DECRETO 2061 DE 1999 

(Octubre 15)

“Por el cual se promulgan unos tratados internacionales”.

El Presidente de la República de Colombia,

en uso de las facultades que le otorga el artículo 189 ordinal 2º de la Constitución Política de Colombia y en cumplimiento de la Ley 7ª de 1944, y

CONSIDERANDO:

Que la Ley 7ª del 30 de noviembre de 1944, en su artículo primero dispone que los tratados, convenios, convenciones, acuerdos, arreglos u otros actos internacionales aprobados por el Congreso, no se considerarán vigentes como leyes internas, mientras no hayan sido perfeccionados por el gobierno en su carácter de tales, mediante el canje de ratificaciones o el depósito de los instrumentos de ratificación, u otra formalidad equivalente;

Que la misma ley en su artículo segundo ordena la promulgación de los tratados y convenios internacionales una vez sea perfeccionado el vínculo internacional que ligue a Colombia;

Que el 3 de julio de 1996 Colombia, previa aprobación del Congreso Nacional mediante Ley 205 del 3 de agosto de 1995, publicada en el Diario Oficial número 41954 del 4 de agosto de 1995, y declarada exequible por la Corte Constitucional en Sentencia C-110/96 del 21 de marzo de 1996, realizó el canje de instrumentos de ratificación del “Convenio de cooperación cultural entre el Gobierno de la República de Colombia y el Gobierno de la República Helénica”, suscrito en Roma el 20 de diciembre de 1990, instrumento internacional que entró en vigor el 3 de julio de 1996, de conformidad con lo previsto en su artículo VII;

Que el 3 de julio de 1996 Colombia, previa aprobación del Congreso Nacional mediante Ley 210 del 15 de septiembre de 1995, publicada en el Diario Oficial número 42001 del 15 de septiembre de 1995, y declarada exequible por la Corte Constitucional en Sentencia C-187 del 8 de mayo de 1996, depositó ante la secretaría general de la Organización de Estados Americanos, el instrumento de ratificación del “Protocolo de Reformas a la Carta de la Organización de Estados Americanos - Protocolo de Washington”, suscrito en Washington el 14 de diciembre de 1992, instrumento internacional que entró en vigor para Colombia el 3 de julio de 1996, de conformidad con lo previsto en su artículo V;

Que el 13 de diciembre de 1996 Colombia, previa aprobación del Congreso Nacional mediante Ley 214 del 26 de octubre de 1995, publicada en el Diario Oficial número 42064 del 26 de octubre de 1995, y declarada exequible por la Corte Constitucional en Sentencia C-260 del 13 de junio de 1996, depositó ante la secretaría general de la Organización de Naciones Unidas, el instrumento de ratificación del “Convenio internacional del azúcar, 1992”, adoptado en Ginebra el 20 de marzo de 1992, instrumento internacional que entró en vigor para Colombia el 13 de diciembre de 1996, de conformidad con lo previsto en su artículo 40;

Que el 14 de junio de 1996 Colombia, previa aprobación del Congreso Nacional mediante Ley 233 del 26 de diciembre de 1995, publicada en el Diario Oficial número 42162 del 26 de diciembre de 1995, y declarada exequible por la Corte Constitucional en Sentencia C-195 del 8 de mayo de 1996, depositó ante la secretaría general de la Organización de Naciones Unidas, el instrumento de ratificación del “Convenio internacional del café”, adoptado en Londres el 30 de marzo de 1994, instrumento internacional que entró en vigor para Colombia el 14 de junio de 1996, de conformidad con lo previsto en su artículo 40;

Que el 13 de agosto de 1996 Colombia, previa aprobación del Congreso Nacional mediante Ley 243 del 28 de diciembre de 1995, publicada en el Diario Oficial número 42171 del 29 de diciembre de 1995, y declarada exequible por la Corte Constitucional en Sentencia C-262 del 13 de junio de 1996, depositó ante la secretaría general de la Unión Internacional para la Protección de Obtenciones Vegetales, UPOV, el instrumento de adhesión del “Convenio internacional para la protección de las obtenciones vegetales, UPOV”, del 2 diciembre de 1961, revisado en Ginebra el 10 de noviembre de 1972 y el 23 de octubre de 1978, instrumento internacional que entró en vigor para Colombia el 13 de septiembre de 1996, de conformidad con lo previsto en su artículo 33;

Que el 31 de diciembre de 1996 Colombia, previa aprobación del Congreso Nacional mediante Ley 253 del 9 de enero de 1996, publicada en el Diario Oficial número 42688 del 17 de enero de 1996, y declarada exequible por la Corte Constitucional en Sentencia C-377 del 22 de agosto de 1996, depositó ante la secretaría general de la Organización de Naciones Unidas, el instrumento de ratificación del “Convenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación”, celebrado en Basilea el 22 de marzo de 1989, instrumento internacional que entró en vigor para Colombia el 31 de marzo de 1997, de conformidad con lo previsto en su artículo 25. De conformidad con lo señalado por la Corte Constitucional en su sentencia, el Gobierno colombiano formuló en el instrumento de ratificación, una declaración respecto a la armonización de la Carta Política de la República y las disposiciones del convenio así: “El Gobierno de Colombia de conformidad con el artículo 26, numeral 2º del Convenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación, hecho en Basilea el 22 de marzo de 1989, declara que los efectos de la aplicación de este instrumento internacional, el artículo 81 de la Constitución Política de la República prohíbe la introducción al territorio nacional de residuos nucleares y desechos tóxicos”,

DECRETA:

ART. 1º—Promúlgase el “Convenio de cooperación cultural entre el Gobierno de la República de Colombia y el Gobierno de la República Helénica”, suscrito en Roma el 20 de diciembre de 1990.

(Para ser transcrito en este lugar se adjunta fotocopia del texto del “Convenio de cooperación cultural entre el Gobierno de la República de Colombia y el Gobierno de la República Helénica”, suscrito en Roma el 20 de diciembre de 1990, debidamente autenticada por el jefe de la oficina jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores).

Convenio de cooperación cultural entre el Gobierno de la República de Colombia y el Gobierno de la República Helénica

El Gobierno de la República de Colombia y el Gobierno de la República Helénica, guiados por el deseo de estrechar y desarrollar las relaciones de amistad entre los dos países y movidos por el interés de promover la cooperación en los campos de la cultura, la educación, la comunicación, la juventud y el deporte, han decidido celebrar el presente convenio, y por esta razón han acordado lo siguiente:

Artículo I.

Las partes signatarias se comprometen a promover la cooperación en el campo de la educación. Para lograr este objetivo, convienen:

1. Promover y expandir la cooperación entre escuelas e instituciones colombianas de educación superior y escuelas e instituciones griegas del tercer nivel de educación.

2. Promover, en forma recíproca, la enseñanza de su idioma, su historia, su literatura, su cultura y los demás aspectos de su vida nacional, en instituciones educacionales, previo el consentimiento de las autoridades competentes respectivas de ambos estados.

3. Propender por el intercambio de personal docente colombiano de educación superior y griego del tercer nivel de educación y apoyar sus investigaciones.

4. Promover la organización y realización de congresos, conferencias y reuniones y cursar las invitaciones respectivas.

5. Asignar becas y hacer intercambio de estudiantes de nivel superior para realizar estudios de pre y postgrado.

6. Intercambiar los resultados de experiencias en todos los niveles de escolaridad, así como en otros campos de la educación.

Artículo II.

Las partes signatarias se comprometen a promover:

1. El desarrollo de iniciativas que ayuden a difundir su literatura.

Para tal efecto se realizarán las correspondientes traducciones al castellano y al griego.

2. La divulgación del arte, la cultura y los distintos trabajos que se adelanten por medio de la televisión, la radio, el teatro, el cine, concierto y exhibiciones.

3. El intercambio de libros y publicaciones de contenido cultural.

4. La organización de conferencias, exhibiciones, eventos artísticos, festivales de cine y encuentros deportivos, a través de lo organismos competentes de cada una de las partes.

5. La realización de conferencias y reuniones internacionales con asuntos culturales, lo mismo que encuentros deportivos de carácter internacional.

6. La cooperación entre escuelas de arte, bibliotecas, teatros y otras instituciones de cultura.

7. Los contactos entre las asociaciones de escritores, compositores, pintores, escultores, artistas gráficos, arquitectos, actores, músicos y cinematografistas.

8. El intercambio de visitas de expertos en conservación de obras arquitectónicas, museos y en general del patrimonio cultural.

9. El adelanto de investigaciones en el campo cultural facilitando el acceso a archivos, bibliotecas y demás documentación necesaria, de conformidad con las regulaciones de cada país.

10. La realización de intercambios de artistas y grupos artísticos.

Artículo III.

Para facilitar la cooperación de que trata el presente acuerdo, en el campo de los medios de comunicación, las partes:

1. Facilitarán la cooperación entre agencias de noticias, organizaciones de periódicos, radio y televisión.

2. Apoyarán el intercambio de visitas de representantes de la prensa y organizaciones de y televisión.

3. Apoyarán el intercambio de material de prensa y programas de radio y televisión.

4. Facilitarán la cooperación en el sector cinematográfico.

Artículo IV.

Las dos partes se comprometen a promover:

1. La participación de sus representantes en eventos deportivos internacionales y competencias que organice una de las partes.

2. La cooperación entre asociaciones deportivas de los dos países.

Artículo V.

Para el buen desarrollo del presente acuerdo, las partes establecerán un comité Colombo-Griego que deberá reunirse una vez cada dos (2) años, en sesión plenaria y en forma alternada, una vez en Colombia y otra vez en Grecia, con el objetivo de elaborar planes y programas para desarrollar la cooperación y definir sus términos financieros.

Los planes y programas que determine el comité se ejecutarán a través de los canales diplomáticos.

Todos los intercambios de que trata el presente acuerdo se llevaran a cabo sobre una base de reciprocidad.

Artículo VI.

Cualquier controversia que pueda surgir de la interpretación o aplicación del presente acuerdo será solucionada por los procedimientos contemplados por el Derecho Internacional para la solución pacífica de las controversias, aplicándose en primer lugar el común acuerdo de las partes.

Artículo VII.

El presente acuerdo será sometido a los requisitos constitucionales y legales establecidos por cada una de las partes para su perfeccionamiento y entrara en vigor en la fecha del canje de instrumentos de ratificación.

Artículo VIII.

El presente acuerdo tendrá una duración de cinco (5) años, prorrogable automáticamente por igual término, salvo que alguna de las partes comunique por escrito a la otra su intención de darlo por terminado con una antelación de seis (6) meses a la fecha de expiración del término respectivo.

Artículo IX.

El presente acuerdo podrá ser denunciado por cualquiera de las partes mediante comunicación escrita que surtirá efectos, seis (6) meses después de la fecha de recibo de la notificación correspondiente.

Salvo acuerdo en contrario de las partes, la terminación o denuncia del presente acuerdo no afectará la continuación de los programas y proyectos en ejecución.

Hecho en la ciudad de Roma, a los veinte (20) días del mes de diciembre de mil novecientos noventa, en dos (2) ejemplares, cada uno en idioma castellano y griego, siendo ambos igualmente válidos y auténticos.

Por el Gobierno de la República de Colombia,

Luis Fernando Jaramillo Correa,

Ministro de Relaciones Exteriores.

Por el Gobierno de la República Helénica,

Antonis Samarás,

Ministro de Relaciones Exteriores.

El suscrito jefe de la oficina jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores

HACE CONSTAR:

Que la presente reproducción es fiel fotocopia del texto original del “Convenio de cooperación cultural entre el Gobierno de la República de Colombia y el Gobierno de la República Helénica”, suscrito en Roma el 20 de diciembre de 1990, documento que reposa en los archivos de la oficina jurídica de este ministerio.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a ...

El jefe oficina jurídica,

Héctor Adolfo Sintura Varela.

ART. 2º—Promúlgase el “Protocolo de Reformas a la Carta de la Organización de los Estados Americanos - Protocolo de Washington”, suscrito en Washington el 14 de diciembre de 1992.

(Para ser transcrito en este lugar se adjunta fotocopia del texto del “Protocolo de Reformas a la Carta de la Organización de Estados Americanos “Protocolo de Washington””, suscrito en Washington el 14 de diciembre de 1992. Debidamente autenticada por el jefe de la oficina jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores).

Protocolo de Reformas a la Carta de la Organización de Estados Americanos “Protocolo de Washington”

En nombre de sus pueblos los Estados Americanos representados en el decimosexto período extraordinario de sesiones de la asamblea general, reunida en Washington, D.C., convienen en suscribir el siguiente

Protocolo de Reformas a la Carta de la Organización de Estados Americanos

Artículo I.

Se incorpora el siguiente nuevo artículo al capítulo III de la Carta de la Organización de los Estados Americanos, así numerado:

Artículo 9º—Un miembro de la organización cuyo gobierno democráticamente constituido sea derrocado por la fuerza podrá ser suspendido del ejercicio del derecho de participación en las sesiones de la asamblea general, de la reunión de consulta, de los consejos de la organización y de las conferencias especializadas, así como de las comisiones, grupos de trabajo y demás cuerpos que se hayan creado.

a) La facultad de suspensión solamente será ejercida cuando hayan sido infructuosas las gestiones diplomáticas que la organización hubiera emprendido con el objeto de propiciar el restablecimiento de la democracia representativa en el estado miembro afectado;

b) La decisión sobre la suspensión deberá ser adoptada en un período extraordinario de sesiones de la asamblea general, por el voto afirmativo de los dos tercios de los estados miembros;

c) La suspensión entrará en vigor inmediatamente después de su aprobación por la asamblea general;

d) La organización procurará, no obstante la medida de suspensión, emprender nuevas gestiones diplomáticas tendientes a coadyuvar al restablecimiento de la democracia representativa en el estado miembro afectado;

e) El miembro que hubiere sido objeto de suspensión deberá continuar observando el cumplimiento de sus obligaciones con la organización;

f) La asamblea general podrá levantar la suspensión por decisión adoptada con la aprobación de dos tercios de los estados miembros;

g) Las atribuciones a que se refiere este artículo se ejercerán de conformidad con la presente Carta.

Artículo II.

Se modifican los textos de los siguientes artículos de la Carta de la Organización de los Estados Americanos, que quedarán redactados así:

Artículo 2º—La Organización de los Estados Americanos, para realizar los principios en que se funda y cumplir sus obligaciones regionales de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas, establece los siguientes propósitos esenciales;

a) Afianzar la paz y la seguridad del continente;

b) Promover y consolidar la democracia representativa dentro del respeto al principio de no intervención;

c) Prevenir las posibles causas de dificultades y asegurar la solución pacífica de controversias que surjan entre los estados miembros;

d) Organizar la acción solidaria de éstos en caso de agresión;

e) Procurar la solución de los problemas políticos, jurídicos y económicos que se susciten entre ellos;

f) Promover, por medio de la acción cooperativa, su desarrollo económico, social y cultural;

g) Erradicar la pobreza crítica, que constituye un obstáculo al pleno desarrolló democrático de los pueblos del hemisferio, y

h) Alcanzar una efectiva limitación de armamentos convencionales que permita dedicar el mayor número de recursos al desarrollo económico y social de los estados miembros.

Artículo 3º—Los Estados Americanos reafirman los siguientes principios:

a) El Derecho Internacional es norma de conducta de los Estados en sus relaciones recíprocas;

b) El orden internacional está esencialmente constituido por el respeto a la personalidad, soberanía e independencia de los estados y por el fiel cumplimiento de las obligaciones emanadas de los tratados y de otras fuentes del Derecho Internacional;

c) La buena fe debe regir las relaciones de los estados entre sí;

d) La solidaridad de los Estados Americanos y los altos fines que con ella se persiguen, requieren la organización política de los mismos sobre la base del ejercicio efectivo de la democracia representativa.

e) Todo estado tiene derecho a elegir, sin injerencias externas, su sistema político, económico y social, y a organizarse en la forma que más le convenga, y tiene el deber de no intervenir en los asuntos de otro estado. Con sujeción a lo arriba dispuesto, los Estados Americanos cooperarán ampliamente entre sí y con independencia de la naturaleza de sus sistemas políticos, económicos y sociales;

f) La eliminación de la pobreza crítica es parte esencial de la promoción y consolidación de la democracia representativa y constituye responsabilidad común y compartida de los Estados Americanos;

g) Los Estados Americanos condenan la guerra de agresión: la victoria no da derechos;

h) La agresión a un Estado Americano constituye una agresión a todos los demás Estados Americanos;

i) Las controversias de carácter internacional que surjan entre dos o más Estados Americanos deben ser resueltas por medio de procedimientos pacíficos;

j) La justicia y la seguridad sociales son bases de una paz duradera;

k) La cooperación económica es esencial para el bienestar y la prosperidad comunes de los pueblos del continente;

l) Los Estados Americanos proclaman los derechos fundamentales de la persona humana sin hacer distinción de raza, nacionalidad, credo o sexo;

m) La unidad espiritual del continente se basa en el respeto de la personalidad cultural de los países americanos y demanda su estrecha cooperación en las altas finalidades de la cultura humana, y

n) La educación de los pueblos debe orientarse hacía la justicia, la libertad y la paz.

Artículo 33.—Los estados miembros convienen en que la igualdad de oportunidades, la eliminación de la pobreza crítica y la distribución equitativa de la riqueza y del ingreso, así como la plena participación de sus pueblos en las decisiones relativas a su propio desarrollo, son, entre otros, objetivos básicos del desarrollo integral. Para lograrlos, convienen así mismo en dedicar sus máximos esfuerzos a la consecución de las siguientes metas básicas:

a) Incremento sustancial y autosostenido del producto nacional per cápita;

b) Distribución equitativa del ingreso nacional;

c) Sistemas impositivos adecuados y equitativos;

d) Modernización de la vida rural y reformas que conduzcan a regímenes equitativos y eficaces de tenencia de la tierra, mayor productividad agrícola, expansión del uso de la tierra, diversificación de la producción y mejores sistemas para la industrialización y comercialización de productos agrícolas, y fortalecimiento y ampliación de los medios para alcanzar estos fines;

e) Industrialización acelerada y diversificada, especialmente de bienes de capital e intermedios;

f) Estabilidad del nivel de precios internos en armonía con el desarrollo económico sostenido y el logro de la justicia social;

g) Salarios justos, oportunidades de empleo y condiciones de trabajo aceptables para todos;

h) Erradicación rápida del analfabetismo y ampliación, para todos, de las oportunidades en el campo de la educación;

i) Defensa del potencial humano mediante la extensión y aplicación de los modernos conocimientos de la ciencia médica;

j) Nutrición adecuada, particularmente por medio de la aceleración de los esfuerzos nacionales para incrementar la producción y disponibilidad de alimentos;

k) Vivienda adecuada para todos los sectores de la población;

l) Condiciones urbanas que hagan posible una vida sana, productiva y digna;

m) Promoción de la iniciativa y la inversión privadas en armonía con la acción del sector público, y

n) Expansión y diversificación de las exportaciones.

Artículo 116.—En concordancia con la acción y la política decididas por la asamblea general y con las resoluciones pertinentes de los consejos, la secretaría general promoverá las relaciones económicas, sociales, jurídicas, educativas, científicas y culturales entre todos los estados miembros de la organización, con especial, énfasis en la cooperación para la eliminación de la pobreza crítica.

Artículo III.

Se modifica la numeración de los artículos de la Carta de la Organización de los Estados Americanos a partir del artículo 9º, que pasará a ser artículo 10, el artículo 10 pasará a ser artículo 11 y así sucesivamente hasta el artículo 151 que será artículo 152.

Artículo IV.

El presente protocolo queda abierto a la firma de los estados miembros de la Organización de los Estados Americanos y será ratificado de conformidad con sus respectivos procedimientos constitucionales. El instrumento original, cuyos textos en español, francés, inglés y portugués son igualmente auténticos, será depositado en la secretaría general, la cual enviará copias certificadas a los gobiernos para los fines de su ratificación. Los instrumentos de ratificación serán depositados en la secretaría general, y ésta notificará dicho depósito a los gobiernos signatarios.

Artículo V.

El presente protocolo entrará en vigor, entre los estados que lo ratifiquen, cuando los dos tercios de los estados signatarios hayan depositado sus instrumentos de ratificación. En cuanto a los estados restantes, entrará en vigor en el orden que depositen sus instrumentos de ratificación.

Artículo VI.

El presente protocolo será registrado en la secretaría de las Naciones Unidas por medio de la secretaría general de la Organización de los Estados Americanos.

En fe de lo cual los plenipotenciarios infrascritos, debidamente autorizados por sus respectivos gobiernos, firman el presente protocolo, que se llamará “Protocolo de Washington”, en la ciudad de Washington, D.C., Estados Unidos de América, el catorce de diciembre de mil novecientos noventa y dos.

El suscrito jefe de la oficina jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores

HACE CONSTAR:

Que la presente reproducción es fiel fotocopia del texto certificado del “Protocolo de Reformas a la Carta de la Organización de Estados Americanos “Protocolo de Washington””, suscrito en Washington el 14 de diciembre de 1992, documento que reposa en los archivos de la oficina jurídica de este ministerio.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a los 28 días del mes de julio de 1999.

El jefe oficina jurídica,

Héctor Adolfo Sintura Varela.

ART. 3º—Promúlgase el “Convenio internacional del azúcar, 1992”, aprobado en Ginebra el 20 de marzo de 1992.

(Para ser transcrito en este lugar se adjunta fotocopia del texto del “Convenio internacional del azúcar, 1992”, aprobado en Ginebra el 20 de marzo de 1992, debidamente autenticada por el jefe de la oficina jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores).

Convenio internacional del azúcar, 1992

Naciones Unidas

1992

CAPÍTULO I

Objetivos

Artículo 1º—Objetivos. Los objetivos del Convenio internacional del azúcar, 1992 (en adelante denominado este convenio), habida cuenta de los términos de la Resolución (IV) aprobada por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, son:

a) Conseguir una mayor cooperación internacional en los asuntos azucareros y las cuestiones relacionadas con los mismos;

b) Proporcionar un foro para las consultas intergubernamentales sobre el azúcar y los medios de mejorar la economía azucarera mundial;

c) Facilitar el comercio de azúcar mediante la recopilación y publicación de información sobre el mercado mundial de azúcar y otros edulcorantes, y

d) Promover el aumento de la demanda de azúcar, especialmente para usos no tradicionales.

CAPÍTULO II

Definiciones

Artículo 2º—Definiciones. A los efectos de este convenio:

1. Por “organización” se entiende la Organización Internacional del Azúcar a que se refiere el artículo 3º.

2. Por “consejo” se entiende el Consejo Internacional del Azúcar a que se refiere el párrafo 3º del artículo 3º.

3. Por “miembro” se entiende una parte en el presente convenio.

4. Por “votación especial” se entiende una votación que exija al menos dos tercios de los votos emitidos por los miembros presentes y votantes, a condición que estos votos sean emitidos por al menos las dos terceras partes del número de miembros presentes y votantes.

5. Por “mayoría simple” se entiende una votación que exija más de la mitad del total de votos de los miembros presentes y votantes, a condición de que estos votos sean emitidos por al menos la mitad del número de miembros presentes y votantes.

6. Por “año” se entiende el año civil.

7. Por “azúcar” se entiende el azúcar en cualquiera de sus formas comerciales reconocidas derivadas de la caña de azúcar o de la remolacha azucarera, incluidas las mellizas comestibles y finas los jarabes y cualquier otra forma de azúcar líquido, pero el término no incluye las melazas finales ni las clases de azúcar no centrífugo de baja calidad producido por métodos primitivos.

8. Por “entrada en vigor” se entiende la fecha en que este convenio entre en vigor provisional o definitivamente, según se dispone en el artículo 40.

9. Por “mercado libre” se entiende el total de las importaciones netas del mercado mundial, con excepción de las resultantes del funcionamiento de acuerdos especiales tal como se definen en el capítulo IX del Convenio internacional del azúcar, 1977.

10. Por “mercado mundial” se entiende el mercado azucarero internacional e incluye tanto el azúcar objeto de comercio en el mercado libre como el azúcar objeto de comercio en virtud de acuerdos especiales tal como se definen en el capítulo IX del Convenio internacional del azúcar, 1977.

CAPÍTULO III

La Organización Internacional del Azúcar

Artículo 3º—Continuación, sede y estructura de la Organización Internacional del Azúcar.

1. La Organización Internacional del Azúcar establecida en virtud del Convenio internacional del azúcar, 1968, y mantenida en virtud de los Convenios Internacionales del Azúcar, 1973, 1977, 1984 y 1987 continuará su existencia con el fin de poner en práctica este convenio y supervisar su aplicación, con la composición, las atribuciones y las funciones establecidas en el mismo.

2. La organización tendrá su sede en Londres, a menos que el consejo decida otra cosa por votación especial.

3. La organización funcionará a través del Consejo Internacional del Azúcar, su Comité Administrativo y su Director Ejecutivo, y su personal.

Artículo 4º—Miembros de la organización. Cada una de las partes en el presente convenio será un miembro de la organización.

