CIRCULAR EXTERNA 4 DE 2005 

(Diciembre 29)

Ref.: Modificación al capítulo II de la Circular Externa 100 de 1995 y al anexo 1 de dicho capítulo.

(Nota: Véase Circular Externa 40 de 2007 de la Superintendencia Financiera de Colombia)

Este despacho en ejercicio de sus facultades, considera necesario modificar el capítulo II de la Circular Externa 100 de 1995 y el anexo 1 del mismo capítulo, en los siguientes términos:

1. Modificar el numeral 2.1.1 y 2.1.2 del anexo 1 del capítulo II, con el fin de incrementar el porcentaje de provisión individual sobre las carteras calificadas en “A” y “B”, en consideración al impacto que se deriva del cambio de provisiones una vez entre en vigencia el modelo de referencia para la cartera comercial (MRC) y al dinamismo observado en las diferentes modalidades de crédito, así como al carácter paulatino de la convergencia entre el sistema por altura de mora y los modelos de pérdidas esperadas.

Para cubrir el valor adicional que genera este incremento en las provisiones individuales, las entidades vigiladas cuentan con un término de diecinueve (19) meses contados a partir de diciembre de 2005 de acuerdo con las instrucciones previstas en el numeral 2.1.1 y 2.1.2 del anexo 1 del capítulo II.

Los incrementos en las provisiones de cartera individual calificada en “A” y “B” originados por lo establecido en la presente circular se deben constituir sin descontar el valor de las garantías idóneas. Dicha precisión se incorpora en el numeral 2.1.4 del anexo 1 del capítulo II de la Circular Externa 100 de 1995.

2. Precisar en el numeral 2.1.3 del anexo 1, las reglas aplicables en materia de provisiones a las entidades a que hace referencia el numeral 2.5 del capítulo II de la Circular Externa 100 de 1995. En consecuencia, las instrucciones contempladas en el numeral 2.1.3 “Efectos de las garantías idóneas” del anexo 1, se trasladan al numeral 2.1.4 del mismo anexo.

3. Modificar el numeral 1.3.4.2 del capítulo II, con el fin de reducir el porcentaje de provisión general. Considerando que uno de los objetivos del SARC consiste en que las entidades midan adecuadamente los niveles de riesgo de su cartera de manera individual, el proceso de convergencia entre el sistema de provisión por mora y los modelos de pérdidas esperadas se llevará a cabo a nivel de provisiones individuales y no de provisiones generales.

4. El valor de las alícuotas mensuales de provisión general constituidas en los meses de octubre y noviembre de 2005 en cumplimiento de lo establecido en la Circular Externa 35 de 2005, debe aplicarse al mayor valor de la provisión individual de las carteras “A” y “B” que se genera en virtud de lo dispuesto en la presente circular. Sin embargo, el monto de las provisiones constituidas en octubre y noviembre de 2005 no se aplicará a las alícuotas que deberán efectuarse durante los próximos 19 meses según lo previsto en el numeral primero de este instructivo.

5. Por única vez y con el propósito de facilitar los ajustes operativos generados por lo dispuesto en esta circular, exclusivamente para aquellas entidades a las cuales se les modifican los niveles de provisiones correspondientes a la cartera calificada en “A” y “B”, se extiende hasta el próximo 27 de enero de 2006 el plazo de presentación de los estados financieros de fin de ejercicio de que trata el numeral 1º del capítulo IX de la Circular Externa 100 de 1995.

La presente circular rige a partir de su publicación, modifica en lo pertinente el capítulo II de la Circular Externa 100 de 1995 y el anexo 1 del mismo capítulo. Se adjuntan las páginas objeto de modificación.

N. del D.: La presente circular externa va dirigida a representantes legales y revisores fiscales de las entidades vigiladas.

CAPÍTULO II

Reglas relativas a la gestión del riesgo crediticio

ANEXO 1

Régimen general de evaluación, calificación y provisionamento de cartera de crédito

Página 2

1.5. Categoría “E”: Crédito irrecuperable. Es aquel que se estima incobrable.

Las siguientes son condiciones objetivas suficientes para que un crédito tenga que estar clasificado en esta categoría:

Modalidad de créditoNº de meses en mora (rango)
ViviendaMás de 18
ConsumoMás de 6
MicrocréditoMás de 4
ComercialMás de 12

Sin embargo, las entidades deben clasificar en categorías de mayor riesgo a deudores que independientemente de que cumplan con las condiciones anteriores presenten mayor riesgo por otros factores.

