CIRCULAR EXTERNA 23 DE 1998 

(Marzo 31)

Ref.: Capítulo l de la Circular Básica Contable y Financiera, 100 de 1995.

Este despacho se permite impartir instrucciones en torno a la valoración de las inversiones de las entidades vigiladas. Para el efecto, se adjuntan las hojas 4, 5, 6, 7, 8, 9, 9-1 y 10 del capítulo de la referencia.

En el anexo técnico adjunto se presentan unos ejemplos de valoración conforme a las instrucciones de la presente circular.

La presente circular rige desde la fecha de su publicación pero se aplicará a la valoración de inversiones que deba efectuarse a partir del 1º de junio de 1998 y deroga todas las instrucciones que le sean contrarias.

Las entidades deberán informar por escrito a las correspondientes delegaturas antes del 1º de junio de 1998 los métodos parámetros, que con ocasión de la presente circular, hayan escogido para la valoración de los portafolios.

NOTA: Esta circular externa va dirigida a representantes legales y revisores fiscales de las entidades vigiladas.

(Nota: prorrogada su vigencia por la Circular 40 de 1998 de la Superintendencia Bancaria)

ANEXO

(...)

2. Valoración de las inversiones negociables de renta fija. Las inversiones negociables de renta fija se valorarán por su valor de mercado. Para este propósito se deberá adelantar el siguiente procedimiento:

a. Se debe establecer el flujo de fondos futuros por concepto de rendimientos y capital de los títulos de acuerdo con los términos pactados.

b. Para cada pago del flujo de fondos se debe establecer una tasa de descuento efectiva anual, sobre la base de un año de 365 días, que permita convertir dicho pago futuro a su valor presente;

c. La tasa de descuento resulta de sumar la tasa básica y el margen del título. Para el caso de títulos de tasa variable, cuando la tasa de referencia esté expresada en términos nominales, la tasa básica y el margen se suman en términos nominales y luego se convierten a efectivo anual para determinar la tasa de descuento.

En el método de valoración con tasas futuras implícitas, la tasa de descuento para cada flujo se obtiene de promediar geométricamente las tasas de riesgo (tasa básica más margen) de los períodos de causación de rendimientos comprendidos entre la fecha de valoración y la del pago, y

d. Se entenderán como tasas básicas aquellas que miden la exposición de la inversión al riesgo de mercado por posibles cambios en el nivel general de tasas de títulos de la misma especie.

Se entenderá como margen el porcentaje que se adiciona o deduce a las tasas básicas y que recoge la exposición a los riesgos de solvencia y jurídicos, así como el plazo al vencimiento, la liquidez del título y otros aspectos específicos al emisor y al título. El margen refleja las diferencias de valor entre el título a valorar y el conjunto de títulos de la misma especie y corresponde a la prima que paga un título por referencia a la rentabilidad de otros títulos, cuyas características promedio se resumen en la tasa básica. El margen que se establezca en cada valoración deberá ser constante para todos los períodos de causación de rendimientos.

2.1 Determinación de los flujos de fondos futuros. Los flujos futuros de las inversiones negociables de renta fija deben corresponder a los montos que se espera recibir por los conceptos de capital y rendimientos pactados en cada título.

La determinación de los rendimientos se efectuará conforme a las siguientes reglas:

2.1.1 Inversiones de renta fija a tasa fija. Los rendimientos constantes para cada período de causación se obtendrán de aplicar al principal la correspondiente tasa fija pactada en el título o los pagos específicos contractualmente establecidos, según el caso.

2.1.2 Inversiones de renta fija a tasa variable. Los rendimientos variables para cada período de causación se obtendrán de aplicar al principal la tasa de referencia, incrementada o disminuida en los puntos porcentuales pactados en el título, si los hubiere.

Se entenderá como tasa de referencia la tasa de mercado utilizada contractualmente para la determinación del pago de los rendimientos variables. En consecuencia, para las inversiones en moneda legal son las tasas DTF, TCC y corrección monetaria, entre otras; para las inversiones en moneda extranjera son las tasas bancarias (Prime, LIBOR y otras) y tasas establecidas para las letras de tesorería gubernamentales.

