CIRCULAR EXTERNA 114 DE 2001 

(Marzo 12)

Asunto: Instrucciones que deben tener en cuenta las empresas promotoras de salud, ARS, conformadas por cabildos y/o autoridades tradicionales indígenas y constituidas para organizar y garantizar la prestación de los servicios de salud contenidos en el plan obligatorio de salud subsidiado en el marco de la Ley 100 de 1993, y los decretos 1804 de 1999 y 330 de 2001.

La Superintendencia Nacional de Salud,

en uso de sus facultades legales y en especial las conferidas por la Ley 100 de 1993, los decretos 1259 de 1994 y 452 de 2000 y con el fin de impartir instrucciones para la operación del régimen subsidiado del sistema general de seguridad social en salud a las entidades promotoras de salud conformadas por cabildos y/o autoridades tradicionales indígenas constituidas para organizar y garantizar la prestación de los servicios de salud, se permite indicar la manera como tales entidades deben acreditar los requisitos indispensables para contratar con las entidades territoriales correspondientes.

I. Marco legal.

De conformidad con la Ley 89 de 1890(sic) y el Decreto 1088 de 1993 los cabildos o asociaciones indígenas en representación de sus territorios, pueden conformar asociaciones cuyo objeto sea fomentar proyectos de salud de sus correspondientes comunidades.

Las empresas promotoras de salud constituidas por cabildos o asociaciones indígenas, actualmente autorizadas para operar como administradoras del régimen subsidiado del sistema general de seguridad social en salud dentro del marco normativo contenido en el literal g) del artículo 181 y el artículo 215 de la Ley 100 de 1993, el numeral 1º del artículo 5º del Decreto 1804 de 1999 y el Decreto 330 de 2001, podrán continuar como administradoras siempre y cuando cumplan con el régimen legal que les es aplicable en las citadas disposiciones y las instrucciones contenidas en la presente circular.

Para el efecto deben tener en cuenta que la Ley 100 de 1993 y el Decreto 1804 de 1999 les resulta aplicable integralmente, salvo las disposiciones excepcionales contenidas en el Decreto 330 de 2001.

Para todos los efectos, se considera que una EPS administradora del régimen subsidiado que viene operando es de carácter indígena, siempre y cuando haya sido constituida por cabildos o autoridades indígenas y su población indígena afiliada sea como mínimo del 60% en la contratación que vence el 31 de marzo de 2001; lo anterior sin perjuicio de la exigencia normativa que contiene el literal d) del artículo 1º del Decreto 330 de 2001 para ser cumplida a partir del 2 de marzo del año 2002.

II. Instrucciones que deben cumplir las empresas solidarias de salud para constituirse o transformarse en EPS-indígena administradora del régimen subsidiado.

Las empresas solidarias de salud podrán transformarse en entidades promotoras de salud, EPS indígena para la administración del régimen subsidiado, siempre y cuando cuenten con acto de creación del cabildo o autoridad indígena y el número de afiliados mínimo aquí previsto y cumplan con las exigencias legales previstas en el Decreto 1804 de 1999, el Decreto 330 de 2001 y las instrucciones de la presente circular.

Las empresas solidarias de salud constituidas por cabildos o asociaciones indígenas actualmente autorizadas como administradoras del régimen subsidiado que se transformen en EPS indígenas, deberán comunicar de manera escrita el cambio de su naturaleza a los afiliados y demás personas naturales o jurídicas públicas o privadas con las que se relacionen; además deberá cumplir con las obligaciones y responsabilidades de cualquier naturaleza contraídas con anterioridad al proceso de transformación, en especial, garantizar la continuidad de los servicios de salud y el pago a los proveedores de bienes y prestadores de servicios de salud.

No habrá lugar a la transformación cuando quiera que la superintendencia haya ordenado la cesión de los contratos en virtud de lo establecido por el Decreto 882 de 1998 y el Decreto 1543 de 1999 o la entidad tenga patrimonio negativo.

Las empresas solidarias de salud constituidas por cabildos o asociaciones indígenas actualmente autorizadas para operar o las que en el futuro se autoricen para administrar el régimen subsidiado del sistema general de seguridad social en salud como EPS indígena, deberán cumplir con las reglas, obligaciones y requisitos establecidos en los artículos 1º al 4º y 13 al 21 del Decreto 2357 de 1995, el Decreto 1804 de 1999 con las salvedades establecidas por el Decreto 330 de 2001, cumpliendo los siguientes requisitos:

1. Tener una personería jurídica expedida por el órgano competente y estar organizada como entidad promotora de salud de carácter indígena. Para tales efectos el Ministerio del Interior expedirá el certificado de registro en donde aparezca con claridad el nombre completo de la entidad, su representante legal, ubicación geográfica, domicilio principal, fecha de constitución y órganos de dirección y administración.

