CIRCULAR EXTERNA 94 DE 1996 

(Diciembre 30)

Este despacho se permite impartir las siguientes instrucciones en torno a la valoración de las inversiones de las entidades vigiladas.

Las entidades que opten por el “método de proyección simple” para proyectar flujos deben aplicar el método expedito, descrito en el subnumeral 2.1.5 del capítulo en referencia, para efectos de estimar las tasas de descuento de los diferentes flujos o pagos futuros.

Se adjuntan las hojas 4, 7, 7.1, 8, 9 y 10 del capítulo en referencia que contienen modificaciones sobre los siguientes aspectos:

a) 1.9. Frecuencia y alcance de la valoración por riesgo de mercado;

b) 2.3. Determinación de las tasas básicas, subnumeral 2.3.2;

c) 2.4.1. Margen inicial;

d) 2.5.2. Para la determinación de las tasas básicas de otras inversiones de renta fija a tasa fijas, ordinales i) y ii) del literal a, y

e) 3.1.1. Inversiones que se cotizan en bolsas del país, ordinal i) del literal a).

Las entidades vigiladas tienen plazo hasta el 31 de enero de 1997 para implementar las modificaciones previstas en la presente circular y para cambiar, si así lo desean, sus parámetros de valoración.

Lo dispuesto en la presente circular rige a partir de la fecha de su publicación y deroga las demás normas que le sean contrarias.

(Nota: La Circular 50 de 1997 de la Superintendencia Bancaria, amplía el plazo inicialmente señalado hasta el 29 de agosto de 1997).

(Nota: La Circular 57 de 1997 de la Superintendencia Bancaria, amplía el plazo inicialmente señalado hasta el 30 de septiembre de 1997).

(Nota: La Circular 66 de 1997 de la Superintendencia Bancaria, amplía el plazo inicialmente señalado hasta el 31 de octubre de 1997).

(Nota: La Circular 68 de 1997 de la Superintendencia Bancaria, amplía el plazo inicialmente señalado hasta el 30 de noviembre de 1997).

(Nota: La Circular 71 de 1997 de la Superintendencia Bancaria, amplía el plazo inicialmente señalado hasta el 28 de febrero de 1998).

Página 4

“pueda generar disminución en el valor de la inversión o en la capacidad de pago, total o parcial, de los rendimientos o del capital de la inversión.

1.8.3. Riesgo jurídico. Se entenderá como riesgo jurídico la contingencia de pérdida derivada de situaciones de orden legal que puedan afectar la titularidad de las inversiones o la efectiva recuperación de su valor.

1.9. Frecuencia y alcance de la valoración por riesgo de mercado. La valoración de las inversiones señaladas en el numeral 1.1 deberá efectuarse de la siguiente forma:

1.9.1. Las inversiones correspondientes a los fondos administrados por entidades administradoras de pensiones y/o de cesantía, los fondos comunes de inversión ordinarios y especiales, los fondos mutuos de inversión administrados por sociedades fiduciarias, así como los fondos de pensiones de jubilación e invalidez administrados por las sociedades fiduciarias y por las entidades aseguradoras, en forma diaria, y sus resultados deberán registrarse con la misma frecuencia.

1.9.2. Las inversiones de las instituciones vigiladas, así como las de los fideicomisos de garantía y demás fideicomisos administrados por sociedades fiduciarias, en forma mensual, y sus resultados deberán registrarse con la misma frecuencia. No obstante, a partir del 1º de abril de 1997 la frecuencia de la valoración de las inversiones deberá efectuarse en forma diaria y sus resultados deberán registrarse con la misma frecuencia.

2. Valoración de las inversiones de renta fija

2.1. Valoración de las inversiones negociables de renta fija. Las inversiones negociables de renta fija se valorarán por su valor de mercado. Para este propósito se deberá adelantar el siguiente procedimiento:

2.1.1. Se debe establecer el flujo de fondos futuros por concepto de rendimientos y capital de los títulos de acuerdo con los términos pactados.