El monto de los rendimientos variables se deberá establecer de acuerdo con las siguientes reglas:

a. Cuando a la fecha de la valoración se conozca el valor de la tasa de referencia, el monto de los rendimientos resultará de aplicar al valor del capital la tasa de referencia más o menos los puntos porcentuales pactados, convertidos a la modalidad de pago establecida en el título;

b. Cuando a la fecha de valoración no se conozcan los valores futuros de las tasas de referencia, éstos se deberán estimar para cada pago de rendimientos. Para tal efecto, las entidades pueden utilizar el método de proyección simple o el método de tasas futuras implícitas, los cuales se señalan a continuación:

i) Método de proyección simple. A la tasa de referencia del día de la valoración se le adicionan o deducen los puntos porcentuales pactados en el título y este resultado se convierte a la modalidad de pago establecida en el título. Esta tasa así calculada se aplica al capital para determinar el valor de los flujos.

ii) Método de las tasas futuras implícitas. Partiendo de la curva de rendimientos a plazo de la fecha de valoración y con base en el plazo de la tasa de referencia contractual, se calcula la tasa futura implícita(1) de cada pago de rendimientos, interpolando si es necesario.

(1) La tasa futura implícita para un período comprendido entre 90 y 180 se puede obtener de las tasas conocidas hoy para inversiones de 90 y 180 días respectivamente. Se supone que la inversión de 180 días debe ser equivalente a invertir hoy a 90 días a la tasa respectiva y reinvertir el producto a la tasa futura implícita por el período entre 90 y 180 días.

A estas tasas futuras implícitas se les adicionan o deducen los puntos porcentuales pactados y este resultado se convierte a la modalidad de pago establecida en el título. Las tasas así calculadas se aplican al capital para determinar el valor de los flujos.

Para efectos de estimar tasas futuras en períodos posteriores al mayor plazo existente de la curva de rendimientos, se extrapola la tasa aplicando el valor correspondiente al mayor plazo de la tasa futura implícita disponible.

Para los métodos descritos, cuando la tasa de referencia sea la DTF o TCC, se podrá utilizar para la proyección de flujos la última DTF o TCC publicada o el promedio aritmético de las últimas dos (2) tasas publicadas.

iii) Otros métodos que hayan sido aceptados previamente por la Superintendencia Bancaria, y

c. Para los títulos TES clase B a tasa variable, se debe utilizar el método de proyección simple, aplicando la variación anual del IPC conocida en el momento de la valoración para la determinación de todos los flujos futuros de fondos.

Esta corresponde a la variación anual del IPC (publicada por el DANE) del mes inmediatamente anterior a la fecha de valoración.

Para hallar el valor de los rendimientos anuales se debe aplicar la siguiente fórmula:

$ rendimiento anual = Capital * [ ( (1 + variación anual IPC) * (1 + PCA) ) - 1 ]

Capital: valor nominal del título.

Variación anual IPC: inflación anual del mes anterior a la fecha de valoración, certificada por el DANE.

PCA: Porcentaje Contractual Aprobado, es el componente de rendimiento real anual que se reconoce por contrato.

De la misma manera se calculan todos los rendimientos anuales que tenga pendiente el título.

2.2 Determinación de las tasas básicas. Para efectos de establecer las tasas básicas de cada flujo se seguirán los siguientes criterios:

2.2.1 Títulos emitidos por el Banco de la República. Los títulos de participación y los demás que emita el Banco de la República tendrán como tasas básicas el promedio de las tasas efectivas de negociación de los títulos de participación de un plazo igual al período remanente al pago de rendimientos, o interpoladas a dicho plazo.

Para el efecto se tomarán las tasas efectivas promedio de las bolsas de los últimos cinco (5) días en los cuales se haya registrado negociación dentro de los últimos treinta (30) días corridos. Si no es posible, se tomará el promedio simple de las tasas efectivas de colocación de los últimos cinco (5) días de estos títulos en el mercado primario durante el último mes corrido o, en su defecto, la última tasa efectiva de colocación.

