DECRETO 1772 DE 2009 

(Mayo 18)

“Por medio del cual se promulga el “Acuerdo sobre los privilegios e inmunidades de la Corte Penal Internacional”, hecho en Nueva York, el 9 de septiembre de 2002”.

El Presidente de la República de Colombia,

en uso de las facultades que le otorga el artículo 189 numeral 2º de la Constitución Política de Colombia y en cumplimiento de la Ley 7ª de 1944, y

CONSIDERANDO:

Que la Ley 7ª del 30 de noviembre de 1944, en su artículo 1º dispone que los tratados, convenios, convenciones, acuerdos, arreglos u otros actos internacionales aprobados por el Congreso, no se considerarán vigentes como leyes internas, mientras no hayan sido perfeccionados por el gobierno en su carácter de tales, mediante el canje de ratificaciones o el depósito de los instrumentos de ratificación, u otra formalidad equivalente;

Que la misma ley en su artículo segundo ordena la promulgación de los tratados y convenios internacionales una vez sea perfeccionado el vínculo internacional que ligue a Colombia;

Que el Congreso Nacional, mediante la Ley 1180 del 31 de diciembre de 2007, publicada en el Diario Oficial 46.858 del 31 de diciembre de 2007, aprobó el “Acuerdo sobre los privilegios e inmunidades de la Corte Penal Internacional”, hecho en Nueva York, el 9 de septiembre de 2002;

Que la Corte Constitucional, en Sentencia C-1156 del 26 de noviembre de 2008, declaró exequible la Ley 1180 del 31 de diciembre de 2007 y el “Acuerdo sobre los privilegios e inmunidades de la Corte Penal Internacional”, hecho en Nueva York, el 9 de septiembre de 2002;

Que el 15 de abril de 2009, Colombia depositó ante la secretaría general de las Naciones Unidas el instrumento de ratificación del “Acuerdo sobre los privilegios e inmunidades de la Corte Penal Internacional”, hecho en Nueva York, el 9 de septiembre de 2002;

En consecuencia, el citado instrumento internacional entró en vigor para Colombia el 16 de mayo de 2009 de acuerdo a lo previsto en su artículo 35.

DECRETA:

ART. 1º—Promúlgase el “Acuerdo sobre los privilegios e inmunidades de la Corte Penal Internacional”, hecho en Nueva York, el 9 de septiembre de 2002.

Para ser transcrito en este lugar, se adjunta fotocopia del texto del “Acuerdo sobre los privilegios e inmunidades de la Corte Penal Internacional”, hecho en Nueva York, el 9 de septiembre de 2002.

Por cuanto se ha de proceder al depósito del instrumento de ratificación del “Acuerdo sobre los privilegios e inmunidades de la Corte Penal Internacional”, hecho en Nueva York el 9 de septiembre de 2002.

Por cuanto el Congreso de la República aprobó el citado instrumento internacional mediante Ley 1180 del 31 de diciembre de 2007, publicada en el Diario Oficial 46.858 del 31 de diciembre de 2007, y la Corte Constitucional declaró exequibles tanto el acuerdo como su ley aprobatoria, mediante Sentencia C-1156 del 26 de noviembre de 2008, he venido en aceptarlo, aprobarlo y en disponer que se tenga como ley de la República, comprometiéndose para su observancia el honor nacional, a cuyo efecto expido el presente instrumento de ratificación para ser depositado ante la secretaría general de las Naciones Unidas.

Dadas y firmadas de mi mano, selladas con el sello de la República y refrendadas por el Ministro de Relaciones Exteriores, en la ciudad de Bogotá, D.C., a los 4 días del mes de marzo del año dos mil nueve (2009).

Mission of Colombia to the United Nations

Nº 557-A

La misión permanente de Colombia ante las Naciones Unidas saluda muy atentamente al señor secretario general de las Naciones Unidas, oficina de asuntos jurídicos, sección de tratados, y tiene el honor de remitirle para su depósito el documento original del instrumento de ratificación del “Acuerdo sobre los privilegios e inmunidades de la Corte Penal Internacional” hecho en Nueva York el 9 de septiembre de 2002.

De igual manera, la misión permanente de Colombia solicita al señor secretario general expedir la correspondiente certificación, en inglés y en español, en la que conste la fecha del depósito y la fecha de entrada en vigor del mencionado instrumento para Colombia.

La misión permanente de Colombia ante las Naciones Unidas hace propicia la ocasión para reiterar al señor secretario general de las Naciones Unidas, oficina de asuntos jurídicos, sección de tratados, las seguridades de su más alta y distinguida consideración.

Nueva York abril 14 de 2009.

Acuerdo sobre los privilegios e inmunidades de la Corte Penal Internacional

Los Estados partes en el presente acuerdo,

Considerando que en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, aprobado el 17 de julio de 1998 por la Conferencia diplomática de plenipotenciarios de las Naciones Unidas, se estableció la Corte Penal Internacional con la facultad de ejercer competencia sobre personas respecto de los crímenes más graves de trascendencia internacional;

Considerando que, según el artículo 4º del Estatuto de Roma, la Corte tendrá personalidad jurídica internacional y la capacidad jurídica que sea necesaria para el desempeño de sus funciones y la realización de sus propósitos;

Considerando que, según el artículo 48 del Estatuto de Roma, la Corte Penal Internacional gozará en el territorio de cada Estado parte en el estatuto de los privilegios e inmunidades que sean necesarios para el cumplimiento de sus funciones;

Han convenido en lo siguiente:

ART. 1º—Términos empleados. A los efectos del presente acuerdo:

a) Por “el estatuto” se entenderá el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, aprobado el 17 de julio de 1998 por la Conferencia diplomática de plenipotenciarios de las Naciones Unidas sobre el establecimiento de una corte penal internacional;

b) Por “la Corte” se entenderá la Corte Penal Internacional establecida por el estatuto;

c) Por “Estados partes” se entenderán los Estados partes en el presente acuerdo;

d) Por “representantes de los Estados partes” se entenderán los delegados, delegados suplentes, asesores, peritos técnicos y secretarios de delegaciones;

e) Por “la asamblea” se entenderá la asamblea de los Estados partes en el estatuto;

f) Por “magistrados” se entenderán los magistrados de la Corte;

g) Por “la presidencia” se entenderá el órgano integrado por el presidente y los vicepresidentes primero y segundo de la Corte;

h) Por “el fiscal” se entenderá el fiscal elegido por la asamblea de conformidad con el párrafo 4 del artículo 42 del estatuto;

i) Por “los fiscales adjuntos” se entenderán los fiscales adjuntos elegidos por la asamblea de conformidad con el párrafo 4 del artículo 42 del estatuto;

j) Por “el secretario” se entenderá el secretario elegido por la Corte de conformidad con el párrafo 4 del artículo 43 del estatuto;

k) Por “secretario adjunto” se entenderá el secretario elegido por la Corte de conformidad con el párrafo 4 del artículo 43 del estatuto;

l) Por “abogados” se entenderán los abogados defensores y los representantes legales de las víctimas;

m) Por “secretario general” se entenderá el secretario general de las Naciones Unidas;

n) Por “representantes de organizaciones intergubernamentales” se entenderá los jefes ejecutivos de organizaciones intergubernamentales, incluido todo funcionario que actúe en su representación;

o) Por “la Convención de Viena” se entenderá la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas, de 18 de abril de 1961;

p) Por “reglas de procedimiento y prueba” se entenderán las reglas de procedimiento y prueba aprobadas de conformidad con el artículo 51 del estatuto.

