DECRETO 193 DE 1994 

(Enero 24)

“Por el cual se delegan unas funciones en la Superintendencia de Valores”.

(Nota: Derogado por el Decreto 1609 de 2000 artículo 5º del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

El Presidente de la República de Colombia,

en ejercicio de sus facultades constitucionales y en especial de la prevista por el artículo 211 de la Constitución Política, y de acuerdo con lo dispuesto en el Decreto 653 de 1993,

DECRETA:

ART. 1º—Delegación en el superintendente delegado para emisores. Deléganse en el superintendente delegado para emisores de la Superintendencia de Valores las siguientes funciones:

1. Ordenar la inscripción de valores en el registro nacional de valores e intermediarios.

2. Suspender la inscripción de valores en el registro nacional de valores e intermediarios.

3. Ordenar la cancelación voluntaria de la inscripción de valores en el registro nacional de valores e intermediarios, a instancias del emisor y previo el lleno de los requisitos previstos para el efecto.

4. Organizar y llevar el registro nacional de valores e intermediarios y velar por su permanente actualización y correcto manejo.

5. Resolver sobre las solicitudes de autorización de ofertas públicas de valores en el país, bien sean emitidos por entidades colombianas o extranjeras, con arreglo a las normas generales que al efecto se expidan por la superintendencia, y teniendo en cuenta las condiciones financieras y económicas del mercado, sin perjuicio de lo dispuesto en normas especiales respecto de los títulos a que se refieren los artículos 2.1.1.7, 2.1.1.8 y 2.1.1.9 del estatuto orgánico del mercado público de valores.

6. Resolver sobre las solicitudes de autorización para realizar oferta pública de valores colombianos en el extranjero, sin perjuicio de lo dispuesto en normas especiales respecto de los títulos a que se refieren los artículos 2.1.1.7, 2.1.1.8 y 2.1.1.9 del estatuto orgánico del mercado público de valores.

7. Autorizar los programas publicitarios que proyecten llevarse a cabo para promover valores que se ofrezcan al público, cuando a ello haya lugar.

8. Velar por el cumplimiento de los requisitos fijados por el Superintendente de Valores, en relación con la forma y contenido de los estados financieros y demás informaciones suplementarias de carácter contable que deban suministrar las entidades emisoras de valores.

9. Ejercer las facultades relacionadas con los emisores de valores de que trata el artículo 4.1.1.4 del estatuto orgánico del mercado público de valores.

10. Velar por que quienes participan en el mercado de valores ajusten sus operaciones a las normas que lo regulan, ordenar la práctica de visitas y adelantar, conforme a la ley, las investigaciones que juzgue necesarias.

11. Velar por la transparencia del mercado público de valores.

12. Solicitar a las bolsas de valores, comisionistas y emisores de títulos inscritos en el registro nacional de valores e intermediarios la publicación de las informaciones que estime convenientes para el desarrollo del mercado de valores relacionadas con la seguridad de las inversiones.

13. Certificar la calidad de sociedad anónima abierta en los casos señalados por la ley.

14. Imponer sanciones pecuniarias a quienes desobedezcan las decisiones de la Superintendencia de Valores o violen las normas legales que regulen el mercado de valores, así como a sus administradores y funcionarios cuando se trate de personas jurídicas.

15. Las demás funciones de control sobre los emisores de valores que las normas vigentes otorguen o lleguen a otorgar a la Superintendencia de Valores.

(Nota: Derogado por el Decreto 1609 de 2000 artículo 5º del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 2º—Delegación en el superintendente delegado para promoción y seguimiento del mercado. Deléganse en el superintendente de-legado para promoción y seguimiento del mercado las siguientes funciones:

1. Velar por que quienes participan en el mercado de valores ajusten sus operaciones a las normas que lo regulan, ordenar la práctica de visitas y adelantar, conforme a la ley, las investigaciones que juzgue necesarias, salvo tratándose de emisores de valores o entidades sometidas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia de Valores, en cuyo caso esta facultad corresponderá al superintendente delegado para emisores y al superintendente delegado para intermediarios y demás entidades vigiladas, respectivamente.

2. Velar por la transparencia del mercado de valores.

3. Imponer sanciones pecuniarias a quienes desobedezcan las decisiones de la Superintendencia de Valores o violen las normas legales que regulen el mercado de valores, así como sus administradores y funcionarios cuando se trate de personas jurídicas, salvo tratándose de emisores de valores o entidades sometidas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia de Valores, en cuyo caso esta facultad corresponderá al superintendente delegado para emisores y al superintendente delegado para intermediarios y demás entidades vigiladas, respectivamente.

4. Imponer sanciones pecuniarias a quienes directamente o a través de interpuestas personas realicen operaciones que no sean suficientemente representativas de la situación del mercado, así como a sus administradores y funcionarios cuando se trate de personas jurídicas.