Artículo 5º—Participación de organizaciones intergubernamentales. Toda referencia que se haga en el presente convenio a un “gobierno” o “gobiernos” será interpretada en el sentido de que incluye a la Comunidad Económica Europea y a cualquier otra organización intergubernamental que sea competente en lo que respecta a la negociación, celebración y aplicación de convenios internacionales, en particular de convenios sobre productos básicos.

En consecuencia, toda referencia que se haga en este convenio a la firma, ratificación, aceptación o aprobación, o a la notificación de aplicación provisional, o a la adhesión, será interpretada, en el caso de esas organizaciones intergubernamentales, en el sentido de que incluye tina referencia a la firma, ratificación, aceptación o aprobación, o a la notificación de aplicación provisional, o a la adhesión, por esas organizaciones intergubernamentales.

Artículo 6º—Privilegios e inmunidades.

1. La organización tendrá personalidad jurídica internacional.

2. La organización tendrá capacidad para contratar, para adquirir y enajenar bienes muebles e inmuebles y para litigar.

3. La condición jurídica, los privilegios y las inmunidades de la organización en el territorio del Reino Unido continuarán rigiéndose por el acuerdo sobre la sede entre el Gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y la Organización Internacional del Azúcar firmado en Londres el 29 de mayo de 1969, con las modificaciones que puedan ser necesarias para el debido funcionamiento del presente convenio.

4. Si la sede de la organización se traslada a un país que es miembro de la organización, ese miembro celebrará con ésta, lo antes posible, un acuerdo, que habrá de ser aprobado por el consejo, relativo a la condición jurídica, los privilegios y las inmunidades de la organización, de su director ejecutivos de su personal y de sus expertos, así como de los representantes de los miembros mientras se encuentren en ese país para ejercer sus funciones.

5. A menos que se adopten otras disposiciones fiscales en el acuerdo a que se refiere el párrafo 4º de este artículo y hasta que se celebre ese acuerdo, el nuevo miembro huésped:

a) Otorgará exención de impuestos sobre las remuneraciones pagadas por la organización a sus funcionarios, con la salvedad de que tal exención no se aplicará necesariamente a sus propios nacionales, y

b) Otorgará exención de impuestos sobre los haberes, ingresos y demás bienes de la organización.

6. Si la sede de la organización ha de trasladarse a un país que no sea miembro de ésta, el consejo recabará del gobierno de ese país, antes de ese traslado, una garantía escrita de que:

a) Celebrará lo antes posible con la organización un acuerdo como el previsto en el párrafo 4º de este artículo; y

b) Otorgará, hasta que se celebre ese acuerdo, las exenciones dispuestas en el párrafo 5º de este artículo.

7. El consejo procurará celebrar el acuerdo previsto en el párrafo 4º de este artículo con el gobierno del país al que haya de trasladarse la sede de la organización antes de que se efectúe el traslado.

CAPÍTULO IV

El Consejo Internacional del Azúcar

Artículo 7º—Composición del Consejo Internacional del Azúcar.

1. La autoridad suprema de la organización será el Consejo Internacional del Azúcar, que estará integrado por todos los miembros de la organización.

2. Cada miembro tendrá un representante en el consejo y, si lo desea, uno o varios suplentes. Además, cada miembro podrá nombrar uno o varios asesores de su representante o de sus suplentes.

Artículo 8º—Atribuciones y funciones del consejo.

1. El consejo ejercerá todas las atribuciones y desempeñará, o hará que se desempeñen, todas las funciones que sean necesarias para dar cumplimiento a las disposiciones del presente convenio y para proceder a la liquidación del Fondo de Financiación de Existencias establecido en virtud del artículo 49 del Convenio Internacional del Azúcar, 1977, según había delegado el consejo de ese convenio en el consejo establecido en virtud del Convenio internacional del azúcar, 1984 y el Convenio internacional del azúcar, 1987 con arreglo al párrafo 1º del artículo 8º de este último.

2. El consejo, por votación especial, aprobará las normas y reglamentos que sean necesarios para aplicar el presente convenio y que sean compatibles con sus disposiciones, entre ellos los reglamentos del consejo y de sus comités, así como el reglamento financiero de la organización y el reglamento del personal de ésta. El consejo podrá prever, en su reglamento, un procedimiento para decidir determinadas cuestiones sin necesidad de reunirse.

3. El consejo llevará los registros necesarios para desempeñar las funciones que le confiere el presente convenio, así como cualquier otro registro que considere apropiado.

4. El consejo publicará un informe anual y cualquier otra información que considere apropiada.

ART. 9º—Presidente y vicepresidente del consejo.

1. Para cada año, el consejo elegirá entre las delegaciones un presidente y un vicepresidente, que podrán ser reelegidos y que no serán remunerados por la organización.

2. En ausencia del presidente, las funciones propias de su puesto serán desempeñadas por el vicepresidente. En caso de ausencia temporal simultánea del presidente y del vicepresidente, o en caso de ausencia permanente de uno de ellos o de ambos, el consejo podrá elegir entre los miembros de las delegaciones un nuevo presidente y un nuevo vicepresidente, con carácter temporal o permanente según el caso.

3. Ni el presidente ni ningún otro miembro de la mesa que presida las sesiones del consejo tendrá derecho de voto. Podrán, sin embargo, designar a otra persona para que ejerza los derechos de voto del miembro al que representen.

ART. 10.—Reuniones del consejo.

1. Como norma general, el consejo celebrará una reunión ordinaria cada año.

2. Además, el consejo celebrará reuniones extraordinarias si así lo decide o a petición de:

a) Cinco miembros cualesquiera;

b) Dos o más miembros que con arreglo al artículo 11 tengan colectivamente 250 o más votos distribuidos conforme se determina en el artículo 25, o

c) El comité administrativo.

3. La convocatoria de las reuniones tendrá que notificarse a los miembros con al menos 30 días civiles de antelación, excepto en casos de emergencia, en los que la notificación tendrá que hacerse con al menos 10 días civiles de antelación.

4. Las reuniones se celebrarán en la sede de la organización, a menos que el consejo decida otra cosa por votación especial. Si un miembro invita al consejo a reunirse en un lugar que no sea el de la sede de la organización, y el consejo así lo acuerda, ese miembro sufragará los gastos adicionales que ello suponga.

ART. 11.—Votos.

1. A los efectos de las votaciones en virtud de este convenio, los miembros tendrán un total de 2000 votos, distribuidos conforme se determina en el artículo 25.

2. Cuando se suspenda el derecho de voto de un miembro conforme al párrafo 2º del artículo 26 del presente convenio, sus votos se distribuirán entre los demás miembros con arreglo a las porciones que les correspondan conforme se determina en el artículo 25. Se seguirá el mismo procedimiento cuando se restablezca el derecho de voto del miembro en cuestión, el cual quedará comprendido en la distribución.

ART. 12.—Procedimiento de votación del consejo.

1. Cada miembro tendrá derecho a emitir el número de votos que tenga con arreglo al artículo 11, distribuidos conforme se determina en el artículo 25. No tendrá derecho a dividir esos votos.

2. Siempre que informe de ello por escrito al presidente, todo miembro podrá autorizar a cualquier otro miembro a que represente sus intereses y emita sus votos en cualquier sesión o sesiones del consejo. El comité de verificación de poderes que pueda crearse conforme al reglamento del consejo examinará un ejemplar de esas autorizaciones.

3. Un miembro autorizado por otro miembro a emitir los votos que tenga este último con arreglo al artículo 11, distribuidos conforme se determina en el artículo 25, emitirá esos votos con arreglo a la autorización y conforme al párrafo 2º de este artículo.

ART. 13.—Decisiones del consejo.

1. El consejo adoptará todas sus decisiones y recomendaciones en principio por consenso. Si no hay consenso, las decisiones y recomendaciones se adoptarán por mayoría simple, a menos que el presente convenio exija una votación especial.

2. En el cómputo de los votos necesarios para adoptar cualquier decisión del consejo, las abstenciones no se contarán como votos y los miembros que se abstengan no serán considerados como “votantes” a los efectos de las definiciones 4 ó 5, según sea el caso, del artículo 2º. Cuando un miembro se acoja a las disposiciones del artículo 12 y sus votos sean emitidos en una sesión del consejo, será considerado como miembro presente y votante a los efectos del párrafo 1º de este artículo.

3. Todas las decisiones que adopte el consejo conforme al presente convenio serán vinculantes para los miembros.

ART. 14.—Cooperación con otras organizaciones.

1. El consejo tomará todas las disposiciones apropiadas para celebrar consultas o cooperar con las Naciones Unidas y sus órganos, en particular la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, y con la Organización de las Naciones unidas para la Agricultura y la Alimentación y los demás organismos especializados de las Naciones Unidas y organizaciones intergubernamentales, según sea pertinente.

2. El consejo, teniendo presente la función especial de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo en el comercio internacional de productos básicos, mantendrá informada, en su caso, a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo de sus actividades y programas de trabajo.

3. El consejo podrá así mismo tomar todas las disposiciones apropiadas para mantener un contacto eficaz con las organizaciones internacionales de productores, comerciantes y fabricantes de azúcar.

ART. 15.—Relaciones con el Fondo Común para los Productos Básicos.

1. La organización aprovechará plenamente los servicios del Fondo Común para los Productos Básicos.

2. Con respecto a la ejecución de cualquier proyecto realizado conforme al párrafo 1º de este artículo, la organización no actuará de organismo de ejecución ni contraerá ninguna obligación financiera por las garantías dadas por los miembros u otras entidades. No se podrá imputar a ningún miembro, por ser miembro de la organización, ninguna responsabilidad por los préstamos concedidos o los empréstitos tomados por otro miembro o entidad en relación con esos proyectos.

ART. 16.—Admisión de observadores.

1. El consejo podrá invitar a cualquier Estado no miembro a que asista a cualquiera de sus sesiones en calidad de observador.

2. El consejo también podrá invitar a cualquiera de las organizaciones a que se hace referencia en el párrafo 1º del artículo 14 a que asista a cualquiera de sus sesiones en calidad de observador.

ART. 17.—Quórum para las sesiones del consejo. Constituirá quórum para cualquier sesión del consejo la presencia de más de dos terceras partes de todos los miembros, siempre que los miembros así presentes tengan al menos dos tercios del total de votos de todos los miembros indicados en el artículo 11 y distribuidos conforme se determina en el artículo 25. Si no hay quórum en el día fijado para la apertura de una reunión del consejo, o si durante cualquier reunión del consejo no hay quórum en tres sesiones sucesivas, se convocará al consejo para siete días después; a partir de entonces, y durante el resto de esa reunión, el quórum estará constituido por la presencia de más de la mitad de todos los miembros, siempre que los miembros así presentes representen más de la mitad del total de votos de todos los miembros indicados en el artículo 11 y distribuidos conforme se determina en el artículo 25. Se considerarán presentes los miembros representados conforme al párrafo 2º del artículo 12.

CAPÍTULO V

El comité administrativo

ART. 18.—Composición del comité administrativo.

1. El comité administrativo se compondrá de 18 miembros. Diez de ellos serán, en principio, los diez miembros que sean los mayores contribuyentes financieros en cada año, y ocho serán elegidos entre los miembros restantes del consejo.

2. Si uno o más de los diez miembros mayores contribuyentes financieros en cada año no quieren ser designados automáticamente para formar parte del comité administrativo, sus puestos se cubrirán designando al siguiente o los siguientes miembros mayores contribuyentes financieros que estén dispuestos a formar parte del comité. Una vez designados por este procedimiento esos diez miembros del comité administrativo, los otros ocho miembros del comité serán elegidos entre los miembros restantes del consejo.

3. La elección de los ocho miembros adicionales se celebrará cada año sobre la base de los votos indicados en el artículo 11 y distribuidos conforme se determina en el artículo 25. Los miembros designados conforme al párrafo 1º o el párrafo 2º de este artículo para formar parte del comité administrativo no tendrán derecho de voto en esa elección.

4. Ningún miembro podrá formar parte del comité administrativo si no ha pagado su contribución completa de conformidad con el artículo 26.

5. Cada miembro del comité administrativo designará un representante y además podrá designar uno o más suplentes y asesores. Además, todos los miembros del consejo tendrán derecho a participar en las sesiones en calidad de observadores y podrán ser invitados a tomar la palabra.

6. El comité administrativo elegirá cada año un presidente y un vicepresidente. El presidente no tendrá derecho de voto y podrá ser reelegido. En ausencia del presidente, el vicepresidente asumirá las funciones del cargo.

7. El comité administrativo se reunirá normalmente tres veces al año.

8. El comité administrativo se reunirá en la sede de la organización, a menos que decida otra cosa. Si un miembro invita al comité administrativo a reunirse en un lugar que no sea el de la sede de la organización, y el comité administrativo así lo acuerda, ese miembro sufragará los gastos adicionales que ello suponga.

ART. 19.—Elección del comité administrativo.

1. Los miembros escogidos entre los miembros que sean los mayores contribuyentes financieros en cada año conforme al procedimiento previsto en el párrafo 1º o el párrafo 2º del artículo 18 serán designados para formar parte del comité administrativo.

2. Los otros ocho miembros del comité administrativo serán elegidos en el consejo. Cada miembro con derecho de voto conforme a las disposiciones de los párrafos 1º, 2º y 3º del artículo 18 emitirá en favor de un sólo candidato todos los votos a que tenga derecho con arreglo al artículo 11 y distribuidos conforme se determina en el artículo 25. Un miembro podrá emitir en favor de otro candidato los votos que le corresponda emitir conforme al párrafo 2º del artículo 12. Serán elegidos los ocho candidatos que obtengan el mayor número de votos.

3. Si se suspende el ejercicio del derecho de voto de un miembro del comité administrativo conforme a cualquiera de las disposiciones pertinentes del presente convenio, cada uno de los miembros que hubieren votado por él o le hubieren asignado sus votos conforme a este artículo podrá, durante el tiempo en que la suspensión esté en vigor, asignar sus votos a cualquier otro miembro del comité.

4. Si un miembro designado para formar parte del comité conforme a lo dispuesto en el párrafo 1º o el párrafo 2º del artículo 18 deja de ser miembro de la organización, será sustituido por el siguiente miembro mayor contribuyente financiero que esté dispuesto a formar parte del comité y, de ser necesario, se celebrará una elección para escoger a un miembro elegido adicional del comité. Si un miembro elegido del comité deja de ser miembro de la organización, se celebrará una elección para sustituir a ese miembro en el comité. Cualquier miembro que hubiere votado por el miembro que dejó de ser miembro de la organización, o le hubiere asignado sus votos, y que no vote por el miembro elegido para cubrir la vacante del comité, podrá asignar sus votos a otro miembro del comité.

5. En circunstancias especiales, y después de consultar con el miembro del comité administrativo por el cual hubiere votado o al que hubiere asignado sus votos conforme a lo dispuesto en este artículo, todo miembro podrá retirar sus votos a ese miembro durante el resto del año. Podrá entonces asignar esos votos a otro miembro del comité administrativo, pero no podrá retirar esos votos a ese otro miembro durante el resto de ese año. El miembro del comité administrativo al que se hayan retirado los votos conservará su puesto en el comité administrativo durante el resto de ese año. Toda medida que se adopte conforme a lo dispuesto en este párrafo surtirá efecto después de ser comunicada por escrito al presidente del comité administrativo.

ART. 20.—Delegación de atribuciones del consejo en el comité administrativo.

1. El consejo, por votación especial, podrá delegar en el comité administrativo el ejercicio de todas o de algunas de sus atribuciones, con excepción de las siguientes:

a) La ubicación de la sede de la organización conforme al párrafo 2º del artículo 3º;

b) El nombramiento del director ejecutivo y de cualquier funcionario superior conforme al artículo 23;

c) La aprobación del presupuesto administrativo y la determinación de las contribuciones conforme al artículo 25;

d) Toda petición dirigida al secretario general de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo para que convoque una conferencia de negociación en virtud del párrafo 2º del artículo 35;

e) La recomendación de modificaciones conforme al artículo 44, y

f) La prórroga o terminación de este convenio conforme al artículo 45.

2. El consejo podrá, en todo momento, revocar la delegación de cualquiera de sus atribuciones en el comité administrativo.

ART. 21.—Procedimiento de votación y decisiones del comité administrativo.

1. Cada miembro del comité administrativo tendrá derecho a emitir el número de votos que haya recibido conforme al artículo 19 y no podrá dividirlos.

2. Cualquier decisión adoptada por el comité administrativo requerirá la misma mayoría que hubiese requerido para ser adoptada por el consejo y será comunicada a este último.

3. Todo miembro tendrá derecho a recurrir ante el consejo, en las condiciones que éste establezca en su reglamento, contra cualquier decisión del comité administrativo.

ART. 22.—Quórum para las sesiones del comité administrativo. Constituirá quórum para todas las sesiones del comité administrativo la presencia de más de la mitad de todos los miembros del comité siempre que los miembros presentes representen por lo menos dos tercios del total de votos de todos los miembros del comité.

CAPÍTULO VI

El director ejecutivo y el personal

ART. 23.—El director ejecutivo y el personal.

1. El consejo nombrará por votación especial al director ejecutivo. El consejo fijará las condiciones de empleo del director ejecutivo.

2. El director ejecutivo será el funcionario administrativo superior de la organización y será responsable de la ejecución de todas las funciones que le incumban en la aplicación del presente convenio.

3. El consejo, después de consultar con el director ejecutivo, nombrará por votación especial a todos los funcionarios superiores, en las condiciones que determine.

4. El director ejecutivo nombrará a los demás funcionarios conforme al reglamento y las decisiones del consejo.

5. El consejo, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 8º, aprobará las normas y reglamentos por los que se regirán las condiciones básicas de empleo y los derechos, funciones y obligaciones fundamentales de todos los funcionarios de la secretaría.

6. Ni el director ejecutivo ni ningún miembro del personal podrán tener ningún interés financiero en la industria o el comercio del azúcar.

7. En el desempeño de las funciones que les incumban conforme al presente convenio, ni el director ejecutivo ni ningún miembro del personal solicitarán ni recibirán instrucciones de ningún miembro ni de ninguna autoridad ajena a la organización. Se abstendrán de actuar en forma alguna que sea incompatible con su condición de funcionarios internacionales responsables únicamente ante la organización. Cada uno de los miembros respetará el carácter exclusivamente internacional de las funciones del director ejecutivo y del personal, y no tratará de influir en ellos en el desempeño de las mismas.

CAPÍTULO VII

Disposiciones financieras

ART. 24.—Gastos.

1. Los gastos de las delegaciones ante el consejo, el comité administrativo o cualquiera de los comités del consejo o del comité administrativo serán sufragados por los miembros interesados.

2. Los gastos necesarios para la aplicación del presente convenio se sufragarán mediante contribuciones anuales de los miembros, determinadas conforme al artículo 25. Sin embargo, si un miembro solicita servicios especiales, el consejo podrá exigirle el pago de esos servicios.

3. Se llevará una contabilidad adecuada para la aplicación del presente convenio.

ART. 25.—Aprobación del presupuesto administrativo y contribuciones de los miembros.

1. A los efectos de este artículo, los miembros tendrán 2000 votos.

2. a) Cada miembro tendrá el número de votos especificado en el anexo, que se ajustará conforme a lo dispuesto en el apartado d) de este artículo;

b) Ningún miembro tendrá menos de 6 votos;

c) No habrá votos fraccionarios. Se podrán redondear las cifras en el proceso de cálculo para que se asignen todos los votos;

d) Los votos del anexo que no estén asignados en el momento de entrar en vigor el presente convenio se repartirán entre los distintos miembros, salvo los que tienen asignados 6 votos en el anexo. Los votos no asignados se distribuirán en la proporción que exista entre el número de votos asignados en el anexo y el total de los votos de todos los miembros que tengan más de 6 votos.

3. Los votos se revisarán cada año conforme al procedimiento siguiente:

a) Cada año, incluido el año en que entre en vigor el presente convenio, cuando se publique el anuario del azúcar de la Organización Internacional del Azúcar, se calculará el tonelaje compuesto de cada miembro, que comprenderá: el 35% de las exportaciones totales de ese miembro al mercado libre más el 15% de las exportaciones totales de ese miembro resultantes de acuerdos especiales más el 35% de las importaciones de ese miembro en el mercado libre más el 15% de las importaciones totales de ese miembro resultantes de acuerdos especiales.

Los datos utilizados para calcular el tonelaje compuesto de cada miembro serán, para cada una de las mencionadas categorías, el promedio de esa categoría para los 3 años más altos de los 4 últimos años publicados en la edición más reciente del anuario del azúcar de la Organización Internacional del Azúcar. La parte del total del tonelaje compuesto de todos los miembros correspondiente a cada miembro será calculada por el director ejecutivo. Todos estos datos se proporcionarán a los miembros cuando se efectúen los cálculos;

b) Para el segundo año después de la entrada en vigor del presente convenio y los años sucesivos, los votos de cada miembro se ajustarán según la variación de su parte del total del tonelaje compuesto de todos los miembros respecto de su parte del total de esos mismos miembros el año anterior;

c) No se aplicará ningún aumento a los miembros que tengan 6 votos al amparo de las disposiciones del apartado b) de este párrafo, a menos que su parte del total del tonelaje compuesto de todos los miembros sobrepase el 0,3%.

4. En caso de que uno o varios miembros se adhieran después de la entrada en vigor del presente convenio, sus votos se determinarán según el anexo, ajustados a la luz de lo dispuesto en los párrafos 2º y 3º de este artículo. Si el miembro o los miembros que se adhieran no figuran en el anexo del presente convenio, el consejo decidirá el número de votos que se les asignarán. Tras la aceptación por el miembro o los miembros que se adhieran y que no figuren en el anexo del número de votos asignados por el consejo, se volverán a calcular los votos de los miembros existentes de manera que el total de votos siga siendo de 2000.

5. En caso de que uno o varios miembros se retiren, los votos de ese miembro o esos miembros se redistribuirán entre los restantes miembros en la proporción de su parte del total de los votos de todos los miembros restantes de manera que el total de los votos de todos los miembros siga siendo de 2000.

6. Disposiciones transitorias:

a) Las siguientes disposiciones sólo se aplican a los miembros del Convenio internacional del azúcar, 1987 al 31 de diciembre de 1992 y se limitan a los dos primeros años civiles después de la entrada en vigor del presente convenio (es decir, hasta el 31 de diciembre de 1994);

b) El número total de votos asignados a cada miembro en 1993 no será de más de 1,33 multiplicado por los votos de ese miembro en 1992 conforme al Convenio internacional del azúcar, 1987, y en 1994 no será de más de 1,66 multiplicado por los votos de ese miembro en 1992 conforme al Convenio internacional del azúcar, 1987;

c) A los efectos de fijar la contribución por voto, los votos no asignados como resultado de la aplicación del apartado b) del párrafo 6º de este artículo no se redistribuirán entre los demás miembros. Por consiguiente, la contribución por voto se determinará sobre la base del total reducido de los votos.

7. Las disposiciones del párrafo 2º del artículo 26, relativas a la suspensión del derecho de voto por incumplimiento de obligaciones, no se aplicarán a este artículo.

8. Durante el segundo semestre de cada año el consejo aprobará el presupuesto administrativo de la organización para el año siguiente y determinará el importe de la contribución por voto que deberán pagar los miembros para sufragar dicho presupuesto en los dos primeros años, teniendo en cuenta lo dispuesto en el párrafo 6º de este artículo.

9. La contribución de cada miembro al presupuesto se calculará multiplicando la contribución por voto por el número de votos que le correspondan en virtud de este artículo, en la forma siguiente:

a) Para los que sean miembros en el momento de la aprobación definitiva del presupuesto administrativo, el número de votos que tengan entonces; y

b) Para los que pasen a ser miembros después de la aprobación del presupuesto administrativo, el número de votos que se les asigne en el momento de su ingreso, ajustado en proporción al resto del período abarcado por el presupuesto o los presupuestos. No se modificarán las contribuciones asignadas a los demás miembros.

10. Si el presente convenio entra en vigor cuando falten más de ocho meses para el comienzo de su primer año completo, el consejo aprobará en su primera reunión un presupuesto administrativo para el período que falte hasta el comienzo del primer año completo. En caso contrario, el primer presupuesto administrativo abarcará tanto el período inicial como el primer año completo.

11. El consejo podrá tomar, por votación especial, las medidas que estime adecuadas para atenuar los efectos que pueda tener en las contribuciones de los miembros una limitada participación en el presente convenio en el momento de ser aprobado el presupuesto administrativo para el primer año del convenio o cualquier reducción importante del número de sus miembros en lo sucesivo.

ART. 26.—Pago de las contribuciones.

1. Los miembros pagarán sus contribuciones al presupuesto administrativo para cada año de conformidad con sus respectivos procedimientos constitucionales. Las contribuciones al presupuesto administrativo de cada año se abonarán en monedas libremente convertibles y serán exigibles el primer día de ese año; las contribuciones de los miembros correspondientes al año en que ingresen en la organización serán exigibles en la fecha en que pasen a ser miembros.

2. Si un miembro no ha pagado su contribución completa al presupuesto administrativo en un plazo de cuatro meses contado a partir de la fecha en que venza su contribución conforme al párrafo 1º de este artículo, el director ejecutivo le requerirá a que efectúe el pago lo más rápidamente posible. Si, en el plazo de dos meses a contar de la fecha de ese requerimiento, el miembro todavía no ha pagado su contribución, su derecho de voto en el consejo y en el comité administrativo quedará suspendido hasta que haya abonado íntegramente su contribución.