2.2.2 Títulos emitidos o garantizados por la Nación. Los títulos TES a tasa fija, tasa variable y otros emitidos por la Nación en moneda legal tendrán como tasas básicas sus tasas efectivas promedio de negociación en las bolsas de valores, correspondientes según el caso a títulos a tasa fija o variable. Para tal efecto, se tomarán las tasas efectivas promedio de las bolsas de los últimos cinco (5) días en los cuales se haya registrado negociación dentro de los últimos treinta (30) días corridos, para el plazo remanente correspondiente. Si no se han registrado negociaciones en el lapso antes mencionado, se tomará el promedio simple de las tasas efectivas de colocación de los últimos (5) días en el mercado primario durante el último mes corrido o, en su defecto, la tasa efectiva de colocación de la última subasta realizada.

Como la tasa promedio de negociación obtenida involucra el rendimiento del título como un todo, es decir incluye rendimientos anuales y capital, ésta será la tasa de descuento a utilizar para todos los flujos futuros de los TES a tasa fija.

Las tasas efectivas promedio de negociación para TES B a tasa variable divulgadas por las bolsas deberán expresarse como la variación anual del IPC para el mes anterior más una tasa real de negociación (trn).

La tasa básica para el título estará dada por la siguiente fórmula:

tb = ( (1 + variación del IPC anual) * (1 + trn) ) - 1

IPC: inflación anual del mes anterior a la fecha de valoración, certificada por el DANE.

trn: porcentaje real de rentabilidad promedio de las 5 últimas cotizaciones en Bolsa, para títulos con plazos remanentes similares al del título valorado.

Por lo tanto, la tasa utilizada para descontar todos los flujos pendientes es:

i = tb + m

tb: la tasa básica.

m: margen, que en principio es igual a cero.

La tasa básica para otros títulos emitidos o garantizados por la Nación que tengan como referencia el IPC, será la correspondiente a los TES B tasa variable del plazo de redención que más se aproxime al del respectivo título.

La tasa básica de los bonos pensionales será la tasa efectiva promedio de las bolsas de los últimos cinco (5) días en los cuales se haya registrado negociación dentro de los treinta días corridos, para el plazo remanente correspondiente. Esta tasa se calculará utilizando el mismo procedimiento señalado para los TES B a tasa variable. Si no se han registrado negociaciones en el lapso antes señalado, la tasa básica será la indicada en el párrafo anterior.

En el caso de que la tasa de referencia sea otra, ésta se tomará como tasa básica.

2.2.3 Otras inversiones de renta fija a tasa fija: Se utilizarán las tasas básicas autorizadas del período comprendido entre la fecha de valoración y la del pago de cada flujo, interpolada si es necesario. Las tasas básicas autorizadas son las siguientes:

a. Para las inversiones en moneda legal.

i) La TBS publicada por la Superintendencia Bancaria, en este caso se utilizará el promedio móvil de los últimos diez días hábiles anteriores. Para tales efectos, la Superintendencia Bancaria informa la TBS diaria y su promedio móvil de diez días. Cuando la valoración se realice en un día no hábil, la entidad utilizará la TBS promedio móvil 10 calculada en el día hábil inmediatamente anterior.

ii) La tasa DTF efectiva para el plazo de 90 días certificada por el Banco de la República y las tasas efectivas de captación con Certificados de Depósito a Término para los plazos de 180 y 360 días calculadas por la misma entidad.

Cuando la entidad escoja como tasa básica la DTF para descontar los títulos de renta fija a tasa fija, podrá utilizar la última DTF publicada o el promedio aritmético de las últimas 2 DTF publicadas.

iii) El índice DAB que se calcula con base en las aceptaciones bancarias que se negocian en la Bolsa de Valores para los diferentes plazos. En este caso se utilizará el promedio de los últimos cinco (5) días del índice.

iv) Otras tasas aceptadas previamente mediante actos de carácter general por la Superintendencia Bancaria;

b) Para las inversiones en moneda extranjera:

Se deberá utilizar la tasa promedio de los últimos diez (10) días de los rendimientos de tesorería de los gobiernos extranjeros en la respectiva divisa, para el plazo correspondiente.

Cuando no se encuentre una tasa básica para un período igual al plazo remanente de pago de rendimientos o igual al período remanente del título, según la aplicación que se le esté dando, se podrá estimar la tasa básica utilizando una interpolación o extrapolación.

