CIRCULAR EXTERNA 29 DE 1996 

(Abril 2)

(Nota: Derogada por la Circular Externa 55 de 1996 de la Superintendencia Bancaria)

Con el objeto de valorar las inversiones de renta variable en las administradoras de fondos de pensiones y cesantías, la Superintendencia Bancaria propone un método general de valoración basado en flujos de fondos descontados.

La presente circular rige a partir de la fecha de su publicación, modifica en lo pertinente a la Circular 25 del 29 de marzo de 1996 y se incorpora a la Circular 100, capítulo 1 evaluación de inversiones.

(...) la unidad que calcule la entidad fiduciaria o la sociedad administradora, según el caso, correspondiente al día inmediatamente anterior.

3.2. Método general para la valoración de inversiones de renta variable en las administradoras de fondos de pensiones y cesantía. La Resolución 200 de 1995 establece en el capítulo III, artículo 16 numeral 1º inversiones que se cotizan en bolsas de valores del país, literal b), que las inversiones de baja o mínima bursatilidad o sin ninguna cotización se valorarán por su valor intrínseco o ii) “por un método general que refleje en forma adecuada el valor económico de la inversión, el cual deberá ser previamente autorizado mediante actos de carácter general por la Superintendencia Bancaria”.

En el caso de las inversiones en las administradoras de fondos de pensiones y cesantía, la Superintendencia Bancaria propone como método alternativo de valoración el valor descontado de los flujos de fondos.

La Superintendencia Bancaria aceptará las valoraciones efectuadas con base a flujos de fondos descontados que cumplan con los siguientes supuestos:

3.2.1. Supuestos generales. El horizonte de proyección deberá ser de 10 años partiendo del año que sirve de base para la valoración. Para determinar el valor residual del flujo de fondos, se deberá dividir el valor del flujo del último año sobre la misma tasa de descuento aplicada para todo el flujo.

Las proyecciones deberán presentarse a precios corrientes o nominales.

La tasa de inflación utilizada en la proyección de flujos de fondos corresponderá a las proyecciones oficiales del Departamento Nacional de Planeación. Para los años en que no existan tales proyecciones, las administradoras deberán utilizar la última tasa de inflación proyectada por el Departamento Nacional de Planeación.

La tasa impositiva utilizada en la proyección de flujos de fondos será la definida por la ley y vigente para las administradoras de fondos de pensiones y cesantías en el momento de realizar la valoración.

3.2.2. Proyección para fondos de pensiones, supuestos específicos.

3.2.2.1. Afiliados. Con el objeto de determinar el mercado de nuevos afiliados de los fondos de pensiones es necesario tomar en cuenta el crecimiento anual de la población total, la población en edad de trabajar y la población económicamente activa. A continuación se define cada uno de estos términos.

3.2.2.1.1. Definiciones de población. La población total, PT (ver anexo 1)1 está compuesta por la población en edad de trabajar, PET y la población que no está en edad de trabajar, PNET.

(1) PT = PET + PNET

Con el objeto de determinar el número de afiliados, las administradoras de fondos de pensiones y cesantías podrán proyectar la población total con la tasa de crecimiento implícita en la proyección realizada por el DANE.

La población en edad de trabajar, PET, está compuesta por la población económicamente activa, PEA, más la población económicamente inactiva, PEI. La primera se define como la población que ejerce o busca ejercer alguna actividad económica y la segunda es considerada como la población que no desea o no puede desempeñar ninguna actividad económica. Las cifras del DANE indican que en promedio a partir de 1986 la población en edad de trabajar es igual al 70.87% de la población total.

(2) PET = PEA + PEI

La población económicamente activa en la última década representa en promedio el 60.18% de la población en edad de trabajar.

3.2.2.1.2. Cobertura. Se define la cobertura como las personas cubiertas por algún tipo de seguridad social y se calcula como porcentaje de la población económicamente activa, por cuanto esta última recoge el número de personas ocupadas en alguna actividad económica.

(...) Actualmente, la cobertura de los regímenes de seguridad social en Colombia alcanza el 32.9%. La Superintendencia Bancaria considera conveniente asumir un crecimiento del 2.55% anual, crecimiento promedio anual superior al crecimiento anual de la población económicamente activa en la última década.

