CIRCULAR EXTERNA 28 DE 1993 

(Mayo 26)

Con ocasión de las medidas expedidas por la junta directiva del Banco de la República, en especial las contenidas en las Resoluciones 9, 41 y 56 de 1992, que regulan la relación que debe existir entre el patrimonio técnico y los activos ponderados por su nivel de riesgo, de las corporaciones financieras, así como de las últimas modificaciones al plan único de cuentas para el sistema financiero, este despacho considera conveniente actualizar la Circular Externa 035 de 1991, para lo cual se permite impartir las siguientes instrucciones para su correcta aplicación:

1. Relación activos ponderados por su nivel de riesgo - patrimonio técnico. De conformidad con lo prescrito en el artículo 1º de la Resolución 46 de 1991 de la Junta Monetaria, el volumen de activos ponderados por su nivel de riesgo no podrá exceder de doce (12) veces su patrimonio técnico.

2. Ponderación de los activos por su nivel de riesgo. La clasificación de los activos de riesgo en sus respectivas categorías, tanto en moneda nacional como extranjera, se efectuará con arreglo al plan único de cuentas para el sistema financiero, según se indica a continuación, en donde se relacionan con exclusividad aquellos códigos aplicables a las corporaciones financieras.

Siguiendo los lineamientos de la Resolución 46 de 1991, los activos se computarán netos de su respectiva provisión, excepto las que correspondan a las provisiones de carácter general de que trata el artículo 10 de la Resolución 2053 de 1989, expedida por esta superintendencia, y las de las inversiones de capital y en bonos convertibles en acciones en entidades financieras del exterior o en entidades sometidas a la vigilancia de esta superintendencia, en los términos del artículo 12 de la citada norma, razón por la cual las provisiones restan en las categorías de los activos correspondientes; tal circunstancia se señala mediante la palabra resta y colocando entre paréntesis la categoría de la cual se debe deducir, cuando a ello haya lugar.

 

 

 

 

Para los fines de la determinación del total de activos ponderados por riesgo de una corporación financiera deberá observarse la ponderación de los activos según las categorías establecidas en el artículo 8º de la citada Resolución 46, en la forma como han sido clasificados, así:

 

En relación con las anteriores ponderaciones se imponen las siguientes precisiones:

2.1. Procedimiento de consolidación de los estados financieros con sus filiales y subsidiarias en el exterior y cálculo del capital adecuado. Las corporaciones financieras interesadas en consolidar los estados financieros con los de sus filiales o subsidiarias del exterior deben vertir al plan único de cuentas para el sistema financiero (PUC), a un nivel de dos (2) dígitos, la información contable de las mismas, sin perjuicio de que se considere una mayor desagregación que permita establecer con precisión el origen de la información requerida para el cálculo del capital adecuado. Adicionalmente, junto con los estados financieros consolidados, con corte a junio 30 y a diciembre 31 de cada año, deberán suministrar a esta superintendencia la información requerida para el análisis de los estados financieros consolidados con subordinadas del exterior, según se señala en el numeral 2.1.1.4 de la presente circular y, a más tardar el último día hábil del mes de mayo de cada año, se remitirá la información solicitada en la Circular Externa 110 de 1989 de esta superintendencia o en las normas que la sustituyan o modifiquen.

2.1.1. Procedimiento de consolidación. Las corporaciones financieras interesadas en consolidar los estados financieros, con los de sus filiales o subsidiarias en el exterior, deberán acoger los criterios de consolidación establecidos al tenor de la Circular Externa 110 de 1989 y demás normas que la adicionen o modifiquen, teniendo en cuenta las reglas especiales que para efecto de la determinación del capital adecuado se establecen en la presente circular.

2.1.1.1. Plazos. Las corporaciones financieras que deseen acogerse a los procedimientos establecidos para la consolidación de estados financieros para efectos del cálculo de su capital adecuado, podrán hacerlo siempre que manifiesten dicha decisión cuando menos con cuarenta y cinco (45) días calendario de anticipación al momento en que deban remitir los respectivos estados financieros consolidados, caso en el cual la determinación de la relación de capital adecuado con base en el balance consolidado se empezará a aplicar a partir del período trimestral siguiente al de la fecha de corte del primer balance consolidado que se deba presentar.

