CIRCULAR EXTERNA 4 DE 1999

 

CIRCULAR EXTERNA 4 DE 1999 

(Enero 20)

Ref.: Modificación al régimen de inversión de los fondos de pensiones obligatorias.

En desarrollo de la facultad consagrada en el artículo 100 de la Ley 100 de 1993, esta superintendencia ha considerado necesario señalar requisitos especiales para algunas inversiones admisibles y modificar ciertos límites globales de inversión.

Para ello, las sociedades administradoras de fondos de pensiones podrán convenir con la Superintendencia Bancaria un programa orientado a ajustar las inversiones de los respectivos fondos, en los eventos en que de acuerdo con los estados financieros correspondientes al 31 de enero de 1999, tales inversiones no se adecuen a lo dispuesto en el presente instructivo. Dicho programa deberá ser presentado ante la Superintendencia Bancaria a más tardar con los estados financieros de esa misma fecha y será aprobado en los términos y condiciones que ésta establezca.

En caso de que la Superintendencia Bancaria verifique el incumplimiento de cualquiera de las condiciones, metas o compromisos del programa, impondrá a las sociedades administradoras de fondos de pensiones las sanciones correspondientes en la forma ordinaria, sin considerar el hecho de la ejecución parcial o incompleta del programa y sin perjuicio de las demás sanciones o medidas administrativas a que haya lugar.

En tal virtud, esta superintendencia estima conveniente modificar los subnumerales 1.1, 1.2 y 1.4 del capítulo cuarto, título IV, de la circular básica jurídica —Circular Externa 007 de 1996— para lo cual se anexan las hojas correspondientes.

La presente circular rige a partir de la fecha de su publicación en el Diario Oficial.

TÍTULO CUARTO

Entidades administradoras de pensiones y cesantías

CAPÍTULO CUARTO

Régimen de inversiones

1. Régimen de inversiones con los recursos de los fondos de pensiones obligatorias. Con el propósito de que los recursos del sistema general de pensiones se encuentren respaldados por inversiones que cuenten con la requerida seguridad, rentabilidad y liquidez, las sociedades que administren fondos de pensiones deberán realizar tales inversiones en las condiciones y con sujeción a los límites que a continuación se establecen:

1.1. Inversiones admisibles. Los recursos de los fondos de pensiones se podrán invertir en los títulos y activos que a continuación se señalan:

a) Títulos de deuda pública interna, emitidos o garantizados por la Nación;

b) Títulos de deuda pública externa, emitidos o garantizados por la Nación;

c) Otros títulos de deuda pública emitidos de conformidad con el Decreto 2681 de 1993 o las normas que lo modifiquen o adicionen;

d) Títulos emitidos por el Banco de la República;

e) Acciones con alta liquidez bursátil, acciones adquiridas en desarrollo de procesos de privatización o con ocasión de la capitalización de entidades donde el Estado tenga participación y acciones de entidades cuyo objeto social sea exclusivamente invertir en empresas en las que el Estado tenga participación y sus respectivos bonos obligatoriamente convertibles en acciones;

f) Acciones con media liquidez bursátil y sus respectivos bonos obligatoriamente convertibles en acciones;

g) Acciones con baja y mínima liquidez bursátil y sus respectivos bonos obligatoriamente convertibles en acciones;

h) Títulos emitidos, avalados, aceptados o garantizados por instituciones financieras;

i) Papeles comerciales y bonos;

j) Títulos derivados de procesos de titularización, siempre y cuando los activos subyacentes al proceso se encuentren autorizados dentro de las inversiones admisibles del presente régimen.

Sin embargo, para los efectos de este literal se entenderá que no se pueden adquirir títulos provenientes de un proceso de titularización, cuando los activos subyacentes sean los títulos a que se refieren los literales l) y m) del presente subnumeral;

k) Títulos derivados de procesos de titularización de cartera hipotecaria;

l) Títulos de contenido crediticio derivados de procesos de titularización cuyos activos subyacentes no se encuentren autorizados dentro de las inversiones admisibles del presente régimen;

m) Títulos mixtos y de participación derivados de procesos de titularización de fondos inmobiliarios y de fondos de obras de infraestructura y servicios públicos; y en aquellos títulos derivados de procesos de titularización cuyos activos subyacentes consistan en bienes inmuebles;

n) Activos financieros emitidos o aceptados por entidades bancarias del exterior, bonos inscritos en alguna de las bolsas de valores reconocidas internacionalmente, emitidos por organismos multilaterales, gobiernos extranjeros o entidades públicas extranjeras con garantía de su gobierno. La Superintendencia de Valores determinará las bolsas a las que se refiere el presente literal;