2.1.2. Para cada pago del flujo de fondos se debe establecer una tasa de descuento que permita convertir dicho pago futuro a su valor presente.

2.1.3. Para calcular las tasas de descuento se debe determinar una tasa de riesgo específica a cada período de causación de rendimientos comprendido entre la fecha de valoración y el vencimiento del pago. La tasa de riesgo del período resulta de combinar dos elementos: la tasa básica y el margen del título, como se define más adelante.

2.1.4. La tasa de descuento para cada pago se obtiene de promediar geométricamente las tasas de riesgo de los períodos comprendidos con ponderación exponencial por la fracción o múltiplo de año en cada período.

Se entenderán como tasas básicas aquellas que miden la exposición de la inversión al riesgo de mercado por posibles cambios en el nivel general de tasas de títulos de la misma especie.

Se entenderá como margen el porcentaje que se adiciona o se deduce a las tasas básicas y que recoge la exposición a los riesgos de solvencia y jurídicos, así como la liquidez del título y otros aspectos específicos al emisor y al título. El margen refleja las diferencias de valor entre el título a valorar y el conjunto de títulos de la misma especie y corresponde a la prima que paga un título por referencia a la rentabilidad de otros títulos, cuyas características promedio se resumen en la tasa básica. El margen que se establezca en cada valoración deberá ser constante para todos los períodos de causación de rendimientos.

2.1.5. Procedimiento expedito con base en tasas básicas de cero cupón. Cuando se utilicen tasas básicas de cero cupón es posible obviar la ponderación geométrica de rendimientos, por cuanto estas tasas son ya de por si resultado de ponderar las tasas futuras implícitas de los períodos que comprenden.

Página 7

2.3.2. Inversiones de renta fija a tasa variable. Las tasas básicas para las inversiones en moneda legal y extranjera se determinarán con base en las tasas efectivas de referencia de acuerdo con el siguiente procedimiento:

a) Cuando a la fecha de la valoración se conozca el valor de la tasa efectiva de referencia para un pago de rendimientos, se deberá considerar como tasa básica la tasa efectiva de referencia interpolada al período remanente para dicho pago, y

b) Cuando a la fecha de la valoración no se conozcan los valores futuros de las tasas de referencia, se utilizarán como tasas básicas:

i) Las establecidas en el numeral 2.1.5 del presente capítulo, cuando la entidad utilice el método de proyección simple, o

ii) Los mismos valores de las tasas efectivas de referencia utilizadas en la proyección de los flujos de caja de que trata el literal b) del numeral 2.5.1 del presente instructivo, cuando la entidad utilice el método de tasas futuras implícitas.

2.4. Determinación del margen inicial y del margen utilizado para descontar las inversiones de renta fija

2.4.1. Margen inicial. El margen inicial se calculará en la fecha de adquisición del título.

2.4.1.1. Cuando la entidad utilice el método de proyección simple. El margen inicial (MI) será el resultado de resolver la siguiente ecuación:

VC: valor por el cual se compra el título.

di: número de días que hay entre la fecha de valoración y la fecha de pago del flujo i. i = 1....n

tbi: tasa básica (interpolada) del período 1, establecida en el numeral 2.1.5 del presente capítulo.

Fi: flujo futuro para el período i.

MI: Margen inicial, que es la variable a resolver.

2.4.1.2. Cuando la entidad utilice el método de tasas futuras implícitas. El margen inicial (Ml) será el resultado de resolver la siguiente ecuación:

VC: valor por el cual se compra el título.

di: número de días del período i. i = 1....n 

tbi: tasa básica (futura implícita) del período i, establecida en el literal b) del numeral 2.5.1 del presente capítulo.

Fi : flujo futuro para el período i.

MI : Margen inicial, que es la variable a resolver.

