Superintendencia Financiera de Colombia

 

Superintendencia Financiera de Colombia

CIRCULAR EXTERNA 2 DE 2010 

(Enero 6)

Ref.: Aclaración de un error en un anexo

En vista de que los párrafos que anteceden al cuadro que contiene los datos que deben recolectarse en los formularios de vinculación de clientes previsto en el numeral 4.2.2.1.1 del título I, capítulo décimo primero de la Circular Básica Jurídica "Instrucciones relativas a la administración del riesgo de lavado de activos y de la financiación del terrorismo" (Sarlaft) no sufrieron alteración alguna con motivo de la última modificación realizada al mismo, este Despacho aclara que los mencionados párrafos no han perdido vigencia y que la página 78-1 del capítulo en comento, en la cual se encuentran los párrafos a los cuales se ha hecho referencia, corresponde a la que se adjunta a la presente circular externa.

La presente circular rige a partir de su publicación.

N. del D.: La presente circular externa va dirigida a miembros de junta directiva, representantes legales y revisores fiscales de las entidades sometidas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia Financiera de Colombia.

TÍTULO I

CAPÍTULO XI-Instrucciones relativas a la administración del riesgo de lavado de activos y de la financiación del terrorismo

Página 78-1

Las metodologías para conocer al cliente deben permitir a las entidades cuando menos:

I. Recaudar la información que le permita comparar las características de sus transacciones con las de su actividad económica.

II. Monitorear continuamente las operaciones de los clientes.

III. Contar con elementos de juicio que permitan analizar las transacciones inusuales de esos clientes y determinar la existencia de operaciones sospechosas.

Para estos efectos, las entidades deben diseñar y adoptar formularios de solicitud de vinculación de clientes que contengan cuando menos la información que más adelante se indica, los cuales deben diligenciarse de acuerdo con las instrucciones señaladas en el presente instructivo. Salvo en los casos expresamente exceptuados en el presente capítulo, las entidades deben obtener de los potenciales clientes, el diligenciamiento de los formularios de solicitud de vinculación para el suministro de productos o prestación de servicios. Dicho formulario debe también ser diligenciado por toda persona que se encuentre facultada o autorizada para disponer de los recursos o bienes objeto del contrato, caso en el cual deberá la entidad verificar el documento que acredita dicha facultad o autorización.

La recolección de la firma y la huella del potencial cliente podrán contratarse con terceros.

Tratándose de clientes de los almacenes generales de depósito que depositen sus mercancías en los depósitos públicos habilitados de que trata el Decreto 2685 de 1999 (Estatuto Aduanero) y demás normas que lo sustituyan, modifiquen o adicionen, las entidades vigiladas procurarán actuar con la mayor diligencia y hacer el mejor esfuerzo con la finalidad de obtener la información necesaria para conocer al cliente. En el evento que el cliente se rehúse a suministrar dicha información, la entidad deberá evaluar las acciones que deba adelantar.