CIRCULAR EXTERNA 95 DE 1998

 

CIRCULAR EXTERNA 95 DE 1998 

(Diciembre 24)

Ref.: Circular Externa 007 de 1996

En procura de cumplir el objetivo previsto en el literal c) del numeral 1º del artículo 325 y en cumplimiento de la función de control y vigilancia que señalan las letras a) y c) del numeral 3º del artículo 326 del estatuto orgánico del sistema financiero, este despacho considera indispensable recordar a las entidades vigiladas, la doctrina que sobre la causación y pago del impuesto de timbre, tratándose de títulos valores suscritos con espacios en blanco, ha sostenido la dirección general de impuestos, a fin de que se adopten los correctivos del caso.

Para tal efecto, se adiciona el subnumeral 7.2 al capítulo primero del título II de la circular básica jurídica, para lo cual se anexan las páginas 23 y 22-1.

La presente circular rige a partir de la fecha de su publicación.

Hoja 22-1

7. Operaciones con títulos valores en blanco

Este despacho se permite impartir las siguientes instrucciones a efectos de que los establecimientos de crédito efectúen una correcta utilización de los pagarés firmados en blanco por sus deudores:

7.1. Condiciones. El artículo 622 del estatuto mercantil establece la posibilidad de crear títulos valores con espacios en blanco, pero al propio tiempo prevé que en las instrucciones dadas por el suscriptor no pueden existir vacíos, toda vez que el título sólo puede ser diligenciado de acuerdo con las instrucciones expresas de su creador y no a criterio del tenedor del mismo, en este caso de las instituciones financieras.

Nuestra ley mercantil otorga protección a quien entrega un título valor en blanco, al consagrar que el tenedor legítimo únicamente estará facultado para llenarlo si sigue estrictamente las instrucciones de quien lo entregó, las cuales no se podrán plasmar en el documento escrito en forma imprecisa o indeterminada y deberán contener los requisitos mínimos y las características propias del título valor de que se trate. En consecuencia, además de las que los clientes consideren necesario introducir, el escrito de instrucciones deberá contener:

— Clase de título valor.

— Identificación plena del título sobre el cual recaen las instrucciones.

— Elementos generales y particulares del título, que no consten en éste, y para el cual se dan las instrucciones.

— Eventos y circunstancias que facultan al tenedor legítimo para llenar el título valor.

Copia de las instrucciones debe quedar en poder de quien las otorga.

En virtud de lo expuesto este despacho considera, al tenor del literal a), numeral 5º del artículo 326 del Estatuto Orgánico del Sistema Financiero, como práctica insegura y no autorizada la inobservancia de las instrucciones impartidas anteriormente. Igualmente, se permite recordar a las entidades que el llenar el título contrariando las instrucciones contenidas en la ley puede dar lugar a responsabilidades tanto civiles como penales.

7.2. Impuesto de timbre sobre títulos valores en blanco —pagarés— otorgados a favor de entidades financieras. Frente al tema de la causación del impuesto de timbre en títulos valores otorgados en blanco como garantía a una obligación contraida en favor de entidades vigiladas por esta superintendencia, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales se ha pronunciado en los siguientes términos:

“Por regla general, al expedirse, suscribirse u otorgarse un documento que genere obligaciones, en los que se haga constar la constitución, existencia, modificación u extinción de obligaciones que superen la cuantía tope establecida anualmente y uno, o varios, de los intervinientes detenten la calidad de retenedores, se causará el tributo, siempre y cuando el acto o documento no esté expresamente excluido del tributo”.

“No obstante..., en el caso de los pagarés en blanco exigidos por las entidades vigiladas por la Superintendencia Bancaria o entidades públicas, el impuesto de timbre sólo se causará cuando el instrumento se utilice para hacer exigible el pago de las obligaciones en él contenidas. (D. 2076/92, art. 30). En estos casos, el impuesto sólo se causará si eventualmente se utiliza el pagaré para hacer exigible el pago de las obligaciones. Esta ha sido una reiterada posición doctrinaria de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales. (Conceptos 026898 del 20-XI-97 y 025078 del 12-XI-97)”.

