DECRETO 1481 DE 2001 

(Julio 19)

“Por el cual se fija la escala de asignación básica para los empleos de la Fiscalía General de la Nación y se dictan otras disposiciones en materia salarial”.

(Nota: Derogado por el Decreto 2728 de 2001 artículo 13 del Departamento Administrativo de la Función Pública)

El Presidente de la República de Colombia,

en desarrollo de las normas generales señaladas en la Ley 4ª de 1992, y

CONSIDERANDO:

Que conforme al artículo 345 de la Carta Política, no es posible hacer erogación alguna con cargo al tesoro que no se halle incluida en el presupuesto de gastos y que la misma norma prescribe que tampoco podrá hacerse ningún gasto público que no haya sido decretado por el Congreso, ni transferir crédito alguno a objeto no previsto en el respectivo presupuesto;

Que el monto incluido en el presupuesto general de la Nación para la vigencia fiscal de 2001, aprobado por el Congreso de la República mediante la Ley 628 del 27 de diciembre de 2000, sólo alcanza a cubrir incrementos salariales del 9.9% para los funcionarios que devenguen un salario mínimo, del 9% para los funcionarios que devenguen hasta dos salarios mínimos y del 2.5% para los funcionarios que devenguen más de dos salarios mínimos;

Que la jurisprudencia vigente de la Corte Constitucional ha dispuesto que los aumentos salariales de los empleados públicos deben corresponder, por lo menos, al monto de la inflación del año anterior; no obstante, el cumplimiento de esta decisión requerirá de una ley que adicione el Presupuesto General de la Nación para la vigencia fiscal en curso,

(Nota: Derogado por el Decreto 2728 de 2001 artículo 13 del Departamento Administrativo de la Función Pública)

DECRETA:

ART. 1º—A partir del 1º de enero de 2001, fíjase la siguiente escala de asignación básica para los empleos de la Fiscalía General de la Nación:

GradoAsignación básica
1301.553
2352.931
3420.545
4497.446
5547.817
6641.645
7724.618
8802.938
9895.997
10980.612
111.073.194
121.165.510
131. 246.752
141.326.836
151.417.570
161.508.083
171.585.036
181.674.765
191.854.674
202.042.395
212.131.679
222.220.964
232.310.247
242.399.534
252.488.816
262.578.101
272.620.997
282.708.730
292.796.462
302.902.449
312.990.733
323.079.024
333.167.310
343.255.597
353.343.884

(Nota: Derogado por el Decreto 2728 de 2001 artículo 13 del Departamento Administrativo de la Función Pública)

ART. 2º—Las asignaciones básicas mensuales y los porcentajes del salario mensual que tienen el carácter de gastos de representación para efectos fiscales de los funcionarios a que se refiere el artículo 1º, serán los siguientes:

a) Para los directores nacionales, secretario general, los fiscales delegados ante la Corte, el director de asuntos internacionales y los directores regionales de la fiscalía, mientras estos últimos existan en la planta de personal, el sesenta y cuatro por ciento (64%) del salario mensual tendrá el carácter de gastos de representación;

b) Para los fiscales delegados ante jueces penales de circuito especializados, los directores seccionales y los jefes de oficina de la fiscalía, el cincuenta por ciento (50%) del salario mensual tendrá el carácter de gastos de representación;

c) Para los fiscales delegados ante jueces de circuito y fiscales delegados ante jueces municipales y promiscuos, el veinticinco por ciento (25%) del salario mensual tendrá el carácter de gastos de representación.

(Nota: Derogado por el Decreto 2728 de 2001 artículo 13 del Departamento Administrativo de la Función Pública)

ART. 3º—Los servidores públicos de la Fiscalía General de la Nación que trabajen ordinariamente en los departamentos creados en el artículo 309 de la Constitución Política, continuarán devengando una remuneración adicional correspondiente al ocho por ciento (8%) de la asignación básica mensual que les corresponda. Dicha remuneración se percibirá por cada mes completo de servicio.