2.1.1.2. Presentación de estados financieros consolidados. Los balances consolidados en la forma prescrita en la presente circular deberán remitirse trimestralmente, con corte a los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre, a la Superintendencia Bancaria, vía módem, a más tardar los días 20 de los meses de mayo, agosto, noviembre y febrero, en su orden, de acuerdo con las proformas F.1100-01 y F.1100-02 (formatos del 069 al 074 y 075, respectivamente, para su transmisión vía módem), atendiendo las instrucciones contenidas en el documento SB-DS-003 versión 3.0 (Circular Externa 057 de 1992).

Los mencionados estados financieros deben ser certificados por el revisor fiscal de la corporación financiera diligenciando para el efecto la proforma F.888-01. Por otro lado, los balances de las filiales o subsidiarias de entidades financieras en el exterior empleados en el proceso de consolidación deberán ser remitidos a esta entidad, junto con los estados financieros consolidados, en papel, referenciados bajo el trámite 29 —balances consolidados—, de conformidad con la Circular Externa 057 de 1991, certificados por una firma de auditores externos de reconocido prestigio, la cual deberá tener oficinas en Colombia y en la sede de la filial cuyo balance audita.

2.1.1.3. Envío de la información financiera. El suministro de los estados financieros consolidados se entiende sin perjuicio de que se continúe enviando, con la periodicidad vigente, tanto el balance no consolidado de la institución en Colombia, como los balances de sus respectivas filiales o subsidiarias en el exterior.

2.1.1.4. Anexos. Como anexo a los estados financieros consolidados deberá remitirse, dentro de los términos establecidos para el efecto en el numeral 2.1 de esta circular, la siguiente información:

—Un resumen de las operaciones recíprocas eliminadas indicando por lo menos:

a) Denominación de las cuentas afectadas, para lo cual se utilizarán los nombres empleados en los formatos;

b) Valor de la eliminación;

c) Entidades intervinientes, y

d) Concepto.

—Para la primera vez que se presenten los estados financieros consolidados, un detalle de la forma como se calcularon todos y cada uno de los valores patrimoniales proporcionales y los consecuentes excesos y/o defectos del valor de la inversión. Para los reportes subsiguientes sólo se hará cuando ocurran adquisiciones de derechos sociales que, conforme lo instruido en la Circular Externa 110 de 1989, lo ameriten, indicando:

a) Fecha y costos de adquisición;

b) Porcentaje adquirido —utilizado en la determinación del valor patrimonial proporcional—;

c) Valor y fecha del patrimonio de la subordinada, empleando para el efecto las denominaciones contenidas en las respectivas proformas;

d) Valor patrimonial proporcional calculado;

e) Valor del exceso o defecto del costo de la inversión sobre el valor en libros, y

f) Si la adquisición fue efectuada con ocasión de una emisión por parte de las empresas objeto de la consolidación, o a terceros diferentes del grupo económico.

—Detalle del cálculo de la amortización o realización de la diferencia en la adquisición de la inversión, según corresponda.

—Anexo explicativo sobre la conversión a pesos colombianos de cada uno de los rubros contenidos en las proformas de consolidación, incluyendo los correspondientes a los patrimonios históricos, las operaciones recíprocas, el ajuste por conversión de estados financieros y el ajuste en cambio realizado.

Tratándose de la uniformidad de las normas y procedimientos de contabilidad de las subordinadas del exterior, en el anexo se detallará su efecto en los estados financieros.

En lo referente a las tasas de cambio empleadas en la conversión de las cuentas de los estados de resultados, se indicarán los criterios adoptados en su determinación, debidamente sustentados, incluido lo correspondiente a las operaciones recíprocas convertidas a pesos colombianos.

2.1.1.5. Control de ley. Sin perjuicio de la aplicación de las sanciones a que hubiere lugar en caso de incumplimiento en el plazo establecido para la remisión de los balances consolidados, cuando quiera que hayan transcurrido más de tres (3) meses desde la fecha límite para la recepción de la información sin que ésta haya sido efectivamente recibida y, por lo tanto, no haya sido posible establecer correctamente el cumplimiento de la relación de capital adecuado en el respectivo trimestre, se deducirá, del capital primario de la matriz, el valor de las inversiones de capital y en bonos convertibles en acciones en filiales o subsidiarias en el exterior, con sus respectivas valorizaciones y ajustes de cambio y la institución sólo podrá acogerse, nuevamente, al esquema de consolidación un semestre después de la fecha en que tal hecho sea comunicado por la superintendencia.

