CIRCULAR EXTERNA 19 DE 1997  

(Octubre 31)

(Nota: Véase Circular Externa 115-000006 de 2010 numeral 11 de la Superintendencia de Sociedades)

(Nota: Derogada por la Circular 2 de 1999 de la Superintendencia de Sociedades)

Ref.: Instrucciones especiales gestiones de los liquidadores.

Teniendo en cuenta que el artículo 166 de la Ley 222 de 1995, les asignó funciones claras y precisas a los liquidadores de las sociedades mercantiles, las que de ordinario no se cumplen con la diligencia exigible, este despacho ha considerado necesario formular las siguientes precisiones:

1. Obligación de continuar con la contabilidad

El numeral 5 de la Ley 222 de 1995 dispone que el liquidador debe continuar con la contabilidad del deudor en los mismos libros, siempre y cuando éstos se encuentren debidamente registrados en la Cámara de Comercio. En el evento de no existir libros registrados, el liquidador debe abrirlos y solicitar la inscripción de los mismos. Se entiende que son libros obligatorios los siguientes:

Libro mayor y balance.

Libro diario.

Libro de inventarios y balance.

Cuando por incumplimiento a las normas legales, la compañía no llevaba contabilidad regular de sus negocios, ésta debe ser reconstruida dentro de los seis meses siguientes a la posesión del liquidador, tomando como base los comprobantes de ingresos y egresos, las declaraciones tributarias, los estados financieros certificados, los informes de terceros y los demás documentos análogos.

2. Rendición de cuentas

Los liquidadores, al término de su gestión y anualmente a más tardar el 31 de marzo de cada año, deberán rendir cuentas comprobadas de su gestión y someter a la asamblea general de accionistas o a la junta de socios los siguientes documentos:

2.1. Estados de liquidación

Los estados de liquidación deben contener un informe sobre el grado de avance del proceso de realización de los activos y de la cancelación de los pasivos.

De otra parte, debe presentar las notas explicativas de los hechos más relevantes que se hayan producido en la venta de los activos no consumibles y el pasivo externo que haya cancelado, atendiendo el orden de prelación establecido en la providencia de graduación y calificación de los créditos.

2.2. Estados financieros básicos

Son estados financieros básicos los que determina el artículo 22 del Decreto 2649 de 1993, así:

Balance general

El estado de resultados

El estado de cambios en el patrimonio

Estado de cambios en la situación financiera

Estado de flujos de efectivo

2.3. Memoria de las actividades

La asamblea debe conocer todas las gestiones adelantadas por el liquidador, razón por la cual la memoria debe referirse a los siguientes asuntos:

2.3.1. La elaboración del inventario de los bienes del deudor.

2.3.2. El proceso de enajenación de los bienes consumibles.

2.3.3. Detalle sobre las gestiones adelantadas para el diagnóstico, evaluación y levantamiento de las pruebas disponibles contra los administradores que hubieren efectuado acciones tendientes a lesionar la prenda general de los acreedores, realizando negociaciones que van en contra de los intereses de la compañía en liquidación, asunto que debe ser analizado por la junta y por el revisor fiscal para que ellos definan si se instauran o no las acciones revocatorias a las que se refiere el artículo 183 de la Ley 222 de 1995.

2.3.4. Evaluación de la posibilidad de intentar las acciones de simulación de los actos y contratos celebrados por el deudor en detrimento del patrimonio de la compañía en liquidación.

N. del D.: Esta circular va dirigida a liquidadores, juntas asesoras y revisores fiscales de sociedades en liquidación obligatoria.

(Nota: Derogada por la Circular 2 de 1999 de la Superintendencia de Sociedades)

(Nota: Véase Circular Externa 115-000006 de 2010 numeral 11 de la Superintendencia de Sociedades)

_______________________________