(Nota: Derogado por el Decreto 2728 de 2001 artículo 13 del Departamento Administrativo de la Función Pública)

ART. 4º—Los citadores y mensajeros de la Fiscalía General de la Nación tendrán derecho a un auxilio especial de transporte de conformidad con lo establecido en el artículo 32 del Decreto 717 de 1978, así:

a) Para ciudades de más de un millón de habitantes, treinta y cuatro mil cuatrocientos cincuenta pesos ($ 34.450) m/cte. mensuales;

b) Para ciudades entre seiscientos mil y un millón de habitantes, veintiún mil setecientos catorce pesos ($ 21.714) m/cte. mensuales.

c) Para ciudades entre trescientos mil y menos de seiscientos mil habitantes, trece mil setecientos noventa y tres pesos ($ 13.793) m/cte. mensuales.

(Nota: Derogado por el Decreto 2728 de 2001 artículo 13 del Departamento Administrativo de la Función Pública)

ART. 5º—Los servidores públicos de que trata este decreto, tendrán derecho a un auxilio de transporte en los mismos términos y cuantía que establezca el gobierno para los trabajadores particulares y trabajadores y empleados del Estado, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo anterior de este decreto.

No se tendrá derecho a este auxilio cuando el funcionario disfrute de vacaciones, se encuentre en licencia, suspendido en el ejercicio del cargo o cuando la entidad suministre este servicio.

(Nota: Derogado por el Decreto 2728 de 2001 artículo 13 del Departamento Administrativo de la Función Pública)

ART. 6º—El subsidio de alimentación para los empleados que perciban una asignación básica mensual no superior a la señalada para el grado 6 en la escala de que trata el artículo 1º de este decreto, será de veinticinco mil setecientos ochenta y tres pesos ($ 25.783) m/cte. mensuales, pagaderos por la entidad correspondiente.

No se tendrá derecho a este subsidio durante el tiempo que el empleado disfrute de vacaciones, se encuentre en uso de licencia, suspendido en el ejercicio del cargo o cuando la entidad suministre el servicio de alimentación.

(Nota: Derogado por el Decreto 2728 de 2001 artículo 13 del Departamento Administrativo de la Función Pública)

ART. 7º—Los funcionarios judiciales y del Ministerio Público que fueron nombrados como jefes de unidad de fiscalía o fiscales delegados ante la Corte Suprema de Justicia o fiscales delegados ante el Tribunal Nacional y que no se acogieron al régimen salarial y prestación al establecido en los decretos 2699 de 1991, 53 y 109 de 1993 y 108 de 1994, devengarán la siguiente remuneración mensual o la que percibían a 31 de diciembre de 2000, incrementada en el 2.5%:

a) El fiscal jefe de la unidad ante la Corte Suprema de Justicia tendrá un sueldo básico de un millón ochenta y cinco mil quinientos nueve pesos ($ 1.085.509) m/cte. y los gastos de representación de un millón novecientos veintinueve mil setecientos noventa y cinco pesos ($ 1.929.795) m/cte. De esta remuneración el ocho por ciento (8%) constituye un sobresueldo que se devengará durante el término que se desempeñe como jefe según los reglamentos que expida el Fiscal General de la Nación;

b) Los fiscales de unidad ante la Corte Suprema de Justicia tendrán un sueldo básico de novecientos noventa y ocho mil seiscientos setenta y dos pesos ($ 998.672) m/cte. y gastos de representación de un millón setecientos setenta y cinco mil cuatrocientos quince pesos ($ 1.775.415) m/cte.;

c) Los fiscales jefes de unidad ante el Tribunal Nacional, tendrán una remuneración equivalente a la que percibían a 31 de diciembre de 2000, incrementada en el 2.5%, o de dos millones quinientos cincuenta y dos mil trescientos sesenta y tres pesos ($ 2.552.363) m/cte. De su remuneración, un cinco por ciento (5%) constituye sobresueldo que se devengará durante el término que se desempeñe como jefe según los reglamentos que expida el Fiscal General de la Nación. El 50% del salario mensual de los fiscales delegados ante el Tribunal Nacional y fiscales delegados ante los tribunales de distrito, tendrá el carácter de gastos de representación.

