CIRCULAR EXTERNA 7 DE 1992

 

CIRCULAR EXTERNA 7 DE 1992 

(Marzo 27)

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1. de la Superintendencia de Valores)

(Nota: Véase la Decreto 1120 de 2008 artículo 2° del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

En adelante, las sociedades comisionistas de bolsa podrán administrar portafolios de valores de terceros, para los efectos de la Resolución 51 del Conpes, con sujeción a las siguientes reglas:

1. Régimen de autorización general. Las sociedades comisionistas de bolsa se entienden autorizadas para administrar portafolios de valores de terceros, siempre que para el efecto den cumplimiento a los siguientes requisitos:

a) Que la sociedad comisionista revista la forma de sociedad anónima;

b) Que dentro de su objeto social se encuentre prevista expresamente dicha operación. Para estos efectos, las sociedades que pretendan modificar sus estatutos a fin de ampliar su capacidad en los términos del artículo 7º de la Ley 45 de 1990, lo podrán hacer directamente, es decir, sin autorización para solemnizar la reforma aprobada expresamente para cada caso, cuando adopten de manera exacta el texto de dicho artículo 7º, al menos en su letra f), advirtiendo en el correspondiente artículo que tales operaciones sólo podrán realizarse previa autorización de la Superintendencia de Valores;

c) Que la sociedad obtenga autorización de cada uno de los representantes de los portafolios, cuando pretenda realizar su gestión respecto de más de un portafolio de valores. Cuando el número de portafolios a administrar sea superior a cinco (5) sera necesaria la expresa autorización de la Superintendencia de Valores;

d) Que la sociedad tenga dispuesta una adecuada estructura administrativa y tecnológica, bajo la responsabilidad de personal debidamente capacitado, que le permita adelantar una gestión óptima respecto de los intereses que le han sido encomendados. Desde este punto de vista, la sociedad debe contar con el debido soporte financiero y jurídico con el objeto de proteger adecuadamente los intereses representados en el portafolio, y

e) Contar con un manual de procedimiento en el que se detallen claramente las funciones del área encargada de la administración, así como los funcionarios responsables de la gestión.

Así mismo, dentro del manual es necesario establecer en forma precisa las reglas que permitarán evitar que se configuren conflictos de interés. Para el efecto debe distinguirse entre los potenciales conflictos que se pueden presentar con relación a los negocios que ordinariamente ejecuta la sociedad y aquellos cuya presencia se da cuando se administra más de un portafolio, respecto de los demás negocios de administración de portafolios o administración de valores.

Finalmente, es entendido que la mayor capacidad que se otorga a las sociedades comisionistas supone la necesidad complementaria de desarrollar adecuados instrumentos de auditoría interna para que las condiciones establecidas en la presente circular se mantengan y consoliden progresivamente, hechos éstos que de suyo derivan en una mayor responsabilidad de los administradores en el ejercicio de sus funciones.

2. Régimen de autorización individual. Cuando la sociedad no cumpla con alguno de los requisitos establecidos en las letras b) a e) del numeral anterior, requerira de la autorización expresa de la Superintendencia de Valores para ejercer la actividad de administración.

Toda sociedad que, habiendo operado dentro del régimen general, deje de cumplir en algún momento cualesquiera de los requisitos exigidos por la presente circular, no podrá administrar ningún portafolio adicional, sin perjuicio de que esta superintendencia pueda ordenar las medidas del caso, incluida la suspensión de la autorización que por esta circular se concede.

3. Información a la Superintendencia de Valores. Las sociedades comisionistas que se acojan al régimen de autorización general previsto en esta circular, deberán informarlo por escrito a la Superintendencia de Valores con una antelación no inferior a cinco (5) días hábiles antes de iniciar operaciones, acompañando para el efecto copia del acta de la junta directiva de la entidad en la cual se establezca que se cumplen los requisitos antes mencionados y certificación conjunta suscrita por el representante legal y el revisor fiscal en el mismo sentido.

4. Vigencia. La presente circular rige desde la fecha de su publicación.

(Nota: Derogada por la Resolución 400 de 1995 artículo 4.4.0.1. de la Superintendencia de Valores)

(Nota: Véase la Decreto 1120 de 2008 artículo 2° del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

_________________________