CIRCULAR EXTERNA 49 DE 1992 

(Junio 25)

(Nota: Modificado en lo pertinente por la Circular Externa 80 de 1994 numeral 5 de la Superintendencia Bancaria)

Con el fin de dar curso a las solicitudes presentadas a esta entidad sobre la adopción de una fórmula para calcular el gasto por concepto de depreciación de los bienes entregados en arrendamiento financiero, este despacho se permite impartir las siguientes instrucciones:

En primer término, debe tenerse en cuenta que, de conformidad con lo establecido en el artículo 47, literal a) del Decreto 2160 de 1986, el costo es la base para determinar el gasto por depreciación de las propiedades, planta y equipo, restando lo que corresponda, de ser significativo, al valor residual o de rescate, concepto que comprende, para las sociedades de leasing, el valor de la opción de compra acordado a la celebración del contrato.

De otra parte, debe observarse que el artículo 2º del Decreto 2913 de 1991 determina que, a partir de 1992, los bienes objeto de los contratos de leasing podrán depreciarse, para efectos fiscales, en la vida del contrato respectivo, utilizando para tal fin el sistema que para efectos contables determine esta Superintendencia.

Acorde con ello, no debe perderse de vista que a la terminación del contrato, en condiciones normales, el valor residual o de opción de compra debe corresponder al valor en libros del bien, una vez reconocido el gasto por depreciación, gasto cuyo cometido es, precisamente, distribuir el costo de los activos, como una forma de medir su expiración, fiscal y contablemente, durante la ejecución del contrato.

Ahora bien, como es necesario que el gasto por depreciación reconozca y consulte, al momento del ejercicio de la opción pactada, la correspondencia de valores iguales entre esta última y el costo en libros, este despacho solicita a las sociedades de leasing adoptar, de manera uniforme, para el cálculo del gasto por depreciación mensual, la fórmula que a continuación se enuncia y cuya aplicación práctica se efectúa en el anexo adjunto:

 

C. A.: Costo ajustado al final del mes en curso

O. C.: Opción de compra pactada en el contrato

D. C.: Días de arrendamiento pactados en el contrato

D. T.: Días transcurridos al final del mes en curso

D. A.: Depreciación acumulada al inicio del mes en curso, una vez ajustada por inflación, menos el saldo de la depreciación diferida al inicio del mes en curso, una vez ajustada por inflación.

G. D.: Gasto por depreciación mensual.

Finalmente, es de anotar que aquellas sociedades que optaron por la constitución de provisiones deben proceder a reversarlas y a ajustar, en consecuencia, el gasto por depreciación de acuerdo con las instrucciones y el ejemplo que resuelven las peticiones aludidas, resultado que debera evidenciarse, a más tardar, en los estados financieros con corte a 30 de septiembre del presente año.

La presente circular rige desde la fecha de su publicación y deroga las disposiciones que le sean contrarias.

(Nota: Modificado en lo pertinente por la Circular Externa 80 de 1994 numeral 5 de la Superintendencia Bancaria)

_________________________________