DECRETO 125 DE 1997 

(Enero 20)

“Por el cual se actualizan los montos del patrimonio técnico saneado que deben acreditar las entidades aseguradoras y reaseguradoras que operan en el país”.

El Presidente de la República de Colombia,

en ejercicio de las facultades que le confiere el artículo 189 numeral 11 de la Constitución Política y los artículos 82 numeral 3º del estatuto orgánico del sistema financiero, 6º del Decreto 717 de 1994 y 79 letra a) del Decreto 1295 de 1994, y

CONSIDERANDO:

Que corresponde al Gobierno Nacional establecer las normas requeridas para garantizar que las entidades aseguradoras y reaseguradoras y las cooperativas de seguros mantengan niveles adecuados de solidez financiera y fortaleza patrimonial de acuerdo a los riesgos asociados con su actividad,

DECRETA:

ART. 1º—Obligatoriedad. En forma adicional al cumplimiento de las normas vigentes sobre el cálculo del margen de solvencia, durante el año 1997, las entidades aseguradoras, reaseguradoras y las cooperativas de seguros deberán acreditar ante la Superintendencia Bancaria, en forma previa a la operación de nuevos ramos de seguros y mantener para la explotación de los ya autorizados, un patrimonio técnico saneado igual o superior a los montos establecidos en el presente decreto.

ART. 2º—Cuantía mínima de patrimonio técnico saneado para compañías y cooperativas de seguros generales. El monto del patrimonio técnico saneado que las compañías y las cooperativas de seguros generales deberán acreditar y/o mantener para los siguientes ramos de seguros no podrá ser inferior al que a continuación se señala:

RamosPatrimonio técnico saneado mínimo adicional
Automóviles, incendio, terremoto, lucro cesante y cualquier otro$ 2.516.000.000
Automóviles, incendio, terremoto y lucro cesante$ 1.756 000.000
Automóviles$ 1.250.000.000
Incendio, terremoto y lucro cesante$ 507.000.000
Diferentes a automóviles, incendio, terremoto y lucro cesante$ 759.000.000

PAR. 1º—Las compañías y cooperativas de seguros generales que se encuentren autorizados para explotar o pretendan explotar alguno de los ramos de seguros de personas deberán acreditar y/o mantener un patrimonio técnico saneado no inferior a quinientos cuarenta y cuatro millones de pesos ($ 544.000.000), en adición a los montos señalados para los demás ramos autorizados.

PAR. 2º—Las compañías y cooperativas de seguros generales que se encuentren autorizadas para explotar o pretendan explotar el ramo de seguro de crédito deberán mantener y/o acreditar un patrimonio técnico saneado no inferior a novecientos noventa millones de pesos ($ 990.000.000), en adición a los montos señalados para los demás ramos autorizados.

ART. 3º—Cuantía mínima de patrimonio técnico saneado para compañías y cooperativas de seguros de vida. El monto del patrimonio técnico saneado que las compañías y cooperativas de seguros de vida existentes y aquéllas que pretendan tal condición, deberán mantener y/o acreditar para los ramos de vida individual y complementarios, no podrá ser inferior a un mil ciento sesenta millones de pesos ($ 1.160.000.000).

ART. 4º—Cuantía mínima adicional de patrimonio técnico saneado para operar los ramos de la Ley 100 de 1993. El monto del patrimonio técnico saneado que las compañías y cooperativas de seguros de vida deberán acreditar y/o mantener para la explotación de los siguientes ramos de seguros, no podrá ser inferior al que a continuación se señala:

RamosPatrimonio técnico saneado mínimo adicional
Previsionales de invalidez y sobrevivencia$ 430.000.000
Pensiones con excepción de los planes alternativos$ 1.291.000.000
Riesgos profesionales$ 861.000.000

ART. 5º—Cuantía mínima de patrimonio técnico saneado para reaseguradoras. Las entidades reaseguradoras existentes en el país y aquéllas que pretendan tal condición, deberán acreditar y/o mantener un patrimonio técnico saneado no inferior o cuatro mil seiscientos cuarenta y cuatro millones de pesos ($ 4.644.000.000).

ART. 6º—Valoración de los rubros del patrimonio. Para el cálculo del patrimonio técnico saneado a que se refiere este decreto, se aplicarán las reglas previstas en el numeral 2º del capítulo XIII de la Circular Externa 100 de 1995, emanada de la Superintendencia Bancaria o en las normas que la modifiquen, adicionen o sustituyan.

ART. 7º—Vigencia y derogatorias. El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación y deja sin efecto las normas que le sean contrarias.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Santafé de Bogotá, D.C., a 20 de enero de 1997.

______________________