CIRCULAR EXTERNA 83 DE 1996 

(Noviembre 18)

Este despacho ha evidenciado que algunas de las corporaciones de ahorro y vivienda, con base en el principio de la autonomía de la voluntad de los contratantes, están incluyendo dentro de los reglamentos de depósitos de ahorro de valor constante cláusulas en las cuales fijan ciertos topes mínimos para reconocer corrección monetaria a los depósitos en ellas constituidos. Debe advertirse que no es el concepto de saldo mínimo en general el tema que ocupa el presente acto administrativo, sino el saldo mínimo a partir del cual se reconoce corrección monetaria en los contratos de depósitos de ahorro de valor constante, el objeto de la instrucción que a continuación se imparte.

Sobre el particular, ha de señalarse que, tratándose de depósitos de ahorro de valor constante debe partirse del presupuesto normativo contenido en el artículo 21 del estatuto orgánico del sistema financiero, el cual establece que en el caso de la cuenta de ahorro de valor constante, la relación entre el depositante y la corporación se regirá por medio de un documento que debe estipular, entre otros, el sistema de valor constante.

Así, la obligatoriedad del pacto sobre el sistema de valor constante, torna la norma que la contiene en una de aquellas que se conocen como de “orden público”, status que al tenor del artículo 16 del Código Civil impide que los particulares celebren convenios mediante los cuales se desconozca su imperio; hacerlo constituiría ni más ni menos, una forma de derogar por convenio particular la ley en cuya observancia están interesados el orden público y las buenas costumbres.

De acuerdo con lo anterior, este despacho con base en las facultades conferidas por el artículo 326, numeral 5º literal a) del estatuto orgánico del sistema financiero declara las estipulaciones contractuales que nos ocupan como prácticas no autorizadas por desconocer el articulo 21 del estatuto orgánico del sistema financiero. En consecuencia, a partir de la vigencia de esta circular se ordena la suspensión inmediata de la práctica mencionada, ajustando los correspondientes reglamentos a lo dispuesto en el presente instructivo y reconociendo a los cuentahabientes la corrección monetaria sin importar el saldo en UPAC que se mantenga.

Los revisores fiscales de las entidades, por virtud de lo establecido en el artículo 207 numeral 3º del Código de Comercio, deberán informar a este despacho sobre el cumplimiento de la orden proferida en el presente proveído a más tardar el 2 de diciembre del año en curso, so pena de incurrir en la sanción prevista en el artículo 209 del estatuto orgánico del sistema financiero.

Con el presente instructivo se adiciona con el numeral 7.5, el capítulo cuarto, disposiciones aplicables a las corporaciones de ahorro y vivienda, del título tercero, disposiciones especiales relativas a las operaciones de los establecimientos de crédito en particular, de la Circular 007 de 1996, páginas 36 y 36-1 las cuales se anexan.

La presente circular rige a partir de la fecha de su publicación.

En virtud de lo dispuesto en la norma citada, los préstamos para inversión que otorguen las corporaciones de ahorro y vivienda deberán estar garantizados con hipoteca sobre vivienda o con hipoteca sobre inmuebles distintos de vivienda; en este último caso se observarán las condiciones establecidas en el Decreto 2533 de 1994 o las normas que lo modifiquen o adicionen.

Tratándose de garantías hipotecarias de segundo grado deberán atenderse las instrucciones contenidas en el numeral 3.1 de este capítulo.

7. Cuentas de ahorro de valor constante y certificados de ahorro de valor constante

7.1. Certificados de ahorro de valor constante y certificados de ahorro de valor constante a plazo fijo. En las estipulaciones generales contenidas en los certificados de ahorro de valor constante, las corporaciones de ahorro y vivienda podrán convenir con el depositante que si llegado el término de vencimiento no se hubiera redimido éste no se prorroga, cuando cualquiera de las partes no, conviene en ello, el importe del mismo quedará a su disposición a partir del vencimiento del plazo señalado para la restitución del depósito, sin que por ello se cause rendimiento alguno. En este caso, la corporación lo contabilizará en el rubro otras cuentas por pagar, código 259595 del plan único de cuentas para el sistema financiero.

Cuando sea del caso, las corporaciones de ahorro y vivienda, deberán informar oportunamente y por escrito a la dirección del titular del depósito, su decisión de no prorrogar el contrato, salvo que en el texto del certificado se hubiere previsto que ante el silencio de las partes el mismo se prorrogará en condiciones previamente determinadas o determinables, y la entidad hiciere uso de tal prerrogativa. En ese último evento el certificado se prorrogará por un término igual al inicial y en las condiciones (de tasa, modalidad de pago, etc.) que se hubieren previsto al efecto.

7.2. Estipulación de las tasas de interés en las cuentas de ahorro de valor constante y depósitos ordinarios. Las tasas de interés que reconozcan las corporaciones de ahorro y vivienda por esta clase de depósitos, aun siendo de libre convención, no podrán variarse durante el período que para el efecto de liquidación de tales rendimientos se hayan establecido.

