponderados por riesgo

iv. Relación de solvencia básica

v. Relación de solvencia total

b) Liquidez

i. Disponible

ii. Encaje

iii. Otros activos líquidos

iv. Activos líquidos de alta calidad

v. Requerimientos de liquidez contractuales

vi. Requerimientos de liquidez no contractuales

c) Rentabilidad

i. ROA

ii. ROE

3. Lineamientos para la medición de riesgos.

La fecha de corte de los estados financieros iniciales para la ejecución de las pruebas corresponde al cierre del año inmediatamente anterior al de su realización. A partir de esos estados financieros, las entidades deben hacer las proyecciones con base en los escenarios suministrados por la SFC. Las proyecciones deben incorporar los planes de negocio de las entidades, así como aquellos sobre su capital, liquidez y utilidades.

En el informe cualitativo que remita cada entidad con los resultados de las pruebas de resistencia, se debe justificar la elección de las metodologías y modelos utilizados en la realización de las proyecciones. Con base en esos modelos y metodologías, las entidades deben transmitir los escenarios provistos por la SFC a sus estados financieros y a los indicadores de solvencia, liquidez y rentabilidad establecidas en el Formato 527 (Proforma F.1000-138). Cuando en la evaluación de los resultados del escenario adverso la entidad identifique que la materialización de los riesgos a los cuales se expone, compromete su estabilidad financiera, de tal manera que requiere acciones para mitigarlos, debe hacer una tercera proyección que las incorpore.

CAPÍTULO XXVIII

ANEXO I

Página 5

3.3.2. Requerimientos de liquidez.

3.3.2.1. Requerimientos de liquidez contractuales.

Las entidades deben estimar el valor de los requerimientos de liquidez contractuales como la diferencia entre los egresos contractuales y los ingresos contractuales proyectados para los 30 días siguientes a la fecha de corte. Dicha estimación debe suponer que la entidad se ve afectada de manera instantánea por las condiciones propuestas en el primer trimestre del primer año de cada uno de los escenarios suministrados.

Dentro de los ingresos contractuales, las entidades deben estimar de manera consistente con cada uno de los escenarios los ingresos por cartera, derechos de transferencia y otros ingresos que se encuentren definidos y claramente pactados para los 30 días siguientes a la fecha de corte. En el cálculo de los egresos contractuales deben tener en cuenta los vencimientos de los CDT, otros títulos de deuda emitidos por la entidad, obligaciones financieras y otros egresos contractuales. Adicionalmente, las entidades deben tener en cuenta que no pueden tener ingresos contractuales por concepto de renovaciones y/o nuevas emisiones de CDT, bonos o cualquier otro instrumento de deuda.

3.3.2.2. Requerimientos de liquidez no contractuales.

La estimación de los requerimientos de liquidez no contractuales se debe realizar teniendo en cuenta que la estabilidad (tiempo de permanencia) de los depósitos sea coherente con cada uno de los escenarios propuestos. Para el efecto, las entidades deben estimar a partir de modelos propios los factores de retiros netos (FRN) que sean consistentes con cada uno de los escenarios.

Para el caso de los establecimientos bancarios, deben segmentar el total de depositantes de cuentas de ahorro y cuentas corrientes como mínimo en los siguientes seis grupos:

3.3.2.2.1. Entidades gubernamentales.

3.3.2.2.2. Fondos de inversión colectiva.

3.3.2.2.3. Otros institucionales (fondos de pensiones, aseguradoras, entre otros).

3.3.2.2.4. Principales clientes.

3.3.2.2.5. Minoristas.

3.3.2.2.6. Otros.

Cada depositante solo podrá ser clasificado en una categoría, es decir estas son excluyentes. El grupo al que se refiere el numeral 3.3.2.2.4, corresponde a los clientes individuales (máximo 3) para los cuales debe calcularse un FRN independiente por su relevancia en el total de depositantes y persistencia en el tiempo.

Para cada grupo los establecimientos bancarios deben estimar a partir de modelos propios un FRN que sea consistente con cada uno de los escenarios. Para el escenario adverso en la medición del FRN se debe incorporar el supuesto de una corrida de depositantes, originada, entre otros factores, por una corrida de inversionistas en los vehículos de inversión colectiva, propia de un deterioro de su rentabilidad de acuerdo con el escenario propuesto.

En todo caso, la medición del FRN para cada grupo en ambos escenarios no podrá ser menor a 10%, en concordancia con lo establecido en el anexo 1 del capítulo VI de la CBCF.

4. El informe cualitativo.

Además de los resultados cuantitativos de las pruebas, las entidades deben remitir un informe cualitativo. Este documento es complementario de la información contenida en el Formato 527 (Proforma F-1000-138) y debe estar en línea con este, ya que permite entender la forma en que se desarrolló el ejercicio. 

El informe cualitativo (en formato PDF) deberá tener una extensión máxima de 60 hojas (sin incluir anexos) y deberá contener un resumen ejecutivo.

En los anexos las entidades deben incluir la documentación que consideren necesaria para complementar el informe, dentro de la cual podrán adjuntar, entre otra: las pruebas de validación de supuestos estadísticos (backtesting), los saldos de los depósitos a la vista de acuerdo a la segmentación requerida en el subnumeral 3.3.2.2 del presente anexo, el impacto que tienen los choques suministrados en las respectivas subcuentas del ORI (otros resultados integrales) y del estado de resultados (clasificación contable), así como los demás anexos que considere la entidad.