3. El consejo podrá decidir, por votación especial, que el miembro que no haya pagado sus contribuciones en dos años dejará de gozar de sus derechos de miembro y que dejará de asignársele contribución alguna a efectos presupuestarios. Ese miembro seguirá estando obligado a cumplir con sus demás obligaciones financieras estipuladas en el presente convenio. Dicho miembro recuperará sus derechos si paga los atrasos. Los pagos que efectúen los miembros que estén atrasados en el pago de sus contribuciones se acreditarán primero a liquidar esos atrasos, en vez de destinarlos al abono de las contribuciones corrientes.

ART. 27.—Comprobación y publicación de cuentas. Tan pronto como sea posible después de finalizado cada año, se presentarán al consejo, para su aprobación y publicación, los estados financieros de la organización correspondientes a ese año, comprobados por un auditor independiente.

CAPÍTULO VIII

Compromisos generales de los miembros

ART. 28.—Compromisos de los miembros. Los miembros se comprometen a adoptar las medidas que sean necesarias para dar cumplimiento a las obligaciones contraídas en virtud del presente convenio y a cooperar plenamente entre sí para la consecución de los objetivos del presente convenio.

ART. 29.—Normas laborales. Los miembros garantizarán el mantenimiento de normas laborales justas en sus respectivas industrias azucareras y, en la medida de lo posible, procurarán mejorar el nivel de vida de los trabajadores agrícolas e industriales en los distintos ramos de la producción azucarera y de los cultivadores de caña de azúcar y de remolacha azucarera.

ART. 30.—Aspectos ambientales. Los miembros tomarán debidamente en consideración los aspectos ambientales de todas las fases de la producción de azúcar.

ART. 31.—Responsabilidad financiera de los miembros. La responsabilidad financiera de cada miembro para con la organización y los demás miembros se limita a las obligaciones relacionadas con sus contribuciones a los presupuestos administrativos aprobados por el consejo en virtud del presente convenio.

CAPÍTULO IX

Información y estudios

ART. 32.—Información y estudios.

1. La organización actuará como centro para la reunión y publicación de información estadística y de estudios sobre la producción, los precios, las exportaciones e importaciones, el consumo y las existencias de azúcar (incluidos tanto el azúcar crudo como el azúcar refinado según el caso) y otros edulcorantes, y los impuestos sobre el azúcar y otros edulcorantes en el mundo.

2. Los miembros se comprometen a suministrar dentro del plazo que se prescriba en el reglamento todas las estadísticas de que dispongan y toda la información que según dicho reglamento sean necesarias para que la organización pueda desempeñar las funciones que le confiere el presente convenio. Si fuere necesario, la organización utilizará la información pertinente que pueda obtener de otras fuentes. La organización no publicará ninguna información que pueda servir para identificar las operaciones de personas o compañías que produzcan, elaboren o comercialicen azúcar.

ART. 33.—Evaluación del mercado, del consumo y de las estadísticas de azúcar.

1. El consejo creará un comité de evaluación del mercado, del consumo y de las estadísticas de azúcar compuesto por todos los miembros, que será presidido por el director ejecutivo.

2. El comité mantendrá bajo continuo examen los asuntos relativos a la economía mundial del azúcar y edulcorantes, e informará a los miembros del resultado de sus deliberaciones. Con este fin, se reunirá normalmente dos veces al año. En su examen el comité tendrá en cuenta toda la información de interés recopilada por la organización de conformidad con lo estipulado en el artículo 32.

3. El comité llevará a cabo actividades en las esferas siguientes:

a) La preparación de estadísticas del azúcar y el análisis estadístico de la producción, el consumo, las existencias, el comercio internacional y los precios del azúcar.

b) El análisis del comportamiento del mercado y de los factores que influyen en él, con especial referencia a la participación de los países en desarrollo en el comercio mundial;

c) El análisis de la demanda de azúcar, incluidos los efectos de la utilización de cualquier forma de sucedáneo natural o artificial del azúcar sobre el comercio mundial y el consumo de azúcar;

d) Cualquier otra cuestión que apruebe el consejo.

4. Cada año el consejo examinará un proyecto de programa de trabajos futuros, con estimaciones de las necesidades de recursos preparado por el director ejecutivo.

CAPÍTULO X

Investigación y desarrollo

ART. 34.—Investigación y desarrollo. Con el fin de lograr los objetivos señalados en el artículo 1º, el consejo podrá prestar asistencia a la investigación científica y el desarrollo en el campo de la economía del azúcar, así como a la difusión y la aplicación práctica de los resultados obtenidos en esa esfera. A tal efecto, el consejo podrá cooperar con organizaciones internacionales e instituciones de investigación, a condición de que con ello no incurra en obligaciones financieras adicionales.

CAPÍTULO XI

Preparativos para un nuevo convenio

ART. 35.—Preparativos para un nuevo convenio.

1. El consejo podrá estudiar las posibilidades de negociar un nuevo Convenio internacional del azúcar, incluido un posible convenio con disposiciones económicas, e informar a los miembros y hacer las recomendaciones que estime pertinentes.

2. El consejo podrá, tan pronto como lo considere apropiado, pedir al secretario general de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo que convoque una conferencia de negociación.

CAPÍTULO XII

Disposiciones finales

ART. 36.—Depositario. Por el presente artículo se designa depositario del presente convenio al secretario general de las Naciones Unidas.

ART. 37.—Firma. El presente convenio estará abierto en la sede de las Naciones Unidas, desde el 1º de mayo hasta el 31 de diciembre de 1992, a la firma de todo gobierno invitado a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Azúcar, 1992.

ART. 38.—Ratificación, aceptación y aprobación.

1. El presente convenio estará sujeto a ratificación, aceptación o aprobación por los gobiernos signatarios, de conformidad con sus respectivos procedimientos constitucionales.

2. Los instrumentos de ratificación, aceptación o aprobación serán depositados en poder del depositario a más tardar el 31 de diciembre de 1992. El consejo podrá, no obstante, conceder prórrogas a los gobiernos signatarios que no hayan podido depositar sus instrumentos para esa fecha.

ART. 39.—Notificación de aplicación provisional.

1. Todo gobierno signatario que tenga intención de ratificar, aceptar o aprobar el presente convenio, o todo gobierno para el que el consejo haya establecido condiciones de adhesión pero que todavía no haya podido depositar su instrumento, podrá en todo momento notificar al depositario que aplicará el presente convenio con carácter provisional, bien cuando éste entre en vigor conforme al artículo 40, bien, si está ya en vigor, en la fecha que se especifique.

2. Todo gobierno que haya notificado conforme al párrafo 1º de este artículo que aplicará el presente convenio, bien cuando éste entre en vigor, bien si está ya en vigor, en la fecha que se especifique, será desde ese momento miembro provisional hasta la fecha en que deposite su instrumento de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión y se convierta así en miembro.

ART. 40.—Entrada en vigor.

1. El presente convenio entrará definitivamente en vigor el 1º de enero de 1993 o en cualquier otra fecha posterior, si para esa fecha se han depositado los correspondientes instrumentos de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión en nombre de varios gobiernos que reúnan el 60% de los votos conforme a la distribución establecida en el anexo del presente convenio.

2. Si el 1º de enero de 1993 no ha entrado en vigor el presente convenio de conformidad con lo dispuesto en el párrafo 1º de este artículo, entrará provisionalmente en vigor si para esa fecha se han depositado los correspondientes instrumentos de ratificación, aceptación o aprobación o las correspondientes notificaciones de aplicación provisional en nombre de varios gobiernos que cumplan los requisitos de porcentajes prescritos en el párrafo 1º de este artículo.

3. Si el 1º de enero de 1993 no se han alcanzado los porcentajes prescritos para la entrada en vigor del presente convenio con arreglo a lo dispuesto en el párrafo 1º o el párrafo 2º de este artículo, el secretario general de las Naciones Unidas invitará a los gobiernos en cuyos nombres se hayan depositado los correspondientes instrumentos de ratificación, aceptación o aprobación o las correspondientes notificaciones de aplicación provisional a que se reúnan para decidir si el presente convenio debe entrar definitiva o provisionalmente en vigor entre ellos, en su totalidad o en parte, en la fecha que determinen. Si el presente convenio ha entrado provisionalmente en vigor de conformidad con lo dispuesto en este párrafo, entrará posteriormente en vigor definitivamente si se han cumplido las condiciones prescritas en el párrafo 1º de este artículo, sin que sea necesaria ninguna otra decisión.

4. Para todo gobierno en cuyo nombre se deposite un instrumento de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión o una notificación de aplicación provisional después de la entrada en vigor del presente convenio de conformidad con lo dispuesto en los párrafos 1º, 2º ó 3º de este artículo, el instrumento o la notificación surtirá efecto en la fecha de su depósito y, respecto de la notificación de aplicación provisional, con arreglo a lo dispuesto en el párrafo 1º del artículo 39.

ART. 41.—Adhesión. Podrán adherirse al presente convenio, en las condiciones que el consejo establezca, los gobiernos de todos los Estados. En el momento de la adhesión, el Estado que se adhiere se considerará incluido en el anexo del presente convenio, junto con los votos que le correspondan según las condiciones de adhesión. Ésta se efectuará mediante el depósito de un instrumento de adhesión en poder del depositario. En los instrumentos de adhesión se declarará que el gobierno acepta todas las condiciones establecidas por el consejo.

ART. 42.—Retiro.

1. Cualquier miembro podrá retirarse del presente convenio en cualquier momento después de la entrada en vigor de éste notificando por escrito su retiro al depositario. Este miembro deberá informar simultáneamente por escrito al consejo de la decisión que ha tomado.

2. El retiro conforme a este artículo tendrá efecto 30 días después de que el depositario reciba dicha notificación.

ART. 43.—Liquidación de las cuentas. Si un miembro se hubiere retirado del presente convenio, o hubiere dejado por otra causa de ser parte en el presente convenio, el consejo procederá a liquidar con él las cuentas que considere equitativas. La organización retendrá las cantidades ya abonadas por dicho miembro. Este estará obligado a pagar toda cantidad que adeude a la organización.

2. El miembro a que se hace referencia en el párrafo 1º de este artículo no tendrá derecho, al terminar el presente convenio, a recibir ninguna parte del producto de la liquidación o de otros haberes de la organización; tampoco responderá de parte alguna del déficit que pudiere tener la organización.

ART. 44.—Modificación.

1. El consejo, por votación especial, podrá recomendar a los miembros que se modifique el presente convenio. El consejo podrá fijar un plazo al término del cual cada miembro deberá notificar al depositario que acepta la modificación. Esta modificación entrará en vigor 100 días después de que el depositario haya recibido las notificaciones de aceptación de miembros que reúnan al menos dos tercios del total de los votos de todos los miembros indicados en el artículo 11 y distribuidos conforme al artículo 25, o en la fecha posterior que el consejo haya determinado por votación especial. El consejo podrá fijar un plazo para que cada miembro notifique al depositario su aceptación de la modificación; si transcurrido dicho plazo la modificación no hubiere entrado en vigor, se considerará retirada. El consejo proporcionará al depositario la información necesaria para determinar si las notificaciones de aceptación recibidas son suficientes para que la modificación entre en vigor.

2. Todo miembro en cuyo nombre no se haya notificado la aceptación de una modificación antes de la fecha en que ésta entre en vigor dejará, en esa fecha, de ser parte en el presente convenio, a menos que pruebe, a satisfacción del consejo, que por dificultades de procedimientos constitucionales no se pudo conseguir a tiempo su aceptación y que el consejo decida prorrogar respecto de tal miembro el plazo fijado para la aceptación. Ese miembro no estará obligado por la modificación hasta que haya notificado su aceptación de la misma.

ART. 45.—Duración, prórroga y terminación

1. El presente convenio permanecerá en vigor hasta el 31 de diciembre de 1995, a menos que haya sido prorrogado conforme al párrafo 2º de este artículo o que se declare terminado con anterioridad conforme al párrafo 3º de este artículo.

2. El consejo, por votación especial, podrá prorrogar el presente convenio después del 31 de diciembre de 1995 por períodos sucesivos de no más de dos años en cada ocasión. Todo miembro que no acepte tales prórrogas informará de ello por escrito al consejo y dejará de ser parte en el presente convenio desde el comienzo del período de prórroga.

3. El consejo, por votación especial, podrá en cualquier momento declarar terminado el presente convenio con efecto a partir de la fecha que determine y con sujeción a las condiciones que establezca.

4. Al declararse terminado el presente convenio, esta organización continuará en funciones durante el tiempo que sea necesario para llevar a cabo su liquidación y tendrá los poderes y ejercerá las funciones que sean necesarias a tal efecto.

5. El consejo notificará al depositario toda medida adoptada de conformidad con el párrafo 2º o el párrafo 3º de este artículo.

ART. 46.—Medidas transitorias.

1. Las acciones, las obligaciones y las omisiones que, conforme al Convenio internacional del azúcar, 1987, y en relación con la aplicación de dicho convenio, debían tener consecuencias en un año posterior producirán las mismas consecuencias conforme al presente convenio que si las disposiciones del convenio de 1987 continuaran en vigor a estos efectos.

2. El presupuesto administrativo de la organización para 1993 será aprobado provisionalmente por el consejo del Convenio internacional del azúcar, 1987 en su última reunión ordinaria de 1992, a reserva de su aprobación definitiva por el consejo del presente convenio en su primera reunión de 1993.

En fe de lo cual los infrascritos, debidamente autorizados al efecto, han firmado el presente convenio en las fechas que figuran junto a sus firmas.

Hecho en Ginebra el día veinte de marzo de mil novecientos noventa y dos.

Los textos en árabe, chino, español, francés, inglés y ruso del presente convenio serán igualmente auténticos.

ANEXO

Asignación de votos a los efectos del artículo 25

Argelia 38 Hungría 9

Argentina 22 India 38

Australia 117 Indonesia 18

Austria 14 Jamaica 6

Barbados 6 Japón 176

Belarús 11 Madagascar 6

Bélice 6 Malawi 6

Bolivia 6 Marruecos 14

Brasil 94 Mauricio 15

Bulgaria 18 México 49

Camerún 6 Nicaragua 6

CEE 332 Noruega 19

Colombia 18 Panamá* 6

Congo* 6 Papúa Nueva Guinea* 6

Costa Rica* 6 Perú 9

Cóte D''Ivoire 6 República de Corea 59

Cuba 151 República Dominicana 23

Ecuador 6 República Unida de Tanzania 6

Egipto 37 Rumania 18

El Salvador 6 Sudáfrica 46

Estados Unidos de América 178 Suecia 15

Federación de Rusia 135 Suiza 18

Fiji 12 Swazilandia 13

Filipinas 12 Tailandia 85

Finlandia 16 Turquía 21

Ghana 6 Uganda 6

Guatemala 16 Uruguay 6

Guyana 6 Zimbabwe 8

Honduras* 6

Total 2000

El suscrito jefe de la oficina jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores.

HACE CONSTAR:

Que la presente reproducción es fiel fotocopia del texto certificado del “Convenio internacional del azúcar, 1992”, aprobado en Ginebra el 20 de marzo de 1992, documento que reposa en los archivos de la oficina jurídica de este ministerio.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a los 28 días del mes de julio de 1999.

El jefe oficina jurídica

Héctor Adolfo Sintura Varela

(*) No ha participado en la conferencia de las Naciones Unidas sobre el azúcar, 1992, pero se incluye porque en la actualidad el país es miembro de la Organización Internacional del Azúcar establecida por el Convenio internacional del azúcar, 1987.

ART. 4º—Promúlgase el “Convenio internacional del café”, adoptado en Londres el 30 de marzo de 1994.

(Para ser transcrito en este lugar se adjunta fotocopia del texto del “Convenio internacional del café”, adoptado en Londres el 30 de marzo de 1994, debidamente autenticada por el jefe de la oficina jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores).

Convenio internacional del café 1994

Preámbulo

Los gobiernos signatarios de este convenio,

Reconociendo la importancia excepcional del café para la economía de muchos países que dependen en gran medida de este producto para obtener divisas y continuar así sus programas de desarrollo económico y social;

Reconociendo la necesidad de fomentar el desarrollo de los recursos productivos y el aumento y mantenimiento de los niveles de empleo e ingresos en el sector cafetero de los países miembros, para así lograr salarios justos, un nivel de vida más elevado y mejores condiciones de trabajo;

Considerando que una estrecha cooperación internacional en materia de comercio de café fomentará la diversificación económica y el desarrollo de los países productores de café contribuirá a mejorar las relaciones políticas y económicas entre países exportadores e importadores de café y a aumentar el consumo de café;

Reconociendo la conveniencia de evitar el desequilibrio entre la producción y el consumo, que puede ocasionar marcadas fluctuaciones de precios, perjudiciales tanto para los productores como para los consumidores;

Tomando en consideración la relación que existe entre la estabilidad del comercio cafetero y la estabilidad de los mercados de productos manufacturados;

Teniendo en cuenta las ventajas que se derivaron de la cooperación internacional por virtud de los Convenios Internacionales del Café de 1962, 1968, 1976 y 1983;

Convienen lo que sigue:

CAPÍTULO I

Objetivos

ART. 1º—Objetivos. Los objetivos de este convenio son:

1. Alcanzar la mejor cooperación internacional respecto de las cuestiones cafeteras mundiales.

2. Proporcionar un foro para consultas, y cuando fuere apropiado negociaciones, intergubernamentales acerca de cuestiones cafeteras y de procedimientos encaminados a establecer un razonable equilibrio entre la oferta y la demanda mundiales de café, sobre bases que aseguren a los consumidores un adecuado abastecimiento de café a precios equitativos, y a los productores mercados para su café a precios remuneradores, y que propicien un equilibrio a largo plazo entre la producción y el consumo.

3. Facilitar la ampliación del comercio internacional del café mediante la recopilación, análisis y difusión de datos estadísticos y la publicación de precios indicativos y otros precios del mercado, y acendrar así la transparencia de la economía cafetera mundial.

4. Servir de centro para la recopilación, intercambio y publicación de información económica y técnica acerca del café.

5. Promover estudios e informes sobre cuestiones cafeteras; y

6. Alentar y acrecer el consumo de café.

CAPÍTULO II

Definiciones

ART. 2º—Definiciones. Para los fines de este convenio:

1. Café significa el grano y la cereza del cafeto, ya sea en pergamino, verde o tostado, e incluye el café molido, descafeinado, líquido y soluble. Estos términos significan:

a) Café verde. Todo café en forma de grano pelado, antes de tostarse;

b) Café en cereza seca. El fruto seco del cafeto. Para encontrar el equivalente de la cereza seca en café verde, multiplíquese el peso neto de la cereza seca por 0,50;

c) Café pergamino. El grano de café verde contenido dentro de la cubierta de pergamino. Para encontrar el equivalente del café pergamino en café verde, multiplíquese el peso neto del café pergamino por 0,80;

d) Café tostado. Café verde tostado en cualquier grado, e incluye el café molido.

Para encontrar el equivalente del café tostado en café verde, multiplíquese el peso neto del café tostado por 1,19;

e) Café descafeinado. Café verde, tostado o soluble del cual se ha extraído la cafeína. Para encontrar el equivalente del café descafeinado en café verde, multiplíquese el peso neto del café descafeinado verde, tostado o soluble por 1,00, 1,19, o 2,6 respectivamente;

f) Café líquido. Las partículas sólidas, solubles en agua, obtenidas del café tostado y puestas en forma líquida. Para encontrar el equivalente del café líquido en café verde, multiplíquese por 2,6 el peso neto de las partículas sólidas, secas, contenidas en el café líquido, y

g) Café soluble. Las partículas sólidas, secas, solubles en agua, obtenidas del café tostado. Para encontrar el equivalente de café soluble en café verde, multiplíquese el peso neto del café soluble por 2,6.

2. Saco. 60 kilogramos o 132,276 libras de café verde; tonelada significa una masa de 1.000 kilogramos o 2.204,6 libras, y libra significa 453,597 gramos.

3. Año cafetero. El período de un año desde el 1º de octubre hasta el 30 de septiembre.

4. Organización y consejo. Significan, respectivamente, la Organización Internacional del Café y el Consejo Internacional del Café.

5. Parte contratante. Gobierno u organización intergubernamental, según lo mencionado en el ordinal 3º del artículo 4º, que haya depositado un instrumento de ratificación, aceptación, aprobación o aplicación provisional de este convenio de conformidad con lo estipulado en los artículos 39 y 40 o que se haya adherido a este convenio de conformidad con lo estipulado en el artículo 41.

6. Miembro. Una parte contratante, un territorio o territorios designados que hayan sido declarados miembros separados en virtud del artículo 5º, o dos o más partes contratantes o territorios designados, o uno y otros, que participen en la organización como grupo miembro en virtud del artículo 6º.

7. Miembro exportador o país exportador. Miembro o país, respectivamente, que sea exportador neto de café, es decir, cuyas exportaciones excedan de sus importaciones.

8. Miembro importador o país importador. Miembro o país, respectivamente, que sea importador neto de café, es decir, cuyas importaciones excedan de sus exportaciones.

9. Mayoría simple distribuida. Una votación para la que se exija más de la mitad de los votos depositados por los miembros exportadores presentes y votantes y más de la mitad de los votos depositados por los miembros importadores presentes y votantes, contados por separado.

10. Mayoría distribuida de dos tercios. Una votación para la que se exija más de dos tercios de los votos depositados por los miembros exportadores presentes y votantes y más de dos tercios de los votos depositados por los miembros importadores presentes y votantes, contados por separado.

11. Entrada en vigor. Salvo disposición contraria, la fecha en que este convenio entre en vigor, bien sea provisional o definitivamente.

12. Producción exportable. La producción total de café de un país exportador en un determinado año cafetero o de cosecha, menos el volumen destinado al consumo interno en ese mismo año.

13. Disponibilidad para la exportación. La producción exportable de un país exportador en un año cafetero determinado, más las existencias acumuladas en años anteriores.

CAPÍTULO III

Obligaciones generales de los miembros

ART. 3º—Obligaciones generales de los miembros.

1. Los miembros se comprometen a adoptar las medidas que sean necesarias para permitirles cumplir las obligaciones dimanantes de este convenio y a cooperar plenamente entre sí para el logro de los objetivos de este convenio; se comprometen en especial a proporcionar toda la información necesaria para facilitar el funcionamiento del convenio.

2. Los miembros reconocen que los certificados de origen son fuente importante de información sobre el comercio del café. Los miembros exportadores se comprometen, por consiguiente, a hacer que sean debidamente emitidos y utilizados los certificados de origen con arreglo a las normas establecidas por el consejo.

3. Los miembros reconocen así mismo que la información sobre reexportaciones es también importante para el adecuado análisis de la economía cafetera mundial. Los miembros importadores se comprometen, por consiguiente, a facilitar información periódica y exacta acerca de reexportaciones, en la forma y modo que el consejo establezca.

CAPÍTULO IV

Miembros

ART. 4º—Miembros de la organización.

1. Toda parte contratante, junto con los territorios a los que se extienda este convenio en virtud de las disposiciones del ordinal 1º del artículo 43, constituirá un solo miembro de la organización, a excepción de lo dispuesto en los artículos 5º y 6º.

2. Un miembro podrá modificar su sector de afiliación ateniéndose a las condiciones que el consejo estipule.

3. Toda referencia que se haga en este convenio a la palabra gobierno será interpretada en el sentido de que incluye una referencia a la Comunidad Europea o a una organización intergubernamental con competencia comparable en lo que respecta a la negociación, celebración y aplicación de convenios internacionales, y en particular a convenios sobre productos básicos.

4. Una organización intergubernamental de tal naturaleza no tendrá voto alguno, pero, en caso de que se vote sobre cuestiones de su competencia, estará facultada para depositar colectivamente los votos de sus Estados miembros. En ese caso, los Estados miembros de esa organización intergubernamental no estarán facultados para ejercer individualmente su derecho de voto.

5. Una organización intergubernamental de tal naturaleza no podrá ser elegida para integrar la junta ejecutiva con arreglo a lo dispuesto en el ordinal 1º del artículo 17, pero podrá participar en los debates de la junta ejecutiva sobre cuestiones de su competencia. En caso de que se vote sobre cuestiones de su competencia, y sin perjuicio de las disposiciones del ordinal 1º del artículo 20, los votos que sus Estados miembros estén facultados para depositar en la junta ejecutiva podrán ser depositados colectivamente por cualquiera de esos Estados miembros.

ART. 5º—Afiliación separada para los territorios designados. Toda parte contratante que sea importadora neta de café podrá declarar en cualquier momento, mediante apropiada notificación de conformidad con las disposiciones del ordinal 2º del artículo 43, que participa en la organización separadamente de aquellos territorios cuyas relaciones internacionales tenga a su cargo que sean exportadores netos de café y que ella designe. En tal caso, el territorio metropolitano y los territorios no designados constituirán un solo miembro, y los territorios designados serán considerados miembros distintos, individual o colectivamente, según se indique en la notificación.

ART. 6º—Afiliación por grupos.