ñ) Participaciones en fondos mutuos de inversión internacionales que inviertan exclusivamente en bonos;

o) Compras de índices bursátiles, incluyendo posiciones largas en los futuros de los mismos, de las bolsas de valores que determine la Superintendencia de Valores para los efectos previstos en el literal n) del presente subnumeral. No obstante, serían admisibles posiciones cortas en este tipo de contratos únicamente para efectos de liquidación de la operación;

p) Participaciones, hasta por un 5% del valor del fondo de pensiones, en fondos comunes ordinarios y fondos comunes especiales administrados por sociedades fiduciarias y constituidos como patrimonios autónomos cuyos activos subyacentes sean los autorizados en este régimen;

q) Descuentos de actas de contratos estatales, siempre y cuando el cumplimiento de las obligaciones de la entidad se encuentre garantizado por un establecimiento de crédito o una entidad aseguradora. En este caso, la garantía otorgada por la entidad computará dentro del límite individual respectivo, por el 100% de su valor;

r) Descuentos de cartera, siempre y cuando el cumplimiento de las obligaciones correspondientes se encuentre garantizado por un establecimiento de crédito o una entidad aseguradora. En este caso, la garantía otorgada por la entidad computará dentro del límite individual respectivo, por el 100% de su valor;

s) Depósitos a la vista en instituciones financieras en sus diversas modalidades, según lo requiera el giro ordinario de sus negocios;

t) Operaciones de reporto, hasta el 15% del valor del fondo para la suma de las operaciones activas y pasivas. Cuando se trate de operaciones de reporto pasivas, éstas sólo podrán llevarse a cabo para atender solicitudes de retiros o gastos del fondo. Las operaciones de reporto activas deberán realizarse sobre aquellos títulos en los que se hubiere autorizado la inversión de los recursos de los fondos de pensiones y únicamente con entidades vigiladas por la Superintendencia Bancaria;

Tratándose de operaciones de reporto activas, los títulos que se reciban computarán para efectos del cumplimiento de todos los límites de que trata el presente numeral, y

u) Los títulos de que tratan los literales a), b), c), d), e), f), g), h), i), j), k), l), m) y n) del presente numeral, también podrán adquirirse directamente en el mercado primario cobrando una comisión al emisor por el compromiso de colocación de la emisión. Estas operaciones computarán para efectos del cálculo de los límites globales e individuales, y el límite previsto en el párrafo 2º del numeral 1.3 se reducirá al 10%.

Los títulos de que tratan los literales j), k), l), y m) del presente subnumeral deben haber sido emitidos en desarrollo de procesos de titularización autorizados por la Superintendencia de Valores.

1.2. Requisitos especiales para algunas inversiones admisibles. La inversión en bonos obligatoriamente convertibles en acciones y los títulos descritos en el literal i) del anterior numeral 1.1, que se emitan una vez la actividad de calificación de valores sea desarrollada por una o varias sociedades calificadoras de valores debidamente autorizadas, sólo será admisible cuando dichos títulos cuenten con calificación de esas sociedades, correspondiente a las categorías determinadas en el numeral 2º del presente capítulo.

Así mismo, los títulos descritos en los literales c), j), k) y l) del subnumeral 1.1 anterior y los derivados de procesos de titularización cuyos activos subyacentes consistan en bienes inmuebles, sólo podrán ser adquiridos cuando sean calificados por sociedades calificadoras de valores y serán admisibles en las categorías determinadas por la Superintendencia Bancaria o que cumplan con lo establecido en el antepenúltimo párrafo del presente subnumeral.

La regla anterior se aplicará también a los instrumentos descritos en los literales n) y ñ) del anterior numeral 1.1. En este caso deberá acreditarse la calificación de los instrumentos, correspondiente a un mínimo de “A-”, o su equivalente, efectuada por una sociedad calificadora internacionalmente reconocida a juicio de la Superintendencia de Valores.

Para determinar la liquidez bursátil a la que se refieren los literales e), f) y g) del anterior subnumeral 1.1, se tomarán las categorías definidas para el efecto de acuerdo con el índice correspondiente publicado mensualmente por la Superintendencia de Valores (IBA).

