CIRCULAR EXTERNA 13 DE 2007 

(Marzo 12)

Ref.: Modificaciones al capítulo primero de título V de la Circular 7 de 1996 (Circular Básica Jurídica).

Este despacho, en uso de sus facultades legales y en particular de las establecidas en el numeral 9º del artículo 11 del Decreto 4327 de 2005, en consonancia con lo dispuesto en el literal a) numeral 3º del artículo 326 del estatuto orgánico del sistema financiero, considera necesario modificar instrucciones generales a las sociedades fiduciarias en su calidad de administradoras de fondos comunes especiales.

Modifica el numeral 5.11 denominado “Compra de títulos representativos de cartera como inversión admisible del fondo común especial” del capítulo primero, título V de la Circular Externa 7 de 1996 (Circular Básica Jurídica) en los siguientes subnumerales:

El subnumeral 2º del literal a), acerca de las garantías para mitigación de riesgo de crédito.

El subnumeral 5º del literal a), para establecer que las reglas de valorización y contabilización de los títulos o valores representativos de cartera de los fondos comunes especiales, deberán realizarse de conformidad con las instrucciones previstas para tal tipo de títulos o valores en los capítulos I y XI de la Circular Básica Contable y Financiera (Circ. Externa 100/95)

El literal c) del subnumeral 7º del literal a), acerca de las prácticas no autorizadas e inseguras.

La presente circular rige a partir de la fecha de su publicación y deroga todas las normas que le sean contrarias.

Las entidades que deseen ajustar sus políticas de inversión de acuerdo a lo dispuesto en los numerales 1º y 3º de la presente circular externa, deberán surtir el trámite previo, de modificación de reglamentos y/o de contratos ante esta superintendencia.

Se anexan las hojas correspondientes.

N. del D.: La presente circular externa va dirigida a representantes legales de sociedades fiduciarias.

TÍTULO V

CAPÍTULO PRIMERO-Operaciones autorizadas a las sociedades fiduciarias

Página 15-1

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 1º del Decreto 315 de 1999, a partir del primero de enero del 2000 los títulos de renta fija en los que inviertan los fondos comunes ordinarios, en cumplimiento de lo dispuesto en el numeral 3º del artículo 152 del estatuto orgánico del sistema financiero, deberán contar con la calificación previa de una sociedad calificadora de valores autorizada por la Superintendencia de Valores, la cual será admisible en las categorías determinadas por la Superintendencia Bancaria, con excepción de los títulos de deuda pública emitidos o garantizados por la Nación, el Banco de la República o el Fondo de Garantías de Instituciones Financieras, Fogafín.

La inversión en certificados de depósito a término o en certificados de depósito de ahorro a término requerirá, a partir de la misma fecha, de la previa calificación de endeudamiento a corto y largo plazo de la entidad financiera emisora de los títulos, en las categorías que señale la Superintendencia Bancaria.

Con fundamento en lo anterior, las inversiones señaladas serán admisibles solo cuando cuenten con las siguientes calificaciones:

Los títulos de renta fija a corto plazo, es decir, los instrumentos de deuda con vencimientos originales de un año o menos, serán admisibles cuando cuenten con una calificación no inferior a “2”.

Los títulos de renta fija a mediano y largo plazo serán admisibles cuando cuenten con una calificación de por lo menos “A -”.

Respecto de las inversiones en certificados de depósito a término y certificados de depósito de ahorro a término, las mismas serán admisibles cuando la entidad financiera emisora cuente con una calificación de endeudamiento a corto plazo de por lo menos “2” y una calificación de endeudamiento a largo plazo no inferior a “A -”.

Las anteriores categorías de calificación se establecen de acuerdo con los criterios utilizados por “Duff and Phelps de Colombia S.A.” y “Bankwatch Ratings de Colombia S.A.” o los equivalentes de cualquier otra calificadora debidamente autorizada por la Superintendencia de Valores.

No obstante lo anterior, los títulos emitidos con anterioridad al 1º de enero del año 2000 que no reúnan los requisitos de calificación antes mencionados, podrán mantenerse hasta su enajenación o redención en el respectivo portafolio.

Cuando las mencionadas inversiones, una vez adquiridas, sufran un empeoramiento en la calificación de riesgo que no las haga admisibles, deberán ser vendidas dentro del plazo que para cada caso en particular establezca la Superintendencia Bancaria. Para el efecto, las sociedades fiduciarias deberán informar a esta entidad acerca de dicha situación dentro de los 10 días hábiles siguientes a la fecha en que se anuncie por parte de la sociedad calificadora la calificación que no haga admisible la inversión. En todo caso, el plazo inicialmente otorgado para la venta podrá ser prorrogado, previa solicitud efectuada por la fiduciaria ante la Superintendencia Bancaria, en donde se demuestre la imposibilidad de negociar las inversiones en condiciones tales que no impliquen una significativa pérdida para el respectivo fondo.

5.11. Compra de títulos representativos de cartera como inversión admisible del fondo común especial.

Con el propósito de velar por la confianza, seguridad, transparencia e interés de los constituyentes y/o adherentes de los fondos comunes especiales de inversión administrados por sociedades fiduciarias, la compra de títulos representativos de cartera como inversión admisible de tales fondos deberá sujetarse al cumplimiento de las siguientes instrucciones, sin perjuicio de las demás reglas aplicables a dicho producto fiduciario por virtud de la ley o de otras normas financieras.

a) Condiciones y limitaciones.

