DECRETO 1171 DE 1997 

(Abril 28)

“Por el cual se reglamentan los artículos 50, 51 de la Ley 23 de 1981”

(Nota: Compilado por el Decreto Único Reglamentario 780 de 2016 y véase Libro 4 del Ministerio de Salud y Protección Social)

El Presidente de la República de Colombia,

en ejercicio de las atribuciones que le confiere el numeral 11 del artículo 189 de la Constitución Política,

DECRETA:

CAPÍTULO I

Disposiciones generales

ART. 1º—Campo de aplicación. El presente decreto se aplica a todos los profesionales de la medicina debidamente titulados, registrados o con tarjetas profesional expedida por el Ministerio de Salud, que ejerzan su profesión en el territorio nacional y a todos aquéllos que se encuentren prestando el servicio social obligatorio.

Las disposiciones de este decreto obligan igualmente a las direcciones territoriales de salud, instituciones prestadoras de servicios de salud y demás entidades de salud públicas, mixtas y privadas, a los enfermeros, auxiliares de enfermería y promotores de salud que se encuentren registrados en este ministerio, o inscritos y capacitados por las direcciones seccionales, distritales y locales de salud con las debidas certificaciones, especialmente en cuanto al suministro de información estadística y manejo de los formatos para la expedición de los certificados de nacido vivo y de defunción, que adopte el Ministerio de Salud.

CAPÍTULO II

Del certificado médico

ART. 2º—El certificado médico será expedido por un profesional de la medicina, con tarjeta profesional o registro del Ministerio de Salud o por un médico que se encuentre prestando el servicio social obligatorio, de conformidad con lo previsto por el artículo 50 de la Ley 23 de 1981.

PAR. —El texto del certificado médico será claro, preciso y deberá ceñirse estrictamente a la verdad. Su expedición irregular conllevará responsabilidad civil, penal y ética para el médico que lo expida, de conformidad con las normas vigentes sobre la materia.

ART. 3º—En aquellos lugares donde no exista profesional de la medicina ni en servicio social obligatorio, el certificado médico podrá ser diligenciado y firmado por el personal de salud autorizado en el presente decreto, con el fin de obtener información estadística.

ART. 4º—El certificado médico en lo relativo al estado de salud, tratamiento o acto médico deberá contener como mínimo, los siguientes datos generales:

a) Lugar y fecha de expedición;

b) Persona o entidad a la cual se dirige;

c) Estado de salud del paciente, tratamiento prescrito o acto médico;

d) Nombre e identificación del paciente;

e) Objeto y fines del certificado;

f) Nombre del profesional de la medicina que lo expide;

g) Número de la tarjeta profesional y registro, y

h) Firma de quien lo expide.

ART. 5º—El certificado médico de nacimiento, se expedirá para acreditar el hecho del individuo nacido vivo y deberá contener tres partes:

a) Una primera parte destinada a registrar los datos propios del nacimiento, como: apellidos y nombres del individuo nacido vivo, sexo, peso, talla, tipo sanguíneo, semanas de gestación, fecha de nacimiento, hora de ocurrencia del hecho, lugar y zona de nacimiento, sitio del parto, institución en donde fue atendido, tipo de parto, multiplicidad del parto y nombre e identificación del personal de salud que prestó la atención;

b) Una segunda parte destinada a registrar los datos de los padres del individuo nacido vivo, como: nombres y apellidos, documentos de identificación, edad, estado civil, nivel educativo de cada uno, lugar y zona de residencia habitual de la madre, fecha de nacimiento del anterior hijo nacido vivo y número de hijos nacidos vivos, y

c) Una tercera destinada a registrar los datos de la persona que expide el certificado médico de nacimiento tales como: nombres y apellidos, documento de identificación, número de la tarjeta profesional y registro médico, lugar y fecha de expedición y firma de quien lo expide.

ART. 6º—El certificado médico de defunción se expedirá para acreditar la defunción de todo individuo nacido vivo o nacido muerto, según el caso, y deberá contener como mínimo las siguientes partes:

a) Una primera parte destinada a registrar datos propios de la defunción, de carácter general; tales como: tipo de defunción, fecha, hora, lugar, zona y sitio de la defunción; datos generales del fallecido, como nombres, apellidos, sexo, documento de identificación, fecha de nacimiento, edad, nivel educativo, estado civil, zona y residencia habitual del fallecido y forma de muerte. Así mismo, el nombre, dirección, teléfono, número de tarjeta profesional o registro y firma del personal de salud que lo expide;

b) Una segunda parte destinada a registrar los datos de las defunciones fetales, o de menores de un año, sin interesar el tiempo de gestación; así: ocurrencia de la muerte con relación al parto; clase de parto, clase de embarazo, tiempo de gestación, peso al nacer y los datos de la madre: nombres y apellidos, dirección, edad, número de hijos, estado civil y nivel educativo;

c) Una tercera parte, destinada a registrar los datos propios de la defunción de mujeres, como: estado de embarazo al momento de la muerte, estado de embarazo en las últimas seis semanas; o en los últimos doce meses antes del fallecimiento;

d) Una cuarta parte destinada a registrar los datos relacionados con las muertes violentas: suicidios, homicidios, accidentes de tránsito y otros accidentes. En caso de no haberse determinado la causa de la muerte, y de encontrarse el hecho para dictamen del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, deberá indicarse también cómo sucedió, el lugar y dirección de ocurrencia del mismo, y

e) Una quinta parte destinada a registrar las causas generales de toda defunción, como: la causa directa, antecedente y otros estados patológicos importantes; los métodos técnicos u otras formas mediante las cuales se determinó la causa de la muerte, y si se recibió asistencia técnica durante el proceso anterior al fallecimiento.

ART. 7º—Los formatos de certificados de individuos nacidos vivos y de defunción podrán ser diligenciados y firmados por el siguiente personal de salud:

a) Los profesionales de la medicina, debidamente titulados, con registro médico vigente o con tarjeta profesional del Ministerio de Salud, o que se encuentren prestando el servicio social obligatorio;

b) Cuando no exista en el lugar, ningún profesional médico, ni en servicio social obligatorio, los formatos podrán ser diligenciados por enfermeros, debidamente titulados, registrados o con tarjeta profesional del Ministerio de Salud, y

c) En aquellas áreas de difícil acceso, donde no exista profesional de la medicina ni en servicio social obligatorio, ni profesional de la enfermería como recurso de salud permanente, los formatos podrán ser diligenciados por los auxiliares de enfermería que se encuentren inscritos en las dirección territoriales de salud, o en su defecto, por los promotores de salud, que se encuentren debidamente capacitados e inscritos en tales direcciones de salud y obtengan las certificaciones pertinentes.

ART. 8º—El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación y deroga las disposiciones que le sean contrarias.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Santafé de Bogotá, D.C., a 28 de abril de 1997.

(Nota: Compilado por el Decreto Único Reglamentario 780 de 2016 y véase Libro 4 del Ministerio de Salud y Protección Social)

_____________________________________________