Las entidades que se acojan al procedimiento de cálculo del capital adecuado con base en los estados financieros consolidados con subordinadas del exterior, quedan obligadas a cumplir con todos y cada uno de los aspectos aquí señalados, sin perjuicio de que en todo momento se verifique el cumplimiento de los demás controles de ley con base en la información reportada en los balances no consolidados en la forma prevista por las disposiciones vigentes.

2.1.1.6. Suspensión voluntaria de la consolidación. La corporación financiera que, habiéndose acogido a lo aquí dispuesto, decida suspender la determinación de su capital adecuado sobre la base de los estados financieros consolidados, lo podrá hacer, no sin antes manifestar dicha intención por lo menos con cuarenta y cinco (45) días calendario de anticipación a la fecha en que vaya a culminar un período trimestral. En todo caso, su nivel adecuado de capital para el corte del trimestre en que se produzca la manifestación, se determinará teniendo en cuenta el respectivo balance consolidado.

Una vez se defina la suspensión en el cálculo del capital adecuado sobre la base de un estado financiero consolidado, en lo sucesivo, el respectivo control de ley se determinará conforme a lo dispuesto en el primer párrafo del numeral 2.1.1.5 de la presente circular.

Podrá hacerse nueva manifestación, en el sentido de acogerse nuevamente al esquema de consolidación, después de transcurrido un semestre desde la fecha en que se tomó la decisión de suspender la consolidación de los estados financieros para la determinación del capital adecuado, caso en el cual se dará cumplimiento a lo establecido en el numeral 2.1.1.1 de la presente circular.

2.1.1.7. Papeles de trabajo. Los papeles de trabajo y, en general, la documentación soporte de los estados financieros consolidados deben archivarse y mantenerse a disposición de la Superintendencia Bancaria.

2.1.2. Determinación de los activos ponderados por su nivel de riesgo. Tanto a los activos que se establezcan como resultado del proceso de consolidación con filiales o subsidiarias del exterior, una vez eliminadas las “operaciones recíprocas”, como el activo diferido “exceso del costo de la inversión sobre el valor en libros”, se les aplicarán las categorías previstas en la Resolución 46 de 1991 de la Junta Monetaria, con el fin de determinar el porcentaje computable de su valor, y sin perjuicio de lo dispuesto en los siguientes subnumerales:

2.1.2.1. Las inversiones en bonos de los Estados Unidos de Norteamérica, Japón, Canadá, de los países miembros de la “Comunidad Económica Europea (CEE)” y de entidades multilaterales, se considerarán como pertenecientes a la categoría I.

2.1.2.2. Los créditos otorgados al gobierno colombiano o garantizados por él, corresponden a la categoría I. Igual tratamiento recibirán los créditos otorgados o garantizados por los gobiernos de los países enunciados en el subnumeral inmediatamente anterior.

2.1.2.3. Los bonos emitidos por entidades que permitan una alta seguridad y liquidez en el mercado internacional, con clasificación no inferior a A (standard and poors), AA o AAA (moodys investors service), así como también los préstamos a entidades financieras colombianas, se clasificarán en la categoría III.

2.1.2.4. La cartera restante, así como las inversiones distintas a las enunciadas anteriormente, sin excepción, se considerarán en la categoría V.

Para la clasificación y ponderación de los activos de las agencias en el exterior, se aplicarán los mismos criterios anteriormente señalados.

2.2. Sucursales y agencias. Como lo señala el artículo 8º de la Resolución 46 de 1991 expedida por la Junta Monetaria, los valores contabilizados en la cuenta 1904 —sucursales y agencias (del PUC) se ponderarán de acuerdo con la categoría a que corresponda el activo trasladado. En caso que existan saldos negativos en sus respectivas subcuentas, esto es, los que sean contrarios a la naturaleza de la cuenta (crédito), no se deducirán del total de activos ponderados por nivel de riesgo, sin perjuicio de las sanciones a que haya lugar por el incumplimiento de los instructivos contables en estas materias.