La inversión en los títulos de contenido crediticio que cuenten con el aval, la aceptación o la garantía de instituciones financieras, o cuenten con un seguro de crédito expedido por una compañía aseguradora sometida al control y vigilancia de la Superintendencia Bancaria, por el total de la prestación documentada en los mismos, no requerirá calificación.

A partir del 1º de enero del año 2000, los títulos de renta fija emitidos, avalados, aceptados o garantizados por instituciones financieras, de que trata el literal h) del subnumeral 1.1 en que inviertan los fondos de pensiones obligatorias, deberán contar con la calificación previa de una sociedad calificadora de valores, la cual será admisible en las categorías que determine la Superintendencia Bancaria. Los títulos emitidos, avalados, aceptados o garantizados por el fondo de garantías de instituciones financieras no requerirán de calificación.

La inversión en certificados de depósito a término o en certificados de depósito de ahorro a término requerirá a partir de la fecha citada, de la previa calificación del endeudamiento a corto y largo plazo de la entidad financiera emisora de los títulos, en la categoría que señale la Superintendencia Bancaria.

No obstante lo anterior, los títulos emitidos con anterioridad al 1º de enero del año 2000 que no reúnan los requisitos de calificación antes mencionados, podrán mantenerse hasta su enajenación o redención en el respectivo portafolio.

1.3. Límites máximos de concentración de riesgo en inversiones y en emisiones. Sin perjuicio de lo dispuesto en este capítulo sobre límites globales e individuales de inversión, la suma de las inversiones en los instrumentos descritos en los literales e), f), g), j), l), m), n), ñ) y o) del anterior numeral 1.1 y de las operaciones autorizadas en los literales q) y r) del mismo no podrá exceder el 50% del valor del fondo.

Tampoco podrá adquirirse más del 20% de cualquier emisión de títulos en serie o en masa, incluyendo los títulos provenientes de procesos de titularización. Quedan exceptuadas de este límite las inversiones en certificados de depósito a término y de ahorro a término emitidos por establecimientos de crédito y las inversiones en los instrumentos descritos en los literales a), b) y d) del numeral 1.1.

1.4. Límites globales de inversión. La inversión en los distintos instrumentos o activos señalados en el subnumeral 1.1 estará sujeta a los límites máximos previstos a continuación con respecto al valor del fondo:

a) Hasta en un 50% para la suma de las inversiones en los instrumentos descritos en los literales a), b) y c). No obstante, la inversión en los títulos descritos en el literal c) no podrá exceder del 20% del valor del fondo;

b) Hasta en un 30% para la suma de las inversiones en los instrumentos descritos en los literales e), f), g) y t) cuando estos últimos incluyan acciones. No obstante, la inversión en los títulos descritos en el literal g) no podrá exceder del 3% del valor del fondo;

c) Hasta un 30% para los instrumentos descritos en el literal h);

d) Hasta en un 20% para los instrumentos descritos en el literal i);

e) Hasta en un 20% para los instrumentos descritos en el literal j);

f) Hasta en un 30% para los instrumentos descritos en el literal k);

g) Hasta en un 30% para la suma de las inversiones en los instrumentos descritos en los literales l) y m). Sin embargo, sólo se podrá invertir hasta un 10% en los instrumentos señalados en el literal l);

h) Hasta en un 10% para la suma de las inversiones en los instrumentos descritos en los literales n), ñ) y o). Sin embargo, sólo se podrá invertir hasta un 5% para la suma de las inversiones en los instrumentos descritos en el literal o);

i) Respecto de las inversiones de que tratan los literales q) y r) se aplicarán los límites que señale el Gobierno Nacional de conformidad con sus facultades legales.

1.5. Límites individuales de inversión por emisor. La suma de las inversiones en los instrumentos y activos establecidos en el anterior numeral 1.1 estará sujeta además a un límite del 10% del valor del fondo en títulos emitidos por cada emisor, incluidas sus filiales y subsidiarias, su matriz y las filiales y subsidiarias de ésta, siempre que el emisor esté sometido al control y vigilancia de la Superintendencia Bancaria, y del 5% para cada emisor, incluidas sus filiales y subsidiarias, su matriz y las filiales y subsidiarias de ésta, en los demás casos.