2.4.1.3. Norma general. En todo caso el margen inicial de todos los títulos de renta fija debe ser mayor o igual a cero.

2.4.1.4. Caso de excepción. Cuando la entidad de conformidad con lo dispuesto en este capítulo o en normas que lo adicionen o modifiquen cambie los parámetros de valoración, deberá recalcular el margen inicial de todos los títulos tomando como valor de compra (VC) de cada título su valor de mercado, el día anterior a la fecha en que ocurra dicho cambio, calculado con los parámetros anteriores.

Página 7.1

2.4.2. Margen utilizado en la tasa de descuento. El margen que calculen las entidades para adicionar o deducir a las tasas básicas en cada valoración deberá ser superior o igual al margen inicial del título.

El margen utilizado como componente de la tasa de descuento deberá incrementarse cuando se advierta deterioro en las condiciones de solvencia del emisor o riesgos jurídicos o de liquidez que reduzcan el valor del título y debe ser el reflejo constante de las condiciones intrínsecas al emisor y al título que lo diferencian del conjunto de títulos de la misma especie, cuyas características se reflejan en la tasa básica.

Para la determinación de este margen, las entidades deberán considerar adicionalmente los factores de evaluación contemplados en los numerales 5.2 y 5.5 del presente instructivo. Los incrementos en los márgenes observados en otras emisiones de títulos por parte del mismo emisor que reflejen un aumento en el nivel de riesgo podrán ser incluidos para la determinación del margen.

Resumiendo, en cada valoración del título la entidad puede aumentar o disminuir el margen si considera que existen factores que modifiquen el nivel de los riesgos de solvencia, jurídicos o de liquidez del título sujeto a las restricciones de no reducirlo por debajo del valor del margen inicial.

En consecuencia, las entidades pueden cambiar los márgenes utilizados en las tasas de descuento cuando valoren los diferentes títulos, sin que deban informar a la Superintendencia Bancaria el motivo para hacer dichas modificaciones. Ello no impide que esta superintendencia solicite información y evalúe los casos de entidades que en forma manifiesta manipulen continuamente los márgenes y presenten valoraciones de inversiones que estén consistente y significativamente lejos de los valores de mercado de los títulos.

Página 8, 9 y 10

En el numeral 5.1 del presente instructivo se establece una frecuencia mínima trimestral para la evaluación de los riesgos de solvencia y jurídicos, no obstante, las entidades pueden, de acuerdo con su criterio, efectuar revisiones con mayor frecuencia.

Las inversiones de renta fija en moneda legal emitidas o garantizadas por la Nación o por el Banco de la República y las inversiones forzosas no se evaluarán por riesgo de solvencia. No obstante, en la determinación del margen deberán considerarse otros factores que afecten negativamente el valor del título, tales como riesgos jurídicos o de liquidez, en adición a los ya incluidos en la tasa básica del emisor. Cuando se trate de inversiones en moneda extranjera el margen deberá calcularse con base en las reglas antes señaladas.

2.5. Parámetros alternativos de valoración de las inversiones de renta fija. Las entidades podrán escoger, para determinar los valores de mercado de las inversiones de renta fija, los parámetros que se señalan a continuación:

2.5.1. Para la determinación de los flujos de fondos futuros de las inversiones de renta fija a tasa variable. Para los títulos de renta fija con tasa variable, se ofrece a las entidades evaluadoras la posibilidad de escoger la forma de proyectar los flujos de fondos futuros que no se conocen al momento de la valoración. Las entidades pueden utilizar el denominado método de proyección simple o un método de tasas futuras implícitas. El primer método busca facilitar la transición al proceso de valoración mediante algunas suposiciones simplificadas, mientras que el segundo utiliza la información sobre expectativas del mercado contenida en la curva de rendimientos. A continuación se explican algunos aspectos y consecuencias de la aplicación de estos métodos:

a) Método de proyección simple. Para todos los flujos futuros se podrá utilizar el valor actual de la tasa de referencia efectiva de un plazo igual al período de causación de rendimientos de cada pago que se proyecte.

El método de proyección simple no exige demasiados requerimientos técnicos ni operativos y su aplicación conduce a encontrar un valor del título aproximado al valor del mercado. La conveniencia del método radica en su simplicidad por cuanto no requiere técnicas sofisticadas para proyectar el valor de los flujos futuros que aún no se conocen.

