CIRCULAR EXTERNA 23 DE 2001

 

CIRCULAR EXTERNA 23 DE 2001 

(Mayo 30)

Ref.: Reclasificación o venta de inversiones “hasta el vencimiento" o “permanentes".

Este despacho en uso de sus facultades legales y en especial de las que le confieren los literales a) y b) del numeral 3º del artículo 326 del estatuto orgánico del sistema financiero, ha considerado oportuno adicionar a los subnumerales 1.6.4 y 1.6.5 del capítulo uno de la Circular Básica Contable y Financiera dos circunstancias excepcionales que permiten reclasificar o vender “Inversiones hasta el vencimiento" o “Inversiones permanentes”, para lo cual se adjuntan las hojas que fueron modificadas.

La presente circular rige desde la fecha de su publicación y modifica en lo pertinente la Circular Externa 100 de 1995.

N. del D.: Esta circular externa va dirigida a representantes legales y revisores fiscales de las entidades vigiladas.

Anexo

Capítulo I

Evaluación de inversiones

Página 4

1.6.3. De renta variable no negociables a negociables. Las inversiones de renta variable podrán reclasificarse de no negociables a negociables siempre que no se tenga el control directo o indirecto de la sociedad receptora de la inversión y durante los últimos seis (6) meses las inversiones se hayan mantenido dentro de la clasificación de alta o media bursatilidad.

1.6.4. De hasta el vencimiento a negociables o no negociables. Por instrucción de la Superintendencia Bancaria o por iniciativa de la propia entidad se podrán reclasificar o vender “Inversiones hasta el vencimiento”, únicamente cuando se presenten las siguientes circunstancias excepcionales:

a. Deterioro o dificultades significativas del emisor, su matriz, filiales, subordinadas o vinculadas.

b. Situaciones o decisiones empresariales que afecten al emisor,

c. Cambios en la regulación que impidan el mantenimiento de la inversión.

d. Una fusión que requiera ya sea la reclasificación o la venta del título con el propósito de mantener la posición de riesgo de interés o mantener la política de riesgo crediticio de la entidad resultante.

e. Otros acontecimientos aislados y poco usuales que no se pueden prever a tiempo, previa autorización de la Superintendencia Bancaria.

La reclasificación o venta efectuada por la entidad deberá ser informada a la Superintendencia Bancaria, a más tardar dentro de los diez (10) días siguientes, indicando la razón de dicha decisión y sus efectos en el estado de ganancias o pérdidas.

Una vez hayan sido reclasificadas como inversiones negociables o no negociables, no podrán volver a clasificarse como “Inversiones hasta el vencimiento”, a menos que mejore significativamente la situación del emisor, previa autorización de la Superintendencia Bancaria.

1.6.5. De permanentes a negociables o no negociables. Por instrucción de la Superintendencia Bancaria o por iniciativa de la propia entidad se podrán reclasificar o vender “Inversiones permanentes”, únicamente cuando se presenten las siguientes circunstancias excepcionales:

a. Deterioro o dificultades significativas del emisor, su matriz, filiales, subordinadas o vinculadas,

b. Situaciones o decisiones empresariales que afecten al emisor,

c. Cambios en la regulación que impidan el mantenimiento de la inversión.

d. Una fusión que requiera ya sea la reclasificación o la venta del título con el propósito de mantener la posición de riesgo de interés o mantener la política de riesgo crediticio de la entidad resultante.

e. Otros acontecimientos aislados y poco usuales que no se pueden prever a tiempo, previa autorización de la Superintendencia Bancaria.

La reclasificación o venta efectuada por la entidad deberá ser informada a la Superintendencia Bancaria dentro de los diez (10) días siguientes, indicando la razón de dicha decisión y sus efectos en el estado de ganancias o pérdidas.

Página 4-1

En este caso, cuando las “inversiones permanentes” se clasifiquen como inversiones negociables, se observarán las normas sobre valoración y contabilización para dichas inversiones. Las pérdidas o ganancias no realizadas deberán reconocerse como ingresos o egresos el día de la reclasificación, previa reversión de las cuentas de superávit por valorización o desvalorización.

Cuando se reclasifiquen a inversiones no negociables, se observarán las instrucciones sobre valoración indicadas para dichas inversiones. La valorización acumulada se trasladará por el valor contabilizado en la fecha de su reclasificación y en el caso de la desvalorización, se deberá constituir la provisión correspondiente.

Una vez hayan sido reclasificadas como inversiones negociables o no negociables, no podrán volver a clasificarse como “inversiones permanentes”, a menos que mejore significativamente la situación del emisor, previa autorización de la Superintendencia Bancaria.

1.6.6. Inversiones de cobertura. A partir del momento en que se cancele o extinga el elemento cubierto, dejarán de ser inversiones de cobertura y se deberán reclasificar a inversiones negociables, no negociables, hasta el vencimiento o permanentes, de acuerdo con las características propias de la inversión, siguiendo los criterios establecidos en el numeral 1.3 de este instructivo.

La Superintendencia Bancaria podrá autorizar por vía general otros casos en los cuales las entidades vigiladas se encuentran facultadas para reclasificar las inversiones.

_______________________