ART. 2º—Condición jurídica y personalidad jurídica de la Corte. La Corte tendrá personalidad jurídica internacional y tendrá también la capacidad jurídica que sea necesaria para el desempeño de sus funciones y el cumplimiento de sus propósitos. Tendrá en particular capacidad jurídica para celebrar contratos, adquirir bienes muebles e inmuebles y disponer de ellos y participar en procedimientos judiciales.

ART. 3º—Disposiciones generales acerca de los privilegios e inmunidades de la Corte. La Corte gozará en el territorio de cada Estado parte de los privilegios e inmunidades que sean necesarios para el cumplimiento de sus propósitos.

ART. 4º—Inviolabilidad de los locales de la Corte. Los locales de la Corte serán inviolables.

ART. 5º—Pabellón, emblema y señales. La Corte tendrá derecho a enarbolar su pabellón y a exhibir su emblema y sus señales en sus locales y en los vehículos y otros medios de transporte que utilice con fines oficiales.

ART. 6º—Inmunidad de la Corte y de sus bienes, haberes y fondos.

1. La Corte y sus bienes, haberes y fondos, dondequiera y en poder de quienquiera que se hallen, gozarán de inmunidad de jurisdicción en todas sus formas, salvo en la medida en que la Corte renuncie expresamente a ella en un caso determinado. Se entenderá, sin embargo, que la renuncia no será extensible a ninguna medida de ejecución.

2. Los bienes, haberes y fondos de la Corte, dondequiera y en poder de quienquiera que se hallen, gozarán de inmunidad de allanamiento, incautación, requisa, decomiso y expropiación y cualquier otra forma de interferencia, ya sea de carácter ejecutivo, administrativo, judicial o legislativo.

3. En la medida en que sea necesario para el desempeño de las funciones de la Corte, los bienes, haberes y fondos de la Corte, dondequiera y en poder de quienquiera que se hallen, estarán exentos de restricciones, reglamentaciones, controles o moratorias de toda índole.

ART. 7º—Inviolabilidad de los archivos y los documentos. Los archivos de la Corte y, en general, todos los papeles y documentos, cualquiera sea su forma, y todos los materiales que se envíen a la Corte o que esta envíe, estén en poder de la Corte o le pertenezcan, dondequiera y en poder de quienquiera que se hallen, serán inviolables. La terminación o ausencia de esa inviolabilidad no afectará a las medidas de protección que la Corte ordene de conformidad con el estatuto y las reglas de procedimiento y prueba con respecto a documentos y materiales que la Corte utilice o le sean facilitados.

ART. 8º—Exención de impuestos, derechos de aduana y restricciones de importación o exportación.

1. La Corte, sus haberes, ingresos y otros bienes, así como sus operaciones y transacciones, estarán exentos de todos los impuestos directos, que incluyen, entre otros, el impuesto sobre la renta, el impuesto sobre el capital y el impuesto a las sociedades, así como los impuestos directos que perciban las autoridades locales o provinciales. Se entenderá, sin embargo, que la Corte no podrá reclamar la exención del pago de los gravámenes que constituyan de hecho la remuneración de servicios públicos prestados a una tarifa fija según la cantidad de servicios prestados y que se puedan identificar, describir y desglosar.

2. La Corte estará exenta de derechos de aduana, impuestos sobre el volumen de las importaciones y prohibiciones o restricciones respecto de los artículos que importe o exporte para su uso oficial y respecto de sus publicaciones.

3. Los artículos que se importen o adquieran en franquicia no serán vendidos ni se dispondrá de ellos de otra manera en el territorio de un Estado parte salvo en las condiciones que se acuerden con las autoridades competentes de ese Estado parte.

ART. 9º—Reembolso de derechos y/o impuestos.

1. La Corte, por regla general, no reclamará la exención de los derechos y/o impuestos incluidos en el precio de bienes muebles o inmuebles ni de los derechos pagados por servicios prestados. Sin embargo, cuando la Corte efectúe compras importantes de bienes y artículos o servicios destinados a uso oficial y gravados o gravables con derechos y/o impuestos identificables, los Estados partes tomarán las disposiciones administrativas del caso para eximirla de esos gravámenes o reembolsarle el monto del derecho y/o impuesto pagado.

2. Los artículos que se adquieran o reembolsen en franquicia no serán vendidos ni se dispondrá de ellos de otra manera salvo en las condiciones establecidas por el Estado parte que haya concedido la exención o hecho el reembolso. No se concederán exenciones ni reembolsos por concepto de las tarifas de servicios públicos suministrados a la Corte.

ART. 10.—Fondos y exención de restricciones monetarias.

1. La Corte no quedará sometida a controles financieros, reglamentos o moratorias financieros de índole alguna en el desempeño de sus funciones y podrá:

a) Tener fondos, moneda de cualquier tipo u oro y operar cuentas en cualquier moneda;

b) Transferir libremente sus fondos, oro o moneda de un país a otro o dentro de un país y convertir a cualesquiera otras las monedas que tenga en su poder;

c) Recibir, tener, negociar, transferir o convertir bonos u otros títulos financieros o realizar cualquier transacción con ellos;

d) Las transacciones financieras de la Corte gozarán, en cuanto al tipo de cambio, de un trato no menos favorable que el que otorgue el Estado parte de que se trate a cualquier organización intergubernamental o misión diplomática.

2. La Corte, en el ejercicio de sus derechos, conforme al párrafo l, tendrá debidamente en cuenta las observaciones que le haga un Estado parte, en la medida en que pueda darles efecto sin desmedro de sus propios intereses.

ART. 11.—Facilidades de comunicaciones.

1. A los efectos de su correspondencia y comunicaciones oficiales, la Corte gozará en el territorio de cada Estado parte de un trato no menos favorable que el que este conceda a cualquier organización intergubernamental o misión diplomática en materia de prioridades, tarifas o impuestos aplicables al franqueo postal y a las diversas formas de comunicación y correspondencia.

