CIRCULAR EXTERNA 43 DE 2001 

(Octubre 2)

Ref.: Suministro de información a pensionados.

(Nota: Incorporada en la Circular Externa 29 de 2014 de la Superintendencia Financiera de Colombia)

Como es de su conocimiento, el artículo 3º del Decreto 1260 de 2000, faculta a los pensionados de empresas que adelanten procesos de conmutación total de obligaciones pensionales, a solicitar que en su caso se proceda a la conmutación pensional a través de un retiro programado administrado por una sociedad administradora de fondos de pensiones. Dicha norma con el fin de garantizar que los pensionados cuenten con los elementos de juicio necesarios para adoptar tal decisión, establece que el empleador deberá suministrarles la información que determine la Superintendencia Bancaria.

En tal sentido, esta Entidad estima que los empleadores que se encuentren adelantando gestiones para la conmutación total de sus obligaciones pensionales, deberán proveer a sus pensionados de por lo menos la siguiente información:

I. Aspectos generales de las modalidades de conmutación.

Ilustración adecuada y suficiente sobre las características de la conmutación pensional con el Instituto de Seguros Sociales o una compañía de seguros a través de una renta vitalicia, según sea el caso, y la conmutación a través de un retiro programado. Así mismo se deberá:

1. Informar en qué consiste la pensión por retiro programado, esto es, que en dicha modalidad el pensionado o sus beneficiarios obtienen la pensión con una sociedad administradora de fondos de pensiones con cargo a la cuenta que con tal fin se abra en el respectivo fondo.

Para efectos de obtener el valor de la pensión, se calcula cada año una anualidad en unidades de valor constante, la cual corresponde a dividir el saldo de la cuenta por el capital necesario para financiar una unidad de renta vitalicia para el pensionado y sus beneficiarios. Esto significa que el monto de la pensión varía de un año a otro dependiendo del capital acumulado en la cuenta y de la expectativa de vida del grupo familiar.

De otra parte, en el retiro programado el pensionado asume directamente el riesgo de tasa de interés, lo que implica que la disminución o aumento de la rentabilidad de los recursos que se encuentran en el fondo de pensiones respectivo, incide, favorable o desfavorablemente en el monto de la pensión. De igual forma, el pensionado o los beneficiarios asumen el riesgo que implica la extralongevidad del grupo familiar más allá de las edades que sirvieron de base para efectos de determinar el valor a transferir por parte de la empresa a la administradora de fondos de pensiones.

Adicionalmente, debe precisarse que, según lo dispuesto en el artículo 5º del Decreto 1260 de 2000, en esta modalidad de pensión el valor acumulado en la cuenta destinada a financiar el retiro, en ningún caso puede ser inferior al requerido para financiar al pensionado o sus beneficiarios una renta vitalicia de un salario mínimo mensual legal vigente, lo que implica que en el momento en que el capital sea igual al necesario para financiar una renta vitalicia de tales características, la administradora debe proceder a contratar dicha renta.

Como consecuencia, el pensionado que se acoja a esta modalidad deberá, desde el momento en el cual seleccione la entidad administradora del retiro programado, informar el nombre de la compañía de seguros con la cual desea que se contrate la renta vitalicia en el caso de que se encuentre en la situación descrita en el inciso anterior, sin perjuicio de que con posterioridad manifieste su interés de modificar la selección de la compañía de seguros.

2. Indicar en qué consiste la conmutación con el Instituto de Seguros Sociales y con una renta vitalicia en una compañía de seguros, en especial hacer énfasis en la naturaleza de “vitalicia” de tales prestaciones.

3. Informar que en el caso de conmutación con el Instituto de Seguros Sociales o por medio de una renta vitalicia con una compañía de seguros, los riesgos de tasa de interés y de extralongevidad del pensionado o sus beneficiarios, se encuentra a cargo de tales entidades.

Lo anterior significa que en el Instituto de Seguros Sociales o en la contratación de una renta vitalicia, el comportamiento de las tasas de interés del mercado no incide sobre el monto de la pensión. Así mismo, independientemente de la edad del pensionado, en los referidos mecanismos se encuentra garantizado el pago de la pensión al pensionado y a los correspondientes beneficiarios hasta el momento de la muerte o a que tengan derecho de acuerdo con la norma aplicable.

4. Explicar para el retiro programado que en caso de fallecimiento de un pensionado que no cuente con beneficiarios de conformidad con las normas aplicables, los recursos acumulados en la cuenta forman parte de la masa sucesoral de bienes del causante.

5. Aclarar que en la modalidad de retiro programado el pensionado no puede disponer de los recursos de la cuenta destinada a financiar el retiro programado, sino única y exclusivamente para financiar el pago de la respectiva pensión.

6. Advertir que los recursos destinados al pago de la pensión a través de un retiro programado o una renta vitalicia no cuentan con la garantía de la Nación en los términos de la Ley 100 de 1993, en la medida en que tales pensiones tienen un origen distinto a dicha ley.

7. Informar a cada pensionado el valor aproximado del respectivo cálculo actuarial, con el fin de que pueda obtener información sobre el posible monto de la mesada pensional durante el primer año, teniendo en cuenta las normas aplicables.

II. Aspectos relativos a las sociedades administradoras de fondos de pensiones

Con el fin contribuir a que los pensionados que opten por que la empresa conmute las obligaciones pensionales a través de un retiro programado, cuenten con información suficiente al momento de elegir la entidad que administrará sus recursos, el empleador debe suministrar la siguiente información de todas las entidades que operan en el mercado:

1. Rentabilidad de cada uno de los fondos de pensiones obligatorios, correspondiente al acumulado de los últimos tres años, de los últimos cinco años y de toda la vida de existencia del fondo.

2. Comisión que por la administración de recursos bajo la modalidad de retiro programado cobra cada una de las entidades. Adicionalmente, deberá informarse que en la actualidad dicha comisión no puede ser superior al 1% de los rendimientos abonados durante el mes a la respectiva cuenta individual, sin que en ningún momento el valor de dicha comisión pueda exceder del 1.5% de la mesada pensional, y que dicha comisión se cobra por mes vencido a partir del primer mes en que deba pagarse la respectiva mesada.

3. Calificación o calificaciones otorgadas a la sociedad administradora y al fondo de pensiones obligatorias por una sociedad calificadora autorizada por la Superintendencia de Valores, con indicación del riesgo o riesgos calificados.

4. Finalmente, el empleador debe advertir a los pensionados sobre la obligación que les asiste a las sociedades administradoras de fondos de pensiones que ofrezcan la modalidad de retiro programado, de informarles por escrito la tasa de interés y demás parámetros que utilizarán para proyectar el monto de la pensión que ofrecen.

N. del D.: La presente circular va dirigida a empleadores que adelanten procesos de conmutación pensional en los términos del Decreto 1260 de 2000.

(Nota: Incorporada en la Circular Externa 29 de 2014 de la Superintendencia Financiera de Colombia)

_______________________