“Así mismo, reiteramos, la causación se da en el momento señalado por la ley, independientemente de los convenios entre particulares, como sería que uno de los otorgantes u obligados anticipará el impuesto al retenedor con el fin de sufragarlo en su debida oportunidad o la estipulación en la cual se diga que uno de los contratantes asume el pago de la totalidad del gravamen. Estos acuerdos, o convenios entre particulares, sobre impuestos, no son oponibles al fisco...”.

De otra parte, respecto al momento en que estas entidades como agentes retenedores deben cancelar el mencionado impuesto, la dirección de impuestos ha indicado:

“Los agentes de retención deben cancelar mensualmente el impuesto causado durante el período en la forma y condiciones que se señalan en el reglamento (negrilla fuera de texto).

“El impuesto de timbre nacional debe declararse mensualmente, toda vez que el artículo 604 del mismo ordenamiento jurídico —estatuto tributario— señala que “el período fiscal de las retenciones en la fuente será mensual”, adicionalmente el artículo 605 ibídem, establece quiénes deben presentar dicha declaración, al disponer que “...los agentes de retención en la fuente deberán presentar cada mes, una declaración de las retenciones en la fuente que de

Hoja 23

conformidad con las normas vigentes debieron efectuar durante el respectivo mes, la cual se presentará en el formulario que para tal efecto señale la Dirección de Impuestos Nacionales” (referencia en guiones fuera de texto).

Ahora bien, esta superintendencia ha tenido conocimiento de la práctica reiterada por parte de las entidades vigiladas de cobrarle al deudor la totalidad del mencionado impuesto en el momento de la legalización de los créditos. No obstante, este impuesto sólo se debe cobrar de acuerdo con el concepto antes transcrito, cuando los títulos o pagarés suscritos con espacios en blanco se llenen y se utilicen, esto es, cuando las obligaciones en ellos contenidas se hagan exigibles y se busque el cobro ejecutivo de las mismas. Causado el impuesto en los términos anteriores, las entidades están obligadas a transferir los recursos a la Dirección General de Impuestos Nacionales dentro de los dos meses siguientes. En consecuencia, en adelante no se podrá cobrar en forma anticipada el impuesto de timbre sobre títulos valores o pagarés suscritos con espacios en blanco, salvo que expresamente lo autorice el deudor, en cuyo caso se constituirá con su monto un CDT en el respectivo establecimiento, remunerado a la misma tasa y con el mismo plazo pactados para el crédito.

Cuando quiera que las entidades hubieren realizado recaudos anticipados, no causados ni transferidos a la Dirección de Impuestos Nacionales, por concepto de este impuesto, con anterioridad a la entrada en vigencia de la presente circular, deberán devolver a los clientes las sumas correspondientes. Dicha devolución deberá realizarse como un abono al crédito —cuotas futuras o capital—, efectuando una reliquidación al mismo —por menor valor desembolsado— o realizando directamente la devolución del dinero, cuando se trate de créditos cancelados, en ambos casos, dentro de los sesenta (60) días calendario siguientes a la entrada en vigencia de la presente circular. La devolución de estos recursos deberá realizarse reconociendo los rendimientos correspondientes al período comprendido entre la fecha del recaudo y la de su reintegro efectivo al cliente, liquidados mensualmente a la misma tasa de interés pactada para el crédito que lo originó.

Para este efecto, las entidades, dentro de los sesenta (60) días calendario siguientes a la entrada en vigencia de la presente circular, deberán remitir a esta superintendencia el listado de los clientes y montos respectivos devueltos, así como la relación de los montos transferidos a la Dirección de Impuestos Nacionales por concepto del impuesto de timbre.

En consecuencia, al tenor del literal a), numeral 5º del artículo 326 del estatuto orgánico del sistema financiero, se considera como una práctica no autorizada la inobservancia de las instrucciones impartidas en este subnumeral.

N. del D.: Esta circular externa va dirigida a los representantes legales y revisores fiscales establecimientos de crédito.

_________