De conformidad con el artículo 137, numeral 3º del estatuto orgánico del sistema financiero, las corporaciones de ahorro y vivienda podrán estipular libremente el período de liquidación de las tasas de interés que ofrezcan reconocer al público en general por concepto de depósitos en cuentas de ahorro de valor constante o de depósitos ordinarios, para cuyo efecto darán cumplimiento a las instrucciones impartidas por esta superintendencia.

7.3. Liquidación de la UPAC en cuentas de ahorro y certificados de ahorro de valor constante. De conformidad con lo establecido en el artículo 134, numeral 4º del estatuto orgánico del sistema financiero, los retiros de las cuentas de ahorro de valor constante deben liquidarse con el valor de las UPAC calculado por el Banco de la República para el día inmediatamente anterior al de la realización de la operación. Como la norma citada restringió la aplicación de esta forma de liquidación a los retiros efectuados sobre cuentas de ahorro de valor constante, no es posible hacerla extensiva a otras hipótesis; por ello, la corrección monetaria y los intereses devengados por los depositantes en certificados de valor constante deben liquidarse con el valor de la UPAC calculado por el Banco de la República, para el día en que se haya pactado el pago de dichos rendimientos financieros.

7.4. Abono de los intereses en cuentas de ahorro de valor constante. Las corporaciones de ahorro y vivienda deben abonar los intereses de las respectivas cuentas de ahorro el último día del período convenido con el valor de la UPAC calculado por el Banco de la República para tal día, de suerte que los depositantes tengan disponibilidad sobre estos rendimientos a partir del día hábil siguiente.

Si por razones de fuerza mayor no fuere posible tener a disposición del cuentahabiente dichos rendimientos, las corporaciones de ahorro y vivienda deberán informarlo por escrito a sus depositantes al momento de saldar la cuenta o consultar su saldo. En este evento, los intereses quedarán pendientes de pago y la corporación los cancelará inmediatamente se supere el obstáculo presentado.

En todo caso, las corporaciones de ahorro y vivienda deberán informar inmediatamente a la Superintendencia Bancaria las circunstancias que le impidieron obrar conforme a lo dispuesto en el párrafo precedente.

7.5. Reconocimiento de corrección monetaria en los contratos de cuenta de ahorro de valor constante. Algunas de las corporaciones de ahorro y vivienda, con base en el principio de la autonomía de la voluntad de los contratantes, están incluyendo dentro de los reglamentos de depósitos de ahorro de valor constante cláusulas en las cuales fijan ciertos topes mínimos para reconocer corrección monetaria a los depósitos en ellas constituidos. Debe advertirse que no es el concepto de saldo mínimo en general el tema que ocupa el presente acto administrativo, sino el saldo mínimo a partir del cual se reconoce corrección monetaria en los contratos de depósitos de ahorro de valor constante, el objeto de la instrucción que a continuación se imparte.

Sobre el particular, ha de señalarse que, tratándose de depósitos de ahorro de valor constante debe partirse del presupuesto normativo contenido en el artículo 21 del estatuto orgánico del sistema financiero, el cual establece que en el caso de la cuenta de ahorro de valor constante, la relación entre el depositante y la corporación se regirá por medio de un documento que debe estipular, entre otros, el sistema de valor constante.

Así, la obligatoriedad del pacto sobre el sistema de valor constante, torna la norma que la contiene en una de aquellas que se conocen como de “orden público”, status que al tenor del artículo 16 del Código Civil impide que los particulares celebren convenios mediante los cuales se desconozca su imperio; hacerlo constituiría ni más ni menos, una forma de derogar por convenio particular la ley en cuya observancia están interesados el orden público y las buenas costumbres.

De acuerdo con lo anterior, este despacho con base en las facultades conferidas por el artículo 326, numeral 5º literal a) del estatuto orgánico del sistema financiero declara las estipulaciones contractuales que nos ocupan como prácticas no autorizadas por desconocer el artículo 21 del estatuto orgánico del sistema financiero. En consecuencia, a partir de la vigencia de esta circular se ordena la suspensión inmediata de la práctica mencionada, ajustando los correspondientes reglamentos a lo dispuesto en el presente instructivo y reconociendo a los cuentahabientes la corrección monetaria sin importar el saldo en UPAC que se mantenga.

Los revisores fiscales de las entidades, por virtud de lo establecido en el artículo 207 numeral 3º del Código de Comercio, deberán informar a este despacho sobre el cumplimiento de la orden proferida en el presente proveído a más tardar el 2 de diciembre del año en curso, so pena de incurrir en la sanción prevista en el artículo 209 del estatuto orgánico del sistema financiero.

8. Depósitos ordinarios

N. del D.: esta circular está dirigida a representantes legales y revisores fiscales de las corporaciones de ahorro y vivienda, Banco Central Hipotecario y bancos hipotecarios.

____________________________