Decreto 1072 del 2015: único del sector del trabajo

Revista Nº 193 Ene.-Feb. 2016

Diego Felipe Valdivieso 

Andrés Felipe Reyes Martínez 

VS+M Abogados 

El Gobierno Nacional, como parte de su política para ingresar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), entre otras, ha venido compilando y racionalizando los diferentes decretos reglamentarios que están dispersos por el sistema normativo colombiano.

1. Antecedentes 

Como lo dijimos anteriormente, parte de los objetivos de este Gobierno es entrar en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. Para ello, expidió el documento Conpes 3816 de mejora normativa. Este documento diseñó los lineamientos básicos para la depuración y la racionalización del acervo regulatorio y reglamentario actual.

2. Alcance 

Este decreto tiene dos características que determinarán su utilidad futura, ser un inventario de normas preexistentes (dada su naturaleza compilatoria) y ser el lugar donde se van a depositar las nuevas reglamentaciones. Sobre este último aspecto consideramos que el decreto carece de los siguientes problemas: no es único porque otras normativas no quedaron incorporadas en él o lo hicieron de manera parcial y el texto oficial, disponible en la página del ministerio, no se encuentra actualizado. Por tanto, las reformas y correcciones aún no están disponibles. Una de las recomendaciones de la OCDE en este punto es que el ciudadano debía estar enterado de qué estaba vigente y qué no.

Así las cosas, podemos resumir el alcance del decreto como: 1: Inventario normativo, respecto de todas las normas reglamentarias preexistentes al 31 de mayo del 2015; y 2: Compilador respecto de toda nueva norma de naturaleza reglamentaria que se expida asociada a la materia del trabajo.

Sobre el alcance de “inventario normativo” es de destacar que si bien los decretos anteriores que se incorporaran al 1072 dejan de existir nominalmente, sus contenidos se replican en este instrumento unificador, de tal forma que existe identidad material entre la norma anterior y el contenido incorporado.

3. Aplicabilidad del decreto respecto de normas en desuso

En este acervo normativo se compilaron reglamentaciones que estaban en desuso. Por ejemplo, se compiló el decreto relativo a la forma para despedir a un trabajador por razón del reconocimiento de la pensión de vejez, el referido a la manera de registrar el control diario de las horas extras, el relacionado con el alcance de las obligaciones del Ministerio del Trabajo sobre el registro sindical, o el de la manera de finalizar el contrato cuando la incapacidad supera los 180 días. Prácticamente esas normativas estaban inaplicadas o transformadas, porque las dinámicas sociales y jurisprudenciales determinaron otra cosa.

4. Importancia futura del decreto

La importancia estará dada por cómo los operadores jurídicos van a entender lo que allí se compiló, hecho que tiene relación con lo que dijimos en el aparte anterior. En efecto, pese a que este decreto es nuevo ello no significa que se estén resucitando las normas en desuso.

5. Problemas y deficiencias

Fue poca la participación que tuvieron los principales actores del sector laboral. Es una de las mayores quejas manifestadas por los gremios, los sindicatos y la academia acerca del Decreto 1072 del 2015. En el afán de expedir este decreto y de mostrar resultados, se dejó de lado un espacio para que las personas interesadas en participar pudieran hacerlo. Aún desconocemos los criterios que usó el Gobierno para excluir ciertas normas que no son menos importantes e incluir normas en desuso y para diseñar la nomenclatura de su articulado, que dista en gran medida de los principios de simplicidad y facilidad reseñados por la OCDE en su recomendación.

Una vez presentadas las anteriores consideraciones generales del decreto, ofreceremos las principales novedades en cuanto a su contenido y lo que deberán tener en cuenta las empresas:

a) Estructura del decreto

Consta de tres libros. El primero trata de la estructura general del sector trabajo, tanto en lo centralizado y descentralizado, sus entidades adscritas y vinculadas. El segundo se compone de las disposiciones de carácter sustancial, que son las que cuentan con mayor relevancia. El tercero contiene todas las normas de vigencia y de derogatoria. Hay que tener claro que lo allí compilado es la fuente normativa autorizada puesto que las anteriores se encuentran derogadas de manera expresa.

Para explicar de forma breve cómo está articulado el decreto recurriremos al siguiente símil: una muñeca rusa. Como es sabido por el lector, la matrioska es una muñeca que alberga en su interior otra muñeca y esta a su vez otra. Lo anterior sucede con el decreto, cada parte contiene en su interior un título, cada título contiene un capítulo, cada capítulo una sección y cada sección contiene artículos. A cada parte, capítulo, sección y artículo se le asignó un número de acuerdo con su ubicación en el entramado general. Por ejemplo, el artículo 2.2.1.2.1.1, referido a la autorización para desarrollar el trabajo suplementario, tiene esta numeración porque se encuentra en el libro 2 (régimen reglamentario del sector trabajo), en la parte 2 de ese libro (reglamentaciones), en el capítulo 2 de esa parte (jornada de trabajo, descanso obligatorio, vacaciones y recreación), en la sección 1 de ese capítulo (jornada y trabajo suplementario) y es el artículo 1 de esa sección.

b) Contenidos para tener en cuenta

Antes de la Constitución de 1991, prácticamente el monopolio de producción legal lo tenía el ejecutivo por medio decretos legislativos o reglamentarios. De esta manera, el CST es una colcha de retazos de las reglamentaciones que expidió el Gobierno. Pero, con la actual Carta Política quedaron claras las competencias de producción normativa. Es este el motivo por el que no hay tantas normas que reglamentan lo individual o colectivo del trabajo porque la mayoría ya están en el código (norma de rango legal). En ese orden de ideas, el grueso de este decreto está dado por normas expedidas recientemente, entre otras: Cotización al SSGG de los trabajadores dependientes que trabajan menos de 30 días (D. 2616/2013); Mecanismos de protección al cesante (D. 2852/2013); Sistema de gestión de seguridad y salud en trabajo (D. 1443/2014); Negociación colectiva cuando varios sindicatos presentan pliegos de peticiones (D. 89/2014).