3.2.2.1.3. Nuevos afiliados. Se define como nuevos afiliados aquellos que entran a formar parte por primera vez del sistema de seguridad social. Según lo observado desde la creación del nuevo régimen de seguridad social, de estos nuevos afiliados el 80% ingresa a los fondos privados y el 20% restante se afilia al Instituto de Seguros Sociales.

3.2.2.1.4. Traslados de afiliados del Instituto de Seguros Sociales a los fondos privados de pensiones. Una fuente importante de afiliados para cualquier entidad del sistema de seguridad social es la transferencia de afiliados entre los diferentes tipos de regímenes. El traslado de afiliados del Instituto de Seguros Sociales y de las cajas del orden nacional, departamental y municipal constituye la segunda fuente de afiliados para las administradoras de fondos de pensiones y cesantías.

La evaluación de la Superintendencia Bancaria muestra que la tasa de desafiliación del Instituto de Seguros Sociales y de las cajas crece en forma decreciente. Esta superintendencia considera prudente asumir una tasa de desafiliación igual al 5% entre 1995 y 1998, 4% entre 1999 y el 2000 y al 3% a partir del 2001.

3.2.2.1.5. Mercado de afiliados a los fondos de pensiones. Los nuevos afiliados que ingresan a los fondos privados y los que se trasladan del Instituto de Seguros Sociales y las cajas se repartirán de acuerdo con la participación real de cada fondo en el mercado de afiliados a la fecha de la valoración. El número resultante de afiliados deberá ingresar a cada fondo distribuido de forma uniforme entre los 12 meses del año.

3.2.3. Ingresos de los fondos de pensiones. Los ingresos de los fondos de pensiones dependen de la comisión por administración, el salario promedio, el factor de no cotización y los rendimientos de los ingresos por comisión reportados por cada entidad.

3.2.3.1. Porcentaje de comisión por administración y prima de seguros. El porcentaje de comisión por administración será determinado por cada administradora de fondos de pensiones y cesantías y deberá corresponder a la última comisión reportada a la Superintendencia Bancaria; lo mismo ocurrirá con la prima de seguros. Es importante anotar que la comisión por administración más la prima de seguros no debe sobrepasar el límite establecido del 3.5%.

3.2.3.2. Salario. Cada administradora calculará sus ingresos por comisión basada en el salario promedio ponderado derivado de su estructura de afiliados y de acuerdo al último reporte presentado a la Superintendencia Bancaria.

3.2.3.2.1 Proyección de salario. Los salarios se proyectarán con la inflación del año anterior según las proyecciones del Departamento Nacional de Planeación más el 2% anual por concepto de incrementos en productividad.

3.2.3.3. Factor de no cotización. El factor de no cotización es el porcentaje de afiliados que ingresan a un fondo pero no realizan su aporte mensual y por ende no generan comisiones por administración. Se observa que este factor presenta un máximo del 15% del total de afiliados a los fondos de pensiones al año.

3.2.3.4. Rendimientos. La tasa de rendimiento de los ingresos por comisión para el año base corresponderá para cada año a la sumatoria entre la tasa de inflación proyectada por el Departamento Nacional de Planeación y el diferencial obtenido entre la rentabilidad promedio reportada de los últimos 12 meses para cada fondo y la tasa de inflación acumulada los últimos 12 meses. Para los años siguientes se adicionará el diferencial mencionado anteriormente a la inflación estimada de cada año.

3.2.4. Proyección para fondos de cesantías. Supuestos específicos.

3.2.4.1. Afiliados. En los fondos de cesantías se observa una alta estacionalidad del número de afiliados a lo largo del año. El número de afiliados es más alto en el mes de febrero por los aportes hechos por las empresas para el pago de las cesantías. Se ha estimado que el número de afiliados a los fondos de cesantías crece a razón del 61.4% anual de la tasa de crecimiento de afiliados del año anterior.

El crecimiento de afiliados a los fondos de cesantías se repartirá de acuerdo con la participación real de cada fondo en el mercado en el momento de la valoración.

3.2.5. Ingresos de los fondos de cesantías. Los ingresos de los fondos de cesantía dependen del número de afiliados, del salario promedio y de los rendimientos de los ingresos por comisión.