El fundamento conceptual de este método consiste en suponer, de manera bastante simplificada, que las tasas de referencia se mantendrán constantes en el futuro, lo cual permite utilizar el valor de la tasa de referencia conocida en la fecha de valoración para proyectar cada uno de los rendimientos futuros. Adicionalmente, y atendiendo al objetivo de estimar el valor futuro de un pago cuyas condiciones están fijadas contractualmente, la tasa de referencia a utilizar en cada caso debe ser aquella de un plazo correspondiente al período de causación de rendimientos estipulado en el título.

b) Método de las tasas futuras implícitas. En aquellos casos donde exista una curva de rendimientos se podrá estimar la tasa futura implícita correspondiente a cada período de causación de rendimientos. Para efectos de estimar tasas futuras en períodos posteriores al mayor plazo existente de la curva de rendimientos, se podrá extrapolar la tasa aplicando el valor correspondiente al mayor plazo de la tasa futura implícita disponible;

c) Otros métodos que hayan sido aceptados por la Superintendencia Bancaria, y

d) Caso especial. Para hallar el flujo futuro de fondos de la inversión en títulos TES clase B a tasa variable, se debe utilizar el método de proyección simple, esto es, aplicando el IPC conocido en el momento de la valoración para la determinación de todos los flujos futuros de fondos.

Este corresponde al IPC (publicado por el DANE) analizado del mes inmediatamente anterior a la fecha de valoración.

Para hallar el valor de los rendimientos anuales se debe aplicar la siguiente fórmula:

$ rendimiento anual = Capital * [((1 + IPC anual) * (1 + PCA)) -1]

Capital: valor nominal del título.

IPC anual: inflación anualizada certificada por el DANE, para el mes anterior a la fecha de valoración.

PCA: porcentaje contractual aprobado, es el componente de rendimiento real que se reconoce por contrato.

De la misma manera se calculan todos los rendimientos anuales que tenga pendiente el título. Al último rendimiento anual se le adiciona el capital para hallar el total del último flujo.

2.5.2. Para la determinación de las tasas básicas de otras inversiones de renta fija a tasa fija:

a) Para las inversiones en moneda legal:

i) Cuando la entidad elija como tasa básica la TBS para descontar los títulos de renta fija a tasa fija, utilizará el promedio móvil de los últimos diez días hábiles anteriores.

Para tales efectos, la Superintendencia Bancaria informa la TBS diaria y su promedio móvil de diez días.

Cuando la valoración se realice en un día no hábil, la entidad utilizará la TBS promedio móvil calculada en el día hábil inmediatamente anterior.

ii) La tasa DTF efectiva para el plazo de 90 días certificada y publicada por el Banco de la República, y las tasas DTF efectivas para los plazos de 180 y 360 días publicadas por la misma entidad.

Cuando la entidad escoja como tasa básica la DTF para descontar los títulos de renta fija a tasa fija, podrá utilizar la última DTF publicada o el promedio aritmético de las últimas 2 DTF publicadas.

iii) Para aceptaciones bancarias el promedio de los últimos cinco (5) días del índice DAB que se calcula con base en las aceptaciones que se negocian en la Bolsa de Bogotá para diferentes plazos.

iv) Otras tasas aceptadas para tales efectos por la Superintendencia.

b) Para las inversiones en moneda extranjera se deberá utilizar la tasa interpolada promedio de los últimos diez (10) días de los rendimientos de tesorería de los gobiernos extranjeros en la divisa y para el plazo correspondiente.

Cuando no se encuentre una tasa básica para un período igual al período remanente de pago de rendimientos o igual al período remanente del título, según la aplicación que se le esté dando, se podrá estimar la tasa básica utilizando una interpolación.

