CIRCULAR EXTERNA 43 DE 1996 

(Mayo 30)

Mediante fallo del Consejo de Estado del 28 de agosto de 1995 se declaró la nulidad del artículo 5º del Decreto 2423 de 1993. En la providencia señalada se concluyó que los intermediarios de seguros forman parte del sector asegurador sin ser entidades aseguradoras; su actividad está relacionada con el “ramo de los seguros” pero se diferencia de la propiamente aseguradora; son personas especializadas; su especialidad consiste en ofrecer seguros, promover su celebración y obtener su renovación, actividad dentro de la cual se encuentra, como objetivo final, la colocación de pólizas entendida como la celebración del contrato entre la compañía aseguradora y el tomador.

Este despacho considera necesario hacer claridad sobre el contenido y la viabilidad de algunas operaciones de esas entidades que involucran establecimientos de crédito y sus clientes.

Se anexan las páginas pertinentes del título 6, capítulo 3, de la Circular 007 de 1996.

3. Algunas operaciones con establecimientos de crédito

Mediante fallo del Consejo de Estado del 28 de agosto de 1995 se declaró la nulidad del artículo 5º del Decreto 2423 de 1993. En la providencia señalada se concluyó que los intermediarios de seguros forman parte del sector asegurador sin ser entidades aseguradoras; su actividad está relacionada con el “ramo de los seguros” pero se diferencia de la propiamente aseguradora; son personas especializadas; su especialidad consiste en ofrecer seguros, promover su celebración y obtener su renovación, actividad dentro de la cual se encuentra, como objetivo final, la colocación de pólizas entendida como la celebración del contrato entre la compañía aseguradora y el tomador.

Respecto del contenido y la viabilidad de algunas operaciones de aseguradoras y capitalizadoras que involucran establecimientos de crédito y sus clientes debe tenerse presente:

3.1. Pólizas en las cuales el tomador es el cliente o usuario del establecimiento de crédito

a) Descripción: los establecimientos de crédito buscan entre sus clientes o usuarios la colocación o renovación de seguros en los cuales no son parte, y

b) Confrontación con el pronunciamiento del Consejo de Estado: la operación descrita implica que el establecimiento de crédito realiza actividades tendientes a que se celebren o renueven por terceros contratos de seguro. Esta actividad de acuerdo con la interpretación del Consejo de Estado está reservada a los intermediarios de seguros y, por tanto, no puede ser desarrollada por los establecimientos de crédito.

3.2. Pólizas en las cuales el tomador es el establecimiento de crédito por cuenta de sus clientes

a) Caso en que los clientes son deudores del establecimiento de crédito:

1. Descripción: los establecimientos de crédito contratan pólizas de grupo o colectivas por cuenta de sus clientes deudores como garantía de su crédito. El establecimiento de crédito es el tomador y beneficiario de la póliza y el deudor es el asegurado. El establecimiento de crédito pone al cliente en conocimiento de tal seguro, como una de las alternativas que puede utilizar como garantía de su crédito. La presente modalidad se aplica tanto a los seguros que se consagran en el numeral 1º del artículo 101 del estatuto orgánico del sistema financiero, como a cualquiera que los establecimientos de crédito contraten para garantizar los créditos a su favor.

2. Confrontación con el pronunciamiento del Consejo de Estado: en el fallo del Consejo de Estado se concluyó que la actividad exclusiva de los intermediarios, vedada a los establecimientos de crédito es el ofrecimiento de seguros, la promoción de su celebración y la obtención de su renovación. Dado que la colocación, es decir la celebración del contrato de seguro entre la compañía y el tomador es el objetivo final de tal actividad, el objeto exclusivo se extiende hasta ese momento.

En este orden de ideas la operación no contradice lo entendido por el Consejo de Estado, porque el cliente del establecimiento de crédito nunca será el tomador. Adicionalmente, podría tratarse de una póliza previamente colocada, y

b) Caso en que los clientes no son deudores del establecimiento de crédito:

1. Descripción: los establecimientos de crédito contratan pólizas de grupo o colectivas. Los establecimientos actúan como tomadores de las pólizas, el cliente es asegurado y determina el beneficiario. El establecimiento de crédito le presenta a sus clientes la posibilidad de ingresar a una póliza matriz. El ingreso se documenta con la expedición por parte de la compañía de un certificado individual de seguro.

2. Confrontación con el pronunciamiento del Consejo de Estado: igual que para el caso anterior, en el fallo del Consejo de Estado se concluyó que la actividad exclusiva de los intermediarios, vedada a los establecimientos de crédito es el ofrecimiento de seguros, la promoción de su celebración y la obtención de su renovación. Dado que la colocación, es decir la celebración del contrato de seguro entre la compañía y el tomador es el objetivo final de tal actividad, el objeto exclusivo se extiende hasta ese momento.

De acuerdo con lo anterior esta operación tampoco contradice lo entendido por el Consejo de Estado, porque el cliente del establecimiento bancario nunca será el tomador y podría tratarse también de una póliza previamente colocada.

3.3. Otras operaciones

a) Descripción: las compañías de seguros contratan con los establecimientos de crédito algunos servicios:

1. Recepción de primas de parte de los tomadores de las pólizas y débito de sus cuentas o cargo a la tarjeta de crédito cuando son clientes del establecimiento de crédito.

2. Transferencia a la aseguradora de los recursos recibidos, debitados o cargados a los tomadores.

3. Transferencias de recursos para el pago de indemnizaciones, mediante abono a la cuenta de los beneficiarios.

4. Canalización de reclamaciones, correspondencia e información entre la aseguradora y los tomadores o asegurados.

De otra parte, las capitalizadoras contratan con los establecimientos de crédito algunos servicios.

5. Recepción de cuotas únicas o periódicas de los suscriptores de títulos y débito de sus cuentas o cargo a las tarjetas de crédito cuando son clientes del establecimiento de crédito.

6. Transferencia a la capitalizadora de los recursos recibidos, debitados o cargados a los suscriptores.

7. Transferencia de recursos para el pago del valor de los sorteos a los titulares favorecidos mediante abono en cuenta.

8. Canalización de correspondencia e información entre la capitalizadora y los titulares o suscriptores, y

b) Confrontación con el pronunciamiento del Consejo de Estado: las operaciones descritas implican la existencia de un contrato de seguro colocado o de un título de capitalización suscrito. El Consejo de Estado reconoció la prohibición para los establecimientos de crédito de realizar actividades exclusivas de los intermediarios de seguros tendientes a la colocación o renovación de seguros. Teniendo en cuenta que no puede existir intermediación para la colocación de pólizas o suscripción de títulos en los casos resumidos, los convenios celebrados con el fin de que los establecimientos de crédito realicen esas operaciones en servicio de las aseguradoras y capitalizadoras sobre la base de pólizas y títulos preexistentes no contradice lo entendido por el Consejo de Estado.

3.4. El contenido de este numeral 3º es aclaratorio. Por tanto no se modifican o alteran las disposiciones que rigen la actividad aseguradora y capitalizadora, a las cuales deberán seguirse ajustando las sociedades en el desarrollo de sus operaciones.

__________________________