CIRCULAR EXTERNA 57 DE 2001 

(Diciembre 3)

Ref.: Horario de atención al público.

Este despacho ha considerado conveniente modificar el segundo párrafo del numeral 1.3 del capítulo quinto, título II de la Circular Básica Jurídica - Régimen de horarios, en el sentido de que las entidades deberán prestar el servicio al público hasta las 12:00 m. del 24 de diciembre del año en curso y la contabilización de las operaciones que se realicen se registrarán el mismo día.

Para el último día hábil del año y el inmediatamente anterior a éste, se mantienen las normas ya establecidas.

La presente circular rige a partir de la fecha de su publicación y modifica en lo pertinente la Circular Externa 7 de 1996 (Circular Básica Jurídica).

N. del D.: Esta circular externa va dirigida a representantes legales y revisores fiscales de entidades vigiladas.

TÍTULO II

Página 40

CAPÍTULO QUINTO

Régimen de horarios

1. Instrucciones relativas a los horarios básicos

1.1. Instrucciones relativas a los horarios básicos.

Las instituciones sometidas al control y vigilancia de esta superintendencia tendrán que prestar el servicio al público dentro de los horarios que internamente se establezcan en la entidad, con un mínimo de veintiocho (28) horas hábiles semanales. En todo caso, los horarios que establezcan deberán contemplar un mínimo de quince (15) horas semanales de atención al público entre las 8:00 a.m. y las 6:00 p.m. Es de aclarar que los horarios no tendrán que estar necesariamente unificados entre los diferentes establecimientos de crédito de una misma localidad, lo cual no obsta para que se concerte la utilización de un mismo horario básico. Al efectuar las modificaciones a los horarios básicos de atención al público podrá tenerse en cuenta la influencia del día de mercado en la prestación del servicio, considerando para tal efecto la incidencia de las operaciones bancarias que en ese día se demandan en la localidad.

Toda modificación a los horarios básicos deberá ser comunicada a esta superintendencia con una antelación no inferior a diez (10) días hábiles.

No se requerirá dar aviso previo a esta superintendencia sobre la implantación de horarios adicionales o extendidos. No obstante, las operaciones que se realicen en horarios adicionales o extendidos deberán ser contabilizadas a más tardar el día hábil siguiente a aquél en que se lleven a cabo. Cada entidad informará a su clientela la fecha en que se contabilizarán las transacciones realizadas en este tipo de horarios y de esta decisión se dejará constancia escrita en la presidencia o en la secretaría general de la entidad, o en los órganos que hagan sus veces, a disposición de esta superintendencia.

1.2. Horarios reducidos.

No obstante lo dispuesto en el numeral anterior, la Superintendencia Bancaria podrá autorizar a las instituciones vigiladas a que presten servicio en algunas oficinas, sucursales o agencias con un mínimo de horas inferior a 28 semanales.

Para el efecto, las entidades interesadas deberán acreditar que la naturaleza del negocio desarrollado o los adelantos tecnológicos empleados permiten la atención eficiente y eficaz de las necesidades de su clientela en un mínimo de horas inferior al señalado en el numeral 1.1.

1.3. Cierres especiales.

Se podrá suspender la prestación del servicio al público de manera temporal en los siguientes eventos:

— Por motivos de fuerza mayor, caso fortuito o eventos reconocidos nacionalmente en diferentes regiones, que tradicionalmente han obtenido el permiso para suspender la prestación del servicio al público, sin que se requiera aprobación previa de esta superintendencia. En el último evento bastará con que se avise al público de manera clara y precisa los días de no prestación del servicio, mediante avisos visibles en un tamaño no menor de medio pliego (0.70 x 0.50 cms.), colocados en las oficinas de la entidad en la localidad correspondiente con mínimo cinco (5) días hábiles de antelación. Así mismo, deberá comunicarse a esta superintendencia por intermedio de la oficina principal mediante relación mensual, las festividades autorizadas para el mes inmediatamente siguiente incluyendo los cierres ocasionados por fuerza mayor y caso fortuito del mes anterior. Los cierres especiales no requerirán de unificación entre los establecimientos bancarios de la misma localidad.

— El último día hábil de cada año calendario no se prestará servicio al público. Para el día hábil inmediatamente anterior al día antes mencionado las entidades tendrán que prestar el servicio al público dentro de los horarios normales de este servicio de un día hábil común y corriente. Si el 24 de diciembre es día hábil, se deberá prestar el servicio al público hasta las 12 m. y las operaciones deberán ser contabilizadas el mismo día. En cualquier caso, deberán cumplirse previamente los requisitos establecidos en el numeral 1.4 de este capítulo sobre publicación de avisos.

1.4. Publicidad.

Para el cierre del fin de año o cuando se desee efectuar cambio del horario básico o extendido de atención a los usuarios, deberá comunicarse a todos los clientes, mediante avisos visibles de un tamaño no menor al antes mencionado colocados en las oficinas de la entidad con una antelación no menor de diez (10) días calendario y en todo caso difundir tal decisión, por una sola vez, en un diario regional, local o de circulación nacional, según corresponda al alcance geográfico del efecto de la medida, o por cualquier otro medio que se estime procedente para tal cometido. La omisión en el cumplimiento de esta obligación será causal para someter a la entidad a control previo, sin perjuicio de las sanciones que adelante se precisan.

_______________________