3. Cálculo del total de activos ponderados por riesgo. El valor total de los activos ponderados por su nivel de riesgo se obtiene mediante la siguiente operación:

Activos en categoría I - Provisiones categoría I = Total activos categoría I x 0.0 = A

Activos en categoría II - Provisiones categoría II = Total activos categoría II x 0.1 = B

Activos en categoría III - Provisiones categoría III = Total activos categoría III x 0.2 = C

Activos en categoría IV - Provisiones categoría IV = Total activos categoría IV x 0.5 = D

Activos en categoría V - Provisiones categoría V = Total activos categoría V x 1.0 = E

A + B + C + D + E = Total activos ponderados por nivel de riesgo.

El valor resultante de sumar el total de los activos ponderados por su nivel de riesgo es el que se tendrá en cuenta para la relación con el patrimonio técnico.

4. Patrimonio técnico. Según lo dispuesto en el artículo 2º de la Resolución 46 de 1991 de la Junta Monetaria, se considerará como patrimonio técnico de una corporación financiera, la suma de los capitales primario y secundario de la respectiva entidad, teniendo en cuenta que el capital secundario, si es mayor que el capital primario, sólo computa hasta por un valor igual al del capital primario (artículo 6º).

No obstante, la sumatoria de las valorizaciones computadas en la forma prevista por el artículo 5º de la citada norma, más el saldo de la cuenta de “revalorización del patrimonio”, más el valor de la capitalización de la cuenta de “revalorización del patrimonio”, cuando computan en el capital secundario, no podrá representar más del 50% del valor del capital primario.

El cálculo se realizará atendiendo los siguientes conceptos:

4.1. Capital primario. Los rubros patrimoniales y sus proporciones computables en la determinación del capital primario de las corporaciones financieras, son los que se relacionan a continuación, donde se han tenido en cuenta únicamente los rubros del plan único de cuentas para el sistema financiero que les son aplicables.

Las partidas que suman están precedidas de un signo más (+), mientras que las que restan se anteceden de un signo menos (-) y su proporción computable se encuentra entre paréntesis.

 

 

 

El valor total del capital primario resulta de sumar (o restar) cada uno de los conceptos, multiplicados por el porcentaje de su valor, señalados en el cuadro anterior.

No obstante, es conveniente hacer los siguientes comentarios en relación con la determinación del capital primario:

4.1.1. Ajuste en cambio. Toda vez que la diferencia en cambio no realizada hasta el 31 de diciembre de 1991 sólo constituirá ingreso en la medida en que se realicen o se vendan tales activos, sólo computará en el capital primario el saldo de la cuenta ajuste de cambios que corresponda a activos en moneda extranjera que conserve la respectiva institución financiera.

4.1.2. Utilidades del ejercicio. El valor de las utilidades del ejercicio en curso computa hasta en un porcentaje igual al de las utilidades que por disposición de la última asamblea ordinaria hayan sido capitalizadas o destinadas a incrementar la reserva legal, sin que pueda exceder del 50% de las utilidades del ejercicio anterior.

Las utilidades que no computan en el capital primario, se registrarán en el capital secundario.

No obstante lo anterior, computarán dentro del capital primario las utilidades del ejercicio en curso, cuando éstas deban destinarse a enjugar pérdidas acumuladas de la institución, hasta la concurrencia de dichas pérdidas, tal como lo dispone el literal i), del artículo 3º de la Resolución 46 de 1991.

En ese orden de ideas, sólo cuando la entidad no registre pérdidas de ejercicios anteriores, procederá a aplicar el porcentaje equivalente de las utilidades a que se ha hecho referencia anteriormente.

Para ilustrar de una manera más práctica lo establecido anteriormente, a continuación se señala el procedimiento que se efectúa para el correspondiente cálculo:

—Si existen pérdidas de ejercicios anteriores:

Se tomará el valor registrado en el código 36 —resultados del ejercicio—, cuando su valor corresponda a utilidades, hasta por un monto equivalente al registrado en el código 35 —resultados de ejercicios anteriores—, si éste registra pérdidas.

Si las pérdidas de ejercicios anteriores (código 35) son superiores a las utilidades del ejercicio, entonces computarán el valor total del código 36.