2. Reglas sobre provisiones.

2.1. Provisión individual.

2.1.1. Provisiones para créditos de vivienda.

2.1.1.1. Las entidades deben mantener en todo momento provisiones no inferiores a los porcentajes que se indican, calculadas sobre el saldo pendiente de pago:

Calificación del créditoPorcentaje de provisión sobre la parte garantizadaPorcentaje de provisión sobre la parte no garantizada
A1%1%
B3.2%100%
C10%100%
D20%100%
E30%100%

Los incrementos de las provisiones individuales de la cartera calificada en “A” y “B” originados en virtud de lo establecido en la Circular Externa 4 de 2005, deberán estar totalmente constituidos el 1º de julio de 2007. Con tal fin, mensualmente y a partir del mes de diciembre de 2005 las entidades deberán provisionar la alícuota correspondiente. Para determinar el valor de la alícuota mensual se aplicará la siguiente fórmula:

Cartera de créditos:

• Durante los primeros diez meses:

— Para la cartera A:

— Para la cartera B:

• Durante los siguientes nueve meses:

— Para la cartera A:

— Para la cartera B:

Página 3

2.1.1.2. Si durante dos (2) años consecutivos el crédito ha permanecido en la categoría “E”, el porcentaje de provisión sobre la parte garantizada se elevará a sesenta por ciento (60%). Si transcurre un año adicional en estas condiciones, el porcentaje de provisión sobre la parte garantizada se elevará a cien por ciento (100%), a menos que la entidad demuestre suficientemente la existencia de factores objetivos que evidencien la recuperación del crédito y las gestiones realizadas para el cobro del mismo, en este caso identificando el empleo de la vía judicial o extrajudicial, e indicando el estado del respectivo proceso.

2.1.2. Provisiones para créditos comerciales, de consumo y microcrédito.

2.1.2.1. Las entidades deben mantener en todo momento, en relación con sus operaciones de microcrédito, créditos de consumo y comerciales, una provisión no inferior al porcentaje que se indica, calculada sobre el saldo pendiente de pago neto de garantías, de acuerdo con lo dispuesto en el siguiente numeral:

Calificación de créditoPorcentaje mínimo de provisión
A1%
B3.2%
C20%
D50%
E100%

Los incrementos en las provisiones individuales de la cartera calificada en “A” y “B” originados en virtud de lo establecido en la Circular Externa 4 de 2005, deberán estar totalmente constituidos el 1º de julio de 2007. Con tal fin, mensualmente y a partir del mes de diciembre de 2005 las entidades deberán provisionar la alícuota correspondiente. Para determinar el valor de la alícuota mensual se aplicará la siguiente fórmula:

Cartera de créditos:

• Durante los primeros diez meses:

— Para la cartera A:

— Para la cartera B:

• Durante los siguientes nueve meses:

— Para la cartera A:

— Para la cartera B:

2.1.3. Entidades a que hace referencia el numeral 2.5 del capítulo II de la Circular Externa 100 de 1995.

Las entidades que según lo establecido en el numeral 2.5 del capítulo II de la Circular Externa 100 de 1995 deben aplicar el presente anexo, no deberán constituir provisiones por los conceptos señalados en dicho numeral calificados en “A”, y el nivel de provisión sobre los calificados en “B” será del 1%. Para las demás calificaciones aplicarán los porcentajes previstos en el numeral 2.1 del presente anexo.

2.1.4. Efecto de las garantías idóneas.

2.1.4.1. Regla general.

Para efectos de la constitución de provisiones individuales, las garantías solo respaldan el capital de los créditos. En consecuencia, los saldos por amortizar de los créditos amparados con seguridades que tengan el carácter de garantías idóneas, se provisionan en el porcentaje que corresponda según la calificación del crédito (de acuerdo con los cuadros de los numerales 2.1.1.1 y 2.1.2.1), aplicado dicho porcentaje a:

Página 4

• Tratándose de créditos de vivienda, en la parte no garantizada, a la diferencia entre el valor del saldo insoluto y el ciento por ciento (100%) del valor de la garantía. Para la parte garantizada, al ciento por ciento (100%) del saldo de la deuda garantizado.