2.2.4 Otras inversiones de renta fija a tasa variable: Las tasas básicas para las inversiones en moneda legal y extranjera se determinarán con base en las tasas de referencia, de acuerdo con el siguiente procedimiento:

a) Cuando a la fecha de la valoración se conozca el valor de la tasa de referencia para el pago de rendimientos, se deberá considerar como tasa básica la tasa de referencia contractual, en los mismos términos en que está expresada, vigente a la fecha de valoración, interpolada al período remanente para dicho pago, y

b) Cuando a la fecha de valoración no se conozcan los valores futuros de las tasas de referencia, se utilizarán como tasas básicas las siguientes:

i) Si se utiliza el método de proyección simple, la tasa básica será la tasa de referencia vigente en la fecha de valoración que corresponda al período de causación de rendimientos, en la modalidad de la tasa de referencia.

ii) Si se utiliza el método de tasas futuras implícitas, la tasas básicas serán las tasas futuras implícitas correspondiente a cada período de causación de rendimientos, en los términos de la tasa de referencia.

La entidad deberá utilizar la última DTF o TCC publicadas o el promedio de las dos últimas semanas que aplicó en la proyección de los flujos.

2.3 Determinación del margen.

2.3.1 Determinación del margen inicial. El margen inicial se calculará en la fecha de adquisición del título.

2.3.1.1 Para el método de tasas futuras implícitas.

Si la tasa de referencia del título está expresada en la modalidad efectivo anual más un spread efectivo anual, el margen inicial deberá calcularse efectivo anual, con la siguiente ecuación:

VC: valor de compra del título.

Fn: flujo futuro para el período n.

tbi: tasas básicas en la modalidad efectiva anual (futuras implícitas) establecidas en los literales a y b ii) del numeral 2.2.4 del presente capítulo.

MI: margen inicial, que es la variable a resolver.

dk: número de días del período k, k=1...n.

Si la tasa de referencia del título está expresada en la modalidad nominal anticipada más un spread nominal anticipado, el margen inicial deberá calcularse nominal anticipado, aplicando la siguiente fórmula:

 

VC: valor de compra del título.

Fn: flujo futuro para el período n.

tbi: tasas básicas en la modalidad nominal anticipada (futuras implícitas), establecidas en los literales a y b ii) del numeral 2.2.4 del presente capítulo.

MI: margen inicial, que es la variable a resolver.

dk: número de días del período k, k=1...n.

n: Número de veces que se capitaliza en un año la tasa contractual.

Si la tasa de referencia del título está expresada en la modalidad nominal vencido más un spread nominal vencido, el margen inicial deberá calcularse nominal vencido, aplicando la siguiente fórmula:

VC: valor de compra del título

Fn: flujo futuro para el período n.

tbi: tasas básicas en la modalidad nominal vencidas (futuras implícitas), establecidas en los literales a y b ii) del numeral 2.2.4 del presente capítulo.

MI: margen inicial, que es la variable a resolver.

dk: número de días del período k, k=1...n.

n: número de veces que se capitaliza en un año la tasa contractual.

2.3.1.2 Para el método de proyección simple. El margen inicial será la diferencia entre la tasa interna de retorno de la inversión y la tasa básica.

Ml = TIR - TB

MI: margen inicial.

TIR: tasa interna de retorno del título expresada en los mismos términos de la tasa de referencia contractual.

TB: tasa básica correspondiente al período de causación de rendimientos expresada en los términos de la tasa de referencia contractual, establecida en los literales a y b i) del numeral 2.2.4. del presente capítulo.

2.3.1.3 Para títulos de renta fija tasa fija. El margen inicial (MI) será el resultado de resolver la siguiente ecuación:

VC: valor de compra del título

Fn: flujo futuro para el período n

tbn: tasa básica efectiva anual de cada flujo, correspondiente a la del período comprendido entre la fecha de valoración y la del pago del flujo interpolada si es necesario, establecida en el numeral 2.2.3. del presente capítulo.