—Si no hay pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores:

Se tomará el valor del código 36 —resultados del ejercicio—, cuando éste corresponda a utilidades y se multiplicará por el porcentaje de utilidades, de ejercicios anteriores, que por disposición de la última asamblea ordinaria hayan sido capitalizadas o destinadas a incrementar la reserva legal.

Adicionalmente, se tomará el 50% del valor de las utilidades del ejercicio anterior y se comparará con la cifra obtenida de acuerdo con el procedimiento señalado en el párrafo anterior, de forma tal que computará el menor de los dos valores comparados.

Debe tenerse en cuenta que, conforme al numeral 3º del literal b), del artículo 4º de la Resolución 46 de 1991 de la Junta Monetaria, modificada por el artículo 2º de la Resolución 41 de 1992 expedida por la junta directiva del Banco de la República, no podrá computar, en el capital primario o secundario, según se trate, el monto de las utilidades del ejercicio equivalente al ingreso proveniente del dividendo en especie ajustado por el PAAG, cuando éste corresponda a capitalización de utilidades decretadas por la asamblea ordinaria de la sociedad receptora de la inversión, hasta el trimestre siguiente al cierre del ejercicio en el cual se haya causado dicho ingreso y, obviamente, se hubiese incrementado el valor de la inversión.

4.1.3. Utilidades no distribuidas del último ejercicio. Las utilidades no distribuidas correspondientes al último ejercicio contable se computarán durante el trimestre siguiente al cierre del respectivo ejercicio, dentro del capital primario en los siguientes casos:

a) Cuando la entidad registre pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores, hasta concurrencia de dichas pérdidas, y

b) Cuando la entidad no registre pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores, en una proporción equivalente al porcentaje de las utilidades líquidas del penúltimo ejercicio que hayan sido capitalizadas o destinadas a incrementar la reserva legal.

Vencido el período en que pueden computarse las utilidades dentro del capital primario, esto es, a partir del cuarto mes, los montos respectivos no distribuidos se computarán en el capital secundario junto con las utilidades no distribuidas de ejercicios anteriores.

Con el fin de aclarar los términos en que se efectúa este cómputo, a continuación se señala el procedimiento a seguir:

—Si hay pérdidas de ejercicios anteriores:

Si el código 35 —resultados de ejercicios anteriores—, registra pérdidas, computará, durante el trimestre siguiente al cierre del respectivo ejercicio el valor reportado como utilidades no distribuidas del último ejercicio, siempre y cuando éste sea menor o igual al valor de las pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores. En el evento en que el valor de las utilidades no distribuidas del último ejercicio sea mayor que el valor de las pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores (código 35), computarán las utilidades correspondientes, sólo en un monto equivalente al valor de las pérdidas; el exceso computará en el capital secundario.

—Si no hay pérdidas de ejercicios anteriores:

Se tomará el valor de las utilidades no distribuidas del último ejercicio y se multiplicará por el porcentaje de utilidades líquidas del penúltimo ejercicio que hayan sido capitalizadas o destinadas a incrementar la reserva legal.

El valor así obtenido da como resultado el monto a computar en el capital primario, durante el trimestre siguiente al cierre del respectivo ejercicio.

4.1.4. Revalorización del patrimonio. En atención al literal e) del artículo 3º de la Resolución 46 de 1991 de la Junta Monetaria, modificada por la Resolución 41 de 1992 de la junta directiva del Banco de la República, computará como capital primario el incremento observado durante el período contable (ejercicio en curso), en la cuenta de “revalorización del patrimonio” (código 3417 del PUC), excluido un monto equivalente al ajuste en el mismo período de los activos no monetarios denominados en moneda legal, vale decir, lo registrado durante el período en las cuentas 470513, 470517, 470518, 470519, 470575, 470590, 470591, 470592, 470593, 470595 y 470596.

Si la diferencia obtenida como resultado de la anterior exclusión es negativa, el citado incremento de la cuenta de “revalorización del patrimonio” computará en el capital secundario, a menos que la “revalorización del patrimonio” del ejercicio sea negativa (saldo débito), en cuyo caso ésta y los saldos del ejercicio anterior de la misma, se deducirán del capital primario, en los términos del literal g) del artículo 4º de la citada norma.