1. Dos o más partes contratantes que sean exportadoras netas de café podrán, mediante apropiada notificación al consejo y al secretario general de las Naciones Unidas, en el momento en que depositen sus respectivos instrumentos de ratificación, aceptación, aprobación, aplicación provisional o adhesión, declarar que participan en la organización como grupo miembro. Todo territorio al que se extienda este convenio en virtud de las disposiciones del ordinal 1º del artículo 43 podrá formar parte de dicho grupo miembro si el gobierno del Estado encargado de sus relaciones internacionales ha hecho la apropiada notificación al efecto, de conformidad con las disposiciones del ordinal 2º del artículo 43. Tales partes contratantes y los territorios designados deben reunir las condiciones siguientes:

a) Declarar su deseo de asumir individual y colectivamente la responsabilidad en cuanto a las obligaciones del grupo; y

b) Acreditar luego satisfactoriamente ante el consejo:

i) Que el grupo cuenta con la organización necesaria para aplicar una política cafetera común, y que tiene los medios para cumplir, junto con los otros países integrantes del grupo, las obligaciones que les impone este convenio, y

ii) Que tienen una política comercial y económica común o coordinada relativa al café y una política monetaria y financiera coordinada, así como los órganos necesarios para su aplicación, de forma que el consejo adquiera la seguridad de que el grupo miembro puede cumplir las previstas obligaciones de grupo.

2. Todo grupo miembro que haya sido reconocido en virtud del Convenio internacional del café de 1983 seguirá siendo reconocido como tal, a menos que haga saber al consejo que no desea seguir siendo objeto de tal reconocimiento.

3. El grupo miembro constituirá un solo miembro de la organización, con la salvedad de que cada país integrante será considerado como un miembro individual para las cuestiones que se planteen en relación a las siguientes disposiciones:

a) Artículos 11 y 12, y

b) Artículo 46.

4) Las partes contratantes y los territorios designados que ingresen como un solo grupo miembro indicarán el gobierno u organización que los representará en el consejo en los asuntos de este convenio, a excepción de los enumerados en el ordinal 3º del presente artículo.

5. Los derechos de voto del grupo miembro serán los siguientes:

a) El grupo miembro tendrá el mismo número de votos básicos que un país miembro individual que ingrese en la organización en tal calidad. Estos votos básicos se asignarán al gobierno u organización que represente el grupo, y serán depositados por ese gobierno u organización, y

b) En el caso de una votación sobre cualquier asunto que se plantee en lo relativo a las disposiciones enumeradas en el ordinal 3º del presente artículo, los componentes del grupo miembro podrán depositar separadamente los votos asignados a ellos en virtud de las disposiciones del ordinal 3º del artículo 13, como si cada uno de ellos fuese un miembro individual de la organización, salvo los votos básicos, que seguirán correspondiendo únicamente al gobierno u organización que represente al grupo.

6. Toda parte contratante o territorio designado que participe en un grupo miembro podrá, mediante notificación al consejo, retirarse de ese grupo y convertirse en miembro separado. Tal retiro tendrá efecto cuando el consejo reciba la notificación. En caso de que un integrante de un grupo miembro se retire del grupo o deje de participar en la organización, los demás integrantes del grupo podrán solicitar del consejo que se mantenga el grupo y éste continuará existiendo, a menos que el consejo deniegue la solicitud. Si el grupo miembro se disolviere, cada una de las partes que integraban el grupo se convertirá en miembro separado. Un miembro que haya dejado de pertenecer a un grupo miembro no podrá formar parte de nuevo de un grupo mientras esté en vigor este convenio.

7. Toda parte contratante que desee formar parte de un grupo miembro con posterioridad a la entrada en vigor de este convenio podrá hacerlo así mediante notificación al consejo, siempre que:

a) Los restantes miembros integrantes del grupo manifiesten estar dispuestos a aceptar al miembro en cuestión como parte del grupo miembro, y que

b) Notifique al secretario general de las Naciones Unidas su participación en el grupo.

8. Dos o más miembros exportadores podrán solicitar al consejo, en cualquier momento después de la entrada en vigor de este convenio, la formación de un grupo miembro. El consejo aprobará tal solicitud si comprueba que los miembros han hecho la correspondiente declaración y han suministrado prueba satisfactoria de conformidad con los requisitos del ordinal 1º del presente artículo. Una vez aprobado, el grupo miembro estará sujeto a las disposiciones de los ordinales 3º, 4º, 5º y 6º del presente artículo.

CAPÍTULO V

Organización Internacional del Café

ART. 7º—Sede y estructura de la Organización Internacional del Café.

1. La Organización Internacional del Café, establecida en virtud del Convenio internacional del café de 1962, continuará existiendo a fin de administrar las disposiciones de este convenio y supervisar su funcionamiento.

2. La organización tendrá su sede en Londres, a menos que el consejo, por mayoría distribuida de dos tercios, decida otra cosa.

3. La organización ejercerá sus funciones por intermedio del Consejo Internacional del Café, la junta ejecutiva, el director ejecutivo y el personal.

ART. 8º—Privilegios e inmunidades.

1. La organización tendrá personalidad jurídica. Gozará, en especial, de la capacidad para contratar, adquirir y enajenar bienes muebles e inmuebles y para incoar procedimientos judiciales.

2. La situación jurídica, privilegios e inmunidades de la organización, de su director ejecutivo, de su personal y de sus expertos, así como de los representantes de los miembros en tanto que se encuentren en el territorio del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte con el fin de desempeñar sus funciones, seguirán viniendo regidos por el acuerdo sobre la sede concertado con fecha 28 de mayo de 1969 entre el Gobierno del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte (llamado en lo sucesivo el Gobierno huésped) y la organización.

3. El acuerdo sobre la sede mencionado en el ordinal 2º del presente artículo será independiente de este convenio. Terminará, no obstante:

a) Por acuerdo entre el gobierno huésped y la organización;

b) En el caso de que la sede de la organización deje de estar en el territorio del gobierno huésped, o

c) En el caso de que la organización deje de existir.

4. La organización podrá concertar con uno o más miembros otros convenios, que requerirán la aprobación del consejo, referentes a los privilegios e inmunidades que puedan ser necesarios para el buen funcionamiento de este convenio.

5. Los gobiernos de los países miembros, con excepción del gobierno huésped, concederán a la organización las mismas facilidades que se otorguen a los organismos especializados de las Naciones Unidas, en lo relativo a restricciones monetarias o cambiarias, mantenimiento de cuentas bancarias y transferencias de sumas de dinero.

CAPÍTULO VI

Consejo Internacional del Café

ART. 9º—Composición del Consejo Internacional del Café.

1. La autoridad suprema de la organización es el Consejo Internacional del Café, que está integrado por todos los miembros de la organización.

2. Cada miembro nombrará un representante en el consejo y, si así lo deseare, uno o más suplentes. Cada miembro podrá además designar uno o más asesores de su representante o suplentes.

ART. 10.—Poderes y funciones del consejo.

1. El consejo está dotado de todos los poderes que emanan específicamente de este convenio, y tiene las facultades y desempeña las funciones necesarias para cumplir las disposiciones del mismo.

2. El consejo creará una comisión de credenciales, encargada de examinar las comunicaciones por escrito que haya recibido el presidente en relación con lo dispuesto en el ordinal 2º del artículo 9º, en el ordinal 3º del artículo 12 y en el ordinal 2º del artículo 14. La comisión de credenciales rendirá informe de sus actuaciones al consejo.

3. El consejo podrá crear, además de la comisión de credenciales, cuantas comisiones o grupos de trabajo estime necesario.

4. El consejo podrá, por mayoría distribuida de dos tercios, establecer las normas y reglamentos requeridos para aplicar las disposiciones de este convenio, incluido su propio reglamento y los reglamentos financiero y del personal de la organización. Tales normas y reglamentos deben ser compatibles con la disposiciones de este convenio. El consejo podrá incluir en su reglamento una disposición que le permita decidir sobre determinadas cuestiones sin necesidad de reunirse en sesión.

5. Además, el consejo mantendrá la documentación necesaria para desempeñar sus funciones conforme a este convenio, así como cualquier otra documentación que considere conveniente.

ART. 11.—Presidente y vicepresidentes del consejo

1. El consejo elegirá, para cada año cafetero, un presidente y vicepresidentes primero, segundo y tercero, que no serán remunerados por la organización.

2. Por regla general, el presidente y el primer vicepresidente serán elegidos entre los representantes de los miembros exportadores o entre los representantes de los miembros importadores, y los vicepresidentes segundo y tercero serán elegidos entre los representantes del otro sector de miembros. Estos cargos se alternarán cada año cafetero entre uno y otro sector de miembros.

3. Ni el presidente, ni aquel de los vicepresidentes que actúe como presidente, tendrán derecho de voto. En tal caso, quien los supla ejercerá el derecho de voto del correspondiente miembro.

ART. 12.—Períodos de sesiones del consejo.

1. Por regla general, el consejo tendrá dos períodos ordinarios de sesiones cada año.

También podrá tener períodos extraordinarios de sesiones, si así lo decidiere. Así mismo, se reunirá en sesiones extraordinarias a solicitud de la junta ejecutiva, de cinco miembros cualesquiera, o de un miembro o miembros que representen por lo menos 200 votos. La convocación de los períodos de sesiones tendrá que notificarse con 30 días de anticipación como mínimo, salvo en casos de emergencia, en los cuales la notificación habrá de efectuarse con 10 días de anticipación como mínimo.

2. Los períodos de sesiones se celebrarán en la sede de la organización a menos que el consejo decida otra cosa por mayoría distribuida de dos tercios. Si un miembro invita al consejo a reunirse en su territorio, y el consejo así lo acuerda, el miembro de que se trate sufragará los gastos adicionales que ello suponga por encima de los que se ocasionarían si el período de sesiones se celebrase en la sede.

3. El consejo podrá invitar a cualquier país no miembro o a cualquiera de las organizaciones a que se hace referencia en el artículo 16 a que asista a cualquiera de sus períodos de sesiones en calidad de observador. En el caso de que tal invitación sea aceptada, el país u organización de que se trate comunicará su aceptación por escrito al presidente. En dicha comunicación podrá, si así lo desea, pedir permiso para formular declaraciones ante el consejo.

4. El quórum necesario para un período de sesiones del consejo lo constituirá la presencia de más de la mitad del número de miembros exportadores que representen por lo menos dos tercios de los votos de la totalidad de los miembros exportadores, y de más de la mitad del número de miembros importadores que representen por lo menos dos tercios de los votos de la totalidad de los miembros importadores. Si a la hora fijada para la apertura de un período de sesiones del consejo o de una sesión plenaria no hubiere quórum, el presidente aplazará la apertura del período de sesiones o de la sesión plenaria por tres horas como mínimo. Si tampoco hubiere quórum a la nueva hora fijada, el presidente podrá aplazar otra vez la apertura del período de sesiones o de la sesión plenaria por otras tres horas como mínimo. Si tampoco hubiere quórum al final de ese nuevo aplazamiento, el quórum para iniciar o reanudar el período de sesiones o la sesión plenaria estará constituido por la presencia de más de la mitad del número de miembros exportadores que representen por lo menos la mitad de los votos de la totalidad de los miembros exportadores, y de más de la mitad del número de miembros importadores que representen por lo menos la mitad de los votos de la totalidad de los miembros importadores. Se considerarán presentes los miembros representados conforme a lo estipulado en el ordinal 2º del artículo 14.

ART. 13.—Votos.

1. Los miembros exportadores tendrán un total de 1000 votos y los miembros importadores tendrán también un total de 1000 votos, distribuidos entre cada sector de miembros —es decir, miembros exportadores y miembros importadores, respectivamente— según se estipula en los ordinales siguientes del presente artículo.

2. Cada miembro tendrá cinco votos básicos.

3. Los votos restantes de los miembros exportadores se distribuirán entre dichos miembros en proporción al volumen promedio de sus respectivas exportaciones de café a todo destino en los cuatro años civiles anteriores.

4. Los votos restantes de los miembros importadores se distribuirán entre dichos miembros en proporción al volumen promedio de sus respectivas importaciones de café durante los cuatro años civiles anteriores.

5. El consejo efectuará la distribución de los votos, de conformidad con las disposiciones del presente artículo, al comienzo de cada año cafetero y esa distribución permanecerá en vigor durante ese año, a reserva de lo dispuesto en el ordinal 6º del presente artículo.

6. El consejo dispondrá lo necesario para la redistribución de los votos de conformidad con lo dispuesto en el presente artículo, cada vez que varíe la afiliación a la organización, o se suspenda el derecho de voto de algún miembro o se restablezca tal derecho, en virtud de las disposiciones del artículo 23 o 37.

7. Ningún miembro podrá tener más de 400 votos.

8. Los votos no son fraccionables.

ART. 14.—Procedimiento de votación del consejo.

1. Cada miembro tendrá derecho a utilizar el número de votos que posea, pero no podrá dividirlos. El miembro podrá, sin embargo, utilizar en forma diferente los votos que posea en virtud de lo dispuesto en el ordinal 2º del presente artículo.

2. Todo miembro exportador podrá autorizar a otro miembro exportador, y todo miembro importador podrá autorizar a otro miembro importador, para que represente sus intereses y ejerza su derecho de voto en cualquier reunión del consejo. No se aplicará en este caso la limitación prevista en el ordinal 7º del artículo 13.

ART. 15.—Decisiones del consejo.

1. Salvo disposición en contrario de este convenio, el consejo adoptará todas sus decisiones y formulará todas sus recomendaciones por mayoría simple distribuida.

2. Con respecto a cualquier decisión del consejo que, en virtud de las disposiciones de este convenio, requiera una mayoría distribuida de dos tercios, se aplicará el siguiente procedimiento:

a) Si no se logra una mayoría distribuida de dos tercios debido al voto negativo de tres o menos miembros exportadores o de tres o menos miembros importadores, la propuesta volverá a ponerse a votación en un plazo de 48 horas, si el consejo así lo decide por mayoría de los miembros presentes y por mayoría simple distribuida;

b) Si en la segunda votación no se logra tampoco una mayoría distribuida de dos tercios debido al voto negativo de dos o menos miembros exportadores o de dos o menos miembros importadores la propuesta volverá a ponerse a votación en un plazo de 24 horas, si el consejo así lo decide por mayoría de los miembros presentes y por mayoría simple distribuida;

c) Si no se logra una mayoría distribuida de dos tercios en la tercera votación debida al voto negativo de un miembro exportador o importador, se considerará aprobada la propuesta, y

d) Si el consejo no somete la propuesta a una nueva votación, se considerará rechazada aquélla.

3. Los miembros se comprometen a aceptar como obligatoria toda decisión que el consejo adopte en virtud de las disposiciones de este convenio.

ART. 16.—Colaboración con otras organizaciones.

1. El consejo podrá tomar medidas para la consulta y colaboración con las Naciones Unidas y sus organismos especializados, así como con otras organizaciones intergubernamentales apropiadas. Se valdrá al máximo de las oportunidades que le ofrezca el fondo común para los productos básicos. Podrán figurar entre dichas medidas las de carácter financiero que el consejo considere oportunas para el logro de los objetivos de este convenio. Ello no obstante, y por lo que se refiere a la ejecución de proyectos en virtud de las referidas medidas, la organización no contraerá ningún género de obligaciones financieras por garantías dadas por un miembro o miembros o por otras entidades.

Ningún miembro incurrirá, por razón de su afiliación a la organización, en ninguna obligación resultante de préstamos recibidos u otorgados por cualquier otro miembro o entidad en relación con tales proyectos.

2. Siempre que sea posible, la organización podrá también recabar de los miembros, de países no miembros y de entidades donantes y de otra índole, información acerca de proyectos y programas de desarrollo centrados en el sector cafetero. La organización podrá, si fuere oportuno, y con el asentimiento de las partes interesadas, facilitar esa información a tales organizaciones así como también a los miembros.

CAPÍTULO VII

Junta ejecutiva

ART. 17.—Composición y reuniones de la junta ejecutiva.

1. La junta ejecutiva se compondrá de ocho miembros exportadores y ocho miembros importadores, elegidos para cada año cafetero de conformidad con las disposiciones del artículo 18. Los miembros representados en la junta ejecutiva podrán ser reelegidos.

2. Cada uno de los miembros representados en la junta ejecutiva designará un representante y, si así lo deseare, uno o más suplentes. Cada miembro representado en la junta ejecutiva podrá, además, designar uno o más asesores de su representante o suplentes.

3. La junta ejecutiva tendrá un presidente y un vicepresidente, elegidos por el consejo para cada año cafetero y que podrán ser reelegidos. Los titulares de esos cargos no serán remunerados por la organización. El presidente no tendrá derecho a voto en las reuniones de la junta ejecutiva, como tampoco lo tendrá el vicepresidente cuando desempeñe las funciones de presidente. En esos casos ejercerán los derechos de voto del miembro los correspondientes suplentes. Por regla general, el presidente y el vicepresidente para cada año cafetero serán elegidos entre los representantes del mismo sector de miembros.

4. La junta ejecutiva se reunirá por regla general en la sede de la organización, pero podrá reunirse en cualquier otro lugar si el consejo así lo decide por mayoría distribuida de dos tercios. En caso de que el consejo acepte la invitación de un miembro para celebrar en el territorio de éste una serie de reuniones de la junta ejecutiva, serán de aplicación también las disposiciones del ordinal 2º del artículo 12 acerca de los períodos de sesiones del consejo.

5. El quórum necesario para una reunión de la junta ejecutiva lo constituirá la presencia de más de la mitad del número de miembros exportadores que representen por lo menos dos tercios de los votos de la totalidad de los miembros exportadores elegidos para integrar la junta ejecutiva, y de más de la mitad del número de miembros importadores que representen por lo menos dos tercios de los votos de la totalidad de los miembros importadores elegidos para integrar la junta ejecutiva. Si a la hora fijada para iniciar una reunión de la junta ejecutiva no hubiere quórum, el presidente aplazará el comienzo de la reunión por tres horas como mínimo. Si tampoco hubiere quórum a la nueva hora fijada, el presidente podrá aplazar otra vez el comienzo de la reunión por otras tres horas como mínimo. Si tampoco hubiere quórum al final de ese nuevo aplazamiento, el quórum para iniciar la reunión estará constituido por la presencia de más de la mitad del número de miembros exportadores que representen por lo menos la mitad de la totalidad de los votos de los miembros exportadores elegidos para integrar la junta ejecutiva, y de más de la mitad del número de miembros importadores que representen por lo menos la mitad de los votos de la totalidad de los miembros importadores elegidos para integrar la junta ejecutiva.

ART. 18.—Elección de la junta ejecutiva.

1. Los miembros exportadores e importadores que integren la junta ejecutiva serán elegidos en el consejo por los miembros exportadores e importadores de la organización, respectivamente. La elección dentro de cada sector se efectuará con arreglo a lo dispuesto en los siguientes ordinales del presente artículo.

2. Cada miembro depositará a favor de un sólo candidato todos los votos a que tenga derecho según las disposiciones del artículo 13. Un miembro podrá depositar por otro candidato los votos que posea en virtud de las disposiciones del ordinal 2º del artículo 14.

3. Los ocho candidatos que reciban el mayor número de votos resultarán elegidos; sin embargo, ningún candidato que reciba menos de 75 votos será elegido en la primera votación.

4. En el caso de que, con arreglo a las disposiciones del ordinal 3º del presente artículo, resulten elegidos menos de ocho candidatos en la primera votación, se efectuarán nuevas votaciones en las que sólo tendrán derecho a votar los miembros que no hubieren votado por ninguno de los candidatos elegidos. En cada nueva votación el número mínimo de votos requerido disminuirá sucesivamente en cinco unidades, hasta que resulten elegidos los ocho candidatos.

5. Todo miembro que no hubiere votado por uno de los miembros elegidos, traspasará sus votos a uno de ellos, con sujeción a las disposiciones de los ordinales 6º y 7º del presente artículo.

6. Se considerará que un miembro ha recibido el número de votos depositados a su favor en el momento de su elección y, además, el número de votos que se le traspasen, pero ningún miembro elegido podrá obtener más de 499 votos en total.

7. Si se registra que uno de los miembros electos obtuvo más de 499 votos, los miembros que hubieren votado o traspasado sus votos a favor de dicho miembro electo se pondrán de acuerdo para que uno o varios le retiren sus votos y los traspasen o redistribuyan a favor de otro miembro electo, de manera que ninguno de ellos reciba más de los 499 votos fijados como máximo.

ART. 19.—Competencia de la junta ejecutiva.

1. La junta ejecutiva será responsable ante el consejo y actuará bajo la dirección general de este.

2. El consejo podrá delegar en la junta ejecutiva por mayoría distribuida de dos tercios, el ejercicio de la totalidad o parte de sus poderes, salvo los que se enumeran a continuación:

a) La aprobación del presupuesto administrativo y la determinación de las contribuciones con arreglo a lo dispuesto en el artículo 22;

b) La suspensión de los derechos de voto de un miembro, prevista en el artículo 37;

c) La decisión de controversias, según lo previsto en el artículo 37;

d) El establecimiento de las condiciones de adhesión, con arreglo a lo dispuesto en el artículo 41;

e) La decisión de excluir a un miembro, con base en las disposiciones del artículo 45;

f) La decisión acerca de la renegociación, prórroga o terminación de este convenio, según lo previsto en el artículo 47, y

g) La recomendación de enmiendas a los miembros, según lo previsto en el artículo 48.

3. El consejo podrá revocar en todo momento, por mayoría simple distribuida, cualesquiera de los poderes que hubiere delegado en la junta ejecutiva.

4. La junta ejecutiva nombrará una comisión de finanzas que, de conformidad con las disposiciones del artículo 22, estará encargada de fiscalizar la elaboración del presupuesto administrativo que habrá de ser sometido a la aprobación del consejo y de llevar a cabo cualesquiera otras tareas que la junta ejecutiva le encomiende, entre las cuales figurará el seguimiento de los ingresos y gastos. La comisión de finanzas rendirá informe de sus actuaciones a la junta ejecutiva.

5. La junta ejecutiva podrá crear, además de la comisión de finanzas, cuantas otras comisiones o grupos de trabajo estime necesario.

ART. 20.—Procedimiento de votación de la junta ejecutiva.

1. Cada miembro de la junta ejecutiva tendrá derecho a depositar el número de votos que haya recibido en virtud de lo dispuesto en los ordinales 6º y 7º del artículo 18. No se permitirá votar por delegación. Ningún miembro de la junta ejecutiva tendrá derecho a dividir sus votos.

2. Las decisiones de la junta ejecutiva serán adoptadas por la misma mayoría que se requiera en caso de adoptarlas el consejo.

CAPÍTULO VIII

Disposiciones financieras

ART. 21.—Finanzas.

1. Los gastos de las delegaciones ante el consejo, y de los representantes ante la junta ejecutiva, o ante cualquiera de las comisiones del consejo y de la junta ejecutiva, serán atendidos por sus respectivos gobiernos.

2. Los demás gastos necesarios para la administración de este convenio se atenderán mediante contribuciones anuales de los miembros, determinadas de conformidad con las disposiciones del artículo 22, junto con los ingresos que se obtengan de la venta de servicios específicos a los miembros y de la venta de información y estudios originados en virtud de lo dispuesto en los artículos 27 y 29.

3. El ejercicio económico de la organización coincidirá con el año cafetero.

ART. 22.—Determinación del presupuesto administrativo y de las contribuciones.

1. Durante el segundo semestre de cada ejercicio económico, el consejo aprobará el presupuesto administrativo de la organización para el ejercicio siguiente y fijará la contribución de cada miembro a dicho presupuesto. El presupuesto administrativo será elaborado por el director ejecutivo y fiscalizado por la comisión de finanzas de conformidad con las disposiciones del ordinal 4º del artículo 19.

2. La contribución de cada miembro al presupuesto administrativo para cada ejercicio económico será proporcional a la relación que exista, en el momento de aprobarse el presupuesto administrativo correspondiente a ese ejercicio, entre el número de sus votos y la totalidad de los votos de todos los miembros. Sin embargo, si se modifica la distribución de votos entre los miembros, de conformidad con las disposiciones del ordinal 5º del artículo 13, al comienzo del ejercicio para el que se fijen las contribuciones, se ajustarán las contribuciones para ese ejercicio en la forma que corresponda. Al determinar las contribuciones, los votos de cada uno de los miembros se calcularán sin tener en cuenta la suspensión de los derechos de voto de cualquiera de los miembros ni la posible redistribución de votos que resulte de ello.

3. La contribución inicial de todo miembro que ingrese en la organización después de la entrada en vigor de este convenio será determinada por el consejo en función del número de votos que le corresponda y del período no transcurrido del ejercicio económico en curso, pero en ningún caso se modificarán las contribuciones fijadas a los demás miembros para el ejercicio económico de que se trate.

ART. 23.—Pago de las contribuciones.

1. Las contribuciones al presupuesto administrativo de cada ejercicio económico se abonarán en moneda libremente convertible, y serán exigibles el primer día de ese ejercicio.

