CIRCULAR EXTERNA 13 DE 1992 

(Mayo 12)

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1. de la Superintendencia de Valores).

(Nota: Véase la Decreto 1120 de 2008 artículo 2° del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

En adelante, las sociedades comisionistas de bolsa podrán ofrecer y prestar a sus clientes los servicios de asesoría que se detallan a continuación, y a los cuales se refiere la letra h) del artículo 7º de la Ley 45 de 1990, siempre que se sujeten a lo dispuesto en la presente circular.

I. Régimen de autorización general

1. Requisitos especiales. Las sociedades que pretendan acogerse al régimen general aquí previsto, deberán acreditar los siguientes requisitos:

a) Que la sociedad comisionista revista la forma de sociedad anónima;

b) Que dentro de su objeto social se encuentre prevista expresamente la operación de asesoría. Para estos efectos, las sociedades que pretendan modificar sus estatutos a fin de ampliar su capacidad en los términos del artículo 7º de la Ley 45 de 1990, lo podrán hacer directamente, es decir, sin autorización para solemnizar la reforma expedida expresamente para cada caso, cuando adopten de manera exacta el texto de dicho artículo 7º, al menos en su literal h), advirtiendo que tales operaciones sólo podrán realizarse previa autorización de la Superintendencia de Valores;

c) Que la sociedad este al día en la presentación de sus estados financieros y con sus obligaciones de información de carácter general y periódica que deba remitir a la Superintendencia de Valores y que, además, se encuentre cumpliendo las disposiciones vigentes en relación con requerimientos de capital, operaciones por cuenta propia y financiación de valores;

d) Que la sociedad tenga dispuesta una adecuada estructura administrativa, tecnológica y profesional, bajo la responsabilidad de personal debidamente capacitado, que le permita adelantar una gestión óptima respecto de las asesorías que pretenda adelantar, y

e) Que la sociedad cuente con un manual de procedimiento en el que se detallen claramente las funciones del área encargada de la asesoría, el cual deberá estar a disposición de la superintendencia.

Así mismo, dentro del manual es necesario establecer en forma precisa las reglas que permitirán evitar que se configuren conflictos de interés. Para el efecto debe distinguirse entre los potenciales conflictos que se pueden presentar con relación a los negocios que ordinariamente ejecuta la sociedad y aquellos cuya presencia se da respecto de los demás negocios de asesoría.

Finalmente, es entendido que la mayor capacidad que se otorga a las sociedades comisionistas supone la necesidad complementaria de desarrollar adecuados instrumentos de auditoría interna para que las condiciones establecidas en la presente circular se mantengan y consoliden progresivamente, hechoséstos que de suyo derivan en una mayor responsabilidad de los administradores en el ejercicio de sus funciones.

2. Modalidades de asesoría. Las sociedades comisionistas de bolsa a que se refiere el presente acápite se entienden autorizadas para prestar los siguientes servicios de asesoría dentro del mercado de capitales:

2.1. Asesoría en ingeniería financiera a empresas existentes en aspectos tales como: sistemas de consecución de recursos, diseño de valores, fuentes de financiación, sistema de costos, definición de la estructura adecuada de capital, restructuración de deuda, comercialización de cartera, colocación de valores entre terceros o asociados y repatriación de capitales.

2.2. Asesoría financiera en procesos empresariales de reorganización y, en especial, cuando contemplen la conversión, fusión, escisión, adquisición, enajenación, cesión de activos, pasivos y contratos, y liquidación de empresas.