2. La correspondencia o las comunicaciones oficiales de la Corte no serán sometidas a censura alguna.

3. La Corte podrá utilizar todos los medios apropiados de comunicación, incluidos los electrónicos, y emplear claves o cifras para su correspondencia o comunicaciones oficiales. La correspondencia y las comunicaciones oficiales de la Corte serán inviolables.

4. La Corte podrá despachar y recibir correspondencia y otras piezas o comunicaciones por correo o valija sellada, los cuales gozarán de los mismos privilegios, inmunidades y facilidades que se reconocen a las valijas y los correos y diplomáticos.

5. La Corte podrá operar equipos de radio y otro equipo de telecomunicaciones en las frecuencias que le asignen los Estados partes, de conformidad con sus procedimientos nacionales. Los Estados partes se esforzarán por asignar a la Corte, en la mayor medida posible, las frecuencias que haya solicitado.

ART. 12.—Ejercicio de las funciones de la Corte fuera de su sede. La Corte, en caso de que, de conformidad con el párrafo 3 del artículo 3º del estatuto, considere conveniente sesionar en un lugar distinto de su sede de La Haya (Países Bajos), podrá concertar un acuerdo con el Estado de que se trate respecto de la concesión de las facilidades adecuadas para el ejercicio de sus funciones.

ART. 13.—Representantes de Estados que participen en la asamblea y sus órganos subsidiarios y representantes de organizaciones intergubernamentales.

1. Los representantes de Estados partes en el estatuto que asistan a reuniones de la asamblea o sus órganos subsidiarios, los representantes de otros Estados que asistan a reuniones de la asamblea y sus órganos subsidiarios en calidad de observadores de conformidad con el párrafo 1 del artículo 112 del Estatuto de Roma, y los representantes de los Estados y de las organizaciones intergubernamentales invitados a reuniones de la asamblea y sus órganos subsidiarios, tendrán, mientras se encuentren en ejercicio de sus funciones oficiales y durante el trayecto al lugar de reunión y a su regreso, los privilegios e inmunidades siguientes:

a) Inmunidad contra arresto o detención personal;

b) Inmunidad de jurisdicción de toda índole respecto de las declaraciones que hagan verbalmente o por escrito y los actos que realicen a título oficial, la cual subsistirá incluso después de que hayan cesado en el ejercicio de sus funciones como representantes;

c) Inviolabilidad de todos los papeles y documentos, cualquiera que sea su forma;

d) Derecho a usar claves o cifras y recibir papeles y documentos o correspondencia por correo o en valija sellada y a recibir y enviar comunicaciones electrónicas;

e) Exención de restricciones de inmigración, formalidades de registro de extranjeros y obligaciones del servicio nacional en el Estado parte que visiten o por el cual transiten en el desempeño de sus funciones;

f) Los mismos privilegios con respecto a las facilidades monetarias y cambiarias que se reconozcan a los representantes de gobiernos extranjeros en misión oficial temporal;

g) Las mismas inmunidades y facilidades respecto de su equipaje personal que se reconozcan a los agentes diplomáticos con arreglo a la Convención de Viena;

h) La misma protección y las mismas facilidades de repatriación que se reconozcan a los agentes diplomáticos en épocas de crisis internacional con arreglo a la Convención de Viena;

i) Los demás privilegios, inmunidades y facilidades compatibles con los que anteceden de que gocen los agentes diplomáticos, con la salvedad de que no podrán reclamar la exención de derechos aduaneros sobre mercaderías importadas (que no sean parte de su equipaje personal) o de impuestos sobre la compraventa o el consumo.

2. Cuando la aplicación de cualquier forma de impuesto dependa de la residencia, los períodos en que los representantes descritos en el párrafo 1 que asistan a reuniones de la asamblea y sus órganos subsidiarios permanezcan en un Estado parte en ejercicio de sus funciones no se considerarán períodos de residencia.

3. Lo dispuesto en los párrafos 1 y 2 del presente artículo no será aplicable entre un representante y las autoridades del Estado parte del que sea nacional o del Estado parte o la organización intergubernamental del que sea o haya sido representante.

ART. 14.—Representantes de Estados que participen en las actuaciones de la Corte. Los representantes de Estados que participen en las actuaciones de la Corte gozarán, mientras estén desempeñando sus funciones oficiales, y durante el viaje de ida hasta el lugar de las actuaciones y de vuelta de este, de los privilegios e inmunidades a que se hace referencia en el artículo 13.

ART. 15.—Magistrados, fiscal, fiscales adjuntos y secretario.

1. Los magistrados, el fiscal, los fiscales adjuntos y el secretario gozarán, cuando actúen en el desempeño de sus funciones para la Corte o en relación con ellas, de los mismos privilegios e inmunidades reconocidos a los jefes de las misiones diplomáticas y, una vez expirado su mandato, seguirán gozando de inmunidad de jurisdicción por las declaraciones que hayan hecho verbalmente o por escrito y los actos que hayan realizado en el desempeño de sus funciones oficiales.

2. Los magistrados, el fiscal, los fiscales adjuntos y el secretario y los familiares que formen parte de sus hogares recibirán todas las facilidades para salir del país en que se encuentren y para entrar y salir del país en que sesione la Corte. En el curso de los viajes que hagan en el ejercicio de sus funciones los magistrados, el fiscal, los fiscales adjuntos y el secretario gozarán, en todos los Estados partes por los que tengan que transitar, de los privilegios, las inmunidades y las facilidades que los Estados partes en circunstancias similares concedan a los agentes diplomáticos de conformidad con la Convención de Viena.

3. El magistrado, el fiscal, un fiscal adjunto o el secretario que, para mantenerse a disposición de la Corte, esté residiendo en un Estado parte distinto del de su nacionalidad o residencia permanente gozará, junto con los familiares que formen parte de sus hogares, de los privilegios, inmunidades y facilidades de los agentes diplomáticos mientras resida en ese Estado.

4. Los magistrados, el fiscal, los fiscales adjuntos y el secretario, así como los familiares que forman parte de sus hogares tendrán las mismas facilidades de repatriación en épocas de crisis internacional que se conceden a los agentes diplomáticos con arreglo a la Convención de Viena.

5. Los párrafos 1 a 4 del presente artículo serán aplicables a los magistrados de la Corte incluso después de terminado su mandato si siguen ejerciendo sus funciones de conformidad con el párrafo 10 del artículo 36 del estatuto.

