DECRETO 1026 DE 2000 

(Noviembre 29)

“Por el cual se adopta la reglamentación del servicio comunitario de telecomunicaciones en el Distrito Capital y se delegan unas funciones”.

El Alcalde Mayor de Bogotá D.C.,

en ejercicio de las atribuciones conferidas por el Decreto 1421 de 1993, y en desarrollo de lo establecido en el Decreto 1029 de 1993 y la Resolución 36 de 1997 del Ministerio de Comunicaciones y,

CONSIDERANDO:

Que el gobierno, nacional mediante el Decreto 1029 de junio de 1993, reglamentó el servicio auxiliar de ayuda denominado u servicio comunitario de telecomunicaciones cuyo objeto es la seguridad de la vida humana, la seguridad de las entidades territoriales municipales y el interés cívico y humanitario de las comunidades municipales, mediante la transmisión de voz o señales, a corta distancia, dentro de la jurisdicción municipal y, excepcionalmente, entre estaciones de distintas jurisdicciones, sin posibilidad de suministrar servicios de telecomunicaciones a terceros ni comercializar el servicio.

Que el Decreto 1029 de 1993 estableció que el servicio comunitario de telecomunicaciones sería prestado a través de las alcaldías, a las cuales facultó a expedir autorizaciones oficiales que permitan el funcionamiento de estaciones operadoras, dentro de sus jurisdicciones.

Que por Resolución 36 del 10 de enero de 1997 la directora administrativa de comunicación social del Ministerio de Comunicaciones otorgó licencia de carácter permanente a la Alcaldía Mayor de Bogotá D.C., para la prestación del servicio comunitario de telecomunicaciones y autorizó al Alcalde Mayor de Bogotá D. C., para expedir permisos a quienes cumplan requisitos para el establecimiento de estaciones operadoras dentro de la jurisdicción del Distrito Capital sin discriminación alguna.

Que se hace necesario adoptar la reglamentación sobre el otorgamiento de permisos a las personas naturales colombianas o naturales extranjeras residentes en el Distrito Capital que deseen acceder al servicio comunitario de telecomunicaciones y delegar la función de otorgar los permisos correspondientes y las demás funciones y obligaciones asignadas al Alcalde Mayor por las normas antes relacionadas.

DECRETA:

CAPÍTULO I

Reglamentación

ART. 1º—Adoptar para el Distrito Capital de Bogotá la reglamentación del servicio auxiliar de ayuda denominado “servicio comunitario de telecomunicaciones”, establecida en el Decreto 1029 de 1993, la Resolución 36 de 1997 y demás normas concordantes vigentes.

ART. 2º—Delegar en la subsecretaría de convivencia y seguridad ciudadana de la secretaría de gobierno, la función de expedir permisos para el funcionamiento de estaciones operadoras para la prestación del servicio comunitario de telecomunicaciones dentro de la jurisdicción del Distrito Capital, así como las demás funciones y obligaciones asignadas al Alcalde Mayor mediante el Decreto 1029 de 1993 y la Resolución 36 de 1997 expedida por el Ministerio de Comunicaciones.

ART. 3º—De conformidad con el artículo tercero de la Resolución 36 de 1997 las personas naturales colombianas o naturales extranjeras residentes en el Distrito Capital que deseen acceder al servicio comunitario de telecomunicaciones, deberán presentar ante la subsecretaría de convivencia y seguridad ciudadana de la Secretaría de Gobierno, los siguientes documentos:

1. Solicitud escrita en donde conste su nombre completo, el documento de identificación y la dirección de su residencia.

2. Copia del documento de identificación.

3. Pagar por una sola vez el valor equivalente a dos salarios mínimos legales diarios consignación que debe efectuarse en la cuenta que al efecto indique la subsecretaría para la convivencia y seguridad ciudadana de la Secretaría de Gobierno.

ART. 4º—A los operarios del servicio comunitario de telecomunicaciones se les identificará con el distintivo de llamada AC14BOG, seguido del número consecutivo asignado por la subsecretaría de convivencia y seguridad ciudadana de la Secretaría de Gobierno de acuerdo con el orden de las autorizaciones conferidas.

PAR.—Una vez expedido el permiso y asignado el número de identificación, la subsecretaría de convivencia y seguridad ciudadana de la Secretaría de Gobierno otorgará un carné a cada operador autorizado, enviará a la Policía Nacional, Sijin, los formularios debidamente diligenciados de que trata el artículo 2º del Decreto 1029 de 1993 y registrará ante la dirección administrativa de comunicación social del Ministerio de Comunicaciones los nombres de los operarios de la red comunitaria de telecomunicaciones con su distintivo de llamada y el número del documento de identificación.

ART. 5º—Las estaciones habilitadas para el servicio comunitario de telecomunicaciones, dentro de la correspondiente jurisdicción del Distrito Capital, deberán operar con potencias máximas de cuatro (4) vatios en AM (A3), potencia portadora y SSB-12 vatios (P.E.P.).