Adicionalmente, las inversiones se someterán a los siguientes límites individuales especiales por emisor, con respecto al valor del fondo:

a) Hasta en un 2.5% para las inversiones en los instrumentos descritos en el literal c);

b) Hasta en un 1% para las inversiones en los instrumentos descritos en el literal g);

c) Hasta en un 5% para la suma de las inversiones en los instrumentos descritos en los literales e) y f) para las entidades sometidas al control y vigilancia de esta superintendencia.

Los límites individuales establecidos en este subnumeral no serán aplicables a los emisores de los títulos descritos en los literales a), b) y d) del anterior numeral 1.1.

1.6. Reglas especiales para el cálculo de límites globales e individuales. Los títulos descritos en el literal j) del numeral 1.1 deberán incluirse en los rubros que correspondan según el tipo de activo subyacente para efectos de los límites globales e individuales establecidos en el presente capítulo. No obstante, para efectos de este cálculo, no se tendrán en cuenta activos subyacentes cuya porción adquirida equivalga a una suma inferior al uno por ciento (1%) del valor del fondo de pensiones.

Para los títulos descritos en los literales l) y m) del numeral 1.1, los límites individuales a los que se refiere el párrafo primero del subnumeral anterior se aplicarán a los originadores de los procesos de titularización correspondientes, en la medida en que conserven una obligación con respecto al título. En caso de existencia de mecanismos externos de seguridad, éstos se computarán dentro del límite que corresponda a los otorgantes. Sin embargo, en el caso del literal k) del numeral 1.1, no serán aplicables límites individuales de inversión por emisor.

Para efectos del cálculo de límites individuales, en el caso de títulos avalados, aceptados o garantizados por establecimientos de crédito o entidades aseguradoras, se imputará al límite propio de la entidad que emita el aval, la aceptación o la garantía, el 50% del valor de los títulos respectivos, sin perjuicio de lo establecido en los literales q) y r) del subnumeral 1.2. Así mismo, se imputará al límite propio del emisor correspondiente, sólo el 50% del valor de los títulos respectivos.

1.7. Límite de concentración de propiedad accionaria. Los fondos de pensiones sólo podrán invertir en acciones o bonos obligatoriamente convertibles en acciones de una sociedad hasta el 10% de las acciones y hasta el 10% de los bonos obligatoriamente convertibles en acciones en circulación, teniendo en cuenta en todo caso el límite máximo por emisor de que trata el subnumeral 1.5.

1.8. Consideraciones especiales. Para efectos del cálculo de los límites que se establecen en el presente numeral, se tomará como valor del fondo la suma del total de las inversiones al valor al cual se encuentren registradas según reglamentación de la Superintendencia Bancaria.

Los excesos de inversión que se produzcan como consecuencia de reducciones en el valor del fondo o de incrementos en el valor de los respectivos títulos podrán ser mantenidos hasta por un período de dos (2) años, prorrogable previa autorización de la Superintendencia Bancaria.

Cuando el exceso se produzca como consecuencia de un empeoramiento en la calificación de riesgo del título respectivo, que no haga admisible la inversión, las respectivas inversiones deberán ser vendidas dentro de un plazo de tres (3) meses, prorrogable previa autorización de la Superintendencia Bancaria.

Así mismo, las inversiones que sean efectuadas excediendo los límites de que trata el presente capítulo, deberán ser desmontadas en un plazo de tres (3) meses, prorrogables a juicio de la Superintendencia Bancaria, sin perjuicio de las sanciones a que haya lugar. Sin embargo, no habrá lugar a sanciones para las inversiones provenientes del pago de dividendos en acciones.

1.9. Inversiones en títulos inscritos en bolsa. Todas las inversiones en los instrumentos descritos en los literales a), b), c), d), e), f), g), h), i), j), k), l) y m) del numeral 1.1, deberán realizarse sobre títulos inscritos en una bolsa de valores colombiana o extranjera, salvo cuando se trate de acciones de empresas donde el Estado colombiano tenga participación o de entidades cuyo objeto social sea exclusivamente la inversión en empresas donde el Estado colombiano tenga participación. Adicionalmente, toda transacción de acciones, independiente del monto, deberá realizarse a través de bolsa, salvo cuando se trate de acciones de empresas donde el Estado colombiano tenga participación o de entidades cuyo objeto social sea exclusivamente la inversión en empresas donde el Estado colombiano tenga participación. En el caso de los títulos emitidos por entidades bancarias del exterior los mismos no tendrán que estar inscritos en bolsa ni negociarse a través de ésta.