• Tratándose de créditos comerciales, de consumo y microcrédito, a la diferencia entre el valor del saldo insoluto y el setenta por ciento (70%) del valor de la garantía. En estos casos, dependiendo de la naturaleza de la garantía y del tiempo de mora del respectivo crédito, para la constitución de provisiones solo se consideran los porcentajes del valor total de la garantía que se indican en los siguientes cuadros:

Para garantías no hipotecarias:

Tiempo de mora del créditoPorcentaje
0 a 12 meses70 %
Más de 12 meses a 24 meses50 %
Más de 24 meses0 %

Para garantías hipotecarias o fiducias en garantía hipotecarias idóneas:

Tiempo de mora del créditoPorcentaje
0 a 18 meses70%
Más de 18 meses a 24 meses50 %
Más de 24 meses a 30 meses30 %
Más de 30 meses a 36 meses15 %
Más de 36 meses0 %

Las cartas de crédito stand by y las garantías otorgadas por el Fondo Nacional de Garantías que cumplan las condiciones señaladas en el literal d) del numeral 1.3.2.3.1 del capítulo II de la Circular Externa 100 de 1995, se toman por el 100% de su valor para efectos de la constitución de provisiones individuales las cuales se calculan de conformidad con lo señalado en el párrafo anterior.

No obstante lo anterior, los incrementos en las provisiones individuales de la cartera calificada en “A” y “B” originados en virtud de lo establecido en a Circular Externa 4 de 2005, se deben constituir sin descontar el valor de las garantías idóneas.

Página 11

1.3.4.1. Provisiones individuales o específicas.

Son las provisiones que reflejan el RC particular de cada deudor. Deben determinarse de acuerdo con el modelo interno, o el de referencia o cumpliendo las reglas establecidas en el anexo 1 del presente capítulo, según las reglas previstas en el numeral 1.3.3.2.

1.3.4.2. Provisión general.

Corresponde como mínimo al uno por ciento (1%) sobre el total de la cartera de créditos bruta. Tratándose de contratos de leasing, la provisión general debe ser como mínimo del uno por ciento (1%) del valor de los bienes dados en leasing deducida la depreciación y amortización.

Las entidades que obtengan un pronunciamiento de no objeción de la SBC respecto de sus modelos internos que incluyan componentes contra-cíclicos y los apliquen, no deberán constituir la provisión general. Dicha provisión deberá mantenerse únicamente respecto de:

• Entidades o portafolios cuyo modelo interno no incorpore componentes contra-cíclicos.

• Entidades o portafolios para los que no se empleen ni los modelos internos ni los de referencia adoptados por la SBC.

La constitución de provisiones generales adicionales, requerirá la aprobación de la asamblea general de accionistas o de asociados de la respectiva entidad, con una mayoría decisoria superior al 85% y deberá fundamentarse técnicamente.

Cuando en virtud de la aplicación de modelos internos o del modelo de referencia se incorporen componentes contra-cíclicos, las entidades podrán destinar proporcionalmente las provisiones generales efectuadas antes de la aplicación de dichos modelos, a la constitución de provisiones individuales, previa autorización de la SBC.

1.3.4.3. Órdenes de constitución de provisiones.

De acuerdo con lo dispuesto en el numeral 1.3.3.2 las entidades cuyos modelos internos no sean objetados por la SBC deberán emplearlos para el cálculo y constitución de provisiones para el respectivo portafolio. Sin perjuicio de lo anterior, con el propósito de asegurar la confianza pública en el sistema y velar por la solidez económica de las entidades, la SBC podrá, en ejercicio de la facultad contemplada en el literal l) del numeral 2º del artículo 326 del EOSF, ordenar, en cualquier momento y respecto de cualquier entidad, un nivel de provisiones diferente, para lo cual, entre otros criterios se tendrá como parámetro el modelo de referencia de la SBC, así como la evaluación del adecuado funcionamiento de los elementos que componen el SARC contemplados en el numeral 1.3 del presente capítulo.

(Nota: Véase Circular Externa 40 de 2007 de la Superintendencia Financiera de Colombia)

____________________________________