Cuentas AFC y aportes voluntarios

Revista Nº 114 Nov.-Dic. 2002

William Clavijo León 

Gerente División Legal y Tributaria, 

Deloitte & Touche Consultores 

Alberto Díaz 

Consultor División Legal y Tributaria, 

Deloitte & Touche Consultores 

Uno de los temas que ha despertado interés entre los trabajadores cuyos ingresos laborales están sometidos a retención en la fuente, es el beneficio tributario que otorgan las cuentas de Ahorro al Fomento de la Construcción (AFC) y los aportes voluntarios a los fondos de pensiones.

A. Naturaleza jurídica del beneficio

Las normas tributarias han establecido un beneficio fiscal para los trabajadores que destinen sumas de dinero a las cuentas de Ahorro para el Fomento de la Construcción (AFC), las cuales se consideran Ingreso no Constitutivo de Renta ni Ganancia ocasional, y no hacen parte de la base gravable para aplicar la retención en la fuente, dentro de los parámetros establecidos para tal fin(1). Igual tratamiento tienen los aportes voluntarios que haga el trabajador a los Fondos de Pensiones de jubilación(2).

B. Condiciones para acceder

Tanto para las cuentas AFC como para los aportes voluntarios a los fondos de pensiones, la norma tributaria exige que el trabajador mantenga las sumas de dinero por un lapso de tiempo no inferior a cinco (5) años contados a partir de la fecha de consignación. De lo contrario, se pierde el beneficio y en consecuencia, la institución financiera procederá a efectuar la correspondiente retención en la fuente. El valor a deducir del salario incluido aportes a fondos de pensiones y ahorro en cuenta AFC, no podrá ser superior al 30% de los ingresos laborales.

En el caso de las cuentas AFC, si el retiro de dichos recursos se destina a la adquisición de vivienda, no será procedente la retención en la fuente independientemente del tiempo en que dichos recursos hayan permanecido en la cuenta. De acuerdo con la reglamentación(3), la condición para que los retiros de estas cuentas de ahorro para el fomento de la construcción, sean tratados como ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional, se cumplirá, siempre y cuando se destinen exclusivamente a la cancelación de la cuota inicial y a las cuotas para atender el pago de los créditos hipotecarios nuevos para adquisición de vivienda, otorgados por entidades sujetas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia Bancaria. Se consideran créditos hipotecarios nuevos, aquellos desembolsos o abono en cuenta realizados a partir de la entrada en vigencia de la norma, es decir, el 21 de septiembre de 2001.

C. Efecto fiscal de los retiros

Si los recursos retirados de las cuentas AFC por el trabajador, tienen una destinación diferente a la prevista por la ley, deberá practicarse la respectiva retención en la fuente, de conformidad con las normas que rigen la materia. Para que esto no se presente el trabajador deberá obtener un préstamo para adquirir vivienda y canalizar los recursos destinados a pagos en una cuenta AFC.

El aporte voluntario a los fondos de pensiones implica capacidad de ahorro, lo cual genera un rendimiento a través del fondo. En el evento en que el trabajador retire los aportes y rendimientos antes de cinco (5) años, se le aplicará la retención en la fuente correspondiente.

Según pronunciamiento reciente de la DIAN(4), las AFC no están expresamente exceptuadas del gravamen a los movimientos financieros, sino las cuentas de ahorro en general que cumplan las condiciones del artículo 879 del estatuto tributario. En el caso de traslados de cuentas entre un fondo de pensiones y una cuenta de AFC, la administración reitera, que el fondo de origen debe informar a la entidad financiera receptora, la historia completa de la cuenta trasladada. El concepto también incluye un procedimiento en relación con los requisitos para poder deducir los intereses pagados en la financiación de créditos nuevos.

Los retiros de aportes voluntarios, provenientes de ingresos que se excluyeron de retención en la fuente, que se efectúen al sistema general de pensiones, a los fondos de que trata el Decreto 2513 de 1987, constituyen un ingreso gravado para el aportante y estarán sometidos a retención en la fuente por parte de la respectiva sociedad administradora, si el retiro del aporte o rendimiento, o el pago de la pensión, se produce antes de los cinco (5) años.

impuestos2002afc.JPG
impuestos2002afc.JPG
 

D. Efecto en la determinación de la retención en la fuente

Supuestos:

1. El salario base del empleado es de $ 7.000.000.

2. De la base salarial se descuenta el 4.375% sobre Veinte (20) SMMLV, correspondiente a aportes a fondos de pensiones y fondos de solidaridad.

3. El empleado no tiene créditos hipotecarios de vivienda, ni acredita pagos por educación o salud.

Es de anotar que adicional al beneficio anteriormente mencionado por ahorrar en cuentas de AFC y aportes a los fondos de pensiones, el trabajador goza de la exención tributaria del 30% sobre los ingresos laborales(5) (ver cuadro).

(1) Artículo 4º de la Ley 488 de 1998.

(2) Ley 49 de 1990, sustituido por la Ley 223 de 1995, adicionado por la Ley 383 de 1997 y sustituido en el artículo 4º de la Ley 488 de 1998.

(3) Decreto 2005 del 21 de septiembre de 2001.

(4) DIAN, Concepto Especial 0004 de agosto 8 de 2002.

(5) Estatuto Tributario, artículo 206, numeral 10.