2. Poseer una razón social que la identifique como entidad promotora de salud indígena, ARS del sistema general de seguridad social en salud; para ello adicionará a su razón social la sigla “EPS indígena”.

3. Establecer de manera expresa en sus estatutos que su naturaleza es la de ser una entidad promotora de salud de carácter indígena que administra recursos de régimen subsidiado del sistema general de seguridad social en salud.

4. Tener como objeto social garantizar y organizar la prestación de los servicios incluidos en el POS-S, para afiliar, carnetizar y administrar el riesgo en salud de su población beneficiaria de subsidios en salud de sus comunidades correspondientes.

5. Poseer una organización administrativa y financiera de recursos humanos y técnicos, para lo cual deberá acreditar el organigrama de la entidad, manuales de funciones y el sistema contable, que le permita responder de manera adecuada con los diferentes actores del sistema general de seguridad social en salud.

6. Presentar relación de la cobertura geográfica y poblacional por departamento y distritos en donde opere o pretenda operar.

7. Contar con un soporte informático que le permita operar en forma oportuna, una base de datos actualizada de sus afiliados y sus características socioeconómicas, respaldado por un soporte tecnológico y los organigramas y flujogramas de los procesos correspondientes.

8. Acreditar un sistema de garantía de calidad que le permita garantizar una atención integral, oportuna y con calidad a sus afiliados, conformado por su red prestadora de servicios de salud, sistema de referencia y contrarreferencia, auditoría médica, sistema de atención al usuario y póliza de enfermedades de alto costo.

9. Acreditar y mantener un capital social equivalente a 250 salarios mínimos mensuales legales vigentes por cada 5.000 afiliados (amparados por contrato); este capital social podrá estar compuesto por los aportes de las comunidades, las donaciones debidamente solemnizadas y los excedentes que logre capitalizar.

10. Las EPS indígenas que pretendan operar por primer vez como administradora del régimen subsidiado dentro del sistema general de seguridad social en salud deberán acreditar un capital social no inferior a 250 SMLV al momento de solicitar la autorización, tomando como base una proyección mínima de 5.000 afiliados, el cual tendrá que ser actualizado de acuerdo con el número exigido por las normas legales. Los bienes que se aporten en especie solamente se computarán hasta por un valor que en ningún caso podrá superar al 50% del capital mínimo exigido, y su valor será tomado del registro en los libros de contabilidad.

11. Constituir una cuenta contable y financiera a nombre de la EPS indígena, independiente del resto de las rentas y bienes de la asociación de cabildos y/o autoridades tradicionales indígenas. En ningún caso los recursos de la ARS EPS indígena podrán confundirse o utilizarse para objetivos distintos a los previstos por el régimen de seguridad social en salud.

12. Las EPS indígenas que por primera vez pretendan actuar como administradora del régimen subsidiado les será aplicable el procedimiento señalado por el artículo 6º del Decreto 1804 de 1999; dicho procedimiento no les será exigible cuando se realice proceso de incorporación.

13. Las entidades que resulten de fusiones, asociaciones o incorporaciones entre EPS indígenas, no podrán dejar de cumplir las obligaciones que se derivan de los contratos de aseguramiento y prestación de servicios suscritos por las empresas solidarias de salud liquidadas o absorbidas.

14. Si la EPS indígena pretendiere actuar en el régimen contributivo deberá acreditar los requisitos contenidos en el Decreto 1485 de 1994 y demás normas que lo adicionen o modifiquen.

III. Instrucciones para la administración de los recursos del régimen subsidiado por las EPS indígenas.

Las EPS indígenas actualmente autorizadas o las que pretendan operar el régimen subsidiado deberán acreditar ante la Superintendencia Nacional de Salud, que cumplen con los requisitos legales que les son aplicables y lo dispuesto por el capítulo II de la presente circular.

Las EPS indígenas deberán acreditar un número mínimo de 20.000 afiliados indígenas, sin que los afiliados no indígenas excedan el 10% del total de afiliados a partir del año siguiente a la vigencia del Decreto 330 de 2001. A partir del 1º de abril del año 2003 las EPS indígenas deberán acreditar para su funcionamiento un mínimo de 50.000 afiliados, teniendo en cuenta el porcentaje no indígena señalado.

Para efectos de que puedan cumplir con el número de afiliados previsto, las EPS indígenas deberán demostrar ante la superintendencia que a la fecha cuentan como mínimo con 20.000 afiliados de los cuales el 60% es población indígena; y para el 31 de diciembre del año 2001 que dicho porcentaje es del 80%.

Si para el 2 de marzo de 2002 no se acreditare el porcentaje señalado para el primer año, se considerará que no es una EPS indígena y se le aplicarán las normas generales previstas para cualquier otra ARS; si fuere el caso, se le revocará la autorización para administrar u operar el régimen subsidiado.

