CIRCULAR EXTERNA 32 DE 2001 

(Julio 19)

Ref.: Capítulo III bienes recibidos en pago de la Circular Externa 100 de 1995.

Este despacho en uso de sus facultades legales y en especial de las que le confieren los literales a) y b) del numeral 3º del artículo 326 del Estatuto Orgánico del Sistema Financiero, ha considerado oportuno modificar el Capítulo III —bienes recibidos en pago—, de la circular básica contable y financiera.

La presente circular rige a partir de la fecha de su publicación y modifica en lo pertinente la Circular Externa 100 de 1995, para lo cual se anexan las páginas que sufren modificación.

N. del D.: Esta Circular Externa va dirigida a representantes legales y revisores fiscales de entidades vigiladas.

Anexo

Capítulo III

Bienes recibidos en pago

1. Constitución de provisiones.

Deberán constituirse provisiones individuales sobre toda clase de bienes recibidos en pago, a partir de la recepción del bien, de la siguiente manera:

1.1. Si se trata de un bien inmueble y su valor comercial al momento de la dación es igual o superior al saldo insoluto de la deuda no provisionada, deberá provisionarse el 80% del valor del bien dentro de los 18 meses contados a partir del séptimo mes en que se perfeccione la dación en pago. Tal provisión se hará en 18 alícuotas mensuales iguales.

Si el valor comercial del inmueble no alcanzare a cubrir el saldo insoluto de la deuda no provisionada, la diferencia se llevará de inmediato al estado de resultados de la entidad y el 80% del valor del inmueble se provisionará dentro de los 18 meses siguientes contados a partir del séptimo mes en que se perfeccione la dación en pago. Tal provisión se hará en 18 alícuotas mensuales iguales.

1.2. Si se trata de un bien inmueble destinado a vivienda, deberá constituirse una provisión equivalente a la máxima pérdida esperada en la posterior venta del mismo. Las entidades vigiladas deberán estimar este valor de acuerdo con una metodología aprobada por la Superintendencia Bancaria. De no contar con un modelo debidamente aprobado para este propósito, a partir del 30 de junio de 2002 las entidades deberán mantener provisiones por este concepto equivalentes al 30% del valor comercial del inmueble.

Aquellas entidades que antes de la fecha mencionada presenten un nivel promedio de provisiones sobre este tipo de bienes por un valor inferior al 30% del valor comercial total de los mismos, deberán ajustar gradualmente el faltante de acuerdo con la fórmula siguiente:

30% del valor comercial de los inmuebles destinados a vivienda -provisión observada

Número de meses restantes (hasta el 30 de junio de 2002)

El valor comercial de los bienes inmuebles recibidos en dación de pago, a su vez, deberá actualizarse de acuerdo con una metodología aprobada por la Superintendencia Bancaria. Si la entidad vigilada no cuenta con un modelo aprobado para este propósito, deberán utilizarse los índices de precios de vivienda calculados por el Departamento Nacional de Planeación para ajustar trimestralmente estos valores. Al aplicar esta última metodología estándar, deberá considerarse la ubicación geográfica y el estrato correspondiente al inmueble.

1.3. Si se trata de un bien mueble y su valor comercial al momento de la dación es igual o superior al saldo insoluto de la deuda no provisionada, deberá provisionarse el 100% del valor del bien dentro de los 24 meses contados a partir de la fecha de la dación en alícuotas mensuales iguales.

Si el valor comercial del bien mueble no alcanzare a cubrir el saldo insoluto de la deuda no provisionada, la diferencia se llevará de inmediato al estado de resultados de la entidad y el 100% del valor del mueble se provisionará dentro de los 24 meses contados a partir de la fecha de la dación en alícuotas mensuales iguales.

En cualquier caso la autorización de la Superintendencia Bancaria para prorrogar el plazo de enajenación de los bienes recibidos en dación pago no significará una ampliación del plazo para constituir provisiones ni tampoco para reversar las que estuvieran constituidas.

1.4. Norma transitoria.

Las provisiones de los bienes que hayan sido recibidos en pago antes del 1º de julio de 1999 se hará de la siguiente manera:

a. Durante los primeros dos años contados a partir de la fecha de la dación, podrán mantenerse en los balances por el valor en que estuvieren contabilizados al 30 de junio de 1999 y sin constituir provisiones. Vencido dicho término comenzarán a provisionarse dentro de los dos (2) años siguientes en alícuotas mensuales hasta completar el ochenta por ciento (80%) del valor del bien tratándose de inmuebles o el cien por ciento (100%) en caso de bienes muebles.

b. Los bienes respecto de los cuales se han otorgado prórrogas para su venta por parte de la Superintendencia Bancaria se provisionarán dentro del término de la prórroga en el veinticinco por ciento (25%) del valor del bien y dentro del año siguiente deberán provisionarse hasta completar el ochenta por ciento (80%) del valor del bien en el caso de inmuebles o el cien por ciento (100%) en el caso de muebles.

c. Los bienes que se encuentren provisionados en el 75% de su valor, deberán al 30 de junio de 2000, tener una provisión equivalente al ochenta por ciento (80%) del valor del bien tratándose de inmuebles o el cien por ciento (100%) en caso de bienes muebles.

Esta norma transitoria no aplicará para el caso de bienes inmuebles destinados a vivienda.

2. Traslado contable de bienes recibidos en pago.

Las entidades vigiladas podrán contabilizar como activos fijos, bienes recibidos en pago, cuando éstos sean necesarios para el giro ordinario de sus negocios y se respeten los límites de inversiones en activos fijos, y siempre que, tratándose de inmuebles, la entidad no se encuentre sujeta al régimen de autorización previa, evento en el cual es menester obtener ésta.

3. Información a la superintendencia.

Las entidades deberán mantener a disposición de esta Superintendencia la siguiente información:

— Fecha de recepción del bien,

— Descripción y valor por el cual fue recibido el bien,

— Avalúo comercial,

— Valor de la deuda,

— Número de la obligación,

— Provisiones constituidas y

— Prórrogas concedidas.

4. Aspectos a tener en cuenta para la totalidad de los bienes recibidos en pago .

4.1. Las anteriores reglas serán aplicables siempre que, de acuerdo con el avalúo de tales bienes, no haya lugar a constituir una provisión mayor.

4.2. Los ajustes por inflación que se realicen a partir del primero de julio de 1999 sobre todos los bienes recibidos en pago se deberán provisionar en su totalidad en forma simultánea al registro de los mismos.

4.3. Los avalúos que se efectúen sobre los bienes recibidos en pago no podrán ajustarse por el PAAG ni por otros indicadores y su valor se mantendrá hasta tanto se obtenga un nuevo avalúo.

5. Intereses recibidos por anticipado en especie.

Las daciones en pago recibidas para la cancelación anticipada de intereses de una obligación, deberán provisionarse en los porcentajes establecidos en los numerales 1.1 y 1.3 de la presente norma, en el mismo plazo en que hubieran debido pagarse.

________________________