(...) 3.2.5.1. Porcentaje de comisión por administración. El porcentaje de comisión por administración es igual al 4% de un salario al año por afiliado al fondo de cesantía.

3.2.5.2. Salario. Cada administradora calculará sus ingresos por comisión basados en el salario promedio ponderado derivado de su estructura de afiliados y de acuerdo con el último reporte presentado a la Superintendencia Bancaria.

3.2.5.3. Proyección de salarios. Los salarios se proyectarán con la inflación del año anterior según las proyecciones del Departamento Nacional de Planeación más el 2% anual por concepto de incrementos en productividad.

3.2.5.4. Rendimientos. La tasa de rendimiento de los ingresos por comisión para el año base corresponderá para cada año a la sumatoria entre la tasa de inflación proyectada por el Departamento Nacional de Planeación y el diferencial obtenido entre la rentabilidad promedio reportada de los últimos 12 meses para cada fondo y la tasa de inflación acumulada los últimos 12 meses. Para los años siguientes se adicionará el diferencial mencionado anteriormente a la inflación estimada de cada año.

3.2.6. Gastos. Los gastos serán determinados por la administradora de fondos de pensiones y cesantía de acuerdo con sus políticas de inversión en publicidad, gastos de personal y ventas entre otros. No obstante, la proyección de los gastos deberá reflejar la estructura establecida para éstos en el plan único de cuentas.

3.2.7. Tasa de descuento de flujos. La tasa de descuento de los flujos de fondos deberá ser la sumatoria de la tasa básica con plazo a 1 año escogida por la entidad y un margen financiero. La tasa de descuento resultante deberá representar el costo de oportunidad promedio del mercado.

3.2.8. Valor de la acción. Una vez obtenido el valor presente de los flujos de fondos descontados, se procederá a dividirlo por el número de acciones suscritas y pagadas por la administradora de fondos de pensiones y cesantía con el objeto de determinar el valor unitario de cada una de ellas.

3.2.9. Fusiones. En el caso de una fusión entre administradoras de fondos de pensiones y cesantía, se seguirán las normas estipuladas por el estatuto orgánico del sistema financiero y el ajuste de los flujos se efectuará de acuerdo con las recomendaciones que en su momento realice la Superintendencia Bancaria.

3.2.10. Frecuencia de valoración. La valoración a partir de los flujos de fondos descontados de las administradoras de fondos de pensiones y cesantía deberá actualizarse cada doce meses partiendo de los supuestos presentados en esta circular y su metodología estará sujeta a la aprobación de la Superintendencia Bancaria.

4. Tratamiento contable de las inversiones.

4.1. Contabilización de las inversiones negociables. Con el propósito de dar cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 1º del Decreto 2336 de 1995, “por el cual se reglamentan parcialmente los artículos 271 y 272 del estatuto tributario, modificados respectivamente por los artículos 106 y 108 de la Ley 223 del 20 de diciembre de 1995”, para el registro de las inversiones negociables deben emplearse las instrucciones contenidas en la Circular Externa 017 del 15 de marzo de 1995 o en las normas que la modifiquen o adicionen.

Para efectos del tratamiento contable de las inversiones negociables de renta variable en acciones poseídas a marzo 31 de 1995, las entidades podrán optar por el siguiente procedimiento:

La utilidad o pérdida derivada de la primera valoración, se determinará como la diferencia entre el valor de mercado y el valor registrado a la misma fecha incluyendo los saldos de valorizaciones y provisiones existentes. La utilidad o pérdida se deberá determinar para cada tipo de inversión y tratar en forma individual como se describe a continuación:

Si el resultado de la valoración genera una utilidad, ésta se registrará como superávit por valorizaciones de inversiones negociables de renta variable. Este valor se deberá amortizar en alícuotas mensuales así: 20% en el año 1995, 40% en 1996 y el 40% restante en 1997.

Si el resultado de la primera valoración genera pérdida, ésta se imputará, en primera instancia al superávit por valorización registrado de la correspondiente inversión hasta (...).

NOTA: El anexo 1 población total 1985-2000 puede ser solicitado en la Superintendencia Bancaria.

(Nota: Derogada por la Circular Externa 55 de 1996 de la Superintendencia Bancaria)

______________________________