CIRCULAR EXTERNA 63 DE 1997 

(Septiembre 5)

Ref.: Impuesto de renta diferido “débito” por diferencias temporales y crédito mercantil.

Este despacho, con base en las facultades legales, en especial las que le confieren los artículos 95 y 326 - literales a) y b) del numeral 3º del estatuto orgánico del sistema financiero, ha considerado necesario dar claridad acerca del tratamiento contable que debe dársele a algunos cargos diferidos para lo que ha decidido introducir modificaciones a la descripción del código 1920 - Cargos diferidos, así:

1. Impuesto de renta diferido “débito” por diferencias temporales.

Las diferencias temporales, de conformidad con la técnica contable, se originan exclusivamente por conceptos que se registran contablemente en un período distinto al que se solicita como deducción fiscal y dan lugar al registro del respectivo impuesto de renta diferido, el cual, al tenor de lo dispuesto en el último inciso del artículo 66 del Decreto 2649 de 1993, “se debe amortizar en los períodos en los cuales se reviertan las diferencias temporales que lo originaron”.

Por su parte, las diferencias permanentes que se originan, como consecuencia de deducciones especiales, como por ejemplo, la deducción ajustada por inflación de pérdidas fiscales de sociedades (E.T., art. 147) y la deducción ajustada por inflación del exceso de renta presuntiva sobre la renta líquida ordinaria (E.T., arts. 175 y 188), corresponden a conceptos que se tienen en cuenta única y exclusivamente para efectos fiscales y, por tanto, nunca afectarán el estado de resultados.

En armonía con la precisión precedente, las diferencias entre la utilidad contable y la utilidad fiscal ocasionadas por los conceptos mencionados deben ser tratados, para efectos contables, como diferencias permanentes, de tal forma que las afectaciones al estado de resultados, a título de menor impuesto de renta sólo tendrán lugar en el (los) período (s) contable (s) en que efectivamente se ejerza el correspondiente derecho de compensación en las declaraciones tributarias del impuesto a la renta y complementarios.

El anterior tratamiento aplica a partir del año fiscal de 1997 y debe entenderse que no habrá lugar al registro de impuesto de renta diferido “débito” como consecuencia de conceptos generados en años anteriores que determinan diferencias permanentes.

Cabe recordar que el plan único de cuentas, atendiendo las instrucciones contenidas en el artículo 44 del Decreto 2649 de 1993, ha previsto los códigos 649505 para el registro de las pérdidas fiscales par amortizar y 649510 para el exceso entre la renta presuntiva y la renta líquida ordinaria.

De otra parte, teniendo en cuenta que el “impuesto de renta diferido débito por diferencias temporales” normalmente se deriva de conceptos monetarios —provisiones, pasivos estimados, etc.—, el código 192040 no será susceptible de ajuste par inflación a partir del año 1997; se exceptúa de este tratamiento el impuesto de renta diferido débito por diferencias temporales que hasta el 31 de diciembre de 1996 se haya originado como consecuencia de la aplicación de los conceptos que originan diferencias permanentes indicados anteriormente.

El valor de los ajustes por inflación efectuados en la subcuenta “Impuesto de renta diferido débito por diferencias temporales” —código 192040—, con la excepción indicada en el párrafo anterior, se deberá reversar en los estados financieros con corte al mes de septiembre del año en curso.

(Nota: El inciso primero del presente numeral fue modificado por la Circular Externa 26 de 1999 de la Superintendencia Bancaria).

2. Crédito mercantil

El “crédito mercantil” contabilizado como cargo diferido en el código 192080, debe entenderse, para propósitos contables, atendiendo lo dispuesto en el artículo 51 del Decreto 2649 de 1993, como un activo monetario, como quiera que no es susceptible de mantener su valor económico en el tiempo; por lo tanto no deberá ajustarse por inflación.

En consecuencia, aquellas entidades que venían efectuando el ajuste por inflación sobre el crédito mercantil deberán proceder a su reversión e igualmente reflejarse en los estados financieros del mes de septiembre del presente año.

La presente circular rige a partir de la fecha de su publicación y deroga las instrucciones que le sean contrarias en lo pertinente. Se anexan las páginas que sufren el cambio respectivo.

N. del D.: Esta circular va dirigida a representantes legales y revisores fiscales de las entidades vigiladas.

NOTA: Los documentos anexos a esta circular pueden ser consultados en la Superintendencia Bancaria.

___________________________