Concepto 1073 de enero 28 de 1998 

Consejo de Estado

SALA DE CONSULTA Y SERVICIO CIVIL

Rad.: 1073

Consejero Ponente:

Javier Henao Hidrón

Ref.: Urgencia manifiesta en materia de contratación. El caso del túnel Buenavista (carretera Bogotá-Villavicencio).

Santafé de Bogotá, D.C., veintiocho de enero de mil novecientos novecientos noventa y ocho.

(...).

Si bien en la declaración de urgencia manifiesta son admisibles “situaciones similares” que imposibiliten acudir a los procedimientos de selección o concurso públicos, la Sala destaca que en la construcción del túnel Buenavista, que se prolonga durante 4.5 kilómetros en el trayecto final de la carretera Bogotá - Villavicencio y ha sido dejado inconcluso por el consorcio constructor, se presenta la causal consistente en que la continuidad del servicio exige la ejecución de la obra en el inmediato futuro.

El concepto técnico emitido por un experto en túneles y aceptado por el Instituto Nacional de Vías, demuestra que las condiciones actuales del túnel Buenavista no permiten una solución distinta a la pronta contratación de las obras necesarias para su terminación. De lo contrario, se estaría en una situación que genera alto riesgo de daño e inclusive de calamidad, lo cual obliga a su permanente vigilancia y mantenimiento y la destinación de una cuantiosa inversión, mientras las obras permanecen paralizadas, en una especie de statu quo, que podría prolongarse durante un lapso no inferior a seis meses o sea mientras se adelanta el proceso de licitación pública. Es evidente que ello no beneficiaría al Estado, ni a los usuarios de tan importante vía, ni al túnel mismo.

La situación, que es de anormalidad, no da espera y por eso debe ser remediada con los instrumentos que confiere la ley. Es, por tanto, imperiosa la contratación directa y para ello es menester acudir a la urgencia manifiesta.

Tiene dicho esta Sala que del inciso segundo del artículo 42 de la Ley 80 de 1993, según el cual “la urgencia manifiesta se declara mediante acto administrativo motivado”, se infiere que la declaratoria de urgencia puede referirse a uno o varios contratos que se funden en el mismo motivo; pero, en la motivación se debe hacer referencia específica a cada uno de los contratos que se vayan a celebrar con el objeto de señalar claramente su causa y su finalidad (rad. 587/94). Igualmente, que expedido el acto que declara la urgencia, se debe proceder a celebrar el contrato sin ninguna dilación distinta del tiempo necesario para perfeccionarlo (rad. 677/95), si bien con observancia de los requisitos previstos en la ley.

Como consecuencia de lo expuesto, la Sala responde que es procedente la declaración de urgencia manifiesta a que se refiere el artículo 42 de la Ley 80 de 1993, para proceder a la inmediata contratación directa de las obras que permitan la terminación del túnel Buenavista, esencial en el proceso de construcción de la carretera Bogotá - Villavicencio, con sujeción al deber de selección objetiva.

__________________________________