6. Los sueldos, los emolumentos y las prestaciones que perciban los magistrados, el fiscal, los fiscales adjuntos y el secretario de la Corte estarán exentos de impuestos. Cuando la aplicación de un impuesto de cualquier índole dependa de la residencia, los períodos durante los cuales los magistrados, el fiscal, los fiscales adjuntos y el secretario se encuentren en un Estado parte a fin de desempeñar sus funciones no serán considerados períodos de residencia a efectos tributarios. Los Estados partes podrán tener en cuenta esos sueldos, emolumentos y prestaciones a los efectos de determinar la cuantía de los impuestos que se han de aplicar a los ingresos de otras fuentes.

7. Los Estados partes no estarán obligados a exonerar del impuesto a la renta a las pensiones o rentas vitalicias pagadas a los ex magistrados, fiscales o secretarios y a las personas a su cargo.

ART. 16.—Secretario adjunto, personal de la fiscalía y personal de la secretaría.

1. El secretario adjunto, el personal de la fiscalía y el personal de la secretaría gozarán de los privilegios, las inmunidades y las facilidades que sean necesarios para el ejercicio independiente de sus funciones. Gozarán de:

a) Inmunidad contra toda forma de arresto o detención y contra la incautación de su equipaje personal;

b) Inmunidad de jurisdicción de toda índole respecto de las declaraciones que hagan verbalmente o por escrito y los actos que realicen en el ejercicio de sus funciones, la cual subsistirá incluso después de que hayan cesado en el ejercicio de sus funciones;

c) El derecho a la inviolabilidad de todos los papeles y documentos oficiales de la Corte, cualquiera que sea su forma, y de todos los materiales;

d) Exención de impuestos sobre los sueldos, emolumentos y prestaciones que perciban de la Corte. Los Estados partes podrán tener en cuenta esos salarios, emolumentos y prestaciones a los efectos de determinar la cuantía de los impuestos que se han de aplicar a los ingresos de otras fuentes;

e) Exención de toda obligación de servicio nacional;

f) Junto con los familiares que formen parte de sus hogares, exención de las restricciones de inmigración y las formalidades de registro de extranjeros;

g) Exención de la inspección de su equipaje personal, a menos que haya fundadas razones para creer que el equipaje contiene artículos cuya importación o exportación está prohibida por la ley o sometida a control por las normas de cuarentena del Estado parte de que se trate, en cuyo caso se hará una inspección en presencia del funcionario;

h) Los mismos privilegios con respecto a las facilidades monetarias y cambiarias que se reconozcan a los funcionarios de categoría equivalente pertenecientes a las misiones diplomáticas acreditadas en el Estado parte de que se trate;

i) Junto con los familiares que formen parte de sus hogares, las mismas facilidades de repatriación en épocas de crisis internacional, reconocidas a los agentes diplomáticos con arreglo a la Convención de Viena;

j) Derecho a importar, libres de gravámenes e impuestos, con la salvedad de los pagos que constituyan la remuneración de servicios prestados, sus muebles y efectos en el momento en que ocupen su cargo en el Estado parte de que se trate y a reexportar a su país de residencia permanente, libres de gravámenes e impuestos, esos muebles y efectos.

2. Los Estados partes no estarán obligados a eximir del impuesto sobre la renta a las pensiones o rentas vitalicias abonadas a ex secretarios adjuntos, miembros del personal de la fiscalía, miembros del personal de la secretaría y personas a su cargo.

ART. 17.—Personal contratado localmente y que no esté de otro modo contemplado en el presente acuerdo. El personal contratado localmente por la Corte y que no esté de otro modo contemplado en el presente acuerdo gozará de inmunidad de jurisdicción respecto de las declaraciones que haga verbalmente o por escrito y los actos que realice en el ejercicio de sus funciones para la Corte. Esta inmunidad subsistirá después de que haya cesado en el ejercicio de esas funciones con respecto a las actividades llevadas a cabo en nombre de la Corte. Durante el empleo también se le concederán las facilidades que sean necesarias para el ejercicio independiente de sus funciones para la Corte.

ART. 18.—Abogados y personas que asistan a los abogados defensores.

1. Los abogados gozarán de los siguientes privilegios, inmunidades y facilidades en la medida en que sea necesario para el ejercicio independiente de sus funciones, incluso el tiempo empleado en viajes, en relación con el ejercicio de sus funciones y siempre que exhiban el certificado a que se hace referencia en el párrafo 2 del presente artículo:

a) Inmunidad de arresto o detención personal y contra la incautación de su equipaje personal;

b) Inmunidad de jurisdicción de toda índole respecto de las declaraciones que hagan verbalmente o por escrito y los actos que realicen en el desempeño de sus funciones, la cual subsistirá incluso después de que hayan cesado en el ejercicio de sus funciones;

c) El derecho a la inviolabilidad de papeles y documentos, cualquiera que sea su forma, y materiales relacionados con el desempeño de sus funciones;

d) El derecho a recibir y enviar papeles y documentos, cualquiera que sea su forma, con fines de comunicación en el ejercicio de sus funciones de abogado;

e) Exención de las restricciones en materia de inmigración y las formalidades de registro de extranjeros;

f) Exención de la inspección del equipaje personal, a menos que haya fundadas razones para creer que el equipaje contiene artículos cuya importación o exportación está prohibida por la ley o sometida a control por las normas de cuarentena del Estado parte de que se trate, en cuyo caso se hará una inspección en presencia del abogado;

g) Los mismos privilegios con respecto a las facilidades monetarias y cambiarias que se reconozcan a los representantes de gobiernos extranjeros en misión temporal oficial;

h) Las mismas facilidades de repatriación en épocas de crisis internacional que se reconozcan a los agentes diplomáticos con arreglo a la Convención de Viena.

2. Una vez designado un abogado de conformidad con el estatuto, las reglas de procedimiento y prueba y el reglamento de la Corte, se le extenderá un certificado, firmado por el secretario, por el período necesario para el ejercicio de sus funciones. El certificado se retirará si se pone término al poder o al mandato antes de que expire el certificado.

3. Cuando la aplicación de un impuesto de cualquier índole dependa de la residencia, los períodos durante los cuales los abogados se encuentren en un Estado parte a fin de desempeñar sus funciones no serán considerados períodos de residencia.

4. Lo dispuesto en el presente artículo se aplicará, mutatis mutandis, a las personas que asistan a los abogados defensores de conformidad con la regla 22 de las reglas de procedimiento y prueba.

ART. 19.—Testigos.

