CIRCULAR EXTERNA 11 DE 1992 

(Abril 28)

Con el objeto de agilizar el trámite de las reformas estatutarias, de reglamentos y de actas orgánicas, a que se refieren los decretos 2968 y 2969 de 1960, 958 de 1961, 1172 de 1980 y 437 de 1992 que adelantan las diferentes entidades vigiladas por parte de esta superintendencia, se ha estimado procedente expedir el siguiente régimen de autorización.

I. Régimen de autorización general.

1. Reformas autorizadas. Se entienden autorizadas las reformas que efectúen las entidades vigiladas, a sus estatutos, así como a sus reglamentos y actas orgánicas, siempre que tales reformas se limiten a la transcripción literal de una disposición legal o reglamentaria vigente y que en su correspondiente texto se haga referencia expresa a la norma fuente.

Lo previsto anteriormente sera aplicable, también, a las reformas que se pretendan introducir a los reglamentos de los depósitos centralizados de valores y de los fondos de valores.

Se consideran igualmente autorizadas las reformas estatutarias que se limiten al aumento del capital autorizado, mediante la simple mención de su monto, así como aquellas que corrrespondan a un texto autorizado de manera general por este despacho.

Para que proceda el régimen de autorización general, es indispensable que la reforma se adopte en acatamiento a las demás disposiciones legales y, en especial, a las que regulan lo concerniente a quórum y convocatoria del órgano que apruebe la reforma. Por lo tanto, la ausencia de cualquiera de estos requisitos apareja la inaplicabilidad de la autorización que por la presente circular se concede, con los consiguientes efectos legales.

2. Deber de información. Dentro de los treinta días calendario siguientes a la fecha en que se solemnice la correspondiente reforma estatutaria o se adopte la reforma a los reglamentos o actas orgánicas, deberá remitirse a este despacho copia de la escritura pública contentiva de la reforma estatutaria, con la constancia de su inscripción en el registro mercantil, o copia de la escritura pública mediante la cual se protocolice la reforma a los reglamentos o actas orgánicas, en los demás casos.

Cuando se trate de sociedades comisionistas de bolsa se deberá protocolizar, igualmente, copia de la autorización que imparta el consejo directivo de la respectiva bolsa de valores. Finalmente, tratándose de reformas estatutarias de fondos mutuos de inversión, bastara la remisión de la copia de la escritura pública mediante la cual se protocolice la reforma, dentro del término arriba señalado.

II. Régimen de autorización individual

Las demás reformas que proyecten realizar las entidades destinatarias de la presente circular a sus estatutos, reglamentos o actas orgánicas, continuarán tramitándose ante la Superintendencia de Valores con sujeción a las disposiciones legales vigentes.

III. Vigencia.

La presente circular rige desde la fecha de su publicación.

_________________________