CIRCULAR EXTERNA 13 DE 1995 

(Julio 13)

De conformidad con lo establecido en el artículo 2.1.1.9 del estatuto orgánico del mercado público de valores, los documentos de carácter serial o masivo que emitan los establecimientos de crédito vigilados por la Superintendencia de Valores, en desarrollo de operaciones pasivas realizadas de manera regular o esporádica, se entenderán inscritos en el registro nacional de valores e intermediarios para todos los efectos legales, y podrán ser objeto de oferta pública sin que se requiera autorización de la Superintendencia Bancaria o de Valores.

No obstante lo anterior, las ofertas públicas de valores diferentes a las acciones y bonos convertibles en acciones que realicen los establecimientos de crédito, deben cumplir con todos los presupuestos que reclama la transparencia y seguridad del mercado público de valores.

En tal sentido, los establecimientos de crédito vigilados por la Superintendencia Bancaria que vayan a efectuar una oferta pública de los títulos a que hace referencia el artículo 2.1.1.9 del estatuto mencionado, deberán cumplir con los siguientes requisitos:

1. Envío de documentos. Previamente a la realización de la oferta pública debe remitirse a esta superintendencia la documentación de que trata el artículo 1.1.1.1, numeral 2º, de la Resolución 400 de 1995 y dos ejemplares del prospecto de colocación.

El prospecto debe elaborarse de conformidad con lo dispuesto en el artículo 1.2.2.2 de la citada resolución y ajustarse a los demás parámetros establecidos en el instructivo elaborado por esta superintendencia.

2. Aviso de oferta. El aviso de oferta pública de los títulos a que hace referencia la presente circular, deberá cumplir con todos los requisitos establecidos en el numeral 2.4 del artículo 1.2.2.1 de la Resolución 400 de 1995, independientemente del medio que vaya a utilizarse para su comunicación.

Cabe anotar que el aviso de oferta deberá determinarse claramente el rendimiento ofrecido, el cual habrá de expresarse como una tasa fija o una variable adicionada en un número específico de puntos. Por consiguiente, no se considera viable que en el aviso de oferta, en lugar de expresarse exactamente la rentabilidad que tendrán los títulos, se anote la tasa máxima de rendimiento que devengarán los mismos, ya que ello conllevaría no sólo a que la oferta carezca de uno de sus elementos esenciales, sino también a la eventual existencia de suscriptores que en desarrollo de una misma oferta obtengan rentabilidades diferentes, lo cual le resta transparencia al mercado público de valores.

No obstante lo anterior, los emisores podrán establecer en el aviso que el rendimiento ofrecido tendrá una determinada vigencia, transcurrida la cual, el rendimiento se cambiará tomando en consideración las condiciones financieras del mercado. En dicho caso, deberá indicarse en el aviso cuáles serán los rendimientos máximos y mínimos de los bonos que podrán ofrecerse con posterioridad al vencimiento del plazo para suscribir títulos con el rendimiento ofrecido en el aviso y los medios a través de los cuales se comunicarán.

Tales mecanismos de comunicación deberán garantizar una amplia difusión al mercado de la siguiente información: monto pendiente de suscribir, el plazo de los títulos, el rendimiento que devengarán, el término para presentar aceptaciones a la oferta y la indicación de cuándo y dónde se comunicó el aviso de oferta pública.

3. Informes de colocación. Efectuada la oferta, los establecimientos de crédito deben dar estricto cumplimiento al artículo 1.2.6.2 de la Resolución 400 de 1995, enviando los informes de colocación dentro de los términos y con las características allí enunciadas.

La Superintendencia de Valores podrá suspender o cancelar la inscripción de los valores ofrecidos en desarrollo del artículo 2.1.1.9 del estatuto orgánico del mercado público de valores en los casos establecidos por la ley e imponer a los emisores de valores que no den cumplimiento a lo dispuesto en la presente circular las sanciones que establezcan las normas legales y en especial el estatuto orgánico del mercado público de valores.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 13 de julio de 1995.

_________________________