1. Se reconocerán a los testigos, en la medida en que sea necesario para su comparecencia ante la Corte con el fin de prestar declaración, los siguientes privilegios, inmunidades y facilidades, incluso durante el tiempo empleado en viajes relacionados con su comparecencia ante la Corte, siempre que exhiban el documento a que se hace referencia en el párrafo 2 del presente artículo:

a) Inmunidad contra arresto o detención personal;

b) Sin perjuicio de lo establecido en el apartado d) infra, inmunidad contra la incautación del equipaje personal, a menos que haya fundadas razones para creer que el equipaje contiene artículos cuya importación o exportación está prohibida por la ley o sometida a control por las normas de cuarentena del Estado parte de que se trate;

c) Inmunidad de jurisdicción de toda índole respecto de las declaraciones que hagan verbalmente o por escrito y los actos que realicen en el curso de su testimonio, la cual subsistirá incluso después de que hayan comparecido y prestado testimonio ante la Corte;

d) Inviolabilidad de los papeles y documentos, cualquiera que sea su forma, y de los materiales relacionados con su testimonio;

e) A los efectos de sus comunicaciones con la Corte y sus abogados en relación con su testimonio, el derecho a recibir y enviar papeles y documentos, cualquiera que sea su forma;

f) Exención de las restricciones en materia de inmigración y las formalidades del registro de extranjeros cuando viajen por razón de su comparecencia para prestar declaración;

g) Las mismas facilidades de repatriación en épocas de crisis internacional que se reconozcan a los agentes diplomáticos conforme a la Convención de Viena.

2. La Corte extenderá a nombre de los testigos a los que se reconozcan los privilegios, inmunidades y facilidades a que se hace referencia en el párrafo 1 del presente artículo un documento en el que se certifique que deben comparecer ante la Corte y se especifique el período durante el cual esa comparecencia es necesaria.

ART. 20.—Víctimas.

1. Se reconocerá a las víctimas que participen en las actuaciones judiciales de conformidad con las reglas 89 a 91 de las reglas de procedimiento y prueba, en la medida en que sea necesario para su comparecencia ante la Corte, los siguientes privilegios, inmunidades y facilidades, incluso durante el tiempo empleado en viajes relacionados con su comparecencia ante la Corte, siempre que exhiban el documento a que se hace referencia en el párrafo 2 del presente artículo:

a) Inmunidad contra arresto o detención personal;

b) Inmunidad contra la incautación de su equipaje personal, a menos que haya fundadas razones para creer que el equipaje contiene artículos cuya importación o exportación está prohibida por la ley o sometida a control por las normas de cuarentena del Estado parte de que se trate;

c) Inmunidad de jurisdicción de toda índole respecto de las declaraciones que hagan verbalmente o por escrito y los actos que realicen en el transcurso de su comparecencia ante la Corte, la cual subsistirá incluso después de que hayan comparecido ante la Corte;

d) Exención de las restricciones en materia de inmigración y las formalidades de registro de extranjeros cuando viajen a la Corte y desde ella por razón de su comparecencia.

2. La Corte extenderá a nombre de las víctimas que participen en las actuaciones judiciales de conformidad con las reglas 89 a 91 de las reglas de procedimiento y prueba y a las que se reconozcan los privilegios, inmunidades y facilidades a que se hace referencia en el párrafo 1 del presente artículo un documento en el que se certifique su participación en las actuaciones de la Corte y se especifique la duración de su participación.

ART. 21.—Peritos.

1. Se reconocerá a los peritos que cumplan funciones para la Corte los privilegios, inmunidades y facilidades siguientes en la medida en que sea necesario para el ejercicio independiente de sus funciones, incluido el tiempo empleado en viajes relacionados con ellas, siempre que exhiban el documento a que se hace referencia en el párrafo 2 del presente artículo:

a) Inmunidad contra toda forma de arresto o detención personal y contra la incautación de su equipaje personal;

b) Inmunidad de jurisdicción de toda índole respecto de las declaraciones que hagan verbalmente o por escrito y los actos que realicen durante el desempeño de sus funciones, inmunidad que subsistirá incluso después de que hayan cesado en dichas funciones;

c) Inviolabilidad de los documentos y papeles, cualquiera que sea su forma, y materiales relacionados con sus funciones;

d) A los efectos de sus comunicaciones con la Corte, el derecho a recibir y enviar papeles y documentos, cualquiera que sea su forma, y materiales relacionados con sus funciones por correo o en valija sellada;

e) Exención de la inspección del equipaje personal, a menos que haya fundadas razones para creer que el equipaje contiene artículos cuya importación o exportación está prohibida por la ley o sometida a control por las normas de cuarentena del Estado parte de que se trate, en cuyo caso se hará una inspección en presencia del propio perito;

f) Los mismos privilegios respecto de las facilidades monetarias y cambiarias que se reconozcan a los representantes de gobiernos extranjeros en misión oficial temporal;

g) Las mismas facilidades de repatriación en épocas de crisis internacional que se reconozcan a los agentes diplomáticos conforme a la Convención de Viena;

h) Exención de las restricciones en materia de inmigración y las formalidades de registro de extranjeros en relación con sus funciones, como se especifica en el documento a que se hace referencia en el párrafo 2 del presente artículo.

2. La Corte extenderá a nombre de los peritos a los que se reconozcan los privilegios, inmunidades y facilidades a que se hace referencia en el párrafo 1 del presente artículo un documento en el que se certifique que están ejerciendo funciones para la Corte y que especifique el período que durarán dichas funciones.

ART. 22.—Otras personas cuya presencia se requiera en la sede de la Corte.

1. Se reconocerá a las otras personas cuya presencia se requiera en la sede de la Corte, en la medida en que sea necesario para su presencia en dicha sede, incluido el tiempo empleado en viajes para ello, los privilegios, inmunidades y facilidades que se indican en los apartados a) a d) del párrafo 1 del artículo 20 del presente acuerdo, siempre que exhiban el documento a que se hace referencia en el párrafo 2 del presente artículo.

2. La Corte extenderá a las otras personas cuya presencia se requiera en la sede de la Corte un documento en el que se certifique que su presencia es necesaria y se especifique el período durante el cual es necesaria.

ART. 23.—Nacionales y residentes permanentes. En el momento de la firma, la ratificación, la aceptación, la aprobación o la adhesión, cualquier Estado podrá declarar que:

a) Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo 6 del artículo 15 y el apartado d) del párrafo 1 del artículo 16, las personas indicadas en los artículos 15, 16, 18, 19 y 21 solo disfrutarán, en el territorio del Estado parte del que sean nacionales o residentes permanentes, de los siguientes privilegios e inmunidades en la medida necesaria para el desempeño independiente de sus funciones o de su comparecencia o deposición ante la Corte:

i) Inmunidad de arresto o detención personal;

ii) Inmunidad judicial de toda índole respecto de las declaraciones que hagan verbalmente o por escrito y de los actos que realicen en el desempeño de sus funciones ante la Corte o durante su comparecencia o deposición, inmunidad esta que subsistirá incluso después de que hayan cesado en el desempeño de sus funciones ante la Corte o después de su comparecencia o deposición ante ella;

iii) Inviolabilidad de los papeles y documentos, cualquiera que sea su forma, y piezas relacionadas con el desempeño de sus funciones ante la Corte o su comparecencia o deposición ante ella;

iv) A los efectos de sus comunicaciones con la Corte y, en lo tocante a las personas indicadas en el artículo 19, para sus comunicaciones con su abogado en relación con su deposición, el derecho a recibir y enviar papeles, cualquiera que sea su forma.

b) Las personas indicadas en los artículos 20 y 22 solo disfrutarán, en el territorio del Estado parte del que sean nacionales o residentes permanentes, de los siguientes privilegios e inmunidades en la medida necesaria para su comparecencia ante la Corte:

i) Inmunidad de arresto o detención personal;

ii) Inmunidad judicial de toda índole respecto de las declaraciones que hagan verbalmente o por escrito y de los actos que realicen durante su comparecencia ante la Corte, inmunidad que subsistirá incluso después de su comparecencia.