2.3. Asesoría en procesos de privatización.

2.4. Asesoría en programas de inversión.

3. Obligaciones de la sociedad comisionista. En desarrollo del artículo 2165 de Código Civil, del artículo 7º del Decreto Extraordinario 1172 de 1980, numerales 5º y 7º, y de los artículos 1268, 1269 y 1308 del Código de Comercio y del artículo 75 de la Ley 45 de 1990, son obligaciones de la sociedad comisionista de bolsa relacionadas con su función de asesoría, a los diferentes agentes del mercado, entre otras, las siguientes:

3.1. Obligaciones frente a la sociedad.

a) Informarse de las necesidades y expectativas del emisor, así como informarle a éste acerca de la naturaleza, alcance, contenido y precio de los servicios que le ofrece;

b) Establecer y mantener un permanente contacto a lo largo de la ejecución del contrato;

c) Guardar reserva respecto de las informaciones de carácter confidencial que conozca en desarrollo de su actividad, entendiendo por tales aquellas informaciones que obtiene en virtud de su relación con el emisor, que no están a disposición del público y que el emisor no esta obligado a revelar;

d) Abstenerse de utilizar información privilegiada en beneficio propio o de terceros, y

e) Informar al emisor de todo conflicto de interés que comprenda las relaciones entre el emisor y la sociedad comisionista y entre ésta y los demás clientes, absteniéndose de actuar cuando a ello haya lugar.

3.2. Obligaciones frente al inversionista.

a) Suministrar su consejo, para la mejor ejecución del encargo, y

b) Dar adecuado cumplimiento a todas las obligaciones de información contenidas en la ley, subrayándose la importancia de informar al cliente acerca de cualquier circunstancia sobreviniente que pueda modificar la voluntad contractual del mismo, así como cualquier situación de conflicto de interés, absteniéndose de actuar, cuando a ello haya lugar.

3.3. Obligaciones frente al mercado.

a) Abstenerse de realizar cualquier operación que no sea representativa del mercado;

b) Conducir con lealtad sus negocios procurando la satisfacción de los intereses de seguridad, honorabilidad y diligencia, lo cual implica el sometimiento de su conducta a las diversas normas que reglamentan su actividad profesional, ya provengan del Estado, de las mismas bolsas o constituyan parte de los sanos usos y prácticas del comercio o del mercado público de valores, y

c) Informar al cliente y al mercado en general, el interés en la colocación de los títulos, en cuanto el comisionista actúe en varias calidades, por ejemplo como asesor y como underwriter. De esta forma, cuando la sociedad desempeñe esta actividad, ello deberá hacerse constar en caracteres visibles dentro del correspondiente prospecto o estudio, especificando, además, las actividades que incluyo la asesoría y los alcances de la misma.

4. Información a la Superintendencia de Valores. Las sociedades comisionistas que se acojan al régimen de autorización general previsto en esta circular, deberán informarlo por escrito a la Superintendencia de Valores con una antelación no inferior a quince (15) días hábiles antes de iniciar operaciones, acompañando para el efecto copia del acta de la junta directiva de la entidad, en la cual se establezca que se cumplen los requisitos antes mencionados y certificación conjunta suscrita por el representante legal y el revisor fiscal en el mismo sentido.

II. Régimen de autorización individual

Cuando la sociedad no cumpla con alguno de los requisitos establecidos en la letra c) del numeral 1º, acápite primero de esta circular, requerira de la autorización individual expresa de la Superintendencia de Valores para ejercer la actividad de asesoría. Dicha autorización se podrá conceder siempre que la entidad acredite el cumplimiento de los demás requisitos. Igualmente estarán sometidas al régimen de autorización individual aquellas operaciones de asesoría que no se encuentren previstas taxativamente en el acápite anterior.

Toda sociedad que, habiendo operado dentro del régimen general o individual, deje de cumplir en algún momento cualesquiera de los requisitos exigidos por la presente circular, no podrá continuar prestando los servicios de asesoría a que la misma se refiere, excepto respecto de los negocios cuya ejecución se halle en período de cumplimiento.

III. Vigencia

La presente circular rige desde la fecha de su publicación.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1. de la Superintendencia de Valores)

(Nota: Véase la Decreto 1120 de 2008 artículo 2° del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

_________________________