2. Si algún miembro no paga su contribución completa al presupuesto administrativo en el término de seis meses a partir de la fecha en que ésta sea exigible, se suspenderán su derecho de voto en el consejo y el derecho a que sean depositados sus votos en la junta ejecutiva, hasta que haya abonado dicha contribución. Sin embargo, a menos que el consejo lo decida por mayoría distribuida de dos tercios, no se privará a dicho miembro de ninguno de sus demás derechos ni se le eximirá de ninguna de las obligaciones que le impone este convenio.

3. Ningún miembro cuyos derechos de voto hayan sido suspendidos, sea en virtud de las disposiciones del ordinal 2º del presente artículo o en virtud de las disposiciones del artículo 37 quedará relevado por ello del pago de su contribución.

ART. 24.—Responsabilidad financiera.

1. La organización, en el desempeño de sus funciones con arreglo a lo especificado en el ordinal 3º del artículo 7º, no tendrá atribuciones para contraer ninguna obligación ajena al ámbito de este convenio, y no se entenderá que ha sido autorizada a hacerlo por los miembros; en particular, no estará capacitada para obtener préstamos. Al ejercer su capacidad de contratar, la organización incluirá en sus contratos los términos de este artículo de forma que sean puestos en conocimiento de las demás partes que concierten contratos con la organización, pero el hecho de que no incluya esos términos no invalidará tal contrato ni hará que se entienda que ha sido concertado ultra vires.

2. La responsabilidad financiera de todo miembro se limitará a sus obligaciones en lo que se refiere a las contribuciones estipuladas expresamente en este convenio. Se entenderá que los terceros que traten con la organización tienen conocimiento de las disposiciones de este convenio acerca de la responsabilidad financiera de los miembros.

ART. 25.—Certificación y publicación de cuentas. Tan pronto como sea posible después del cierre de cada ejercicio económico, y a más tardar seis meses después de esa fecha, se presentará al consejo, para su aprobación y publicación, un estado de cuentas, certificado por auditores externos, de los ingresos y gastos de la organización durante ese ejercicio económico.

CAPÍTULO IX

El director ejecutivo y el personal

ART. 26.—El director ejecutivo y el personal.

1. El consejo nombrará al director ejecutivo por recomendación de la junta ejecutiva. El consejo establecerá las condiciones de empleo del director ejecutivo, que serán análogas a las que rigen para funcionarios de igual categoría en organizaciones intergubernamentales similares.

2. El director ejecutivo será el jefe de los servicios administrativos de la organización y asumirá la responsabilidad por el desempeño de cualesquiera funciones que le incumban en la administración de este convenio.

3. El director ejecutivo nombrará a los funcionarios de conformidad con el reglamento establecido por el consejo.

4. Ni el director ejecutivo ni los funcionarios podrán tener intereses financieros en la industria, el comercio o el transporte del café.

5. En el ejercicio de sus funciones, el director ejecutivo y el personal no solicitarán ni recibirán instrucciones de ningún miembro ni de ninguna autoridad ajena a la organización. Se abstendrán de actuar en forma que sea incompatible con su condición de funcionarios internacionales responsables únicamente ante la organización. Cada uno de los miembros se compromete a respetar el carácter exclusivamente internacional de las funciones del director ejecutivo y del personal, y a no tratar de influir sobre ellos en el desempeño de tales funciones.

CAPÍTULO X

Información, estudios e informes

ART. 27.—Información.

1. La organización actuará como centro para la recopilación, intercambio y publicación de:

a) Información estadística sobre la producción, los precios, las exportaciones e importaciones, la distribución y el consumo de café en el mundo, y

b) Información técnica sobre el cultivo, la elaboración y la utilización del café según se considere adecuado.

2. El consejo podrá pedir a los miembros que le proporcionen la información que considere necesaria para sus operaciones, incluidos informes estadísticos regulares sobre producción, tendencias de la producción, exportaciones e importaciones, distribución, consumo, existencias y precios del café, así como también sobre el régimen fiscal aplicable al café, pero no se publicará ninguna información que pudiera servir para identificar las operaciones de personas o compañías que produzcan, elaboren o comercialicen el café. Los miembros proporcionarán la información solicitada en la forma más detallada y precisa que sea posible.

3. El consejo establecerá un sistema de precios indicativos, en el que se estipulará la publicación de un precio indicativo compuesto diario.

4. Si un miembro dejare de suministrar, o tuviere dificultades para suministrar, dentro de un plazo razonable, datos estadísticos u otra información que necesite el consejo para el buen funcionamiento de la organización, el consejo podrá exigirle que exponga las razones de la falta de cumplimiento. Si se comprobare que necesita asistencia técnica en la cuestión, el consejo podrá adoptar cualquier medida que se requiera al respecto.

ART. 28.—Certificados de origen.

1. Con objeto de facilitar la recopilación de estadísticas del comercio cafetero internacional y conocer con exactitud las cantidades de café que fueron exportadas por cada uno de los miembros exportadores, la organización establecerá un sistema de certificados de origen, que se regirá por las normas que el consejo apruebe.

2. Toda exportación de café efectuada por un miembro exportador deberá estar amparada por un certificado de origen válido. Los certificados de origen serán emitidos, de conformidad con las normas que el consejo establezca, por un organismo competente que será escogido por el miembro de que se trate y aprobado por la organización.

3. Todo miembro exportador comunicará a la organización el nombre del organismo, gubernamental o no gubernamental, que desempeñará las funciones descritas en el ordinal 2º del presente artículo. La organización aprobará específicamente los organismos no gubernamentales, de conformidad con las normas aprobadas por el consejo.

ART. 29.—Estudios e informes.

1. La organización promoverá la elaboración de estudios e informes acerca de la economía, de la producción y distribución de café, las repercusiones que tengan en la producción y consumo de café las medidas gubernamentales adoptadas en países productores y consumidores, y las oportunidades de ampliación del consumo de café para usos tradicionales y posibles usos nuevos.

2. Con el fin de llevar a la práctica las disposiciones del ordinal 1º del presente artículo, el consejo aprobará, en su segundo período de sesiones ordinario de cada año cafetero, un programa anual de estudios e informes a llevar a cabo, con la correspondiente estimación de los recursos necesarios para ello, elaborado por el director ejecutivo.

3. El consejo podrá dar su aprobación para que la organización emprenda la realización de estudios e informes conjuntamente con otras organizaciones y entidades, o en colaboración con las mismas. En tales casos, el director ejecutivo dará cuenta detallada al consejo de los recursos que ello exigiría por parte de la organización y por parte de la entidad o entidades asociadas al proyecto.

4. Los estudios e informes que la organización promueva en virtud de lo dispuesto en el presente artículo serán financiados con cargo a los recursos consignados en el presupuesto administrativo elaborado de conformidad con las disposiciones del ordinal 1º del artículo 22, y serán llevados a cabo por el personal de la organización y por asesores especialistas, según sea necesario.

CAPÍTULO XI

Disposiciones generales

ART. 30.—Preparativos de un nuevo convenio. El consejo podrá examinar la posibilidad de negociar un nuevo convenio internacional del café, e incluso un convenio en el que podrían figurar medidas encaminadas a establecer un equilibrio entre la oferta y la demanda de café, y adoptar las medidas que estime apropiadas.

ART. 31.—Eliminación de obstáculos al consumo.

1. Los miembros reconocen la importancia vital de lograr cuanto antes el mayor aumento posible del consumo de café, en especial reduciendo progresivamente cualesquiera obstáculos que puedan oponerse a ese aumento.

2. Los miembros reconocen que hay disposiciones actualmente en vigor que pueden, en mayor o menor medida, oponerse al aumento del consumo del café y en particular:

a) Los regímenes de importación aplicables al café, entre los que cabe incluir los aranceles preferenciales o de otra índole, las cuotas, las operaciones de los monopolios estatales y de las entidades oficiales de compra, y otras normas administrativas y prácticas comerciales;

b) Los regímenes de exportación, en lo relativo a los subsidios directos o indirectos, y otras normas administrativas y prácticas comerciales, y

c) Las condiciones internas de comercialización y las disposiciones legales y administrativas internas que puedan afectar al consumo.

3. Habida cuenta de los objetivos mencionados y de las disposiciones del ordinal 4º del presente artículo, los miembros se esforzarán por reducir los aranceles aplicables al café, o bien por adoptar otras medidas encaminadas a eliminar los obstáculos al aumento del consumo.

4. Tomando en consideración sus intereses comunes, los miembros se comprometen a buscar medios de reducir progresivamente y, siempre que sea posible, llegar a eliminar los obstáculos mencionados en el ordinal 2º del presente artículo que se oponen al aumento del comercio y del consumo, o de atenuar considerablemente los efectos de los referidos obstáculos.

5. Habida cuenta de los compromisos contraídos en virtud de lo estipulado en el ordinal 4º del presente artículo, los miembros informarán anualmente al consejo acerca de las medidas adoptadas con el objeto de poner en práctica las disposiciones del presente artículo.

6. El director ejecutivo elaborará periódicamente una reseña de los obstáculos al consumo y la someterá a la consideración del consejo.

7. Con el fin de coadyuvar a los objetivos del presente artículo, el consejo podrá formular recomendaciones a los miembros y éstos rendirán informe al consejo, a la mayor brevedad posible, acerca de las medidas adoptadas con miras a poner en práctica dichas recomendaciones.

ART. 32.—Medidas relativas al café elaborado.

1. Los miembros reconocen la necesidad de que los países en desarrollo amplíen la base de sus economías mediante, inter alia, la industrialización y exportación de productos manufacturados, incluida la elaboración del café y la exportación del café elaborado.

2. A ese respecto, los miembros evitarán la adopción de medidas gubernamentales que puedan trastornar el sector cafetero de otros miembros.

3. Si un miembro considera que no están siendo observadas las disposiciones del ordinal 2º del presente artículo, debe celebrar consultas con los otros miembros interesados, teniendo debidamente en cuenta las disposiciones del artículo 36. Los miembros interesados harán todo lo posible por llegar a una solución amistosa de carácter bilateral.

Si tales consultas no conducen a una solución satisfactoria para las partes, cualquiera de ellas podrá someter el asunto al consejo para su consideración con arreglo a las disposiciones del artículo 37.

4. Nada de lo estipulado en este convenio podrá invocarse en perjuicio del derecho que asiste a todo miembro, de adoptar medidas para evitar que su sector cafetero se vea trastornado por importaciones de café elaborado, o para poner remedio a tal trastorno.

ART. 33.—Mezclas y sucedáneos.

1. Los miembros no mantendrán en vigor ninguna disposición que exija la mezcla, elaboración o utilización de otros productos con café para su venta en el comercio con el nombre de café. Los miembros se esforzarán por prohibir la publicidad y la venta con el nombre de café de productos que contengan como materia prima básica menos del equivalente de un 90 por ciento de café verde.

2. El consejo podrá requerir a cualquiera de los miembros para que tome las medidas necesarias con el fin de asegurar la observancia de las disposiciones del presente artículo.

3. El director ejecutivo presentará periódicamente al consejo un informe sobre la observancia de las disposiciones del presente artículo.

ART. 34.—Consultas y colaboración con el sector privado.

1. La organización mantendrá estrecha relación con las organizaciones no gubernamentales apropiadas que se ocupan del comercio internacional del café y con los expertos en cuestiones de café.

2. Los miembros desarrollarán sus actividades en el ámbito de este convenio de forma que esté en consonancia con los conductos comerciales establecidos, y se abstendrán de toda práctica de ventas discriminatoria. En el desarrollo de esas actividades, procurarán tener debidamente en cuenta los legítimos intereses del comercio y sector cafeteros.

ART. 35.—Consideraciones medioambientales. Los miembros otorgarán la debida consideración a la gestión sostenible de los recursos y elaboración del café, teniendo presentes los principios y objetivos de desarrollo sostenible aprobados en el octavo período de sesiones de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre comercio y desarrollo y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre medio ambiente y desarrollo.

CAPÍTULO XII

Consultas, controversias y reclamaciones

ART. 36.—Consultas. Todo miembro acogerá favorablemente la celebración de consultas, y proporcionará oportunidad adecuada para ellas, en lo relativo a las gestiones que pudiere hacer otro miembro acerca de cualquier asunto atinente a este convenio. En el curso de tales consultas, a petición de cualquiera de las partes y previo consentimiento de la otra, el director ejecutivo constituirá una comisión independiente que interpondrá sus buenos oficios con el objeto de conciliar las partes. Los costos de la comisión no serán imputados a la organización. Si una de las partes no acepta que el director ejecutivo constituya una comisión o si la consulta no conduce a una solución, el asunto podrá ser remitido al consejo de conformidad con lo dispuesto en el artículo 37. Si la consulta conduce a una solución, se informará de ella al director ejecutivo, quien hará llegar el informe a todos los miembros.

ART. 37.—Controversias y reclamaciones.

1. Toda controversia relativa a la interpretación o aplicación de este convenio que no se resuelva mediante negociaciones será sometida al consejo para su decisión, a petición de cualquier miembro que sea parte de la controversia.

2. En todos los casos en que una controversia haya sido remitida al consejo en virtud de lo dispuesto en el ordinal 1º del presente artículo, una mayoría de los miembros, o miembros que tengan por lo menos un tercio del total de votos, podrán pedir al consejo, después de debatido el asunto, que, antes de adoptar su decisión, solicite la opinión del grupo consultivo mencionado en el ordinal 3º del presente artículo acerca de las cuestiones controvertidas.

3. a) A menos que el consejo decida otra cosa por unanimidad, el grupo consultivo estará formado por:

i) Dos personas designadas por los miembros exportadores, una de ellas con amplia experiencia en asuntos análogos al controvertido, y la otra con prestigio y experiencia en cuestiones jurídicas;

ii) Dos personas de condiciones similares a las señaladas anteriormente, designadas por los miembros importadores, y

iii) Un presidente elegido por unanimidad por las cuatro personas designadas en virtud de los subnumerales i) y ii), o, en caso de desacuerdo, por el presidente del consejo.

b) Podrán ser designados para integrar el grupo consultivo ciudadanos de los países cuyos gobiernos sean partes contratantes de este convenio;

c) Las personas designadas para formar el grupo consultivo actuarán a título personal y sin sujeción a instrucciones de ningún gobierno;

d) Los gastos del grupo consultivo serán costeados por la organización.

4. La opinión del grupo consultivo y las razones en que ésta se fundamente serán sometidas al consejo, el cual decidirá sobre la controversia después de examinar toda la información pertinente.

5. El consejo dictará su decisión dentro de los seis meses siguientes a la fecha en que haya sido sometida la controversia a su consideración.

6. Toda reclamación contra un miembro por falta de cumplimiento de las obligaciones que le impone este convenio será remitida al consejo, a petición del miembro reclamante, para que aquél decida la cuestión.

7. Para declarar que un miembro ha incumplido las obligaciones que impone este convenio se requerirá una mayoría simple distribuida. En cualquier declaración que se haga de que un miembro ha incumplido las obligaciones que le impone este convenio, deberá especificarse la índole de la infracción.

8. Si el consejo llegare a la conclusión de que un miembro ha incumplido las obligaciones que le impone este convenio, podrá sin perjuicio de las medidas coercitivas previstas en otros artículos de este convenio, privar a dicho miembro por mayoría distribuida de dos tercios, de su derecho de voto en el consejo y de su derecho a que se depositen sus votos en la junta ejecutiva hasta que cumpla sus obligaciones, o decidir excluir de la organización a dicho miembro en virtud de lo dispuesto en el artículo 45.

9. Todo miembro podrá solicitar la opinión previa de la junta ejecutiva acerca de cualquier asunto objeto de controversia o reclamación, antes de que dicho asunto se trate en el consejo.

CAPÍTULO XIII

Disposiciones finales

ART. 38.—Firma. Este convenio estará abierto en la sede de las Naciones Unidas, a partir del 18 de abril de 1994 y hasta el 26 de septiembre de 1994 inclusive, a la firma de las partes contratantes del Convenio internacional del café de 1983 o del Convenio internacional del café de 1983 prorrogado, y de los gobiernos invitados a las sesiones del Consejo Internacional del Café en las que fue negociado el presente convenio.

ART. 39.—Ratificación, aceptación y aprobación.

1. Este convenio queda sujeto a la ratificación, aceptación o aprobación de los gobiernos signatarios, de conformidad con los respectivos procedimientos constitucionales.

2. Salvo lo dispuesto en el artículo 40, los instrumentos de ratificación, aceptación o aprobación serán depositados en poder del secretario general de las Naciones Unidas a más tardar el 26 de septiembre de 1994. El consejo podrá, no obstante, otorgar ampliaciones de plazo a los gobiernos signatarios que no hayan podido depositar sus instrumentos a la citada fecha.

ART. 40.—Entrada en vigor.

1. Este convenio entrará en vigor definitivamente el 1º de octubre de 1994, si en esa fecha los gobiernos de por lo menos 20 miembros exportadores que tengan por lo menos el 80 por ciento de los votos de los miembros exportadores, y los gobiernos de por lo menos 10 miembros importadores que tengan por lo menos el 80 por ciento de los votos de los miembros importadores, calculados al 26 de septiembre de 1994, han depositado instrumentos de ratificación, aceptación o aprobación. Podrá también entrar en vigor definitivamente en cualquier fecha posterior al 1º de octubre de 1994, si, encontrándose en vigor provisionalmente con arreglo a lo dispuesto en el ordinal 2º del presente artículo, se depositan instrumentos de ratificación, aceptación o aprobación con los que se cumplan los referidos requisitos en cuanto a porcentajes.

2. Este convenio puede entrar en vigor provisionalmente el 1º de octubre de 1994. A este propósito, la notificación de un gobierno signatario o de cualquier otra parte contratante del Convenio internacional del café de 1983 Prorrogado, que haya sido recibida por el secretario general de las Naciones Unidas el 26 de septiembre de 1994 a más tardar y en la que se contraiga el compromiso de aplicar provisionalmente, de conformidad con su legislación, este convenio y gestionar la ratificación, aceptación o aprobación con arreglo a sus procedimientos constitucionales lo más pronto posible, surtirá el mismo efecto que un instrumento de ratificación, aceptación o aprobación. Todo gobierno que se haya comprometido a aplicar este convenio provisionalmente de conformidad con su legislación mientras no deposite un instrumento de ratificación, aceptación o aprobación, será considerado como parte provisional del mismo hasta que deposite ese instrumento de ratificación, aceptación o aprobación, o hasta el 31 de diciembre de 1994 inclusive, si a esa fecha no hubiere efectuado tal depósito. El consejo podrá prorrogar el plazo en que puede depositar su instrumento de ratificación, aceptación o aprobación un gobierno que esté aplicando provisionalmente esté convenio.

3. Si este convenio no hubiere entrado en vigor definitiva o provisionalmente el 1º de octubre de 1994 con arreglo a las disposiciones de los ordinales 1º o 2º del presente artículo, los gobiernos que hubieren depositado instrumentos de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión, o hubieren notificado que se comprometen a aplicar provisionalmente con arreglo a su legislación este convenio y a gestionar su ratificación, aceptación o aprobación, podrán, de mutuo acuerdo, decidir que entrará en vigor entre ellos. Del mismo modo, si este convenio hubiere entrado en vigor provisionalmente, pero no definitivamente, el 31 de diciembre de 1994, los gobiernos que hubieren depositado instrumentos de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión, o hubieren hecho las notificaciones mencionadas en el ordinal 2º del presente artículo, podrán, de mutuo acuerdo, decidir que continuará en vigor provisionalmente, o que entrará en vigor definitivamente, entre ellos.

ART. 41.—Adhesión.

1. El gobierno de cualquier estado miembro de las Naciones Unidas o de cualquiera de sus organismos especializados podrá adherirse a este convenio en las condiciones que el consejo establezca.

2. Los instrumentos de adhesión deberán ser depositados en poder del secretario general de las Naciones Unidas. La adhesión será efectiva desde el momento en que se deposite el respectivo instrumento.

ART. 42.—Reservas. No podrán formularse reservas respecto de ninguna de las disposiciones de este convenio.

ART. 43.—Extensión a los territorios designados.

1. Cualquier gobierno podrá declarar, al firmar o depositar un instrumento de ratificación, aceptación, aprobación, aplicación provisional o adhesión, o en cualquier fecha posterior, mediante notificación al secretario general de las Naciones Unidas, que este convenio se extiende a cualesquiera de los territorios cuyas relaciones internacionales tenga a su cargo, en cuyo caso este convenio se hará extensivo a dichos territorios a partir de la fecha de tal notificación.

2. Toda parte contratante que desee ejercer los derechos que le confieren las disposiciones del artículo 5º respecto de cualquiera de los territorios cuyas relaciones internacionales tenga a su cargo, o que desee autorizar a cualquiera de dichos territorios para que se integre en un grupo miembro formado en virtud de las disposiciones del artículo 6º, podrá hacerlo mediante la correspondiente notificación al secretario general de las Naciones Unidas, al efectuar el depósito de su instrumento de ratificación, aceptación, aprobación, aplicación provisional o adhesión, o en cualquier otra fecha posterior.

3. Toda parte contratante que haya hecho una declaración de conformidad con lo dispuesto en el ordinal 1º del presente artículo podrá en cualquier fecha posterior, mediante notificación al secretario general de las Naciones Unidas, declarar que este convenio dejará de extenderse al territorio mencionado en la notificación, y en tal caso este convenio dejará de hacerse extensivo a tal territorio a partir de la fecha de tal notificación.

4. Cuando un territorio al cual se hubiere extendido este convenio en virtud de las disposiciones del ordinal 1º del presente artículo se torne independiente, el gobierno del nuevo Estado podrá, en un plazo de 90 días a partir de la obtención de la independencia, declarar por notificación al secretario general de las Naciones Unidas que ha asumido sus derechos y obligaciones como parte contratante de este convenio. Desde la fecha de tal notificación, pasará a ser parte contratante de este convenio. El consejo puede otorgar una prórroga del plazo en que se ha de hacer tal notificación.

ART. 44.—Retiro voluntario. Toda parte contratante podrá retirarse de este convenio en cualquier tiempo, mediante notificación por escrito al secretario general de las Naciones Unidas. El retiro surtirá efecto 90 días después de ser recibida la notificación.

ART. 45.—Exclusión. Si el consejo decidiere que un miembro ha dejado de cumplir las obligaciones que le impone este convenio y que tal incumplimiento entorpece seriamente el funcionamiento de este convenio, podrá, por una mayoría distribuida de dos tercios, excluir a tal miembro de la organización. El consejo comunicará inmediatamente tal decisión al secretario general de las Naciones Unidas. A los 90 días de haber sido adoptada la decisión por el consejo, tal miembro dejará de ser miembro de la organización y, si fuere parte contratante, dejará de ser parte de este convenio.

ART. 46.—Ajuste de cuentas con los miembros que se retiren o hayan sido excluidos. En el caso de que un miembro se retire o sea excluido de la organización, el consejo determinará el ajuste de cuentas a que haya lugar. La organización retendrá las cantidades abonadas por cualquier miembro que se retire o sea excluido de la organización, quien quedará obligado a pagar cualquier cantidad que le deba a la organización en el momento en que surta efecto tal retiro o exclusión; sin embargo, si se trata de una parte contratante que no pueda aceptar una enmienda y, siguiente, por consiguiente, cese de participar en este convenio en virtud de las disposiciones del ordinal 2º del artículo 48, el consejo podrá determinar cualquier liquidación de cuentas que considere equitativa.

2. Ningún miembro que haya cesado de participar en este convenio tendrá derecho a recibir parte alguna del producto de la liquidación o, de otros haberes de la organización, ni le cabrá responsabilidad en cuanto a pagar parte alguna de un eventual déficit de la organización al terminar este convenio.

ART. 47.—Duración y terminación.

1. Este convenio permanecerá vigente durante un período de cinco años, es decir hasta el 30 de septiembre de 1999, a menos que sea prorrogado en virtud de las disposiciones del ordinal 2º del presente artículo o se lo declare terminado en virtud de las disposiciones del ordinal 3º del presente artículo.

2. El consejo podrá, mediante el voto del 58 por ciento de los miembros que representen por lo menos una mayoría distribuida del 70 por ciento del total de los votos, decidir que este convenio sea renegociado o que sea prorrogado, con o sin modificaciones, por el período que determine el consejo. Toda parte contratante que a la fecha en que tal convenio renegociado o prorrogado entre en vigor no haya notificado al secretario general de las Naciones Unidas su aceptación de dicho convenio renegociado o prorrogado, y todo territorio que sea miembro o integrante de un grupo miembro en nombre del cual no se haya hecho tal notificación a la citada fecha dejará de participar en dicho convenio a partir de esa misma fecha.

3. El consejo podrá en cualquier momento, mediante el voto afirmativo de una mayoría de los miembros que represente por lo menos una mayoría distribuida de dos tercios del total de los votos, declarar terminado este convenio en la fecha que determine el consejo.

4. Pese a la terminación de este convenio, el consejo seguirá existiendo todo el tiempo que se requiera para liquidar la organización, cerrar sus cuentas y disponer de sus haberes, y tendrá durante dicho período todas las facultades y funciones que sean necesarias para tales propósitos.

ART. 48.—Enmiendas.