ART. 24.—Cooperación con las autoridades de Estados partes.

1. La Corte cooperará en todo momento con las autoridades competentes de los Estados partes para facilitar el cumplimiento de sus leyes e impedir abusos en relación con los privilegios, las inmunidades y las facilidades a que se hace referencia en el presente acuerdo.

2. Todas las personas que gocen de privilegios e inmunidades de conformidad con el presente acuerdo estarán obligadas, sin perjuicio de esos privilegios e inmunidades, a respetar las leyes y reglamentos del Estado parte en cuyo territorio se encuentren o por el que transiten en ejercicio de sus funciones para la Corte. Estarán también obligadas a no inmiscuirse en los asuntos internos de ese Estado.

ART. 25.—Renuncia a los privilegios e inmunidades previstos en los artículos 13 y 14. Los privilegios e inmunidades previstos en los artículos 13 y 14 del presente acuerdo no se otorgan a los representantes de los Estados y de las organizaciones intergubernamentales en beneficio personal, sino para salvaguardar el ejercicio independiente de sus funciones en relación con la labor de la asamblea, sus órganos subsidiarios y la Corte. En consecuencia, los Estados partes no solo tienen el derecho, sino la obligación, de renunciar a los privilegios e inmunidades de sus representantes en todo caso en que, en opinión de dichos Estados, estos privilegios e inmunidades podrían constituir un obstáculo a la justicia y la renuncia sea posible sin perjuicio del fin para el cual se reconocen. Se reconocen a los Estados que no sean partes en el presente acuerdo y a las organizaciones intergubernamentales los privilegios e inmunidades previstos en los artículos 13 y 14 del presente acuerdo en el entendimiento de que asumirán las mismas obligaciones con respecto a la renuncia.

ART. 26.—Renuncia a los privilegios e inmunidades previstos en los artículos 15 a 22.

1. Los privilegios e inmunidades previstos en los artículos 15 a 22 del presente acuerdo se reconocen en interés de la administración de justicia y no en beneficio personal. Podrá renunciarse a ellos de conformidad con el párrafo 5 del artículo 48 del estatuto y con lo dispuesto en el presente artículo y se tendrá la obligación de hacerlo en un caso determinado cuando podrían constituir un obstáculo a la justicia y la renuncia sea posible sin perjuicio del fin para el cual se reconocen.

2. Se podrá renunciar a los privilegios e inmunidades:

a) En el caso de un magistrado o del fiscal, por mayoría absoluta de los magistrados;

b) En el caso del secretario, por la presidencia;

c) En el caso de los fiscales adjuntos y del personal de la fiscalía, por el fiscal;

d) En el caso del secretario adjunto y del personal de la secretaría, por el secretario;

e) En el caso del personal a que se hace referencia en el artículo 17, por decisión del jefe del órgano de la Corte que emplee a ese personal;

f) En el caso de los abogados y de las personas que asistan a los abogados defensores, por la presidencia;

g) En el caso de los testigos y de las víctimas, por la presidencia;

h) En el caso de los peritos, por decisión del jefe del órgano de la Corte que haya designado al perito;

i) En el caso de las otras personas cuya presencia se requiera en la sede de la Corte, por la presidencia.

ART. 27.—Seguridad social. A partir de la fecha en que la Corte establezca un sistema de seguridad social, las personas a que se hace referencia en los artículos 15, 16 y 17 estarán exentas, en relación con los servicios prestados a la Corte, de toda contribución obligatoria a los sistemas nacionales de seguridad social.

ART. 28.—Notificación. El secretario comunicará periódicamente a todos los Estados partes los nombres de los magistrados, el fiscal, los fiscales adjuntos, el secretario, el secretario adjunto, el personal de la fiscalía, el personal de la secretaría y los abogados a quienes se apliquen las disposiciones del presente acuerdo. El secretario comunicará también a todos los Estados partes información acerca de cualquier cambio en la condición de esas personas.

ART. 29.—Laissez passer. Los Estados partes reconocerán y aceptarán como documentos de viaje válidos los laissez passer de las Naciones Unidas o los documentos de viaje expedidos por la Corte a los magistrados, el fiscal, los fiscales adjuntos, el secretario, el secretario adjunto, el personal de la fiscalía y el personal de la secretaría.

ART. 30.—Visados. Las solicitudes de visado o permiso de entrada o salida, en caso de que sean necesarios, presentadas por quienes sean titulares de un laissez passer de las Naciones Unidas o del documento de viaje expedido por la Corte, u otra persona de las referidas en los artículos 18 a 22 del presente acuerdo que tenga un certificado expedido por la Corte en que conste que su viaje obedece a asuntos de esta, serán tramitadas por los Estados partes con la mayor rapidez posible y con carácter gratuito.

ART. 31.—Arreglo de controversias con terceros. La Corte, sin perjuicio de las atribuciones y funciones de la asamblea de conformidad con el estatuto, adoptará disposiciones sobre los medios apropiados de arreglo de las controversias:

a) Que dimanen de contratos o se refieran a otras cuestiones de derecho privado en que la Corte sea parte;

b) Que se refieran a cualquiera de las personas mencionadas en el presente acuerdo que, en razón de su cargo o función en relación con la Corte, gocen de inmunidad, si no se hubiese renunciado a ella.

ART. 32.—Arreglo de diferencias sobre la interpretación o aplicación del presente acuerdo.

1. Todas las diferencias que surjan de la interpretación o aplicación del presente acuerdo entre dos o más Estados partes o entre la Corte y un Estado parte serán resueltas mediante consultas, negociación u otro medio convenido de arreglo.

2. La diferencia, de no ser resuelta de conformidad con el párrafo 1 del presente artículo dentro de los tres meses siguientes a la presentación de una solicitud por escrito por una de las partes en ella, será, a petición de cualquiera de las partes, sometida a un tribunal arbitral de conformidad con el procedimiento establecido en los párrafos 3 a 6 infra.

