DECRETO 1100 DE 1992 

(Julio 1º)

“Por el cual se reglamenta la Ley 10 de 1991”.

(Nota: Compilado por el Decreto Único Reglamentario 1072 de 2015 y véase artículo 3.1.1. del Ministerio del Trabajo)

El Presidente de la República de Colombia,

en ejercicio de las facultades que le confiere el numeral 11 del artículo 189 de la Constitución Política y el artículo 24 de la Ley 10 de 1991,

DECRETA:

ART. 1º—Alcance. Se entiende por producción de bienes básicos de consumo familiar, el proceso de aplicación del trabajo en la transformación de los recursos naturales, insumos, productos semielaborados y en elaboración, en cualquier rama de la actividad económica, para generar bienes destinados a la satisfacción de las necesidades del núcleo familiar o individual.

Por servicio se entiende toda actividad humana manual, técnica, tecnológica, profesional y científica encaminada a la producción, comercialización y distribución de los bienes de consumo familiar y a la prestación del esfuerzo individual o asociativo para facilitar el bienestar de la sociedad.

ART. 2º—Número de socios. Las empresas asociativas de trabajo se integrarán con un número no inferior a tres (3) miembros y no mayor de diez (10) asociados para la producción de bienes. Cuando se trate de empresas de servicios, el número máximo será de veinte (20), que estarán representados en dichas empresas de acuerdo con el monto de su aporte laboral y adicionalmente en especie o bienes.

ART. 3º—Razón social. La razón social deberá ir acompañada de la denominación de “empresa asociativa de trabajo”, la cual es exclusiva de este tipo de empresas.

ART. 4º—Personería jurídica. Toda empresa asociativa de trabajo deberá inscribirse en la cámara de comercio de su domicilio. Al efecto, deberá acreditar los requisitos señalados en la Ley 10 de 1991, a partir de esta inscripción tendrá personería jurídica.

ART. 5º—Registro. La personería jurídica de la empresa asociativa de trabajo será registrada en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, subdirección de trabajo asociativo e informal, con la presentación del certificado de existencia y representación expedido por la cámara de comercio y copias auténticas del acta de constitución y de los estatutos.

El número de la personería jurídica será el mismo de la inscripción en la cámara de comercio.

PAR.—Las dependencias regionales del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social podrán recibir la documentación relacionada con las solicitudes de registro de las empresas asociativas de trabajo, previo cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 5º de la Ley 10 de 1991, y remitirla dentro de los dos (2) días hábiles siguientes a la subdirección de trabajo asociativo e informal para efectos de registro, control y vigilancia.

ART. 6º—Aportes. En las empresas asociativas de trabajo, los aportes que se llevarán en registro separado para cada asociado, pueden ser:

a) Laborales. Serán constituidos por la fuerza de trabajo personal, aptitudes y experiencia, que serán evaluados semestralmente y aprobados por la junta de asociados, por mayoría absoluta. Para la evaluación se asignará a cada uno de los factores el valor correspondiente, representado en cuotas.

Ningún asociado podrá tener más del cuarenta por ciento (40%) de los aportes laborales.

El Ministerio de Trabajo podrá solicitar a la empresa asociativa de trabajo, revaluar los aportes cuando éstos hayan sido sobrevalorados.

Para este efecto, podrá solicitar la intervención de peritos expertos en la respectiva actividad;

b) Laborales adicionales. Están constituidos por la tecnología, propiedad intelectual o industrial registrada a nombre del aportante.

Estos aportes no podrán exceder del veinticinco por ciento (25%) del total de los aportes de carácter laboral;

c) En activos. Están constituidos por los bienes muebles o inmuebles que los miembros aporten a la empresa asociativa. Estos activos deben ser diferentes de aquellos entregados en arrendamiento, y

d) En dinero. Los asociados podrán hacer aportes en dinero, cuyo registro se llevará en cuenta especial para cada asociado. Las condiciones de los aportes en dinero se establecerán en los estatutos que apruebe la junta de asociados y serán utilizados preferentemente para capital de trabajo de la empresa asociativa de trabajo.

ART. 7º—Arrendamiento de bienes. Los asociados podrán dar a la empresa asociativa de trabajo, a título de arrendamiento, bienes muebles o inmuebles en las condiciones establecidas en contrato comercial escrito, el cual debe ser aprobado por la junta de asociados y especificar los bienes, formas de uso, término, valor y condiciones de pago.

ART. 8º—Reservas. Las empresas asociativas de trabajo elaborarán, a 31 de diciembre de cada año, el estado de ingresos y gastos y el balance general. Del excedente líquido se constituirán, sin perjuicio de otras reservas acordadas, las siguientes reservas mínimas:

a) Reserva del veinte por ciento (20%), con destino a preservar la estabilidad económica de la empresa, este porcentaje deberá apropiarse en cada ejercicio hasta completar una reserva equivalente al cincuenta por ciento (50%) del capital suscrito, y

b) Cuando la empresa de trabajo asociativo establezca reserva para la seguridad social de los asociados, ésta no podrá ser superior al 10% de las utilidades líquidas del respectivo ejercicio.