1. El consejo podrá, por una mayoría distribuida de dos tercios recomendar a las partes contratantes enmiendas a este convenio. Las enmiendas entrarán en vigor a los 100 días de haber sido recibidas por el secretario general de las Naciones Unidas notificaciones de aceptación de partes contratantes que representen por lo menos el 75 por ciento de los países exportadores que tengan por los menos el 85 por ciento de los votos de los miembros exportadores, y de partes contratantes que representen por lo menos el 75 por ciento de los países importadores que tengan por lo menos el 80 por ciento de los votos de los miembros importadores. El consejo fijará el plazo dentro del cual las partes contratantes deberán notificar al secretario general de las Naciones Unidas que han aceptado la enmienda y, si a la expiración de ese plazo no se hubieren cumplido los requisitos exigidos en cuanto a porcentajes para la entrada en vigor de la enmienda, se considerará retirada ésta.

2. Toda parte contratante que no haya notificado su aceptación de una enmienda en el plazo fijado por el consejo, o cualquier territorio que sea miembro o integrante de un grupo miembro en nombre del cual no se haya hecho la citada notificación dentro de ese plazo, cesará de participar en este convenio desde la fecha en que entre en vigencia la enmienda.

ART. 49.—Disposiciones suplementarias y transitorias.

1. Considérase este convenio como la continuación del Convenio internacional del café de 1983 prorrogado.

2. Con el objeto de facilitar la prolongación, sin solución de continuidad, del Convenio internacional del café de 1983 prorrogado, se establece que:

a) Todas las medidas adoptadas por la organización, o en nombre de la misma o por cualquiera de sus órganos en virtud del Convenio internacional del café de 1983 prorrogado, que estén en vigor el 30 de septiembre de 1994 y en cuyos términos no se haya estipulado su expiración en esa fecha, permanecerán en vigor a menos que se modifiquen en virtud de las disposiciones de este convenio, y

b) Todas las decisiones que deba adoptar el consejo durante el año cafetero 1993/94 para su aplicación en el año cafetero 1994/95 las adoptará el consejo en el año cafetero 1993/94 y se aplicarán a título provisional como si este convenio hubiere entrado ya en vigor.

ART. 50.—Textos auténticos del convenio. Los textos en español, francés, inglés y portugués de este convenio son igualmente auténticos. Los originales quedarán depositados en poder del secretario general de las Naciones Unidas.

En fe de lo cual, los infrascritos, debidamente autorizados a este efecto por sus respectivos gobiernos, han firmado este convenio en las fechas que figuran junto a sus firmas.

I hereby certify that, the foregoing text is a true copy of the International Coffee Agreement, 1994, adopted by Resolution 366 of the International Coffee Council on 30 march 1994 at its sixty-fourth session, the original of which Agreement is deposited with the Secretary-General of the United Nations.

For the Secretary-General, The Legal Counsel (Under-Secretary-General for Legal Affairs).

Je certifie que le texte qui précède est la copie conforme de l''Accord international de 1994 sur le café, adopté par la Résolution 366 du Conseil international du Café a sa soixante-quatrième session, et dont l''original se trouve déposé auprès du Secrétaire général des Nations Unies.

Pour le Secrétaire génèral Le Conseiller juridique (Secrétaire général adjoint aux affaires juridiques)

Hans Corell.

United Nations, New York

17 May 1994

Organizate des Nations Unies

New York, le 17 mai 1994

El suscrito jefe de la oficina jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores,

HACE CONSTAR:

Que la presente reproducción es fiel fotocopia tomada del texto certificado del “Convenio internacional del café”, adoptado en Londres el 30 de marzo de 1994, documento que reposa en los archivos de la oficina jurídica de este ministerio.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a los 28 días del mes de julio de 1999.

El jefe de la oficina jurídica,

Héctor Adolfo Sintura Varela.

ART. 5º—Promúlgase el “Convenio internacional para la protección de las obtenciones vegetales UPOV” del 2 diciembre de 1961, revisado en Ginebra el 10 de noviembre de 1972 y el 23 de octubre de 1978.

(Para ser transcrito en este lugar se adjunta fotocopia del texto del “Convenio internacional para la protección de las obtenciones vegetales, UPOV” del 2 diciembre de 1961, revisado en Ginebra el 10 de noviembre de 1972 y el 23 de octubre de 1978, debidamente autenticada por el jefe de la oficina jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores).

Convenio Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales

De 2 de diciembre de 1961

Revisado en Ginebra el 10 de noviembre de 1972

y el 23 de octubre de 1978

Texto oficial español

Unión internacional para la protección de las obtenciones vegetales

Ginebra 1985

Las partes contratantes,

Considerando que el Convenio Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales, de 2 de diciembre de 1961, modificado por el acta adicional de 10 de noviembre de 1972, ha demostrado ser un valioso instrumento para la cooperación internacional en materia de protección del derecho de los obtentores;

Reafirmando los principios contenidos en el preámbulo del convenio, según los cuales:

a) Están convencidas de la importancia que reviste la protección de las obtenciones vegetales, tanto para el desarrollo de la agricultura en su territorio como para la salvaguardia de los intereses de los obtentores;

b) Están conscientes de los problemas especiales que representa el reconocimiento protección del derecho del obtentor y especialmente las limitaciones que pueden imponer al libre ejercicio de tal derecho las exigencias del interés público;

c) Consideran que es altamente deseable que esos problemas, a los cuales numerosos estados conceden legítima importancia, sean resueltos por cada uno de ellos conforme a principios uniformes y claramente definidos;

Considerando que el concepto de la protección de los derechos de los obtentores ha adquirido gran importancia en muchos estados que aún no se han adherido al convenio.

Considerando que son necesarias ciertas modificaciones en el convenio para facilitar la adhesión de esos estados a la unión;

Considerando que ciertas disposiciones sobre la administración de la unión creada por el convenio deben modificarse a la luz de la experiencia;

Considerando que la mejor forma de lograr esos objetivos es revisar nuevamente el convenio;

Convienen lo que sigue:

ART. 1º—Objeto del convenio; constitución de una unión; sede de la unión.

1. El presente convenio tiene como objeto reconocer y garantizar un derecho al obtentor de una variedad vegetal nueva o a su causahabiente (designado en adelante por la expresión “el obtentor”) en las condiciones que se definen a continuación.

2. Los estados parte del presente convenio (denominados en adelante “estados de la unión”) se constituyen en una unión para la protección de las obtenciones vegetales.

3. La sede de la unión y de los órganos permanentes se establece en Ginebra.

ART. 2º—Formas de protección.

1. Cada estado de la unión puede reconocer el derecho del obtentor previsto por el presente convenio mediante la concesión de un título de protección particular o de una patente. No obstante, todo estado de la unión, cuya legislación nacional admita la protección en ambas formas, deberá aplicar solamente una de ellas a un mismo género o a una misma especie botánica.

2. Cada estado de la unión podrá limitar la aplicación del presente convenio, dentro de un género o de una especie, a las variedades que tengan un sistema particular de reproducción o de multiplicación o cierta utilización final.

ART. 3º—Trato nacional; reciprocidad.

1. Las personas naturales y jurídicas con domicilio o residencia en uno de los estados de la unión gozarán en los otros estados de la unión, en lo que al reconocimiento y a la protección del derecho de obtentor se refiere, del trato que las leyes respectivas de dichos estados conceden o concedan a sus nacionales, sin perjuicio de los derechos especialmente previstos por el presente convenio y a condición de cumplir las condiciones y formalidades impuestas a los nacionales.

2. Los nacionales de los estados de la unión que no tengan domicilio o residencia en uno de dichos estados, gozarán igualmente de los mismos derechos, a condición de satisfacer las obligaciones que puedan serles impuestas con vistas a permitir el examen de las variedades que hayan obtenido, así como el control de su multiplicación.

3. Sin perjuicio de lo dispuesto en los párrafos 1º y 2º, todo estado de la unión que aplique el presente convenio a un género o una especie determinado tendrá la facultad de limitar el beneficio de la protección a los nacionales del estado de la unión que aplique el convenio o ese género o especie y a las personas naturales y jurídicas con domicilio o residencia en uno de dichos Estados.

ART. 4º—Géneros y especies botánicos que deben o pueden protegerse.

1. El presente convenio es aplicable a todos los géneros y especies botánicos.

2. Los estados de la unión se comprometen a adoptar todas las medidas necesarias para aplicar progresivamente las disposiciones del presente convenio al mayor número posible de géneros y especies botánicos.

3. a) A la entrada en vigor del presente convenio en su territorio, cada estado de la unión aplicará las disposiciones del convenio a cinco géneros o especies, como mínimo;

b) Cada estado de la unión deberá aplicar a continuación dichas disposiciones a otros géneros o especies, en los siguientes plazos a partir de la entrada en vigor del presente convenio en su territorio:

i) En un plazo de tres años, a diez géneros o especies en total por lo menos;

ii) En un plazo de seis años, a dieciocho géneros o especies en total por lo menos;

iii) En un plazo de ocho años, a veinticuatro géneros o especies en total por lo menos.

c) Cuando un Estado de la unión limite la aplicación del presente convenio dentro de un género o una especie, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 2.2, ese género o especie, no obstante, se considerará como un género o una especie a los efectos de los párrafos a) y b).

4. Previa petición de un Estado que tenga intención de ratificar, aceptar, o aprobar el presente convenio o adherirse al mismo, con el fin de tener en cuenta las condiciones económicas o ecológicas especiales de ese Estado, el consejo podrá decidir, en favor de dicho Estado, reducir los números mínimos previstos en el párrafo 3º, prolongar los plazos previstos en dicho párrafo, o ambos.

5. Previa petición de un Estado de la unión, con el fin de tener en cuenta las dificultades especiales que encuentre dicho Estado para cumplir las obligaciones previstas en el párrafo 3 b), el consejo podrá decidir, en favor de dicho Estado, prolongar los plazos previstos en el párrafo 3 b).

ART. 5º—Derechos protegidos; ámbito de la protección.

1. El derecho concedido al obtentor tendrá como efecto someter a su autorización previa

— La producción con fines comerciales,

— La puesta a la venta,

— La comercialización del material de reproducción o de multiplicación vegetativa, en su calidad de tal, de la variedad.

El material de multiplicación vegetativa abarca las plantas enteras. El derecho del obtentor se extiende a las plantas ornamentales o a las partes de dichas plantas que normalmente son comercializadas para fines distintos de la multiplicación, en el caso de que se utilicen comercialmente como material de multiplicación con vistas a la producción de plantas ornamentales o de flores cortadas.

2. El obtentor podrá subordinar su autorización a condición definida por él mismo.

3. No será necesaria la autorización del obtentor para emplear una variedad como origen inicial de variación con vistas a la creación de otras variedades, ni para la comercialización de éstas. En cambio no requerirá dicha autorización cuando se haga necesario el empleo repetido de la variedad para la producción comercial de otra variedad.

4. Cada Estado de la unión, bien sea en su propia legislación en acuerdos especiales tales como los que se mencionan en artículo 29, podrá conceder a los obtentores, para ciertos géneros especies botánicos, un derecho más amplio que el que se define el párrafo 1º del presente artículo, el cual podrá extenderse especialmente hasta el producto comercializado. Un Estado de la unión que conceda tal derecho tendrá la facultad de limitar su beneficio a nacionales de los Estados de la unión que concedan un derecho idéntico, así como a las personas naturales o jurídicas con domicilio o residencia en uno de dichos Estados.

ART. 6º—Condiciones requeridas para beneficiarse de la protección.

1. El obtentor gozará de la protección prevista por el presente convenio cuando se cumplan las siguientes condiciones:

a) Sea cual sea el origen, artificial o natural, de la variación inicial que ha dado lugar a la variedad, ésta debe poder distinguirse claramente por uno o varios caracteres importantes de cualquier otra variedad, cuya existencia sea notoriamente conocida en el momento en que se solicite la protección. Esta notoriedad podrá establecerse por diversas referencias, tales como cultivo o comercialización ya en curso, inscripción efectuada o en trámite en un registro oficial de variedades, presencia en una colección de referencia o descripción precisa en una publicación. Los caracteres que permitan definir y distinguir una variedad deberán poder ser reconocidos y descritos con precisión;

b) En la fecha de presentación de la solicitud de protección en un Estado de la unión, la variedad:

i) No deberá haber sido ofrecida en venta o comercializada, con el consentimiento del obtentor, en el territorio de dicho Estado —o, si la legislación de ese Estado lo prevé, no haberlo sido desde hace más de un año— y

ii) No deberá haber sido ofrecida en venta o comercializada, en el territorio de cualquier otro Estado, con el consentimiento del obtentor, por un período anterior superior a seis años en el caso de las vides, árboles forestales, árboles frutales y árboles ornamentales, con inclusión, en cada caso, de sus portainjertos, o por un período anterior superior a cuatro años en el caso de otras plantas.

Todo ensayo de la variedad que no contenga oferta de venta o de comercialización no se opone al derecho a la protección. El hecho de que la variedad se haya hecho notoria por medios distintos a la oferta de venta o a la comercialización tampoco se opone al derecho del obtentor a la protección.

c) La variedad deberá ser suficientemente homogénea, teniendo en cuenta las particularidades que presente su reproducción sexuada o su multiplicación vegetativa;

d) La variedad deberá ser estable en sus caracteres esenciales, es decir, deberá permanecer conforme a su definición después de reproducciones o multiplicaciones sucesivas o, cuando el obtentor haya definido un ciclo particular de reproducciones o de multiplicaciones, al final de cada ciclo;

e) La variedad deberá recibir una denominación conforme a lo dispuesto en el artículo 13.

2. La concesión de protección solamente podrá depender de las condiciones antes mencionadas, siempre que el obtentor haya satisfecho las formalidades previstas por la legislación nacional del Estado de la unión en el que se presente la solicitud de protección, incluido el pago de las tasas.

ART. 7º—Examen oficial de variedades; protección

provisional.

1. Se concederá la protección después de un examen de la variedad en función de los criterios definidos en el artículo 6º. Ese examen deberá ser apropiado a cada género o especie botánico.

2. A la vista de dicho examen, los servicios competentes de un Estado de la unión podrán exigir del obtentor todos los documentos, informaciones, plantones o semillas necesarios.

3. Cualquier Estado de la unión podrá adoptar medidas destinadas a defender al obtentor contra maniobras abusivas de terceros que pudieran producirse durante el período comprendido entre la presentación de la solicitud de protección y la decisión correspondiente.

ART. 8º—Duración de la protección. El derecho otorgado al obtentor tiene una duración limitada. Pero no podrá ser inferior a quince años a partir de la fecha de concesión del título de protección. Para las vides, los árboles forestales, árboles frutales y los árboles ornamentales, con inclusión, en cada caso, de sus portainjertos, la duración de protección no podrá ser inferior a dieciocho años a partir de dicha fecha.

ART. 9º—Limitación del ejercicio de los derechos protegidos.

1. El libre ejercicio del derecho exclusivo concedido al obtentor sólo podrá limitarse por razones de interés público.

2. Cuando esa limitación tenga lugar para asegurar la difusión de la variedad, el Estado de la unión interesado deberá adoptar todas las medidas necesarias para que el obtentor reciba una remuneración equitativa.

ART. 10.—Nulidad y caducidad de los derechos protegidos.

1. Será declarado nulo el derecho del obtentor, de conformidad con las disposiciones de la legislación nacional de cada Estado de la unión, si se comprueba que las condiciones fijadas en el artículo 6.1 a) y b) no fueron efectivamente cumplidas en el momento de la concesión del título de protección.

2. Será privado de su derecho el obtentor que no esté en condiciones de presentar a la autoridad competente el material de reproducción o de multiplicación que permita obtener la variedad con sus caracteres, tal como hayan sido definidos en el momento en el que se concedió la protección.

3. Podrá ser privado de su derecho el obtentor:

a) Que no presente a la autoridad competente, en un plazo determinado y tras haber sido requerido para ello, el material de reproducción o de multiplicación, los documentos e informaciones estimados necesarios para el control de la variedad, o que no permita la inspección de las medidas adoptadas para la conservación de la variedad;

b) Que no haya abonado en los plazos determinados las tasas devengadas, en su caso, para el mantenimiento en vigor de sus derechos.

4. No podrá anularse el derecho del obtentor ni podrá ser desprovisto de su derecho por motivos distintos de los mencionados en el presente artículo.

ART. 11.—Libre elección del Estado de la unión en el que se presente la primera solicitud; solicitudes en otros Estados de la unión; independencia de la protección en diferentes Estados de la unión.

1. El obtentor tendrá la facultad de elegir el Estado de la unión en el que desea presentar su primera solicitud de protección.

2. El obtentor podrá solicitar la protección de su derecho a otros Estados de la unión, sin esperar a que se le haya concedido título de protección por el Estado de la unión en el que se presente la primera solicitud.

3. La protección solicitada en diferentes Estados de la unión por personas naturales o jurídicas admitidas bajo el beneficio del presente convenio, será independiente de la protección obtenida para misma variedad en los demás Estados, aunque no pertenezcan a la unión.

ART. 12.—Derecho de prioridad.

1. El obtentor que haya presentado regularmente una solicitud de protección en uno de los Estados de la unión, gozará de un derecho de prioridad durante un plazo de doce meses para efectuar la presentación en los demás Estados de la unión. Este plazo se cancelará a partir de la fecha de presentación de la primera solicitud. No estará comprendido en dicho plazo el día de la presentación.

2. Para beneficiarse de lo dispuesto en el párrafo 1º, la nueva presentación deberá comprender una petición de protección, la reivindicación de la prioridad de la primera solicitud y, en un plazo tres meses, una copia de los documentos que constituyan esa solicitud, certificada por la administración que la haya recibido.

3. El obtentor dispondrá de un plazo de cuatro años, tras la expiración del plazo de prioridad, para suministrar al Estado de la unión en el que haya presentado una petición de protección en las condiciones previstas en el párrafo 2º, los documentos complementarios y el material requerido por las leyes y reglamentos de dicho Estado, no obstante, este Estado podrá exigir en un plazo apropiado el suministro de documentos complementarios y de material, si la solicitud cuya prioridad se reivindica ha sido rechazada o retirada.

4. No se oponen a la presentación efectuada en las condiciones antes mencionadas los hechos acaecidos en el plazo fijado en el párrafo 1º, tales como otra presentación, la publicación del objeto, la solicitud o su explotación. Esos hechos no podrán ser origen de ningún derecho en beneficio de terceros ni de ninguna posesión personal.

ART. 13.—Denominación de la variedad.

1. La variedad será designada por una denominación destinada a ser su designación genérica. Cada Estado de la unión se asegurará que sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo 4º, ningún derecho relativo a la designación registrada como denominación de la variedad obstaculice la libre utilización de la denominación en relación con la variedad, incluso después de la expiración de la protección.

2. La denominación deberá permitir la identificación de la variedad. No podrá componerse únicamente de cifras salvo cuando sea una práctica establecida para designar variedades. No deberá ser susceptible de inducir a error o de prestarse a confusión sobre las características, el valor o la identidad de la variedad o sobre la identidad del obtentor. En particular, deberá ser diferente de cualquier denominación que designe, en cualquiera de los Estados de la unión, una variedad preexistente de la misma especie botánica o de una especie semejante.

3. La denominación de la variedad se depositará por el obtentor en el servicio previsto en el artículo 30.1 b). Si se comprueba que esa denominación no responde a las exigencias del párrafo 2º, dicho servicio denegará el registro y exigirá que el obtentor proponga otra denominación, en un plazo determinado. La denominación se registrará al mismo tiempo que se conceda el título de protección, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 7º.

4. No se atentará contra los derechos anteriores de terceros. Si, en virtud de un derecho anterior, la utilización de la denominación de una variedad está prohibida a una persona que, de conformidad con lo dispuesto en el párrafo 7º, está obligada a utilizarla, el servicio previsto en el artículo 30.1 b) exigirá que el obtentor proponga otra denominación para la variedad.

5. Una variedad sólo podrá depositarse en los Estados de la unión bajo la misma denominación. El servicio previsto en el artículo 30.1 b) estará obligado a registrar la denominación así depositada, a menos que compruebe la inconveniencia de esa denominación en su Estado. En ese caso, podrá exigir que el obtentor proponga otra denominación.

6. El servicio previsto en el artículo 30.1 b) deberá asegurar la comunicación a los demás servicios de las informaciones relativas las denominaciones de variedades, en especial del depósito, registro de anulación de denominaciones. Todo servicio previsto en el artículo 30.1 b) podrá transmitir sus observaciones eventuales sobre el registro de una denominación al servicio que la haya comunicado.

7. El que, en uno de los Estados de la unión, proceda a la puesta, en venta o a la comercialización del material de reproducción o la multiplicación vegetativa de una variedad protegida en ese Estado estará obligado a utilizar la denominación de esa variedad, inclusive después de la expiración de la protección de esa variedad, siempre que, de conformidad con lo dispuesto en el párrafo 4º, no se oponga a esa utilización derechos anteriores.

8. Cuando una variedad se ofrezca a la venta o se comercialice estará permitido asociar una marca de fábrica o de comercio, un nombre comercial o una indicación similar a la denominación registrada de la variedad. Si tal indicación se asociase de esta forma, denominación deberá, no obstante, ser fácilmente reconocible.

ART. 14.—Protección independiente de las medidas reguladoras de la producción, la certificación y la comercialización.

1. El derecho reconocido al obtentor en virtud de las disposiciones del presente convenio es independiente de las medidas adoptadas en cada Estado de la unión para reglamentar la producción, certificación y comercialización de las semillas y plantones.

2. No obstante, estas medidas deberán evitar, en todo lo posible obstaculizar la aplicación de las disposiciones del presente convenio.

ART. 15.—Órganos de la unión. Los órganos permanentes de la unión son:

a) El consejo, y

b) La secretaría general, denominada oficina de la unión internacional para la protección de las obtenciones vegetales.

ART. 16.—Composición del consejo; número de votos.

1. El consejo estará compuesto por representantes de los Estados de la unión. Cada Estado de la unión nombrará un representante en el consejo y un suplente.

2. Los representantes o suplentes podrán estar acompañados por adjuntos o consejeros.

3. Cada Estado de la unión dispondrá de un voto en el consejo.

ART. 17.—Admisión de observadores en las reuniones del consejo.

1. Los Estados no miembros de la unión, signatarios de la presente acta serán invitados a las reuniones del consejo en calidad de observadores.

2. También podrá invitarse a otros observadores o expertos a dichas reuniones.

ART. 18.—Presidente y vicepresidentes del consejo.

1. El consejo elegirá entre sus miembros un presidente y un vicepresidente primero. Podrá elegir otros vicepresidentes. El vicepresidente primero sustituirá de derecho al presidente en caso de ausencia.

2. El mandato del presidente será de tres años.

ART. 19.—Sesiones del consejo.

1. El consejo se reunirá por convocatoria de su presidente.

2. Celebrará una sesión ordinaria una vez al año. Además, el presidente podrá reunir al consejo por propia iniciativa; deberá reunirlo en un plazo de tres meses cuando lo solicite un tercio, por lo menos, de los Estados de la unión.

ART. 20.—Reglamento del consejo; reglamento administrativo y financiero de la unión. El consejo establecerá su reglamento y el reglamento administrativo y financiero de la unión.

ART. 21.—Atribuciones del consejo. Las atribuciones del consejo serán las siguientes:

a) Estudiar las medidas adecuadas para asegurar la salvaguarda de la unión y favorecer su desarrollo;

b) Nombrar al secretario general y, si lo considera necesario, secretario general adjunto; fijar las condiciones de su nombramiento;

c) Examinar el informe anual de actividades de la unión y elaborar el programa de sus trabajos futuros;

d) Dar al secretario general, cuyas atribuciones se fijan en artículo 23, todas las directrices necesarias para el cumplimiento las funciones de la unión;

e) Examinar y aprobar el presupuesto de la unión y, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 26, fijar la contribución de cada Estado de la unión;

f) Examinar y aprobar las cuentas presentadas por el secretario general;

g) Fijar, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 27, la fecha y lugar de las conferencias previstas en dicho artículo y adoptar las medidas necesarias para su preparación, y

h) De manera general, adoptar todas las decisiones necesarias para el buen funcionamiento de la unión.

ART. 22.—Mayorías requeridas para las decisiones del consejo. Toda decisión del consejo se adoptará por mayoría simple de los miembros presentes y votantes, no obstante, toda decisión del consejo en virtud de los artículos 4.4, 20, 21 e), 26.5 b), 27.1, 28.3 o 32.3 se adoptará por mayoría de tres cuartos de los miembros presentes y votantes. La abstención no se considerará como voto.

ART. 23.—Atribuciones de la oficina de la unión; responsabilidades del secretario general; nombramiento de funcionarios.

1. La oficina de la unión ejecutará todas las atribuciones que le sean conferidas por el consejo. Estará dirigida por el secretario general.

2. El secretario general será responsable ante el consejo, asegurará la ejecución de las decisiones del consejo. Someterá el presupuesto a la aprobación del consejo y asegurará su ejecución. Anualmente rendirá cuentas al consejo sobre su gestión y le presentará un informe sobre las actividades y la situación financiera de la unión.

3. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 21.b), las condiciones de nombramiento y, de empleo de los miembros del personal necesario para el buen funcionamiento de la oficina de la unión se fijarán por el reglamento administrativo y financiero previsto en el artículo 20.

