CIRCULAR EXTERNA 7 DE 1992 

(Septiembre 14)

La Superintendencia de Sociedades ha trazado un plan para su modernización en pos del adecuado ejercicio de las funciones que le competen, a efecto de que en su ejecución se observen fielmente los principios que deben regir la función administrativa.

Es por esto que, en aras de la eficiencia administrativa y partiendo de la buena fe de los vigilados; esta entidad, con fundamento en los artículo 83 y 209 de la Constitución Política, ha decidido adoptar las siguientes medidas:

1. Actos sujetos a registro y publicidad

a) Teniendo en cuenta que el cumplimiento de la obligación de inscribir los libros de comercio a que se refiere el numeral 7 del artículo 28 del estatuto mercantil es de interés exclusivo de la sociedad, entre otras razones, porque con la inscripción se garantiza la integridad formal de los libros y sólo ella puede afectarse por su inobservancia; la superintendencia advertirá sobre la necesidad de obrar de conformidad mas no exigirá prueba de ello;

b) A partir de la fecha no es necesario presentar a la superintendencia la prueba de que se inscribio en el registro mercantil y se publicó, cuando menos, en el boletín de la Cámara de Comercio del domicilio social y de sus sucursales, la resolución por medio de la cual se concede permiso de funcionamiento.

Esta entidad se limitará a advertir sobre la necesidad de dar cumplimiento a dicha obligación, en atención a que el objeto del artículo 280 del Código de Comercio es la publicidad, a efecto de que el acto sea oponible a terceros. Sobra aclarar que, sino se cumple con lo preceptuado por el artículo 280 ídem, los adminsitradores que realicen actos dispositivos responderán solidariamente ante los asociados y los terceros de las operaciones que realicen por cuenta de la sociedad, en los términos del parágrafo del artículo 116 del Código de Comercio, y

c) Atendiendo los motivos expuestos en el literal anterior esta entidad procedera de igual manera, respecto de la inscripción en el registro mercantil de la cuenta final de liquidación y del cumplimiento al artículo 280 citado en relación con la providencia mediante la cual se apruebe la liquidación de una sociedad.

Cabe advertir que, la sociedad dejaría de existir frente a terceros, a partir de la fecha en que la resolución aludida se inscriba en el registro mercantil y se efectúe su publicación.

2. Reformas estatutarias. Esta entidad autorizara la solemnización de reformas estatutarias sin necesidad de que medie solicitud expresa de parte de la sociedad. En consecuencia, bastará con el envío del acta en que conste la aprobación de la modificación estatutaria por el máximo órgano social para proceder a su autorización, siempre y cuando la reforma este acorde con la ley.

_________________________________