PAR.—Si durante el primer ejercicio se registran pérdidas operacionales, éstas se castigarán contra la reserva mencionada en el literal a) de este artículo; y en el ejercicio siguiente, antes de efectuar la distribución del excedente líquido, la reserva disminuida deberá ser incrementada hasta recuperar el monto de la pérdida ocurrida en el precedente.

ART. 9º—Utilidad líquida. El excedente líquido a distribuir entre los asociados en proporción a sus aportes, está conformado por la diferencia entre el valor de las ventas y los costos respectivos, menos el valor de los impuestos, contribuciones de seguridad social, intereses, gastos de administración, contribuciones a los organismos de segundo grado a que esté afiliada la empresa y las reservas.

ART. 10.—Disolución. Son causales de disolución de las empresas asociativas de trabajo:

a) Las previstas en el artículo 18 de la Ley 10 de 1991, y

b) Las contempladas en el artículo 218 del Código de Comercio.

ART. 11.—Liquidación. Disuelta la empresa asociativa de trabajo, se hará un inventario detallado de los activos, pasivos y patrimonio y se elaborará un balance general. Luego se procederá en primer lugar al pago de los pasivos, en segundo término se destinará la partida o partidas necesarias para cubrir los gastos de liquidación; el remanente, si lo hubiere, se distribuirá entre los asociados en proporción a sus aportes.

PAR. 1º—El monto representado en auxilios y donaciones deberá ser entregado al Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 11 de la Ley 10 de 1991.

PAR. 2º—Copia del acta de liquidación debidamente aprobada, se registrará en la cámara de comercio del domicilio social.

ART. 12.—Régimen tributario. Las empresas asociativas de trabajo, legalmente constituidas que cumplan las exigencias de las disposiciones tributarias y demás normas a que se refiere el presente decreto, estarán exentas de los impuestos de renta y complementarios.

Igualmente estarán exentos de los mismos impuestos:

a) Participaciones. El cincuenta por ciento (50%) del valor de las participaciones de los asociados, provenientes de los aportes laborales y los aportes laborales adicionales, sin perjuicio de que se apliquen normas generales de carácter tributario más favorables, y

b) Arrendamientos. El treinta y cinco por ciento (35%) del valor de los cánones de los bienes dados en arrendamiento.

ART. 13.—Avances. Cuando de conformidad con sus estatutos, la empresa asociativa de trabajo, realice avances en dinero o especie a sus miembros, los cuales serán determinados por la junta de asociados, deberán deducirse de las participaciones correspondientes a cada asociado a la fecha del cierre del ejercicio, las sumas entregadas en esta calidad.

ART. 14.—Nombramientos y reformas. Todo nombramiento y reforma de estatutos de la empresa asociativa de trabajo, deben ser registrados en la cámara de comercio del domicilio social.

ART. 15.—Responsabilidad. De acuerdo a lo previsto en el artículo 4º de la Ley 10 de 1991, en materia de responsabilidad se aplicarán las normas de sociedades de personas previstas en el Código de Comercio.

ART. 16.—Capacitación. El Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, dará capacitación, asistencia técnica y consultoría en aspectos organizativos de gestión empresarial y tecnología, para el efecto adelantará entre otras las siguientes actividades:

1. Adaptar y transferir los avances tecnológicos apropiados al medio en que se desarrollan las empresas asociativas de trabajo, mediante acción coordinada con las entidades públicas y privadas.

2. Diseñar y desarrollar programas de capacitación informática aplicada, que responda a las necesidades de estas unidades de producción.

3. Participar en las actualizaciones de sistema de mercadeo de bienes y servicios de que trata el artículo 21 del presente decreto.

4. Garantizar el acceso de las empresas asociativas de trabajo a los talleres, laboratorios, centros de trabajo tecnológico, centros de documentación, bibliotecas y demás infraestructura institucional para facilitar la solución oportuna de los problemas tecnológicos relacionados con las actividades de formación profesional.

5. Asesorar a las empresas asociativas de trabajo en la contratación con empresas a nivel formal.

6. Formular proyectos para la reclasificación de mano de obra que comprenda los subsectores económicos reestructurados por el programa de formación económica.

7. Coordinar acciones con la división de gestión de empleo del SENA, que permitan promocionar la formación y consolidación de las empresas asociativas de trabajo.

8. Promover y orientar la utilización racional de los recursos de las empresas asociativas de trabajo.

PAR.—Se entiende por:

Capacitación. El conjunto de actividades orientadas a entregar conocimientos, desarrollar habilidades, destrezas y estimular actividades positivas en los socios de las empresas asociativas de trabajo o bien en personas interesadas en constituir una de estas organizaciones económicas.