ART. 24.—Estatuto jurídico.

1. La unión tendrá personalidad jurídica.

2. En el territorio de cada Estado de la unión, y, de conformidad con las leyes de este Estado, la unión tendrá la capacidad jurídica necesaria para lograr sus objetivos y ejercer sus funciones.

3. La unión concertará un acuerdo de sede con la confederación Suiza.

ART. 25.—Verificación de cuentas. La verificación de las cuentas de la unión estará asegurada por un Estado de la unión, de conformidad con las modalidades previstas en el reglamento administrativo y financiero contemplado en artículo 20. Ese Estado será designado por el consejo, con su consentimiento.

ART. 26.—Finanzas.

1. Los pactos de la unión estarán cubiertos:

— Por las contribuciones anuales de los Estados de la unión;

— Por la remuneración de prestación de servicios;

— Por ingresos diversos.

2. a) La parte de cada Estado de la unión en el total de las contribuciones anuales se determinará por referencia al importe total de los gastos a cubrir mediante contribuciones de los Estados de unión y al número de unidades de contribución que le sea aplicada en virtud del párrafo 3º. Dicha parte se calculará de conformidad con lo dispuesto en el párrafo 4º.

b) El número de unidades de contribución se expresará en números enteros o en fracciones, de unidad, a condición de que ese número no sea inferior a un quinto.

3. a) En lo que concierne a todo Estado que sea parte de la unión en la fecha de entrada en vigor de la presente acta respecto a ese Estado, le será aplicable el mismo número de unidades de contribución que el que le era aplicable, inmediatamente antes de dicha fecha, en virtud del Convenio de 1961 modificado por el acta adicional de 1972;

b) En lo que concierne a cualquier otro Estado, en el momento de su adhesión a la unión, indicará el número de unidades de contribución que le sea aplicable mediante una declaración dirigida al secretario general;

c) Todo Estado de la unión podrá indicar, en cualquier momento, mediante una declaración dirigida al secretario general, un número de unidades de contribución diferente del que le sea aplicable en virtud de los párrafos a) o b) antes mencionados. Si la declaración se hace durante los seis primeros meses del año civil, la misma surtirá efectos a principios del año civil siguiente; en el caso contrario, surtirá efectos a principios del segundo año civil que siga al año durante el que se hizo la declaración.

4. a) Para cada ejercicio presupuestario, la cuantía de una unidad de contribución será igual al importe total de los gastos a cubrir durante ese ejercicio mediante contribuciones de los Estados de la unión divida por el número total de unidades aplicable a esos Estados;

b) La cuantía de la contribución de cada Estado de la unión será igual al importe de una unidad de contribución multiplicada por el número de unidades aplicable a dicho Estado.

5. a) Un Estado de la unión atrasado en el pago de sus contribuciones no podrá ejercer su derecho de voto en el consejo —sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo b)— si la cuantía de su atraso es igual o superior a la de las contribuciones que adeude por los dos últimos años completos transcurridos. La suspensión del derecho de voto no liberará a ese Estado de sus obligaciones y no le privará de los demás derechos derivados del presente convenio;

b) El consejo podrá autorizar a dicho Estado a conservar el ejercicio de su derecho de voto nuestras considere que el atraso es debido a circunstancias excepcionales e inevitables.

ART. 27.—Revisión del convenio.

1. El presente convenio podrá ser revisado por una conferencia de Estados de la unión. La convocatoria de tal conferencia será decidida por el consejo.

2. La conferencia sólo deliberará válidamente si están representados en ella la mitad por lo menos de los Estados de la unión. Para ser adoptado, el texto revisado del convenio deberá contar con una mayoría de cinco sextos de los Estados de la unión representados en la conferencia.

ART. 28.—Idiomas utilizados por la oficina y en las reuniones del consejo.

1. La oficina de la unión utilizará los idiomas alemán, francés, inglés en el cumplimiento de sus misiones.

2. Las reuniones del consejo así como las conferencias de r...sión se celebrarán en esos tres idiomas.

3. Cuando sea necesario, el consejo podrá decidir que se utilice otros idiomas.

ART. 29.—Acuerdos especiales para la protección de las obtenciones vegetales. Los Estados de la unión se reservan la facultad de concertar en ellos acuerdos especiales para la protección de las obtenciones vegetales, siempre que dichos acuerdos no contravegan las disposiciones del presente convenio.

ART. 30.—Aplicación del convenio a nivel nacional; acuerdos especiales para la utilización común de los servicios encargados del examen.

1. Cada Estado de la unión adoptará todas las medidas necesarias para la aplicación del presente convenio y, especialmente:

a) Preverá los recursos legales apropiados que permitan la defensa eficaz de los derechos previstos en el presente convenio;

b) Establecerá un servicio especial de protección de las obtenciones vegetales o encargará a un servicio ya existente de esa protección;

c) Asegurará la comunicación al público de las informaciones relativas a esa protección y, como mínimo, la publicación periódica de la lista de títulos de protección otorgados.

2. Podrán concertarse acuerdos especiales entre los servicios competentes de los Estados de la unión, para la utilización común de servicios encargados de proceder al examen de las variedades, previsto en el artículo 7º, y a la recopilación de colecciones y documentos de referencia necesarios.

3. Queda entendido que en el momento del depósito de su instrumento de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión, cada Estado deberá estar en condiciones de dar efecto a las disposiciones del presente convenio, de conformidad con su legislación interna.

ART. 31.—Firma. La presente acta queda abierta a la firma de todo Estado de la unión y de cualquier otro Estado representado en la conferencia diplomática que adoptó la presente acta. Estará abierta a la firma hasta el 31 de octubre de 1979.

ART. 32.—Ratificación, aceptación o aprobación; adhesión.

1. Todo Estado expresará su consentimiento a obligarse por la presente acta, mediante el depósito:

a) de un instrumento de ratificación, aceptación o aprobación, si ha firmado la presente acta;

b) de un instrumento de adhesión, si no ha firmado la presente acta.

2. Los instrumentos de ratificación, aceptación, aprobación y adhesión se depositarán en poder del secretario general.

3. Todo Estado que no sea miembro de la unión y que no haya firmado la presente acta, antes de depositar su instrumento de adhesión, solicitará la opinión del consejo sobre la conformidad de legislación con las disposiciones de la presente acta. Si la decisión haciendo oficio de opinión es positiva, podrá depositarse el instrumento de adhesión.

ART. 33.—Entrada en vigor; imposibilidad de adherirse a los textos anteriores.

1. La presente acta entrará en vigor un mes después de que hayan sido cumplidas las dos condiciones siguientes:

a) El número de instrumentos de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión depositados es de cinco, por lo menos;

b) Por lo menos tres de dichos instrumentos han sido depositados por Estados parte en el Convenio de 1961.

2. Respecto a cualquier otro Estado que deposite su instrumento de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión después de que hayan sido cumplidas las condiciones previstas en el párrafo 1º a) y b) la presente acta entrará en vigor un mes después del depósito de su instrumento.

3. Después de la entrada en vigor de la presente acta de conformidad con lo dispuesto en el párrafo l), ya no podrá adherirse ningún Estado al Convenio de 1961 modificado por el acta adicional de 1972.

ART. 34.—Relaciones entre Estados obligados por textos diferentes.

1. Todo Estado de la unión que, en la fecha de entrada en vigor de la presente acta a su respecto, esté obligado por el Convenio de 1961 modificado por el acta adicional de 1972, continuará aplicando en sus relaciones con cualquier otro Estado de la unión no obligado por la presente acta, dicho convenio modificado por la mencionada acta adicional hasta que la presente acta entre también en vigor con respecto a ese otro Estado.

2. Todo Estado de la unión no obligado por la presente acta (“el primer Estado”) podrá declarar, mediante una notificación dirigida al secretario general, que aplicará el Convenio de 1961 modificado por el acta adicional de 1972 en sus relaciones con cualquier Estado obligado por la presente acta que se convierta en miembro de la unión, ratificando, aceptando o aprobando la presente acta o adhiriéndose a la misma (“el segundo Estado”). Una vez expirado el plazo de un mes a contar desde la fecha de esa notificación y hasta la entrada en vigor de la presente acta a su respecto, el primer Estado aplicará el Convenio de 1961 modificado por el acta adicional de 1972 en sus relaciones con el segundo Estado, en tanto que éste aplicará la presente acta en sus relaciones con el primer Estado.

ART. 35.—Comunicaciones relativas a los géneros y especies protegidos; informaciones que deberán publicarse.

1. En el momento del depósito de su instrumento de ratificación, aceptación o aprobación de la presente acta o de adhesión a ésta, cada Estado que no sea ya miembro de la unión notificará al secretario general la lista de los géneros y, especies a los que aplicará las disposiciones del presente convenio en el momento de la entrada en vigor de la presente acta a su respecto.

2. Sobre la base de comunicaciones recibidas del Estado de la unión afectado, el secretario general publicará informaciones sobre:

a) Toda extensión de la aplicación de las disposiciones del presente convenio a otros géneros y especies después de la entrada en vigor de la presente acta a su respecto;

b) Toda utilización de la facultad prevista en el artículo 3.3;

c) La utilización de toda facultad concedida por el consejo en virtud del artículo 4.4 o 5;

d) Toda utilización de la facultad prevista en la primera frase del artículo 5.4, precisando la naturaleza de los derechos más amplios y especificando los géneros y especies a los que se aplican esos derechos;

e) Toda utilización de la facultad prevista en la segunda frase del artículo 5.4;

f) El hecho de que la ley de ese Estado contenga una disposición permitida en virtud del artículo 6.1 b) i) y la duración del plazo concedido;

g) La duración del plazo contemplado en el artículo 8º, si dicho plazo es superior a los quince años, o dieciocho, según el caso, que prevé dicho artículo.

ART. 36.—Territorios.

1. Todo Estado podrá declarar en su instrumento de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión, o podrá informar al secretario general, mediante escrito en cualquier momento posterior, que la presente acta es aplicable a la totalidad o a parte de los territorios designados en la declaración o la notificación.

2. Todo Estado que haya hecho tal declaración o efectuado tal notificación podrá notificar al secretario general, en cualquier momento, que la presente acta cesa de ser aplicable en la totalidad o en parte de esos territorios.

3. a) Toda declaración formulada en virtud del párrafo 1º surtirá efecto en la misma fecha que la ratificación, aceptación, aprobación o adhesión en cuyo instrumento se haya incluido, y toda notificación efectuada en virtud de ese párrafo surtirá efecto tres meses después de su notificación por el secretario general;

b) Toda notificación efectuada en virtud del párrafo 2º surtirá efecto doce meses después de su recepción por el secretario general.

ART. 37.—Derogación para la protección bajo dos formas.

1. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 2.1, todo Estado que, antes de la expiración del plazo durante el que la presente acta está abierta a la firma, prevea la protección bajo las diferentes formas mencionadas en el artículo 2.1 para un mismo genero o una misma especie, podrá continuar previéndola si, en el momento de la firma de la presente acta o de la presentación de su instrumento de ratificación, aceptación o aprobación de la presente acta o de adhesión a ésta, notifica ese hecho al secretario general.

2. Si en un Estado de la unión al que se aplique el párrafo 1º, se solicita la protección en virtud de la legislación sobre patentes, dicho Estado podrá sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 6.1 a) y b) y en el artículo 8º, aplicar los criterios de patentabilidad y la duración de la protección de la legislación sobre patentes a las variedades protegidas en virtud de esa ley.

3. Dicho Estado podrá notificar al secretario general, en cualquier momento, el retiro de su notificación hecha en conformidad con lo dispuesto en el párrafo 1º. Tal retiro surtirá efecto en la fecha indicada por ese Estado en su notificación de retiro.

ART. 38.—Limitación transitoria de la exigencia de novedad. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 6º, todo Estado de la unión tendrá la facultad, sin que de ello se deriven obligaciones para los demás Estados de la unión, de limitar la exigencia de novedad prevista en el artículo mencionado, por lo que se refiere a las variedades de reciente creación existentes en el momento en que dicho Estado aplique por primera vez las disposiciones del presente convenio al género o la especie a la que pertenezcan tales variedades.

ART. 39.—Mantenimiento de los derechos adquiridos. El presente convenio no atentará en modo alguno contra los derechos adquiridos bien en virtud de legislaciones nacionales de los Estados de la unión, bien como consecuencia de acuerdos concertados entre esos Estados.

ART. 40.—Reservas. No se admitirá ninguna reserva al presente convenio.

ART. 41.—Duración y denuncia del convenio.

1. El presente convenio se concluye sin limitación de duración.

2. Todo Estado de la unión podrá denunciar el presente convenio mediante una notificación dirigida al secretario general. El secretario general notificará sin demora la recepción de esa notificación a todos los Estados de la unión.

3. La denuncia surtirá efecto a la expiración del año civil siguiente a aquel en el que se recibió la notificación por el secretario general.

4. La denuncia no atentará en modo alguno contra los derechos adquiridos respecto a una variedad en el marco del presente convenio antes de la fecha en la que surta efecto la denuncia.

ART. 42.—Idiomas; funciones de depositario.

1. La presente acta se firma en un ejemplar original en los idiomas francés, inglés y alemán, considerándose auténtico el texto francés en caso de diferencias entre los textos. Dicho ejemplar quedará depositado en poder del secretario general.

2. El secretario general transmitirá dos copias certificadas de la presente acta a los gobiernos de los Estados representados en la conferencia diplomática que la adoptó y al gobierno de cualquier otro Estado que así lo solicite.

3. Tras consulta con los gobiernos de los Estados interesados que estuvieran representados en dicha conferencia, el secretario general establecerá textos oficiales en árabe, español, italiano, japonés y neerlandés y en los otros idiomas que el consejo pueda designar.

4. El secretario general registrará la presente acta en la secretaría de las Naciones Unidas.

5. El secretario general notificará a los gobiernos de los Estados de la unión y de los Estados que, sin ser miembros de la unión, estuvieran representados en la conferencia diplomática que adoptó la presente acta, las firmas de esta acta, el depósito de los instrumentos de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión, toda notificación recibida en virtud de los artículos 34.2, 36.1 o 2º, 37.1 o 3º o 41.2 y toda declaración formulada en virtud del artículo 36.1.

Certifico que el texto que precede es copia fiel del texto oficial español del convenio internacional para la protección de las obtenciones vegetales de 2 de diciembre de 1961, revisado en Ginebra el 10 de noviembre de 1972 y el 23 de octubre de 1978.

Arpad Bogsch,

Secretario general

Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales

Ginebra, 9 de febrero de 1995.

El suscrito jefe de la oficina jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores,

HACE CONSTAR:

Que la presente reproducción es fiel fotocopia del texto certificado del “Convenio internacional para la protección de las obtenciones vegetales, UPOV” del 2 diciembre de 1961, revisado en Ginebra el 10 de noviembre de 1972 y el 23 de octubre de 1978, documento que reposa en los archivos de la oficina jurídica de este ministerio.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a los 28 días del mes de julio de 1999.

El jefe oficina jurídica,

Héctor Adolfo Sintura Varela.

ART. 6º—Promúlgase el “Convenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación”, celebrado en Basilea el 22 de marzo de 1989.

(Para ser transcrito en este lugar se adjunta fotocopia del texto del “Convenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación”, celebrado en Basilea el 22 de marzo de 1989, debidamente autenticada por el jefe de la oficina jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores).

Convenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación Naciones Unidas 1989

Preámbulo

Las partes en el presente convenio,

Conscientes de que los desechos peligrosos y otros desechos y sus movimientos transfronterizos pueden causar daños a la salud humana y al medio ambiente.

Teniendo presente el peligro creciente que para la salud humana y el medio ambiente representan la generación y la complejidad cada vez mayores de los desechos peligrosos y otros desechos, así como sus movimientos transfronterizos.

Teniendo presente también que la manera más eficaz de proteger la salud humana y el medio ambiente contra los daños que entrañan tales desechos consiste en reducir su generación al mínimo desde el punto de vista de la cantidad y los peligros potenciales.

Convencidas de que los Estados deben tomar las medidas necesarias para que el manejo de los desechos peligrosos y otros desechos, incluyendo sus movimientos transfronterizos y su eliminación, sea compatible con la protección de la salud humana y del medio ambiente, cualquiera que sea el lugar de su eliminación.

Tomando nota de que los Estados tienen la obligación de velar por que el generador cumpla sus funciones con respecto al transporte y a la eliminación de los desechos peligrosos y otros desechos de forma compatible con la protección de la salud humana y del medio ambiente, sea cual fuere el lugar en que se efectúe la eliminación.

Reconociendo plenamente que todo Estado tiene el derecho soberano de prohibir la entrada o la eliminación de desechos peligrosos y otros desechos ajenos en su territorio.

Reconociendo también el creciente deseo de que se prohíban los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación en otros Estados en particular en los países en desarrollo.

Convencida de que, en la medida en que ello sea compatible con un manejo ambientalmente racional y eficiente, los desechos peligrosos y otros desechos deben eliminarse en el Estado en que se hayan generado.

Teniendo presente así mismo que los movimientos transfronterizos de tales desechos desde el Estado en que se hayan generado hasta cualquier otro Estado deben permitirse solamente cuando se realicen en condiciones que no representen peligro para la salud humana y el medio ambiente, y en condiciones que se ajusten a lo dispuesto en el presente convenio.

Considerando que un mejor control de los movimientos transfronterizos de desechos peligrosos y otros desechos actuará como incentivo para su manejo ambientalmente racional y para la reducción del volumen de tales movimientos transfronterizos.

Convencida de que los Estados deben adoptar medidas para el adecuado intercambio de información sobre los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y otros desechos que salen de esos Estados o entran en ellos, y para el adecuado control de tales movimientos.

Tomando nota de que varios acuerdos internacionales y regionales han abordado la cuestión de la protección y conservación del medio ambiente en lo que concierne el tránsito de mercancías peligrosas.

Teniendo en cuenta la declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano (Estocolmo, 1972), las directrices y principios de El Cairo para el manejo ambientalmente racional de desechos peligrosos, aprobados por el consejo de administración del programa de las Naciones Unidas para el medio ambiente por su decisión 14/30, de 17 de junio de 1987, las recomendaciones del comité de expertos en el transporte de mercaderías peligrosas, de las Naciones Unidas (formuladas en 1957 y actualizadas cada dos años), las recomendaciones, declaraciones, instrumentos y reglamentaciones pertinentes adoptados dentro del sistema de las Naciones Unidas y la labor y los estudios realizados por otras organizaciones internacionales y regionales.

Teniendo presente el espíritu, los principios, los objetivos y las funciones de la Carta Mundial de la Naturaleza aprobada por la asamblea general de las Naciones Unidas en su trigésimo séptimo período de sesiones (1982) como norma ética con respecto a la protección del medio humano y a la conservación de los recursos naturales.

Afirmando que los Estados han de cumplir sus obligaciones internacionales relativas a la protección de la salud humana y a la protección y conservación del medio ambiente, y son responsables de los daños de conformidad con el derecho internacional.

Reconociendo que, de producirse una violación grave de las disposiciones del presente convento o de cualquiera de sus protocolos, se aplicarán las normas pertinentes del derecho internacional de los tratados.

Conscientes de que es preciso seguir desarrollando y aplicando tecnologías ambientalmente racionales que generen escasos desechos, medidas de reciclado y buenos sistemas de administración y de manejo que permitan reducir al mínimo la generación de desechos peligrosos y otros desechos.

Conscientes también de la creciente preocupación internacional por la necesidad de controlar rigurosamente los movimientos transfronterizos de desechos peligrosos y otros desechos, así como de la necesidad de reducir, en la medida de lo posible, esos movimientos al mínimo.

Preocupadas por el problema del tráfico ilícito transfronterizo de desechos peligrosos, y otros desechos.

Teniendo en cuenta también que los países en desarrollo tienen una capacidad limitada para manejar los desechos peligrosos y otros desechos.

Reconociendo que es preciso promover la transferencia de tecnología para el manejo racional de los desechos peligrosos y otros desechos de producción local, particularmente a los países en desarrollo de conformidad con las directrices de El Cairo y la Decisión 14/16 del consejo de administración del programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente sobre la promoción de la transferencia de tecnología de protección ambiental.

Reconociendo también que los desechos peligrosos y otros desechos deben transportarse de conformidad con los convenios y las recomendaciones internacionales pertinentes.

Convencidas así mismo de que los movimientos transfronterizos de desechos peligrosos y otros desechos deben permitirse sólo cuando el transporte y la eliminación final de tales desechos sean ambientalmente racionales, y

Decididas a proteger, mediante un estricto control, la salud humana y el medio ambiente contra los efectos nocivos que pueden derivarse de la generación y el manejo de los desechos peligrosos y otros desechos.

Han acordado lo siguiente:

ART. 1º—Alcance del convenio.

1. Serán “desechos peligrosos” a los efectos del presente convenio los siguientes desechos que sean objeto de movimientos transfronterizos:

a) Los desechos que pertenezcan a cualquiera de las categorías enumeradas en el anexo 1, a menos que no tengan ninguna de las características descritas en el anexo III, y

b) Los desechos no incluidos en el apartado a), pero definidos o considerados peligrosos por la legislación interna de la parte que sea Estado de exportación, de importación o de tránsito.

2. Los desechos que pertenezcan a cualesquiera de las categorías contenidas en el anexo II y que sean objeto de movimientos transfronterizos serán considerados “otros desechos” a los efectos del presente convenio.

3. Los desechos que, por ser radiactivos, estén sometidos a otros sistemas de control internacional, incluidos instrumentos internacionales, que se apliquen específicamente a los materiales radiactivos, quedarán excluidos del ámbito del presente convenio.

4. Los desechos derivados de las operaciones normales de los buques, cuya descarga esté regulada por otro instrumento internacional, quedarán excluidos del ámbito del presente convenio.

ART. 2º—Definiciones. A los efectos del presente convenio:

1. Por “desechos” se entienden las sustancias u objetos a cuya eliminación se procede, se propone proceder o se está obligado a proceder en virtud de lo dispuesto en la legislación nacional.

2. Por “manejo” se entiende la recolección, el transporte y la eliminación de los desechos peligrosos o de otros desechos, incluida la vigilancia de los lugares de eliminación.

3. Por “movimiento transfronterizo” se entiende todo movimiento de desechos peligrosos o de otros desechos procedente de una zona sometida a la jurisdicción nacional de un Estado y destinado a una zona sometida a la jurisdicción nacional de otro Estado, o a través de esta zona, o a una zona no sometida a la jurisdicción nacional de ningún Estado, o a través de esta zona, siempre que el movimiento afecte a dos Estados por lo menos.

4. Por “eliminación” se entiende cualquiera de las operaciones especificadas en el anexo IV del presente convenio.

5. Por “lugar o instalación aprobado” se entiende un lugar o una instalación de eliminación de desechos peligrosos o de otros desechos que haya recibido una autorización o un permiso de explotación a tal efecto de una autoridad competente del Estado en que esté situado el lugar o la instalación.

6. Por “autoridad competente” se entiende la autoridad gubernamental designada por una parte para recibir, en la zona geográfica que la parte considere conveniente, la notificación de un movimiento transfronterizo de desechos peligrosos o de otros desechos, así como cualquier información al respecto, y para responder a esa notificación, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 6º.

7. Por “punto de contacto” se entiende el organismo de una parte a que se refiere el artículo 5º encargado de recibir y proporcionar información de conformidad con lo dispuesto en los artículos 13 y 15.

8. Por “manejo ambientalmente racional de los desechos peligrosos o de otros desechos” se entiende la adopción de todas las medidas posibles para garantizar que los desechos peligrosos y otros desechos se manejen de manera que queden protegidos el medio ambiente y la salud humana contra los efectos nocivos que pueden derivarse de tales desechos.

9. Por “zona sometida a la jurisdicción nacional de un Estado” se entiende toda zona terrestre, marítima o del espacio aéreo en que un Estado ejerce, conforme al derecho internacional, competencias administrativas y normativas en relación con la protección de la salud humana o del medio ambiente.

10. Por “Estado de exportación” se entiende toda parte desde la cual se proyecte iniciar o se inicie un movimiento transfronterizo de desechos peligrosos o de otros desechos.

11. Por “Estado de importación” se entiende toda parte hacia la cual se proyecte efectuar o se efectúe un movimiento transfronterizo de desechos peligrosos o de otros desechos con el propósito de eliminarlos en él o de proceder a su carga para su eliminación en una zona no sometida a la jurisdicción nacional de ningún Estado.

12. Por “Estado de tránsito” se entiende todo Estado, distinto del Estado de exportación o del Estado de importación, a través del cual se proyecte efectuar o se efectúe un movimiento de desechos peligrosos o de otros desechos.

13. Por “Estados interesados” se entienden las partes que sean Estados de exportación o Estados de importación y los Estados de tránsito, sean o no partes.

14. Por “persona” se entiende toda persona natural o jurídica.

15. Por “exportador” se entiende toda persona que organice la exportación de desechos peligrosos o de otros desechos y esté sometida a la jurisdicción del Estado de exportación.

16. Por “importador” se entiende toda persona que organice la importación de desechos peligrosos o de otros desechos y que esté sometida a la jurisdicción del Estado de importación.