1. La decisión de efectuar la citada inversión debe consultar las políticas, criterios y procedimientos adoptados por la sociedad fiduciaria para la evaluación y análisis de los riesgos inherentes a dicha operación.

2. La inversión en títulos representativos de cartera podrá prever mecanismos de cobertura o seguridades eficientes y eficaces, con el fin de mitigar el riesgo de crédito.

3. En ningún caso podrá invertirse en títulos representativos de cartera de un mismo emisor, aceptante o garante más del 20% del valor del portafolio, excepto cuando se trate de títulos calificados en el estándar internacional como AAA, AA+ AA, y AA-, para títulos de largo plazo o su equivalente 1+, 1, y 1- para títulos de corto plazo, por una calificadora de riesgo nacional o internacional, debidamente autorizada, en cuyo caso el anterior porcentaje no podrá exceder del 30% del valor del portafolio.

TÍTULO V

CAPÍTULO PRIMERO-Operaciones autorizadas a las sociedades fiduciarias

Página 15-2

4. La compra de títulos representativos de cartera no podrá ser utilizada como instrumento para eludir el cumplimiento de normas sobre calificación y clasificación de cartera, constitución de provisiones, valoraciones, ni como mecanismo para efectuar operaciones prohibidas a los fondos comunes de inversión.

5. La valoración y contabilización de este tipo de inversión deberá realizarse en las mismas condiciones establecidas para estos títulos, en el capítulo I de la Circular Básica Contable y Financiera.

6. La sustitución de un mismo título respecto de un mismo emisor no podrá efectuarse por más de una (1) vez, ni tampoco serán permitidas las novaciones ni las reestructuraciones respecto de ningún título.

7. Bajo ninguna circunstancia se podrán adquirir títulos representativos de cartera de la matriz ni de sus subordinadas.

b) Concepto de “títulos representativos de cartera”.

Para los efectos de la presente circular se entiende por “títulos representativos de cartera” la inversión en uno cualquiera de los siguientes títulos: cartera documentada en pagarés o en cualquier otro título valor, y demás títulos representativos de obligaciones dinerarias.

c) Prácticas no autorizadas e inseguras.

Con fundamento en la facultad conferida por el literal a), numeral 5º del artículo 326 del estatuto orgánico del sistema financiero, esta superintendencia califica como práctica no autorizada e insegura la realización de operaciones en contravención a lo dispuesto enel subnumeral 5.11 a) 4 del presente instructivo.

d) Régimen sancionatorio.

El incumplimiento de una cualquiera de las instrucciones señaladas en el numeral 5.11 dará lugar a la imposición de las sanciones personales e institucionales previstas en los artículos 209 y 211 del Estatuto Orgánico del Sistema Financiero, respectivamente.

5.12. Fondos comunes especiales que se constituyan de conformidad con el artículo 36 del Decreto 2620 de 2000

De acuerdo con lo señalado en el parágrafo del artículo 36 del Decreto 2620 de 2000, corresponde a la Superintendencia Financiera de Colombia establecer las categorías de calificación de los títulos en que inviertan los fondos comunes especiales cuya finalidad específica sea que los aportantes adquieran vivienda de conformidad con el citado artículo.

En desarrollo de lo anterior, los títulos señalados, salvo los emitidos por la Nación, Banco de la República y el Fogafín, deben contar con las siguientes calificaciones:

• Los títulos de renta fija a corto plazo, es decir, los instrumentos de deuda con vencimientos originales de un año o menos, una calificación no inferior a dos “2”.

• Los títulos de renta fija a mediano y largo plazo, una calificación no inferior a A menos “A -”.

• Respecto de las inversiones en certificados de depósito a término (CDT) y certificados de depósito de ahorro a término (CDAT), la entidad financiera emisora deberá contar con una calificación de endeudamiento a corto plazo de por lo menos dos “2” y una calificación de endeudamiento a largo plazo no inferior a A menos “A -”.

Las anteriores categorías se establecen de acuerdo con los criterios utilizados por las firmas calificadoras Duff and Phelps de Colombia S.A. y Bankwatch Ratings de Colombia S.A. o los equivalentes de cualquier otra entidad calificadora debidamente autorizada por la Superintendencia Financiera de Colombia.

Finalmente, los reglamentos de los fondos comunes especiales de que trata el presente subnumeral deben contar con la autorización previa de esta superintendencia, contemplar que las inversiones se efectuarán de preferencia en bonos hipotecarios o en títulos emitidos en desarrollo de procesos de titularización inmobiliaria, siempre que los mismos cumplan con la calificación aquí señalada, y señalar de manera clara y explícita que respecto de los aportes efectuados a dichos fondos no opera el seguro de depósitos del Fondo de Garantías de Instituciones Financieras.

6. Fondos comunes especiales en moneda extranjera.

Como es de su conocimiento, el numeral 6º del artículo 146 del Estatuto Orgánico del Sistema Financiero dispone que ningún fondo común especial podrá entrar en operación sin contar con la previa autorización de la Superintendencia Financiera de Colombia.

_____________________________________