(Nota: Derogado por el Decreto 1609 de 2000 artículo 5º del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 3º—Delegación en el superintendente delegado para intermediarios y demás entidades vigiladas. Deléganse en el superintendente delegado para intermediarios y demás entidades vigiladas por la Superintendencia de Valores, las siguientes funciones:

1. Ordenar la inscripción de intermediarios en el registro nacional de valores e intermediarios.

2. Suspender la inscripción de intermediarios en el registro nacional de valores e intermediarios.

3. Emitir concepto respecto de los fondos de capital extranjero y aprobar sus reglamentos, en los casos previstos por las normas que regulan la inversión extranjera en Colombia.

4. Adelantar los trámites correspondientes a la liquidación de las entidades sujetas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia de Valores y aprobar dicha liquidación.

5. Autorizar, cuando a ello haya lugar de conformidad con lo dispuesto en la ley, las reformas estatutarias de las entidades sujetas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia de Valores, así como también sus reglamentos de emisión y colocación de acciones.

6. Autorizar los programas publicitarios que proyecten llevarse a cabo para promover los servicios de las entidades sujetas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia de Valores, cuando a ello haya lugar.

7. Aprobar las tarifas de los intermediarios de valores y demás entidades vigiladas en los casos previstos por la ley y controlar que las comisiones, emolumentos o cualquier otra retribución que cobren por concepto de sus servicios se ajusten a los límites y condiciones fijados por las normas que regulen la materia.

8. Examinar y pronunciarse sobre los estados financieros presentados por las entidades sujetas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia de Valores y, cuando sea del caso, autorizar su presentación a las asambleas de socios o afiliados.

9. Posesionar y tomar juramento a los miembros de junta directiva, revisores fiscales y representantes legales de las entidades sujetas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia de Valores.

10. Autorizar la apertura, traslado y cierre de sucursales y oficinas de las entidades sujetas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia de Valores, cuando a ello haya lugar.

11. Velar por que las entidades sujetas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia de Valores ajusten sus operaciones a las normas que lo regulan, ordenar la práctica de visitas y adelantar, conforme a la ley, las investigaciones que juzgue necesarias.

12. Suspender o revocar el permiso de funcionamiento de las bolsas de valores cuando no se ajusten a las leyes, a sus estatutos o reglamentos, cuando se dediquen a actividades ajenas a su objeto, o cuando no acaten las providencias de la Superintendencia de Valores.

13. Imponer una o varias de las medidas cautelares de que trata el numeral 19 del artículo 4.1.2.5 del estatuto orgánico del mercado público de valores a las personas naturales o jurídicas que realicen actividades exclusivas de las entidades vigiladas por la Superintendencia de Valores.

14. Ordenar la suspensión de actividades de los comisionistas hasta por un año, y cancelar su inscripción en bolsa en forma definitiva.

15. Emitir las órdenes necesarias para que las entidades sujetas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia de Valores suspendan de inmediato las prácticas ilegales, no autorizadas o inseguras, y para que se adopten las correspondientes medidas correctivas y de saneamiento.

16. Autorizar a los comisionistas de bolsa intermediar en la colocación de títulos garantizando la totalidad o parte de la misma o adquiriendo dichos valores por cuenta propia.

17. Velar por la transparencia del mercado.

18. Imponer sanciones pecuniarias a las personas sujetas a la inspección y vigilancia de la Superintendencia de Valores que desobedezcan sus decisiones, violen las normas legales que regulen el mercado de valores o realicen operaciones que no sean suficientemente representativas del mercado, así como a sus administradores y funcionarios cuando se trate de personas jurídicas.

19. Las demás funciones de inspección y vigilancia que las normas vigentes otorguen o lleguen a otorgar a la Superintendencia de Valores.

(Nota: Derogado por el Decreto 1609 de 2000 artículo 5º del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 4º—Funciones del superintendente de valores. Las funciones que por el presente decreto se delegan en los superintendentes delegados de la Superintendencia de Valores podrán ser ejercidas en cualquier tiempo por el superintendente de valores, evento en el cual el correspondiente superintendente delegado no podrá ejercer la respectiva función.

Igualmente, lo dispuesto en los artículos anteriores se entiende sin perjuicio de la facultad conferida al superintendente de valores por el ordinal d) del artículo 4.3.1.4 del estatuto orgánico del mercado público de valores.

(Nota: Derogado por el Decreto 1609 de 2000 artículo 5º del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

ART. 5º—Vigencia y derogatoria. El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación y deroga el Decreto 2855 de 1991.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Santafé de Bogotá, D.C., a 24 de enero de 1994.

(Nota: Derogado por el Decreto 1609 de 2000 artículo 5º del Ministerio de Hacienda y Crédito Público)

____________________________________