CIRCULAR EXTERNA 63 DE 2008 

(Diciembre 23)

Ref.: Autorización para diferir los resultados económicos causados por los ajustes en la metodología de valoración de los instrumentos financieros derivados y de los productos estructurados.

Como es de su conocimiento, la Superintendencia Financiera de Colombia expidió a través de la Circular Externa 25 de 2008 el nuevo capítulo XVIII de la Circular Básica Contable y Financiera sobre instrumentos financieros derivados y productos estructurados, el cual fue modificado por la Circular Externa 49 de 2008.

Este capítulo estableció las nuevas reglas de valoración y contabilización aplicables a dichos instrumentos financieros y productos, las cuales son diferentes a las establecidas en la versión anterior del Capítulo XVIII correspondiente a la Circular Externa 14 de 1998 de la entonces Superintendencia Bancaria de Colombia, hoy Superintendencia Financiera de Colombia.

Así mismo, esta superintendencia consagró un régimen de transición a través de la Circular Externa 25 de 2008, modificado por las circulares externas 30 y 44 de 2008, mediante el cual se permitió a las entidades sometidas a inspección y vigilancia de la Superintendencia Financiera de Colombia (entidades vigiladas), la posibilidad de cambiar el régimen de valoración de todos o de algunos de los tipos o categorías de instrumentos financieros derivados, independientemente del subyacente, y de productos estructurados, con tres (3) condiciones: (i) Dicho cambio no era aplicable a las opciones financieras. (ii) La modificación se debía realizar de acuerdo con las decisiones de política de administración de riesgos de la respectiva entidad vigilada y (iii) Haber informado sobre el cambio de valoración de manera previa a la Superintendencia Financiera de Colombia.

El mencionado cambio de valoración genera unos resultados económicos consistentes en pérdidas y/o ganancias dependiendo de los tipos y/o categorías de instrumentos financieros derivados y productos estructurados cuya valoración sea cambiada. Dichos resultados económicos podrán ser diferidos, sólo cuando se trate de los recursos propios de las entidades vigiladas, de acuerdo con las reglas que se consagran en la presente circular externa.

En este orden, la Superintendencia Financiera de Colombia en uso de sus facultades legales, en especial las previstas en los literales a) y b) del numeral 3º del artículo 326 del Estatuto Orgánico del Sistema Financiero, en concordancia con el literal a) del artículo 6º de la Ley 964 de 2005, los numerales 9º y 14 del artículo 11 del Decreto 4327 de 2005, el Decreto 1796 de 2008 y el artículo 2.7.1.4. de la Resolución 400 de 1995 de la Sala General de la Superintendencia de Valores, se permite expedir las siguientes instrucciones relacionadas con la posibilidad de diferir los resultados económicos acaecidos como consecuencia de los cambios de valoración de instrumentos financieros derivados y de productos estructurados:

1. Las entidades vigiladas, con sus recursos propios únicamente, podrán diferir las pérdidas y/o utilidades generadas por cambios de valoración realizados hasta el 30 de junio de 2009.

Esta regla no aplica a las carteras colectivas previstas en el Decreto 2175 de 2007, a los recursos administrados bajo el contrato de administración de portafolios de terceros o bajo el contrato de administración de valores, a los fondos de pensiones, a los fondos de cesantía, a los fondos mutuos de inversión vigilados, a los fondos mutuos de inversión controlados, como tampoco a cualquier ente o conjunto de bienes administrado por una sociedad legalmente habilitada para el efecto, que carezca de personalidad jurídica y pertenezca a varias personas, siendo estas copropietarias en partes alícuotas.

La decisión de diferir es optativa y deberá constar por escrito. Una vez tomada, será irrevocable y deberá ser adoptada por la persona quien ejerza las funciones de representante legal o por las personas que, de acuerdo con la ley, el reglamento o el contrato, tengan capacidad de disposición sobre los recursos económicos de la respectiva entidad vigilada. Si la entidad decide diferir, deberá hacerlo tanto con las pérdidas como con las utilidades generadas por concepto de dichos cambios de valoración, no pudiendo diferir únicamente las pérdidas a las que haya lugar.

Dicha decisión deberá ser informada por las entidades vigiladas a la correspondiente delegatura institucional de la Superintendencia Financiera de Colombia máximo con diez (10) días calendario de antelación al inicio del diferimiento.

2. El diferimiento se registrará o contabilizará en las cuentas que para el efecto se encuentran establecidas y habilitadas en los Planes Únicos de Cuentas, PUC, contenidos en las resoluciones 3600 de 1988 y 2300 de 1990 de la entonces Superintendencia Bancaria de Colombia y 497 de 2003 de la entonces Superintendencia de Valores.

3. El diferimiento se deberá realizar en alícuotas diarias durante el período comprendido entre el día de inicio del diferimiento, siendo este como mínimo el 1º de enero de 2009, y el 30 de junio de 2009 o el día de vencimiento del instrumento financiero derivado o producto estructurado, si este es anterior. Una vez tomada la decisión de diferir la alícuota será inmodificable.

Cuando el período de diferimiento sea hasta el 30 de junio y el instrumento financiero derivado o producto estructurado se negocie o redima antes de dicha fecha, de tal manera que salga del balance de la entidad, el día en el que ocurra este evento, la entidad vigilada deberá amortizar el saldo del diferido.

4. Toda la información atinente a los resultados económicos producto del cambio de valoración, es decir, las pérdidas y/o ganancias, deberán ser informados a los accionistas de las entidades vigiladas constituidas como sociedades anónimas.

La información pertinente y útil sobre las pérdidas y/o ganancias generadas por el cambio de valoración en instrumentos financieros derivados y/o en productos estructurados deberá ser consignada en todos los informes y reportes previstos por las disposiciones legales, reglamentarias o contractuales aplicables a cada una de las entidades vigiladas. Aquellas entidades vigiladas que cuenten con página web deberán publicar la información señalada en esta página, en un lugar visible y de fácil consulta.

En todo caso, el representante legal deberá asegurarse de que las personas interesadas obtengan la información señalada en condiciones de oportunidad e idoneidad respecto de los resultados económicos obtenidos por el ajuste, desde el momento de su acaecimiento hasta su finalización.

Vigencia y derogatorias. La presente circular externa rige a partir de su publicación y deroga todas las normas que le sean contrarias.

N. del D.: La presente circular externa va dirigida a los representantes legales y revisores fiscales de las entidades sometidas a inspección y vigilancia de la Superintendencia Financiera de Colombia.

__________________________________________________