ART. 6º—Los operarios de la red comunitaria podrán hacer transmisiones en las frecuencias, tipo de emisión y potencia establecidas en el Decreto 1029 de 1993, a efectos de poner en aviso a los organismos de seguridad, de socorro y ayuda y salubridad o solicitar y dar información, cuando las circunstancias lo exijan, sobre las condiciones del mercado y de las vías de comunicación de la jurisdicción del Distrito Capital.

ART. 7º—De conformidad con el parágrafo 1º del artículo 6º del Decreto 1029 de 1993, los canales 9 (27.065 Mhz), 17 (27.165 Mhz) y 22 (27.225 Mhz) podrán ser utilizados por el servicio comunitario de telecomunicaciones, en coexistencia con el servicio de banda ciudadana, en las siguientes eventualidades: coordinación de emergencias, canal 9; actividades de Cruz Roja y Defensa Civil, canal 17; y asistencia en carretera, canal 22.

ART. 8º—Las antenas utilizadas para la prestación del servicio no podrán sobrepasar los 6.1 metros de altura, medidos desde el límite superior del inmueble en el cual se encuentran instaladas y, de todas formas, no podrán instalarse a más de 18,3 metros de altura sobre el nivel del suelo, sin perjuicio del cumplimiento de las normas urbanísticas de la ciudad.

ART. 9º—Los operarios de la red comunitaria de telecomunicaciones deberán diligenciar, a efectos de la autorización, los formularios elaborados por el Comando General de las Fuerzas Militares, que el Ministerio de Comunicaciones entregará a la subsecretaría de convivencia y seguridad ciudadana de la Secretaría de Gobierno. Dichos formularios, debidamente diligenciados por cada operario, serán entregados por la subsecretaría a la Policía Nacional, Sijin, para lo de su competencia.

CAPÍTULO II

Obligaciones

ART. 10.—Los operarios autorizados oficialmente quedan obligados al cumplimiento estricto de los derechos, deberes y obligaciones establecidas para el efecto en el Decreto 1029 de 1993 y en las normas que lo modifiquen o complementen en especial deberán comprometerse a:

a) Cumplir estrictamente y en su totalidad con las normas de carácter imperativo y de orden técnico contenidas en el Decreto 1029 de 1997 y las demás que exija el Ministerio de Comunicaciones.

b) Velar por el uso racional de las frecuencias asignadas para el servicio a fin de permanecer en completa disponibilidad de transmisión y recepción de comunicaciones.

c) Abstenerse de hacer proselitismo político, publicidad comercial o difusión de temas religiosos, a través del servicio.

d) Transmitir fidedignamente los mensajes y siempre dar con exactitud su identificación y la localización de la estación.

e) Operar personalmente la estación, sin perjuicio de permitir su utilización a familiares y personal autorizado, bajo la estricta responsabilidad del operario.

f) Utilizar un lenguaje decoroso y cortés.

CAPÍTULO lIl

Prohibiciones

ART. 11.—Se prohíben las transmisiones que violen las normas de carácter imperativo y de orden técnico consagradas en el Decreto 1029 de 1993.

ART. 12.—Se prohíbe el funcionamiento de estaciones que no reúnan las especificaciones técnicas requeridas para la debida operación de la red comunitaria de telecomunicaciones.

ART. 13.—Están prohibidas todas aquellas transmisiones de otros servicios de telecomunicaciones o sobre temas religiosos y políticos.

ART. 14.—Las estaciones u operarios del servicio, no podrán interconectarse a las redes telefónicas.

CAPÍTULO IV

Sanciones

ART. 15.—El incumplimiento de las obligaciones contraidas por los operarios de las estaciones del servicio comunitario de telecomunicaciones, dará lugar a la revocatoria de la autorización otorgada.

ART. 16.—De conformidad con el artículo 10 del Decreto 1029 de 1993, cualquier transmisión originada sin la correspondiente autorización, se considerará clandestina. El Ministerio de Comunicaciones y las autoridades militares y de Policía procederán a suspender el servicio y a decomisar los equipos, sin perjuicio de las sanciones de orden penal y administrativas a que hubiere lugar, conforme al Decreto Ley 1900 de 1990 y demás normas legales y reglamentarias vigentes.

CAPÍTULO V

Pago de derechos y destinación recursos

ART. 17.—Los operarios de la red comunitaria de comunicaciones deberán consignar el valor equivalente a dos salarios mínimos legales en la Tesorería Distrital, en la ventanilla que para tal fin indique la subsecretaría para la convivencia y seguridad ciudadana de la Secretaría de Gobierno.

PAR.—Los dineros recaudados par este concepto se destinarán exclusivamente a mantener y mejorar el servicio comunitario de telecomunicaciones.

CAPÍTULO Vl

Vigencia

ART. 18.—El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación y deroga las normas que le sean contrarias.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Bogotá D.C., a 29 de noviembre de 2000.

_____________________________________