1.10. Conflictos de interés. Este régimen se entiende sin perjuicio de lo previsto en las normas legales aplicables a conflictos de interés. Las sociedades que administren fondos de pensiones, sus directores, administradores, representantes legales y en general aquellas personas que se encuentren autorizadas internamente para negociar cualquier título valor, deberán abstenerse de realizar inversiones con recursos del fondo de pensiones en títulos emitidos, avalados, garantizados u originados por las filiales o subsidiarias de la administradora, su matriz o las filiales o subsidiarias de ésta, y en general en operaciones que puedan dar lugar a conflictos de interés en los términos del artículo 13 del Decreto 656 de 1994.

2. Inversiones admisibles en títulos. De conformidad con lo señalado en el artículo 3º del Decreto 1885 de 1994 y en el anterior numeral 1.1 del presente capítulo, para que sea admisible la inversión de los recursos de los fondos de pensiones y/o cesantías en los títulos señalados en las citadas disposiciones, dichos títulos deben contar con la correspondiente calificación por parte de las sociedades calificadoras de valores debidamente autorizadas, de acuerdo con las categorías que determine la Superintendencia Bancaria.

Con fundamento en lo anterior, esta entidad les informa que tales inversiones sólo serán admisibles cuando cuenten con una calificación de al menos “A-”, de acuerdo con los criterios utilizados al efecto por la calificadora de riesgos Duff and Phelps S. A. o sus equivalentes de cualquier otra calificadora debidamente autorizada.

3. Prohibiciones a las inversiones realizadas con recursos de los fondos. Las sociedades administradoras tienen por objeto social exclusivo la administración y manejo de los fondos de cesantía, dentro del cual, de conformidad con lo previsto en el artículo 99 del Código de Comercio, se incluyen los actos directamente relacionados con el mismo y los que tengan como finalidad ejercer los derechos o cumplir las obligaciones legal o convencionalmente derivadas de la existencia y actividad de la sociedad.

Tal administración se concreta fundamentalmente en la inversión de los recursos que integran el fondo de cesantía, en condiciones tales que permitan atender el cumplimiento de la rentabilidad mínima a que se encuentran obligadas frente a sus afiliados, de conformidad con las disposiciones legales vigentes a este respecto.

Dentro de este marco conceptual, resulta forzoso concluir que las sociedades administradoras de fondos de pensiones y de cesantía no están facultadas legalmente para realizar actividades diferentes a su objeto social exclusivo; por tal razón, la práctica consistente en comprar y vender títulos utilizando recursos ajenos al fondo o suministrados por un tercero, con el fin de obtener una comisión en beneficio de la sociedad o del fondo mismo, desborda el ámbito de capacidad legal de la administradora, pues tal labor de intermediación desvirtúa el objeto para el cual fueron creadas. En consecuencia, este despacho, de conformidad con las facultades que le otorga el subnumeral 19, numeral 3º del artículo 325 del estatuto orgánico del sistema financiero, considera que dicha práctica no se encuentra autorizada y, por tanto, se recuerda a las sociedades administradoras que está prohibida su realización.

Finalmente, este despacho se permite efectuar las siguientes precisiones:

3.1. Las sociedades administradoras de fondos de pensiones y de cesantía no se encuentran facultadas para actuar como intermediarias en la negociación de valores y, en consecuencia, no pueden obtener comisiones en virtud de dicha intermediación.

3.2. Las sociedades administradoras, pueden efectuar con cargo a sus recursos propios inversiones en títulos, los cuales pueden ser posteriormente vendidos, inclusive el mismo día, dejando así de formar parte de sus activos, para lo cual deberán reflejar en sus estados financieros el resultado de todas las operaciones realizadas.

En el caso en el cual se obtenga un crédito para la compra de activos, aquél deberá igualmente reflejarse en dichos estados financieros.

3.3. En el anterior orden de ideas, el presente instructivo no se está refiriendo a las operaciones de que trata el numeral precedente, sino a aquellas de intermediación comentadas en el anterior numeral 3.1, en las cuales los títulos no son adquiridos ni vendidos por la sociedad directamente sino por cuenta de terceros.

N. del D.: Esta circular va dirigida a miembros de junta directiva, representantes legales y revisores fiscales de las sociedades administradoras de fondos de pensiones y de cesantia.

_______________________