Las EPS indígenas para operar como administradoras del régimen subsidiado previamente deben contar con la autorización de la Superintendencia Nacional de Salud y estar inscritas por el ente territorial correspondiente, en cumplimiento del Decreto 2357 de 1995 y el Decreto 1804 de 1999; recordando que las modificaciones de la capacidad de afiliados deben ceñirse a lo establecido en el artículo 7º del Decreto 046 de 2000.

La EPS indígena se abstendrá en todos los casos a afiliar personas pertenecientes a las comunidades indígenas que deban de acuerdo con la ley cotizar al régimen contributivo, salvo cuando la EPS correspondiente haya obtenido la autorización de la superintendencia para operar dicho régimen; la contravención a lo aquí dispuesto dará lugar a la revocatoria de la autorización para actuar como EPS indígena.

Las EPS indígenas podrán para poder cumplir con las exigencias legales, asociarse, fusionarse o incorporarse a otra, de acuerdo con las normas que les resultan aplicables y que sean compatibles con las decisiones de sus respectivas comunidades.

Para ello deberán tener en cuenta que la asociación que realicen varias EPS indígenas comporta el desaparecimiento como administradoras del régimen subsidiado de salud de las entidades que se asocian y que, al hacerlo, dan origen a una nueva empresa que es la que recibirá autorización de funcionamiento como ARS por parte de esta superintendencia.

La fusión generará la integración de las empresas solidarias, de forma que unas entidades se absorben por otra, caso en el cual las primeras desaparecen. La entidad absorbente conservará su personalidad jurídica y autorización de funcionamiento como ARS, sin perjuicio del cumplimiento de los requisitos que deba adoptar para operar en el régimen subsidiado, de conformidad con lo dispuesto por la Ley 100 de 1993 y el Decreto 1804 de 1999.

Los procesos de fusión o asociación no facultan a los afiliados de las empresas absorbidas o liquidadas, para ejercer su derecho de libre elección de ARS, dado que la nueva EPS indígena o la absorbente, según el caso, se subroga en los derechos de las que se liquidan o absorben, durante el plazo restante del período de contratación. Desde luego, los afiliados podrán trasladarse a otra ARS, manifestando su voluntad dentro de los plazos establecidos para el efecto por el Consejo Nacional de Seguridad Social en Salud.

IV. Obligaciones adicionales de las EPS indígenas.

Para poder cumplir con el número de afiliados y el capital social dentro de los plazos señalados en los artículos 1º y 4º del Decreto 330 de 2001 y la presente circular, las ARS de carácter indígena deberán presentar un plan de ajuste ante la dirección de entidades promotoras de salud y entidades de prepago de esta superintendencia, a más tardar dentro de los seis meses siguientes a la expedición de esta circular, en la que se señalen las estrategias gerenciales para alcanzar las metas allí previstas y el cronograma para efectuar cada una de ellas. El incumplimiento de dicho plan dará lugar a la suspensión del certificado de funcionamiento hasta que el mismo se verifique, sin perjuicio de las demás sanciones pecuniarias a que haya lugar.

Esta disposición aplica únicamente para las entidades que a la fecha de expedición de la presente circular, cuenten con un número inferior de 50.000 afiliados.

Si dentro de las estrategias está previsto fusionar, incorporar o escindir empresas, la documentación correspondiente deberá ser presentada ante la superintendencia a más tardar el 1º de marzo del año 2002. Posterior a esta fecha no se recibirá documentación adicional, salvo aquella que sea objeto de requerimiento escrito por parte de la Superintendencia Nacional de Salud.

Una vez evaluados y verificados los requisitos correspondientes, la superintendencia registrará en debida forma a las EPS indígenas en la forma como lo establece el artículo 7º del Decreto 330 de 2001.

V. Término para presentar la documentación ante la Superintendencia Nacional de Salud.

Las EPS cualquiera sea su naturaleza o denominación, constituidas por cabildos o asociaciones indígenas actualmente autorizadas como administradoras del régimen subsidiado, deberán ajustarse a las disposiciones contenidas en los decretos 1804 de 1999 y 330 de 2001, teniendo en cuenta las instrucciones de la presente circular, a más tardar el 17 de marzo de 2001.

Para tal efecto, deberán presentar ante la oficina de correspondencia de la Superintendencia Nacional de Salud, hasta las 5:00 p.m. del día 16 de marzo de 2001, la documentación enunciada en el capítulo II de la presente circular externa.

VI. Vigencia

La presente circular rige a partir de la fecha de su publicación en el Diario Oficial; y será comunicada al Ministerio de Salud, al Consejo Nacional de Seguridad Social en Salud, al Ministerio del Interior y al Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

N. del D.: Esta circular va dirigida a representantes legales de las entidades promotoras de salud (administradoras del régimen subsidiado, ARS) conformadas por cabildos y/o autoridades tradicionales indígenas y constituidas para organizar y garantizar la prestación de los servicios de salud a dicha población.

_______________________________