Los métodos y tasas a que hacen referencia el literal c) del numeral 2.5.1 y el ordinal iv), del literal a) del numeral 2.5.2. deberán ser autorizados previamente por la Superintendencia Bancaria, la cual evaluará, entre otros aspectos, su consistencia e idoneidad, conforme a lo dispuesto en el presente instructivo, así como la capacidad técnica de la entidad solicitante.

Los demás métodos o tasas señalados en los numerales 2.5.1 y 2.5.2 que hayan sido escogidos por las entidades deberán ser informados previamente a la superintendencia y no podrán ser modificados en el transcurso de un año fiscal.

Sin perjuicio de lo previsto en el presente numeral, los métodos o tasas escogidos para la primera evaluación no requerirán ser informados previamente a la Superintendencia Bancaria y podrán ser modificados por una sola vez durante el año fiscal de 1995, previa autorización de este organismo.

2.6. Comparación de los valores de mercado de las inversiones de renta fija frente a los exigidos de acuerdo con la calificación por riesgo de solvencia. El valor de mercado de las inversiones calificadas en categoría “C” o en una de mayor riesgo, de acuerdo con los criterios establecidos en el numeral 5.3, no podrá ser superior a los valores máximos que se establecen en el numeral 5.4.

3. Valoración de las inversiones de renta variable

3.1. Valoración de las inversiones de renta variable. Las inversiones de renta variable se valorarán conforme a las reglas que se señalan a continuación:

3.1.1. Inversiones que se cotizan en bolsas de valores del país. Las inversiones se valorarán con base en el índice de bursatilidad que informa mensualmente la Superintendencia de Valores, de la siguiente manera:

a) Alta y media bursatilidad: se valorarán de la siguiente manera:

i) Las entidades podrán escoger el número de días comunes con base en los cuales se calculará el precio promedio ponderado de las transacciones en las bolsas. Este número debe ser como mínimo de diez (10) días y como máximo noventa (90) días. El anterior promedio será válido como valor de mercado de la acción cuando su cálculo se haga con al menos diez (10) datos, o sea que debe haber por lo menos 10 días con transacciones en bolsas de dicha acción.

El parámetro escogido por la entidad deberá utilizarse en la valoración de todas las inversiones de renta variable que se encuentren en esta categoría y no podrá modificarse en el transcurso de un año fiscal. Las entidades deberán informar previamente a la Superintendencia el parámetro escogido.

ii) Cuando no se registren las negociaciones indicadas en el ordinal anterior, las inversiones se mantendrán a su último valor registrado;

b) Baja o mínima bursatilidad o sin ninguna cotización. Se valorarán de acuerdo con alguna de las siguientes reglas:

i) Por su valor intrínseco, el cual no podrá ser anterior a doce (12) meses contados desde la fecha de la valoración. En todo caso cuando se conozca un valor intrínseco más reciente, deberá utilizarse este último para la correspondiente valoración.

ii) Por un método general que refleje en forma adecuada el valor económico de la inversión, el cual deberá ser previamente autorizado mediante actos de carácter general por la Superintendencia Bancaria.

La Superintendencia evaluará con un criterio de prudencia que el método reconozca, entre otros aspectos, la liquidez de los títulos y sus riesgos jurídicos y de solvencia, y

c) Cambio de bursatilidad. Los cambios temporales en la bursatilidad de las inversiones no implicarán una modificación en las reglas de valoración. En consecuencia, la valoración correspondiente se efectuará con sujeción a los criterios que se venían utilizando hasta el cumplimiento del término de seis (6) meses de que tratan los numerales 1.6.2 y 1.6.3.

3.1.2. Entidades que han sido objeto de procesos de privatización. Para valorar las inversiones se tomará como valor intrínseco aquel valor por el cual fueron enajenadas las acciones en el proceso de privatización.

(Nota: La Circular 50 de 1997 Superintendencia Bancaria, amplía el plazo inicialmente señalado hasta el 29 de agosto de 1997.)

(Nota: La Circular 57 de 1997 de la Superintendencia Bancaria, amplía el plazo inicialmente señalado hasta el 30 de Septiembre de 1997.)

__________________________