Asesoría. Las acciones orientadas a facilitar la aplicación de conceptos, procesos, mecanismos e instrumentos socio-empresariales mediante el acompañamiento a los asociados en sus puestos de trabajo.

Asistencia técnica. Las actividades dirigidas a solucionar problemas durante el proceso de gestación o de producción.

ART. 17.—Plan operativo. Para los efectos de capacitación, asesoría, asistencia técnica y consultoría, el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, presentará anualmente un plan operativo de apoyo a las empresas asociativas de trabajo, lo mismo que informes de evaluación y seguimiento anual, al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

ART. 18.—Apoyo en capacitación por otras entidades. Sin perjuicio de la capacitación que prestará el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, ésta podrá ser ofrecida por organismos no gubernamentales, fundaciones, universidades y otros centros de formación o educativos.

Para efectos de desarrollar una actividad coordinada en materia de capacitación, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, integrará comités con la participación del SENA y las referidas instituciones, que contribuirán a la formación, creación y fortalecimiento de las empresas asociativas de trabajo.

ART. 19.—Promoción. El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, en coordinación con entidades y organismos públicos y privados, apoyará y promoverá el desarrollo de empresas asociativas de trabajo.

ART. 20.—Crédito y financiación. De conformidad con el artículo 22 de la Ley 10 de 1991, las empresas asociativas de trabajo tendrán derecho a participar en la línea de crédito “BID”, que para el apoyo de formas asociativas de producción y/o servicios, coordina el Departamento Nacional de Planeación, a través del plan nacional de desarrollo de la microempresa.

Para tal efecto, el Departamento Nacional de Planeación, determinará las condiciones, plazos y cuantías de los créditos asignados a las empresas asociativas de trabajo.

PAR.—Sin perjuicio de lo estipulado en el párrafo precedente, las entidades oficiales de crédito podrán facilitar el acceso de estas empresas a las líneas de crédito y financiación que se creen para tal fin.

ART. 21.—Sistema de información. El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, por medio de la subdirección de trabajo asociativo e informal, creará un sistema de información sobre el mercado de bienes y servicios de que trata el artículo 1º del presente decreto, formalizando acciones con entidades competentes que puedan aportar información básica para apoyar el objetivo de las empresas asociativas de trabajo.

ART. 22.—Vigilancia y control. El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, representado en la subdirección de trabajo asociativo e informal, a través de las direcciones regionales de trabajo y seguridad social, vigilará que las empresas asociativas de trabajo cumplan con las disposiciones de la Ley 10 de 1991, las normas del presente decreto y los respectivos estatutos.

Para esos efectos, los funcionarios del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, podrán solicitar informes, balances, libros y demás documentos que consideren necesarios para su labor y practicar visitas a las empresas asociativas de trabajo, cuando lo consideren necesario.

ART. 23.—Prohibiciones. Además de las señaladas en la Ley 10 de 1991 y los respectivos estatutos, las empresas asociativas de trabajo no podrán:

a) Realizar actividades diferentes a las de su objeto social;

b) Ejercer funciones de intermediación o de empleador, y

c) Dejar de establecer las reservas previstas por la junta directiva y el artículo 8º literales a) y b) del presente decreto.

PAR.—La función de intermediación descrita en el artículo 26 de la Ley 10 de 1991 y en el literal b) del presente artículo, hace referencia a la intermediación laboral o de empleo, entendiendo por ésta la función de vínculo entre empleador y trabajador, ejercida por un tercero para la obtención de un puesto de trabajo.

ART. 24.—Sanciones. El incumplimiento a lo establecido en los literales a) y b) del artículo anterior, dará lugar a que el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, a través de la subdirección de trabajo asociativo e informal solicite a la cámara de comercio del domicilio, la cancelación de la inscripción en el respectivo registro, previa disolución que ordenará el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, mediante acto administrativo en el cual se indicará un plazo no inferior a dos (2) meses, contados a partir de la ejecutoria de la providencia, para efectuar la correspondiente liquidación, acto contra el cual procederán los recursos previstos en el artículo 50 del Código Contencioso Administrativo.

ART. 25.—Aplicación de las sanciones. Las sanciones a que haya lugar, serán impuestas por la subdirección de trabajo asociativo e informal, a través de las divisiones o secciones de inspección y vigilancia de las direcciones regionales de trabajo y seguridad social, mediante resolución motivada contra la cual proceden los recursos previstos en el Decreto 1 de 1984 (Código Contencioso Administrativo).

Ejecutoriadas las sanciones se comunicará a la cámara de comercio del respectivo domicilio y a los organismos de crédito, para lo cual se enviará copia del acto mediante el cual se impuso la sanción.

ART. 26.—Vigencia. El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Santafé de Bogotá, D.C., a 1º de julio de 1992.

___________________________________