CIRCULAR EXTERNA 54 DE 1992 

(Julio 21)

En relación con los programas o campañas publicitarias que adelanten las entidades fiduciarias , me permito impartir las siguientes instrucciones:

1. Aspectos generales

1.1. Las campañas publicitarias orientadas a promover productos o servicios fiduciarios deben precisar el tipo de contrato mediante el cual ha de instrumentalizarse el respectivo negocio —fiducia mercantil o encargo fiduciario—, evitando el empleo de expresiones que induzcan al público a la convicción de que la entidad alcanzara el éxito en la gestión encomendada. En tal sentido, debe señalarse de manera fácilmente visible en los programas publicitarios que las obligaciones asumidas por las entidades fiduciarias con ocasión de la celebración de contratos fiduciarios tienen carácter de obligaciones de medio y no de resultado.

En la difusión de programas publicitarios las entidades fiduciarias también deberán atender, en lo pertinente, las disposiciones generales contenidas en la Circular Externa 049 de 1991, numeral 1º.

1.2. Fiducia de inversión

Ningún programa publicitario orientado a promover la fiducia de inversión debe inducir a los usuarios a considerar erróneamente que invierten en el contrato fiduciario, toda vez que este es apenas el medio a través del cual el fideicomitente se vincula con un fondo o proyecto específico de inversión.

De otra parte, las entidades fiduciarias deben abstenerse de designar los contratos fiduciarios de inversión con apelativos tales como “certificados”, “título” o cualquier otra expresión que pueda inducir al público a pensar equivocadamente que tales documentos constituyen activos financieros de renta fija o títulos de deuda.

Tratándose de la divulgación de la rentabilidad de fondos comunes ordinarios, se atenderán las pautas señaladas en la Circular Externa 011 de 1992.

1.3. Fiducia inmobiliaria

En los programas publicitarios orientados a promover el servicio de fideicomiso inmobiliario debera consignarse claramente la modalidad de vinculación al proyecto correspondiente, esto es, por ejemplo, al costo, o precio fijo.

(Nota: Adicionado por la Circular 12 de 1995 de la Superintendencia Bancaria).

2. Autorización general

2.1. Se entienden autorizadas las campañas publicitarias dirigidas a promocionar los negocios de fiducia de inversión, fiducia inmobiliaria, fiducia de administración o fiducia de garantía, siempre que las entidades fiduciarias observen las exigencias contenidas en la presente circular y en la Circular Externa 049 de 1991 numeral 2, subnumeral 2.1.2.2.

2.2. Campañas institucionales

Se entienden autorizadas las campañas institucionales a que se refiere el numeral 2, subnumeral 2.1.1. de la Circular Externa 049 de 1991.

2.3. Otras campañas

Igualmente, se entienden autorizadas los campañas no institucionales de que trata el numeral 2, subnumeral 2.1.2.1. de la citada Circular Externa 049 de 1991.

3. Autorización individual

Las demás campañas publicitarias que no reúnan los requisitos para ser autorizadas por vía general, asi como aquellas que correspondan a entidades sometidas a vigilancia especial o que se encuentren adelantando programas de recuperación o saneamiento económico o de adecuación de capital, deberán obtener autorización individual en los términos y bajo las condiciones a que se refiere la Circular Externa 049 de 1991, numeral 2, subnumeral 2.2.

4. Verificación posterior

Las entidades fiduciarias deberán remitir a la Superintendencia Bancaria todos los documentos y soportes que integren la publicidad, dentro del término y para los efectos previstos en el numeral 4 de la Circular Externa 049 de 1991.

5. Derogatoria y vigencia

La presente circular deroga la Circular Externa PD 036 de 1987 y rige a partir de la fecha de su publicación.

(Nota: Adicionado por la Circular 71 de 1993 de la Superintendencia Bancaria)

______________________________________