Para estos efectos deberá entenderse que el ajuste a los activos no monetarios denominados en moneda legal comprende el ajuste por inflación que, conforme a la dinámica del plan único de cuentas, se efectúa a los activos no monetarios y que se registra en el código 4705 (subcuenta correspondiente) ajustes por inflación —corrección monetaria PAAG—, con cargo a la respectiva cuenta del activo. En consecuencia no incluye el ajuste de activos en moneda extranjera o denominados en otra unidad de cuenta (v. gr. UPAC) o con pacto de reajuste.

Así mismo computa, en el capital primario, el monto de la cuenta de revalorización del patrimonio del ejercicio anterior, que haya computado como capital primario al cierre correspondiente, conforme a las reglas previstas en el literal f) del artículo 3º de la Resolución 46 de 1991, esto es, aquel valor positivo de la cuenta 3417, cuya diferencia, una vez excluidos los valores de las subcuentas 470513, 470517, 470518, 470519, 470575, 470590, 470591, 470592, 470593, 470595 y 470596, sea igualmente positiva.

4.1.5. Inversiones en entidades vigiladas por la Superintendencia Bancaria. De acuerdo con lo establecido en los literales b) y c) del artículo 4º de la Resolución 46 de 1991 de la Junta Monetaria, se deducirán del capital primario el valor de las inversiones de capital, ajustadas por el PAAG y netas de provisiones, y el valor de las inversiones en bonos obligatoriamente convertibles en acciones emitidos desde enero 1º de 1990 en entidades sometidas al control y vigilancia de la Superintendencia Bancaria y, en concordancia con el parágrafo 1º del artículo 8º de la misma norma, no computarán dentro de los activos de riesgo.

No obstante, no se deducen del capital primario las siguientes inversiones de capital:

a) Las realizadas en el fondo para el financiamiento del sector agropecuario —Finagro— por mandato de la ley por los establecimientos de crédito que forman parte del sistema nacional de crédito agropecuario;

b) Las inversiones realizadas en otra institución financiera para adelantar un proceso de adquisición, hasta por un término máximo de tres meses, de conformidad con las normas que regulan la materia. En caso que no fuere posible la adquisición, este término se extenderá durante el plazo establecido para que la entidad se fusione o enajene las acciones respectivas, en los términos del artículo 63, numeral 2º del estatuto orgánico del sistema financiero, y

c) Las inversiones que se efectúen en instituciones financieras no se descontarán del capital primario siempre y cuando correspondan a los dividendos decretados en acciones por parte de las entidades receptoras de la inversión. En consecuencia, tampoco computarán como parte de las utilidades del ejercicio, en los términos del literal i) del artículo 3º de la Resolución 46 en comento (numeral 4.1.2 del presente instructivo), en el capital primario o secundario según se trate, el valor correspondiente al dividendo en especie ajustado por el PAAG.

Esta excepción es de carácter temporal, mientras la sociedad pueda capitalizar, durante el ejercicio social siguiente, las utilidades derivadas de ese ingreso.

Dado que, según lo establece el parágrafo 1º del artículo 8º de la Resolución 46 de 1991, cuando las inversiones de capital se deducen ... “para efectuar el cálculo del capital primario, no se computarán para efectos de la determinación del total de activos ponderados por riesgo” ..., se entiende que computando en estos eventos las inversiones a que se ha hecho referencia en este numeral, deberán igualmente ponderar dentro del total de los activos de riesgo.

4.1.6. Inversiones en instituciones financieras del exterior. Las corporaciones financieras que no presenten balances consolidados, para los fines del cálculo de la relación en cuestión (independientemente de su deber de presentar dichos estados para propósitos de revelación financiera según la Circular Externa 110 de 1989 y demás normas que la adicionen o modifiquen), restarán en el cálculo de su capital primario el 100 de las acciones o bonos convertibles en acciones de instituciones financieras del exterior, se trate de sociedades subordinadas (filiales o subsidiarias) o no, así como la totalidad de las valorizaciones y ajustes de cambio derivados de dichas inversiones. Para aquellas corporaciones financieras que presenten balances consolidados sólo restarán del cómputo del capital primario las inversiones en acciones y bonos obligatoriamente convertibles en acciones de instituciones financieras en el exterior diferentes a las sociedades consolidadas, así como la totalidad de las valorizaciones y ajustes de cambio que se deriven de estas inversiones.