3. El tribunal arbitral estará compuesto de tres árbitros: uno será elegido por cada parte en la diferencia y el tercero, que actuará como presidente del tribunal, será elegido por los otros dos. Si una de las partes no hubiere nombrado a un árbitro del tribunal dentro de los dos meses siguientes al nombramiento de un árbitro por la otra parte, esta podrá pedir al presidente de la Corte Internacional de Justicia que efectúe dicho nombramiento. En caso de que los dos primeros árbitros no convinieran en el nombramiento del presidente del tribunal en los dos meses siguientes a sus nombramientos, cualquiera de las partes podrá pedir al presidente de la Corte Internacional de Justicia que efectúe el nombramiento del presidente del tribunal.

4. A menos que las partes en la diferencia acuerden otra cosa, el tribunal arbitral decidirá su propio procedimiento y los gastos serán sufragados por las partes en la proporción que él determine.

5. El tribunal arbitral, que adoptará sus decisiones por mayoría de votos, llegará a una decisión sobre la diferencia de conformidad con las disposiciones del presente acuerdo y las normas aplicables de derecho internacional. El laudo del tribunal arbitral será definitivo y obligatorio para las partes en la diferencia.

6. El laudo del tribunal arbitral será comunicado a las partes en la diferencia, al secretario y al secretario general.

ART. 33.—Aplicabilidad del presente acuerdo. El presente acuerdo se aplicará sin perjuicio de las normas pertinentes de derecho internacional, comprendidas las de derecho internacional humanitario.

ART. 34.—Firma, ratificación, aceptación, aprobación o adhesión.

1. El presente acuerdo estará abierto a la firma de todos los Estados desde el 10 de septiembre de 2002 hasta el 30 de junio de 2004 en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

2. El presente acuerdo está sujeto a la ratificación, aceptación o aprobación de los Estados signatarios. Los instrumentos de ratificación, aceptación o aprobación serán depositados en poder del secretario general.

3. El presente acuerdo estará abierto a la adhesión de todos los Estados. Los instrumentos de adhesión serán depositados en poder del secretario general.

ART. 35.—Entrada en vigor.

1. El presente acuerdo entrará en vigor treinta días después de la fecha en que se deposite en poder del secretario general el décimo instrumento de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión.

2. Respecto de cada Estado que ratifique, acepte o apruebe el presente acuerdo o se adhiera a él después del depósito del décimo instrumento de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión, el presente acuerdo entrará en vigor el trigésimo día siguiente a la fecha en que deposite en poder del secretario general su instrumento de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión.

ART. 36.—Enmiendas.

1. Todo Estado parte podrá proponer enmiendas al presente acuerdo, mediante comunicación escrita dirigida a la secretaría de la asamblea. La secretaría distribuirá esta comunicación a todos los Estados partes y a la mesa de la asamblea, con la solicitud de que los Estados partes le notifiquen si son partidarios de que se celebre una conferencia de examen de los Estados partes para examinar la propuesta.

2. Si, dentro de los tres meses siguientes a la fecha en que la secretaría de la asamblea haya distribuido la comunicación, una mayoría de los Estados partes le notifican que son partidarios de que se celebre una conferencia de examen, la secretaría informará a la mesa de la asamblea con miras a convocar dicha conferencia en ocasión del siguiente período de sesiones ordinario o extraordinario de la asamblea.

3. Las enmiendas respecto de las cuales no pueda llegarse a un consenso serán aprobadas por mayoría de dos tercios de los Estados partes presentes y votantes, a condición de que esté presente una mayoría de los Estados partes.

4. La mesa de la asamblea notificará inmediatamente al secretario general cualquier enmienda que hayan aprobado los Estados partes en la conferencia de examen. El secretario general distribuirá a todos los Estados partes y a los Estados signatarios las enmiendas que se hayan aprobado en la conferencia.

5. Una enmienda entrará en vigor para los Estados partes que la hayan ratificado o aceptado sesenta días después del depósito de los instrumentos de ratificación o aceptación en poder del secretario general por los dos tercios de los Estados que eran partes en la fecha en que se aprobó la enmienda.

6. Para los Estados partes que ratifiquen o acepten la enmienda cuando ya se haya depositado el número requerido de instrumentos de ratificación o aceptación, la enmienda entrará en vigor sesenta días después del depósito del instrumento de ratificación o aceptación del Estado parte de que se trate.

7. Salvo que exprese otra intención, todo Estado que pase a ser parte del presente acuerdo después de la entrada en vigor de una enmienda de conformidad con el párrafo 5:

a) Se considerará parte en el presente acuerdo con la enmienda introducida; y

b) Se considerará parte en el presente acuerdo sin la enmienda introducida respecto de cualquier Estado parte que no esté obligado por dicha enmienda.

ART. 37.—Denuncia.

1. Un Estado parte, mediante notificación dirigida por escrito al secretario general, podrá denunciar el presente acuerdo. La denuncia surtirá efecto un año después de la fecha en que se reciba la notificación, a menos que en esta se indique una fecha posterior.

2. La denuncia no afectará en modo alguno a la obligación de un Estado parte de cumplir cualquiera de las obligaciones establecidas en el presente acuerdo a que, de conformidad con el derecho internacional, estuviere sujeto independientemente del acuerdo.

ART. 38.—Depositario. El secretario general será el depositario del presente acuerdo.

ART. 39.—Textos auténticos. El original del presente acuerdo, cuyas versiones en árabe, chino, español, francés, inglés y ruso son igualmente auténticas, será depositado en poder del secretario general.

En testimonio de lo cual, los infrascritos, debidamente autorizados para ello, han firmado el presente acuerdo.

I hereby certify that the foregoing text is a true copy of the Agreement on the Privileges and Immunities of the International Criminal Court, done at New York on 9 september 2002. Je certifie que le texte qui précède est une copie conforme de I’Accord sur les privilèges et immunités de la Cour pénale internationale, fait à New York le 9 septembre 2002.
For the Secretary-General, Pour le Secrétaire général,
The Legal Counsel Le Conseiller juridique
(Under-Secretary-General for Legal Affairs) (Secrétaire général adjoint aux affaires juridiques)
 Hans Corell 
United Nations, New York Organisation des Nations Unies
16 September 2002 New York, le 16 septembre 2002

Status as at : 23-04-2009 10:06:41 EDT

Chapter XVIII

Penal matters

13. Agreement on the privileges and immunities of the International Criminal Court

New York, 9 september 2002

Entry into force: 22 july 2004, in accordance with article 35(1)which reads as follows: “1. The present agreement shall enter into force thirty days after the date of deposit with the secretary-general of the tenth instrument of ratification acceptance, approval or accession.