MI: margen inicial, que es la variable a resolver.

dk: número de días que hay entre la fecha de valoración y la fecha de pago del flujo k, k=1...n

2.3.1.4 Caso de excepción. Cuando la entidad, de conformidad con lo dispuesto en este capítulo o en normas que lo adicionen o modifiquen, cambie los parámetros de valoración, deberá recalcular el margen inicial de todos los títulos tomando como valor de compra (VC) de cada título su valor de mercado a la fecha en que ocurra dicho cambio, calculado con los parámetros anteriores.

2.3.2 Margen utilizado en la tasa de descuento. En cada valoración del título la entidad puede aumentar o disminuir el margen para descuento si considera que existen factores que modifiquen el nivel de los riesgos de solvencia del emisor, jurídicos, de liquidez o plazo al vencimiento del título. El margen sólo podrá ser inferior al margen inicial cuando a juicio de la Superintendencia Bancaria exista un mercado transaccional electrónico que suministre una información representativa de mercado para el título específico a valorar.

Para el subconjunto de títulos que tengan iguales características, esto es: emisor, tipo o clase de instrumento y plazo al vencimiento, el margen utilizado para descuento deberá ser igual o superior al promedio ponderado del subconjunto de márgenes iniciales en cuestión. Se entiende que en algunos casos el margen inicial así calculado puede ser menor al margen inicial de algunos de los títulos que conforman este subconjunto.

Se exceptúan de la anterior condición aquellos títulos que tengan riesgos que incidan en forma exclusiva sobre su precio particular, sin que afecte los otros títulos de iguales características. La entidad que efectúe este tipo de excepciones deberá justificarlo en la misma remisión periódica de información de los portafolios de inversión.

A las inversiones de renta fija a tasa fija en moneda legal emitidas o garantizadas por la Nación o por el Banco de la República y las inversiones forzosas no se les calculará margen inicial, ni se evaluarán por riesgo de solvencia. Sin embargo, en la determinación del margen deberán considerarse otros factores que afecten negativamente el valor del título, tales como riesgos jurídicos, de liquidez, plazo al vencimiento u otros que no se encuentren incluidos en la tasa básica del emisor.

Cuando se trate de inversiones en moneda extranjera el margen para descuento deberá determinarse con base en las reglas antes señaladas.

De encontrarse diferencia entre los márgenes determinados por la entidad y los estimados por la Superintendencia Bancaria y en los casos en que en forma manifiesta se manipulen los márgenes para descuento y presenten valoraciones de inversiones que estén significativamente lejos de los valores de mercado de los títulos, se le notificará al representante legal de la entidad, para que con lectura a la Junta Directiva y sus miembros, se realicen las aclaraciones correspondientes y se tomen las medidas correctivas del caso.

2.3.3 Políticas de margen y riesgos: Cada semestre la junta directiva debe revisar y aprobar la política de riesgos y límites de portafolio que estén dispuestos a asumir y, consecuente con la misma, determinar los parámetros para establecer los márgenes y sus modificaciones, teniendo en cuenta la solvencia de los emisores, el plazo al vencimiento de los títulos y todos los factores que constituyen riesgo de conformidad con la presente circular. La primera aprobación de dichas políticas se debe realizar antes del 31 de mayo de 1998.

2.4 Otras disposiciones

En los casos, en que las entidades prevean que los métodos de valoración existentes no se puedan aplicar, o no sean los más aconsejables técnicamente, para nuevos tipos de títulos o aún para los que ya estén en circulación, pueden hacer llegar a la Superintendencia Bancaria su inquietud al respecto, acompañada de un estudio de viabilidad de los métodos, índices, tasas, etc, que consideren los más convenientes. La Superintendencia Bancaria evaluará entre otros aspectos, su consistencia técnica, conforme a lo dispuesto en el presente instructivo. De ser autorizados será mediante actos de carácter general.

Los métodos de valoración y las tasas básicas de referencia para el descuento de los títulos que hayan sido escogidos por las entidades no podrán ser modificados en el transcurso de un año fiscal. En el evento en que se vayan a efectuar modificaciones al inicio de un año fiscal, deberá informarse a la Superintendencia Bancaria de este hecho, con una antelación no inferior a 5 días.

(...)

_____________________