4.1.7. Cómputo del capital primario en los estados financieros consolidados. Para los propósitos de consolidación de los balances, además de los rubros patrimoniales y sus proporciones computables señaladas taxativamente en la Resolución 46 de 1991, el capital primario comprenderá:

a) Tanto la utilidad generada por las filiales en el exterior, como la “utilidad o pérdida realizada en la adquisición de la (s) inversión (es)”, las cuales recibirán el tratamiento contemplado en el artículo 3º, literales h) e i), respectivamente, de la Resolución 46 de 1991, en cuanto se refiere al porcentaje computable como capital primario o secundario, según sea el caso. Para efectos de la determinación del capital adecuado, el concepto de utilidad hace referencia a la generada por el grupo económico, y

b) El 50% de la cuenta “ajuste por conversión de estados financieros”, resultante de la consolidación.

4.1.8. Capitalización de la cuenta de revalorización del patrimonio. Conforme lo establece el literal f), del artículo 4º de la Resolución 46 de 1991 de la Junta Monetaria, modificada por la Resolución 41 de 1992 de la junta directiva del Banco de la República, se deducirá del capital primario el valor de la capitalización de la cuenta de revalorización del patrimonio, en una cuantía equivalente al ajuste de los activos no monetarios denominados en moneda legal correspondiente al ejercicio cuya revalorización patrimonial se capitaliza, hasta cuando los activos correspondientes sean enajenados total o parcialmente y siempre y cuando se establezca contablemente el valor ajustado de los activos y su costo histórico.

De otra parte, para efectos de lo establecido en la antedicha norma, por incremento de la cuenta de “revalorización del patrimonio” del período deben entenderse todos los abonos efectuados en el curso del ejercicio a la cuenta revalorización del patrimonio (código 3417 del PUC). Conviene precisar que las entidades deben identificar, para cada activo individualmente considerado, el valor del ajuste correspondiente.

4.2. Capital secundario. Los rubros patrimoniales y sus proporciones computables en la conformación del capital secundario de las corporaciones financieras son los que se relacionan a continuación, donde se han tenido en cuenta únicamente los rubros del plan único de cuentas que les son aplicables.

Al igual que en el caso del capital primario, las partidas que suman están precedidas de un signo más (+), mientras que las que restan se anteceden de un signo menos (-) y su proporción computable se encuentra entre paréntesis.

 

 

El valor total del capital secundario resulta de sumar (o restar) cada uno de los conceptos, multiplicados por el porcentaje de su valor señalados en el cuadro anterior.

En materia de la conformación del capital secundario, se deberán atender las siguientes observaciones:

4.2.1. Boceas. Para los efectos de obtener el monto del capital secundario, se entiende por bonos obligatoriamente convertibles en acciones aquellos que, en caso de liquidación de la entidad, su pago se encuentre subordinado a la cancelación de los demás pasivos externos de la misma, deducido el descuento en su colocación y los intereses pagados por anticipado. Se entiende por emitidos con anterioridad a enero 1º de 1990, aquellos cuya oferta se haya hecho antes de la fecha señalada, independientemente de que los mismos hayan sido colocados con posterioridad a ella.

4.2.2. Valorizaciones. Las valorizaciones serán objeto de un estricto control por parte de la Superintendencia Bancaria, de acuerdo con los instructivos vigentes y las modificaciones o reformas que en adelante se incorporen. Es entendido, en todo caso, que el registro contable de una valorización implicará para la superintendencia la facultad de solicitar a las entidades los reavalúos que estime convenientes.

5. Determinación del patrimonio técnico. El cálculo matemático del patrimonio técnico se efectuará conforme al siguiente procedimiento, con el fin de establecer la relación 12:1.