El 10% de la remuneración del jefe de unidad ante el Tribunal Nacional, constituye un sobresueldo que se devengará durante el término que se desempeñe como Jefe según los reglamentos que expida el Fiscal General de la Nación;

d) Los fiscales de la unidad ante el Tribunal Nacional y los fiscales jefes de unidad de las fiscalías regionales y los fiscales de unidad ante los tribunales de distrito judicial, tendrán el sueldo correspondiente al grado 21 de la escala de la rama judicial vigente a 31 de diciembre de 2000, incrementada en el 2.5%, o una remuneración de dos millones cuatrocientos veinticuatro mil setecientos cuarenta y cinco pesos ($ 2.424.745) m/cte.;

e) Los fiscales jefes de unidad ante los juzgados de circuito tendrán el sueldo equivalente al grado 17 de la escala de la rama judicial vigente a 31 de diciembre de 2000, incrementada en el 2.5%. De este valor un diez por ciento (10%) se constituye como un sobresueldo que se devengará durante el término que se desempeñe como jefe, según los reglamentos que expida el Fiscal General de la Nación.

(Nota: Derogado por el Decreto 2728 de 2001 artículo 13 del Departamento Administrativo de la Función Pública)

ART. 8º—El fiscal jefe de unidad y los fiscales de unidad ante la Corte Suprema de Justicia, tendrán derecho a una prima técnica equivalente al 50% de la remuneración mensual. Así mismo, tendrán derecho a una prima mensual especial de alta dirección equivalente al 45% de la remuneración mensual.

Las primas técnica y especial de alta dirección no tienen carácter salarial para ningún efecto legal.

(Nota: Derogado por el Decreto 2728 de 2001 artículo 13 del Departamento Administrativo de la Función Pública)

ART. 9º—La Fiscalía General de la Nación en aplicación del presente decreto no podrá exceder en ningún caso las apropiaciones presupuestales vigentes en la fecha para servicios personales.

(Nota: Derogado por el Decreto 2728 de 2001 artículo 13 del Departamento Administrativo de la Función Pública)

ART. 10.—Las normas contenidas en el presente decreto se aplicarán a los servidores públicos de la Fiscalía General de la Nación que no optaron por el régimen especial establecido en los decretos 53 y 109 de 1993 y 108 de 1994.

(Nota: Derogado por el Decreto 2728 de 2001 artículo 13 del Departamento Administrativo de la Función Pública)

ART. 11.—Ninguna autoridad podrá establecer o modificar el régimen salarial o prestacional estatuido por las normas del presente decreto, en concordancia con lo establecido en el artículo 10 de la Ley 4ª de 1992. Cualquier disposición en contrario carecerá de todo efecto y no creará derechos adquiridos.

(Nota: Derogado por el Decreto 2728 de 2001 artículo 13 del Departamento Administrativo de la Función Pública)

ART. 12.—Nadie podrá desempeñar simultáneamente más de un empleo público, ni recibir más de una asignación que provenga del tesoro público, o de empresas, o de instituciones en las que tenga parte mayoritaria el Estado. Exceptúanse las asignaciones de que trata el artículo 19 de la ley 4ª de 1992.

PAR.—No se podrán recibir honorarios que sumados correspondan a más de ocho (8) horas diarias de trabajo a varias entidades.

(Nota: Derogado por el Decreto 2728 de 2001 artículo 13 del Departamento Administrativo de la Función Pública)

ART. 13.—El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación, deroga el Decreto 2744 de 2000 y surte efectos fiscales a partir del 1º de enero de 2001.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Bogotá, D.C., a 19 de julio de 2001.

(Nota: Derogado por el Decreto 2728 de 2001 artículo 13 del Departamento Administrativo de la Función Pública)

____________________________________________