2. For each state ratifying, accepting, approving or acceding to the present agreement after the deposit of the tenth instrument of ratification, aceptance approval or accession, the agreement shall enter into force on the thirthieth day following the deposit with the secretary general of its instrument of ratification, acceptance, approval or accession”.

Registration: 22 july 2004, Nº 40446

Status: Signatories: 62. Parties: 59

Text: United Nations, treaty series, vol. 2271, p. 3.

Note: The above agreement was adopted during the meeting of the assembly of the States parties, held from 3 to 10 september 2002, at United Nations headquarters in New York. The agreement is open for signature by all States as from 10 september 2002 at United Nations headquarters in New York and will remain open for signature until 30 June 2004.

ParticipantSignatureRatification, acceptance(A), approval(AA), accession(a), succession(d)
Albania 2 Aug 2006 a
Andorra21 Jun 200411 Feb 2005,
Argentina7 Oct 20021º Feb 2007
Austria10 Sep 200217 Dec 2003
Bahamas30 Jun 2004 
Belgium11 Sep 200228 Mar 2005
Belize26 Sep 200314 Sep 2005
Benin10 Sep 200224 Jan 2006
Bolivia23 Mar 200420 Jan 2006
Botswana 13 Nov 2008 a
Brazil17 May 2004 
Bulgaria2 May 200328 Jul 2006
Burkina Faso7 May 200410 Oct 2005
Canada30 Apr 200422 Jun 2004
Central African Republic 6 Oct 2006 a
Colombia18 Dec 200315 Apr 2009
Costa Rica16 Sep 2002 
Croatia23 Sep 200317 Dec 2004
Cyprus10 Jun 200318 Aug 2005
Democratic Republic of the Congo 3 Jul 2007 a
Denmark113 Sep 20023 Jun 2005
Ecuador26 Sep 200219 Apr 2006
Estonia27 Jun 200313 Sep 2004
Finland10 Sep 20028 Dec 2004 A
France10 Sep 200217 Feb 2004 AA
Germany14 Jul 20032 Sep 2004
Ghana12 Sep 2003 
Greece25 Sep 20036 Jul 2007
Guinea1º Apr 2004 
Guyana 16 Nov 2005 a
Honduras 1º Apr 2008 a
Hungary10 Sep 200222 Mar 2006
Iceland10 Sep 20021º Dec 2003
Ireland9 Sep 200320 Nov 2006
Italy10 Sep 200220 Nov 2006
Jamaica30 Jun 2004 
Jordan28 Jun 2004 
Latvia29 Jun 200423 Dec 2004
Lesotho 16 Sep 2005 a
Liberia 16 Sep 2005 a
Liechtenstein 21 Sep 2004 a
Lithuania25 May 200430 Dec 2004
Luxembourg10 Sep 200220 Jan 2006
Madagascar12 Sep 2002 
Mali20 Sep 20028 Jul 2004
Mexico 26 Sep 2007 a
Mongolia4 Feb 2003 
Montenegro2 23 Oct 2006 d
Namibia10 Sep 200229 Jan 2004
Netherlands311 Sep 200324 Jul 2008 A
New Zealand422 Oct 200214 Apr 2004
Norway10 Sep 200210 Sep 2002
Panama14 Apr 200316 Aug 2004
Paraguay11 Feb 200419 Jul 2005
Peru10 Sep 2002 
Poland30 Jun 200410 Feb 2009
Portugal10 Dec 20023 Oct 2007
Republic of Korea28 Jun 200418 Oct 2006
Romania30 Jun 200417 Nov 2005
Senegal19 Sep 2002 
Serbia18 Jul 20037 May 2004
Sierra Leone26 Sep 2003 
Slovakia19 Dec 200326 May 2004
Slovenia25 Sep 200323 Sep 2004
Spain21 Apr 2003 
Sweden19 Feb 200413 Jan 2005
Switzerland10 Sep 2002 
The former Yugoslav Republic of Macedonia 19 Oct 2005 a
Trinidad and Tobago10 Sep 20026 Feb 2003
Uganda7 Apr 200421 Jan 2009
Ukraine 29 Jan 2007 a
United Kingdom of Great Britain and Northern Ireland10 Sep 200225 Jan 2008
United Republic of Tanzania27 Jan 2004 
Uruguay30 Jun 20043 Nov 2006
Venezuela (Bolivarian Republic of)16 Jul 2003 

Declarations and reservations

(Unless otherwise indicated, the declarations and reservations were made upon ratification, acceptance, approval or accession).

Mission of Colombia to the United Nations

Nº 587-360-E

Nueva York, 17 de abril de 2009

Bogotá, D.C.

Ref.: Depósito Acuerdo sobre privilegios e inmunidades de la Corte Penal Internacional

Señor ministro:

Tengo el agrado de remitir copia del Diario de las Naciones Unidas en Nueva York correspondiente al jueves 16 de abril de 2009. En el diario se hace referencia al depósito del “Acuerdo sobre privilegios e inmunidades de la Corte Penal Internacional” por parte del gobierno de Colombia, el 15 de abril de 2009.

Con la finalidad de agilizar el proceso de futuro depósito de instrumentos en la oficina de tratados de la secretaría general de las Naciones Unidas, me permito sugerir el envío de la solicitud de depósito a esta misión vía email, a fin de iniciar ese proceso mientras son recibidos los documentos originales.

CC. Oficina jurídica.

Anexo: Lo anunciado.

The representatives of the Democratic People’s Republic of Korea and Japan made statements in the exercise of the right of reply.

296th meeting General debate

The Commission heard statements by the representatives of the Czech Republic (on behalf of the European Union), Algeria, Nigeria, Bangladesh, Belarus, the Republic of Korea, Kyrgyzstan, Indonesia, South Africa and Mongolia.

The representatives of the Democratic People’s Republic of Korea, Japan and the Republic of Korea made statements in the exercise of the right of reply.

The representative of France made a statement.

Organization of work

The Chairman drew attention to the programme of work and timetable of the Commission that were distributed as conference room papers.

The Commission took note of these documents.

Signatures, Ratifications, etc.

[Multilateral Treaties Deposited with the Secretary-General]

Agreement on the Privileges and Immunities of the International Criminal Court.

New York, 9 september 2002

Ratification: Colombia (15 april 2009)1

Amendment to the Convention en Environmental Impact Assessment in a Transboundary Context Sofía, 27 february 2001

Acceptance: Netherlands (14 april 2009)1

Amendment to the Convention on Environmental Impact Assessment in a Transboundary Context. Cavtat, 4 june 2004

Acceptance: Netherlands (14 april 2009)1

ART. 2º—El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Bogotá, D.C., a 18 de mayo de 2009.

(1) Date of receipt of the relevant documents.

____________________________________