Si capital secundario > capital primario, entonces: patrimonio técnico = capital primario X 2

Si capital secundario < o = capital primario, entonces: patrimonio técnico = capital primario + capital secundario

Si capital primario < o = 0, entonces: patrimonio técnico = 0

6. Ajustes por inflación de los activos - código 8146. Conviene resaltar que el código 8146 refleja el valor acumulado, neto de provisiones, depreciaciones y amortizaciones, de los ajustes por inflación, de acuerdo con el PAAG mensual, de cada uno de los activos no monetarios que permanecen en poder de la entidad, esto es, que aún se registran en el balance; vale decir, que cuando se presenten retiros de activos que han sido ajustados, el valor correspondiente a su ajuste se restará del código en comento. Acorde con lo anterior, en tanto las entidades registren en determinado período retiros de activos ajustados, los incrementos netos que se observen en los códigos 8146XX no podrán coincidir con los efectuados en los códigos 4705XX.

Igualmente, en cuanto hace referencia a la cuenta 8149 capitalización por revalorización del patrimonio, ésta registra el incremento del capital social de la entidad como consecuencia de la capitalización de la cuenta de revalorización del patrimonio (3417), y por lo tanto el valor contabilizado en el código 8246 ajustes por inflación - patrimonio, deberá reducirse en el monto capitalizado y registrado en la cuenta 8149.

7. Sanciones

7.1. Monto. En concordancia con lo dispuesto por el artículo 83, numeral 1º del estatuto orgánico del sistema financiero, la Superintendencia Bancaria impondrá, por incumplimiento de la relación máxima entre los activos ponderados por su nivel de riesgo y el patrimonio técnico, una multa a favor del Tesoro Nacional por el equivalente al 3.5% del defecto patrimonial que se presente mensualmente, sin exceder, respecto de cada incumplimiento, del 1.5% del patrimonio requerido para dar cumplimiento a la relación aludida.

7.2. Explicaciones. En el evento en que una corporación financiera presente excesos en la relación activos ponderados por nivel de riesgo/patrimonio técnico, deberá adjuntar a los estados financieros del mes correspondiente, dentro del término previsto en las disposiciones legales para la remisión de los mismos, las explicaciones que en su parecer fundamenten los motivos que originaron el exceso respectivo, a efecto de que este despacho pueda evaluar la existencia de circunstancias que, eventualmente, constituyan causales de exoneración de responsabilidad, sin perjuicio de la obligación de contabilizar una provisión por el valor equivalente al monto total de la sanción respectiva, previa liquidación privada, en los términos señalados en el código 2860 del plan único de cuentas para el sistema financiero.

8. Limitación al crecimiento del nivel de los activos ponderados por riesgo. En el evento en que se presente incumplimiento en la relación máxima permitida entre los activos ponderados por su nivel de riesgo y el patrimonio técnico, todo aumento del nivel de dichos activos por encima del que hubieren presentado al último día hábil del período de incumplimiento se califica como práctica no autorizada o insegura, en los términos del subnumeral 19 del numeral 3º del artículo 325 del estatuto orgánico para el sistema financiero.

En consecuencia, el incremento en el volumen total de activos sólo podrá estar representado en activos que se clasifiquen en la categoría I, de manera que no se produzca aumento adicional en el exceso en la relación de activos ponderados por su nivel de riesgo y el patrimonio técnico.

9. Cálculo del capital adecuado. Para la determinación del capital adecuado a que hace referencia esta circular y conforme las indicaciones que en la misma se han señalado, se deberán tener en cuenta los saldos o movimientos, según el caso, de los valores registrados en el plan único de cuentas para el sistema financiero o reportados en la unidad de captura 1 del formato único de cuentas NO PUC (anexo F. 0000-06 formato 099 para su transmisión vía módem), así como en la proforma F.1100-01 balance general consolidado con subordinadas en el exterior para el cómputo del ajuste por conversión de estados financieros, en aquellos casos en que se presenten balances consolidados.

En razón a lo anterior, este despacho exhorta a las entidades destinatarias de la presente circular para que los reportes de la información a que hace referencia tanto el anexo F.0000-06 como la proforma F.1100-01 se envíen con la oportunidad debida y su contenido obedezca a la realidad contable o financiera que la sustenta.

10. Vigencia y derogatorias. La presente circular deroga las Circulares Externas 035 de 1991, 007 y 020 de 1992 emitidas por esta superintendencia, así como las instrucciones que le sean contrarias y rige a partir de la fecha de su publicación.

________________________________