CIRCULAR EXTERNA 44 DE 1998

 

CIRCULAR EXTERNA 44 DE 1998 

(Junio 10)

Ref.: Circular básica jurídica 007 de 1996

Como es de su conocimiento el pasado 26 de mayo la Corte Constitucional profirió la sentencia C-252, mediante la cual determinó que los créditos de vivienda a largo plazo que otorguen los establecimientos de crédito, por estar sujetos a una normatividad especial y propia de intervención del Estado que busca promover sistemas adecuados de financiación a largo plazo, no se encuentran sujetos a aquel aparte del artículo 2229 del Código Civil según el cual el mutuario no podrá pagar toda la suma prestada antes del vencimiento del término cuando se hayan pactado intereses.

En consecuencia, este despacho, con fundamento en la función definida en el numeral 3º literal a) del artículo 326 del estatuto orgánico del sistema financiero, se permite adicionar un nuevo literal l) al numeral 1º, capítulo primero del título segundo de la Circular Externa 007 de 1996, con el fin de adecuar las instrucciones generales sobre operaciones activas de crédito de los establecimientos de crédito, al criterio establecido por la Corte Constitucional.

Para tal efecto, se modifica la página 11 del título segundo de la circular básica jurídica de la Superintendencia Bancaria.

La presente Circular rige a partir de la fecha de su publicación.

página 11.

En consecuencia, siempre que un establecimiento de crédito celebre operaciones de crédito con una empresa de servicios públicos de carácter oficial, deberá verificar previamente, de manera formal y dejando constancia escrita en los documentos de estudio del crédito, si la respectiva empresa se encuentra cumpliendo los indicadores de gestión (cuyo seguimiento y control es realizado por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios), o, en su defecto, si ha suscrito un plan de recuperación con el correspondiente ente regulador que la habilite para endeudarse.

l. Pago anticipado de créditos de vivienda a largo plazo. De acuerdo con lo proferido por la Corte Constitucional mediante Sentencia C-252 del 26 de mayo de 1998 siendo magistrada ponente la doctora Carmen Isaza de Gómez, los créditos de vivienda a largo plazo que otorguen los establecimientos bancarios y/o las corporaciones de ahorro y vivienda se encuentran sujetos a una normatividad especial y propia de intervención del Estado que busca, de conformidad con el artículo 51 de la Constitución Política, promover sistemas adecuados de financiación a largo plazo.

En tal sentido, considera la Corte que los contratos de crédito de vivienda a largo plazo sea que estén cubiertos por hipoteca u otras garantías adicionales, en principio, no se encuentran sujetos a las normas civiles y comerciales que regulan el mutuo oneroso en general y por lo tanto tales establecimientos de crédito no pueden impedir al deudor el prepago de las mismas ni ser sancionado por hacerlo.

De esta forma concluye la Corte que para el ámbito de los créditos de vivienda a largo plazo no es aplicable aquel aparte del artículo 2229 del Código Civil según el cual el mutuario no podrá pagar toda la suma prestada antes del vencimiento del término cuando se hayan pactado intereses.

En consecuencia, y con fundamento en el derecho reconocido por la Corte Constitucional se considera práctica no autorizada cualquier conducta de los establecimientos de crédito que de alguna forma impida, restrinja, obstaculice o imponga sanciones por el pago o cancelación anticipada de obligaciones de vivienda a largo plazo.

N. del D.: Esta circular externa va dirigida a los representantes legales y revisores fiscales y a establecimientos de crédito.

_______________________________