17. Por “transportista” se entiende toda persona que ejecute el transporte de desechos peligrosos o de otros desechos.

18. Por “generador” se entiende toda persona cuya actividad produzca desechos peligrosos u otros desechos que sean objeto de un movimiento transfronterizo o, si esa persona es desconocida, la persona que esté en posesión de esos desechos y/o los controle.

19. Por “eliminador” se entiende toda persona la que se expidan desechos peligrosos u otros desechos y que ejecute la eliminación de tales desechos.

20. Por “organización de integración política y/o económica” se entiende toda organización constituida por Estados soberanos a la que sus Estados miembros le hayan transferido competencia en las esferas regidas por el presente convenio y que haya sido debidamente autorizada, de conformidad con sus procedimientos internos, para firmar, ratificar, aceptar, aprobar o confirmar formalmente el convenio, o para adherirse a él.

21. Por “tráfico ilícito” se entiende cualquier movimiento transfronterizo de desechos peligrosos o de otros desechos efectuado conforme a lo especificado en el artículo 9º.

ART. 3º—Definiciones nacionales de desechos peligrosos.

1. Toda parte enviará a la secretaría del convenio, dentro de los seis meses siguientes a la fecha en que se haga parte en el presente convenio, información sobre los desechos, salvo los enumerados en los anexos I y II, considerados o definidos como peligrosos en virtud de su legislación nacional y sobre cualquier requisito relativo a los procedimientos de movimiento transfronterizo aplicables a tales desechos.

2. Posteriormente, toda parte comunicará a la secretaría cualquier modificación importante de la información que haya proporcionado en cumplimiento del párrafo 1º.

3. La secretaría transmitirá inmediatamente a todas las partes la información que haya recibido en cumplimiento de los párrafos 1º y 2º.

4. Las partes estarán obligadas a poner a la disposición de sus exportadores la información que les transmita la secretaría en cumplimiento del párrafo 3º.

ART. 4º—Obligaciones generales.

1. a) Las partes que ejerzan su derecho a prohibir la importación de desechos peligrosos y otros desechos para su eliminación, comunicarán a las demás partes su decisión de conformidad con el artículo 13;

b) Las partes prohibirán o no permitirán la exportación de desechos peligrosos y otros desechos a las partes que hayan prohibido la importación de esos desechos, cuando dicha prohibición se les haya comunicado de conformidad con el apartado a) del presente artículo;

c) Las partes prohibirán o no permitirán la exportación de desechos peligrosos y otros desechos si el Estado de importación no da su consentimiento por escrito a la importación de que se trate, siempre que dicho Estado de importación no haya prohibido la importación de tales desechos.

2. Cada parte tomará las medidas apropiadas para:

a) Reducir al mínimo la generación de desechos peligrosos y otros desechos en ella, teniendo en cuenta los aspectos sociales, tecnológicos y económicos;

b) Establecer instalaciones adecuadas de eliminación para el manejo ambientalmente racional de los desechos peligrosos y otros desechos, cualquiera que sea el lugar donde se efectúa su eliminación que, en la medida de lo posible, estará situado dentro de ella;

c) Velar por que las personas que participen en el manejo de los desechos peligrosos y otros desechos dentro de ella adopten las medidas necesarias para impedir que ese manejo dé lugar a una contaminación y, en caso de que se produzca ésta para reducir al mínimo sus consecuencias sobre la salud humana y el medio ambiente;

d) Velar por que el movimiento transfronterizo de los desechos peligrosos y otros desechos se reduzca el mínimo compatible con un manejo ambientalmente racional y eficiente de esos desechos, y que se lleve a cabo de forma que se protejan la salud humana y el medio ambiente de los efectos nocivos que puedan derivarse de ese movimiento;

e) No permitir la exportación de desechos peligrosos y otros desechos a un Estado o grupo de Estados pertenecientes a una organización de integración económica y/o política que sean partes, particularmente a países en desarrollo, que hayan prohibido en su legislación todas las importaciones, o si tienen razones para creer que tales desechos no serán sometidos a un manejo ambientalmente racional, de conformidad con los criterios que adopten las partes en su primera reunión;

f) Exigir que se proporcione información a los Estados interesados sobre el movimiento transfronterizo de desechos peligrosos y otros desechos propuestos, con arreglo a lo dispuesto en el anexo V A, para que se declaren abiertamente los efectos del movimiento propuesto sobre la salud humana y el medio ambiente;

g) Impedir la importación de desechos peligrosos y otros desechos si tiene razones para creer que tales desechos no serán sometidos a un manejo ambientalmente racional;

h) Cooperar con otras partes y organizaciones interesadas directamente y por conducto de la secretaría en actividades con la difusión de información sobre los movimientos transfronterizos de desechos peligrosos y otros desechos, a fin de mejorar el manejo ambientalmente racional de esos desechos e impedir su tráfico ilícito;

3. Las partes considerarán que el tráfico ilícito de desechos peligrosos y otros desechos es delictivo.

4. Toda parte adoptará las medidas jurídicas, administrativas y de otra índole que sean necesarias para aplicar y hacer cumplir las disposiciones del presente convenio, incluyendo medidas para prevenir y reprimir los actos que contravengan el presente convenio.

5. Ninguna parte permitirá que los desechos peligrosos y otros desechos se exporten a un Estado que no sea parte o se importen de un Estado que no sea parte.

6. Las partes acuerdan no permitir la exportación de desechos peligrosos y otros desechos para su eliminación en la zona situada al sur de los 60º de latitud sur, sean o no esos desechos objeto de un movimiento transfronterizo.

7. Además, toda parte:

a) Prohibirá a todas las personas sometidas a su jurisdicción nacional el transporte o la eliminación de desechos peligrosos y otros desechos, a menos que esas personas estén autorizadas o habilitadas para realizar ese tipo de operaciones;

b) Exigirá que los desechos peligrosos y otros desechos que sean objeto de un movimiento transfronterizo se embalen, etiqueten y transporten de conformidad con los reglamentos y normas internacionales generalmente aceptados y reconocidos en materia de embalaje, etiquetado y transporte y teniendo debidamente en cuenta los usos internacionalmente admitidos al respecto;

c) Exigirá que los desechos peligrosos y otros desechos vayan acompañados de un documento sobre el movimiento desde el punto en que se inicie el movimiento transfronterizo hasta el punto en que se eliminen los desechos.

8. Toda parte exigirá que los desechos peligrosos y otros desechos, que se vayan a exportar, sean manejados de manera ambientalmente racional en el Estado de importación y en los demás lugares, en su primera reunión las partes adoptarán directrices técnicas para el manejo ambientalmente racional de los desechos sometidos a este convenio.

9. Las partes tomarán las medidas apropiadas para que sólo se permita el movimiento transfronterizo de desechos peligrosos y otros desechos si:

a) El Estado de exportación no dispone de la capacidad técnica ni de los servicios requeridos o de lugares de eliminación adecuados a fin de eliminar los desechos de que se trate de manera ambientalmente racional y eficiente, o

b) Los desechos de que se trate son necesarios como materias primas para las industrias de reciclado o recuperación en el Estado de importación, o

c) El movimiento transfronterizo de que se trate se efectúa de conformidad con otros criterios que puedan decidir las partes, a condición de que esos criterios no contradigan los objetivos de este convenio.

10. En ninguna circunstancia podrá transferirse a los Estados de importación o de tránsito la obligación que incumbe, con arreglo a este convenio, a los Estados en los cuales se generan desechos peligrosos y otros desechos de exigir que tales desechos sean manejados en forma ambientalmente racional.

11. Nada de lo dispuesto en el presente convenio impedirá que una parte imponga exigencias adicionales que sean conformes a las disposiciones del presente convenio y estén de acuerdo con las normas del derecho internacional, a fin de proteger mejor la salud humana y el medio ambiente.

12. Nada de lo dispuesto en el presente convenio afectará de manera alguna a la soberanía de los Estados sobre su mar territorial establecida de conformidad con el derecho internacional, ni a los derechos soberanos y la jurisdicción que poseen los Estados en sus zonas económicas exclusivas y en sus plataformas continentales de conformidad con el derecho internacional, ni al ejercicio por parte de los buques y las aeronaves de todos los Estados, de los derechos y libertades de navegación previstos en el derecho internacional y reflejados en los instrumentos internacionales pertinentes.

13. Las partes se comprometen a estudiar periódicamente las posibilidades de reducir la cuantía y/o el potencial de contaminación de los desechos peligrosos y otros desechos que se exporten a otros Estados, en particular a países en desarrollo.

ART. 5º—Designación de las autoridades competentes y del punto de contacto. Para facilitar la aplicación del presente convenio, las partes:

1. Designarán o establecerán una o varias autoridades competentes y un punto de contacto. Se designará una autoridad competente para que reciba las notificaciones en el caso de un Estado de tránsito.

2. Comunicarán a la secretaría, dentro de los tres meses siguientes a la entrada en vigor del presente convenio para ellas, cuáles son los órganos que han designado como punto de contacto y cuáles son sus autoridades competentes.

3. Comunicarán a la secretaría, dentro del mes siguiente a la fecha de la decisión, cualquier cambio relativo a la designación hecha por ellas en cumplimiento del párrafo 2º de este artículo.

ART. 6º—Movimientos transfronterizos entre partes.

1. El Estado de exportación notificará por escrito, o exigirá al generador o al exportador que notifique por escrito, por conducto de la autoridad competente del Estado de exportación, a la autoridad competente de los Estados interesados cualquier movimiento transfronterizo de desechos peligrosos o de otros desechos. Tal notificación contendrá las declaraciones y la información requeridas en el anexo V A, escritas en el idioma del Estado de importación. Sólo será necesario enviar una notificación a cada Estado interesado.

2. El Estado de importación responderá por escrito al notificador, consintiendo en el movimiento con o sin condiciones, rechazando el movimiento o pidiendo más información. Se enviará copia de la respuesta definitiva del Estado de importación a las autoridades competentes de los listados interesados que sean partes.

3. El Estado de exportación no permitirá que el generador o el exportador inicie el movimiento transfronterizo hasta que haya recibido confirmación por escrito de que:

a) El notificador ha recibido el consentimiento escrito del Estado de importación, y

b) El notificador ha recibido del Estado de importación confirmación de la existencia de un contrato entre el exportador y el eliminador en el que se estipule que se deberá proceder a un manejo ambientalmente racional de los desechos en cuestión.

4. Todo Estado de tránsito acusará prontamente recibo de la notificación al notificador. Posteriormente podrá responder por escrito al notificador, dentro de un plazo de 60 días, consintiendo en el movimiento con o sin condiciones, rechazando el movimiento o pidiendo más información. El Estado de exportación no permitirá que comience el movimiento transfronterizo hasta que haya recibido el consentimiento escrito del Estado de tránsito; no obstante, si una parte decide en cualquier momento renunciar a pedir el consentimiento previo por escrito, de manera general o bajo determinadas condiciones, para los movimientos transfronterizos de tránsito de desechos peligrosos o de otros desechos, o bien modifica su condiciones a este respecto, informará sin demora de su decisión a las demás partes de conformidad con el artículo 13. En este último caso, si el Estado de exportación no recibiera respuesta alguna en el plazo de 60 días a partir de la recepción de una notificación del Estado de tránsito, el Estado de exportación podrá permitir que se proceda a la exportación a través del Estado de tránsito.

5. Cuando en un movimiento transfronterizo de desechos, los desechos no hayan sido definidos legalmente o no estén considerados como desechos peligrosos más que:

a) En el Estado de exportación, las disposiciones del párrafo 9º de este artículo aplicables al importador o al eliminador y al Estado de importación serán aplicables mutatis mutandis al exportador y al Estado de exportación, respectivamente, o

b) En el Estado de importación o en los Estados de importación y de tránsito que sean partes, las disposiciones de los párrafos 1º, 3º, 4º y 6º de este artículo, aplicables al exportador y al Estado de exportación, serán aplicables mutatis mutandis al importador o al eliminador y al Estado de importación, respectivamente, o

c) En cualquier Estado de tránsito que sea parte, serán aplicables las disposiciones del párrafo 4º.

6. El Estado de exportación podrá, siempre que obtenga el permiso escrito de los Estados interesados, permitir que el generador o el exportador hagan una notificación general cuando unos desechos peligrosos u otros desechos que tengan las mismas características físicas y químicas se envíen regularmente al mismo eliminador por la misma oficina de aduanas de salida del Estado de exportación, por la misma oficina de aduanas de entrada del Estado de importación y, en caso de tránsito, por las mismas oficinas de aduanas de entrada y de salida del Estado o los Estados de tránsito.

7. Los Estados interesados podrán hacer que su consentimiento escrito para la utilización de la notificación general a que se refiere el párrafo 6º dependa de que se proporcione cierta información, tal como las cantidades exactas de los desechos peligrosos u otros desechos que se vayan a enviar o unas listas periódicas de esos desechos.

8. La notificación general y el consentimiento escrito a que se refieren los párrafos 6º y 7º podrán abarcar múltiples envíos de desechos peligrosos o de otros desechos durante un plazo máximo de 12 meses.

9. Las partes exigirán que toda persona que participe en un envío transfronterizo de desechos peligrosos o de otros desechos firme el documento relativo a ese movimiento en el momento de la entrega o de la recepción de los desechos de que se trate. Exigirán también que el eliminador informe tanto al exportador como a la autoridad competente del Estado de exportación de que se ha recibido los desechos en cuestión y, a su debido tiempo, de que se ha concluido la eliminación de conformidad con lo indicado en la notificación. Si el Estado de exportación no recibe esa información, la autoridad competente del Estado de exportación o el exportador lo comunicarán al Estado de importación.

10. La notificación y la respuesta exigidas en este artículo se transmitirán a la autoridad competente de las partes interesadas o a la autoridad gubernamental que corresponda en el caso de los Estado que no sean partes.

11. El Estado de importación o cualquier Estado de tránsito que sea parte podrá exigir que todo movimiento transfronterizo de desechos peligrosos esté cubierto por un seguro, una fianza u otra garantía.

ART. 7º—Movimiento transfronterizo de una parte a través de Estados que no sean partes. El párrafo 1º del artículo 6º del presente convenio se aplicará mutatis mutandis al movimiento transfronterizo de los desechos peligrosos o de otros desechos de una parte a través de un Estado o Estados que no sean partes.

ART. 8º—Obligación de reimportar. Cuando un movimiento transfronterizo, de desechos peligrosos o de otros desechos para el que los Estados interesados hayan dado su consentimiento con arreglo a las disposiciones del presente convenio no se pueda llevar a término de conformidad con las condiciones del contrato, el Estado de exportación velará porque los desechos peligrosos en cuestión sean devueltos al Estado de exportación por el exportador, si no se pueden adoptar otras disposiciones para eliminarlos de manera ambientalmente racional dentro de un plazo de 90 días a partir del momento en que el Estado de importación haya informado el Estado de exportación y a la secretaría, o dentro del plazo en que convengan los Estados interesados. Con este fin, ninguna parte que sea Estado de tránsito ni el Estado de exportación se opondrán a la devolución de tales desechos al Estado de exportación, ni la obstaculizarán o impedirán.

ART. 9º—Tráfico ilícito.

1. A los efectos del presente convenio, todo movimiento transfronterizo de desechos peligrosos o de otros desechos realizado:

a) Sin notificación a todos los Estados interesados conforme a las disposiciones del presente convenio, o

b) Sin el consentimiento de un Estado interesado conforme a las disposiciones del presente convenio, o

c) Con consentimiento obtenido de los Estados interesados mediante falsificación, falsas declaraciones o fraude, o

d) De manera que no corresponda a los documentos en un aspecto esencial, o

e) Que entrañe la eliminación deliberada (por ejemplo, vertimiento) de los desechos peligrosos o de otros desechos en contravención de este convenio y de los principios generales del derecho internacional.

Se considerará tráfico ilícito.

2. En el caso de un movimiento transfronterizo de desechos peligrosos o de otros desechos considerado tráfico ilícito como consecuencia de la conducta del exportador o el generador, el Estado de exportación velará por que dichos desechos sean:

a) Devueltos por el exportador o el generador o, si fuera necesario por él mismo, al Estado de exportación o, si esto no fuese posible;

b) Eliminados de otro modo de conformidad con las disposiciones de este convenio, en el plazo de 30 días desde el momento en que el Estado de exportación haya sido informado del tráfico ilícito, o dentro de cualquier otro período de tiempo que convengan los Estados interesados. A tal efecto, las partes interesadas no se opondrán a la devolución de dichos desechos al Estado de exportación, ni la obstaculizarán o impedirán.

3. Cuando un movimiento transfronterizo de desechos peligrosos o de otros desechos sea considerado tráfico ilícito como consecuencia de la conducta del importador o el eliminador, el Estado de importación velará por que los desechos peligrosos de que se trata sean eliminados de manera ambientalmente racional por el importador o el eliminador o en caso necesario, por él mismo, en el plazo de 30 días a contar del momento en que el Estado de importación ha tenido conocimiento del tráfico ilícito, o en cualquier otro plazo que convengan los Estados interesados. A tal efecto, las partes interesadas cooperarán, según sea necesario, para la eliminación de los desechos en forma ambientalmente racional.

4. Cuando la responsabilidad por el tráfico ilícito no pueda atribuirse al exportador o generador ni al importador o eliminador, las partes interesadas u otras partes, según proceda, cooperarán para garantizar que los desechos de que se trate se eliminen lo antes posible de manera ambientalmente racional en el Estado de exportación, en el Estado de importación o en cualquier otro lugar que sea conveniente.

5. Cada parte promulgará las disposiciones legislativas nacionales adecuadas para prevenir y castigar el tráfico ilícito. Las partes contratantes cooperarán con miras a alcanzar los objetivos de este artículo.

ART. 10.—Cooperación internacional.

1. Las partes cooperarán entre sí para mejorar o conseguir el manejo ambientalmente racional de los desechos peligrosos y otros desechos.

2. Con este fin, las partes deberán:

a) Cuando se solicite, proporcionar información, ya sea sobre una base bilateral o multilateral, con miras a promover el manejo ambientalmente racional de los desechos peligrosos y otros desechos, incluida la armonización de normas y prácticas técnicas para el manejo adecuado de los desechos peligrosos y otros desechos;

b) Cooperar en la vigilancia de los efectos del manejo de los desechos peligrosos sobre la salud humana y el medio ambiente;

c) Cooperar, con sujeción a sus leyes, reglamentos y políticas nacionales, en el desarrollo y la aplicación de nuevas tecnologías ambientalmente racionales y que generen escasos desechos y en el mejoramiento de las tecnologías actuales con miras a eliminar, en la mayor medida posible, la generación de desechos peligrosos y otros desechos y a lograr métodos más eficaces y eficientes para su manejo ambientalmente racional, incluido el estudio de los efectos económicos, sociales y ambientales de la adopción de tales tecnologías nuevas o mejoradas;

d) Cooperar activamente, con sujeción a sus leyes, reglamentos y políticas nacionales, en la transferencia de tecnología y los sistemas de administración relacionados con el manejo ambientalmente racional de los desechos peligrosos y otros desechos. Así mismo, deberán cooperar para desarrollar la capacidad técnica entre las partes, especialmente las que necesiten y soliciten asistencia en esta esfera;

e) Cooperar en la elaboración de las directrices técnicas o los códigos de práctica apropiados, o ambas cosas.

3. Las partes utilizarán medios adecuados de cooperación para el fin de prestar asistencia a los países en desarrollo en lo que concierne a la aplicación de los apartados a), b) y c) del párrafo 2º del artículo 4º.

4. Habida cuenta de las necesidades de los países en desarrollo, la cooperación entre las partes y las organizaciones internacionales pertinentes debe promover, entre otras cosas, la toma de conciencia pública, el desarrollo del manejo racional de los desechos peligrosos y otros desechos y la adopción de nuevas tecnologías que generen escasos desechos.

ART. 11.—Acuerdos bilaterales, multilaterales y regionales.

1. No obstante lo dispuesto en el párrafo 5º del artículo 4º las partes podrán concertar acuerdos o arreglos bilaterales, multilaterales o regionales sobre el movimiento transfronterizo de los desechos peligrosos y otros desechos, con partes o con Estados que no sean partes siempre que dichos acuerdos o arreglos no menoscaben el manejo ambientalmente racional de los desechos peligrosos y otros desechos que estipula el presente convenio. Estos acuerdos o arreglos estipularán disposiciones que no sean menos ambientalmente racionales que las previstas en el presente convenio, tomando en cuenta en particular los intereses de los países en desarrollo.

2. Las partes notificarán a la secretaría todos los acuerdos o arreglos bilaterales, multilaterales y regionales a que se refiere el párrafo 1º, así como los que hayan concertado con anterioridad a la entrada en vigor del presente convenio para ellos, con el fin de controlar los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y otros desechos que se llevan a cabo enteramente entre las partes en tales acuerdos. Las disposiciones de este convenio no afectarán a los movimientos transfronterizos que se efectúan en cumplimiento de tales acuerdos, siempre que estos acuerdos sean compatibles con la gestión ambientalmente racional de los desechos peligrosos y otros desechos que estipula el presente convenio.

ART. 12.—Consultas sobre la responsabilidad. Las partes cooperarán con miras a adoptar cuanto antes un protocolo que establezca las normas y procedimientos apropiados en lo que se refiere a la responsabilidad y la indemnización de los daños resultantes del movimiento transfronterizo y la eliminación de los desechos peligrosos y otros desechos.

ART. 13.—Transmisión de información.

1. Las partes velarán por que, cuando llegue a su conocimiento, se informe inmediatamente a los Estados interesados en el caso de un accidente ocurrido durante los movimientos transfronterizos de desechos peligrosos o de otros desechos o su eliminación que pueda presentar riesgos para la salud humana y el medio ambiente en otros Estados.

2. Las partes se informarán entre sí, por conducto de la secretaría, acerca de:

a) Los cambios relativos a la designación de las autoridades competentes y/o los puntos de contacto, de conformidad con el artículo 5º;

b) Los cambios en su definición nacional de desechos peligrosos, con arreglo al artículo 3º; y, lo antes posible, acerca de:

c) Las decisiones que hayan tomado de no autorizar, total o parcialmente, la importación de desechos peligro u otros desechos para su eliminación dentro de la zona bajo su jurisdicción nacional;

d) Las decisiones que hayan tomado de limitar o prohibir la exportación de desechos peligrosos u otros desechos;

e) Toda otra información que se requiera con arreglo al párrafo 4º de este artículo.

3. Las partes, en consonancia con las leyes y reglamentos nacionales, transmitirán, por conducto de la secretaría, a la conferencia de las partes establecida en cumplimiento del artículo 15, antes del final de cada año civil, un informe sobre el año civil precedente que contenga la siguiente información:

a) Las autoridades competentes y los puntos de contacto que hayan designado con arreglo al artículo 5º;

b) Información sobre los movimientos transfronterizos de desechos peligrosos o de otros desechos en los que hayan participado incluidas:

i) La cantidad de desechos peligrosos y otros desechos exportados, su categoría, sus características, su destino, el país de tránsito y el método de eliminación, tal como constan en la respuesta a la notificación;

ii) La cantidad de desechos peligrosos importados, su categoría, características, origen y el método de eliminación;

iii) Las operaciones de eliminación a las que no procedieron en la forma prevista;

iv) Los esfuerzos realizados para obtener una reducción de la cantidad de desechos peligrosos y otros desechos sujetos a movimiento transfronterizo;

c) Información sobre las medidas que hayan adoptado en cumplimiento del presente convenio;

d) Información sobre las estadísticas calificadas que hayan compilado acerca de los efectos que tengan sobre la salud humana y el medio ambiente la generación, el transporte y la eliminación de los desechos peligrosos;

e) Información sobre los acuerdos y arreglos bilaterales, unilaterales regionales concertados de conformidad con el artículo 11 del presente convenio;

f) Información sobre los accidentes ocurridos durante los movimientos transfronterizos y la eliminación de desechos peligrosos y otros desechos y sobre las medidas tomadas para subsanarlos;

g) Información sobre los diversos métodos de eliminación utilizados dentro de las zonas bajo su jurisdicción nacional;

h) Información sobre las medidas adoptadas a fin de desarrollar tecnologías para la reducción y/o eliminación de la generación de desechos peligrosos y otros desechos, e

i) Las demás cuestiones que la conferencia de las partes considere pertinentes.

4. Las partes, de conformidad con las leyes y los reglamentos nacionales, velarán por que se envíen a la secretaría copias de cada notificación relativa a cualquier movimiento transfronterizo determinado de desechos peligrosos o de otros desechos, y de la respuesta a esa notificación, cuando una parte que considere que ese movimiento transfronterizo puede afectar a su medio ambiente haya solicitado que así se haga.

ART. 14.—Aspectos financieros.

1. Las partes convienen en que, en función de las necesidades especificas de las diferentes regiones y subregiones, deben establecerse centros regionales de capacitación y transferencia de tecnología con respecto el manejo de desechos peligrosos y otros desechos y a la reducción el mínimo de su generación. Las partes contratantes adoptarán una decisión sobre el establecimiento de mecanismos de financiación apropiados de carácter voluntario.

2. Las partes examinarán la conveniencia de establecer un fondo rotatorio para prestar asistencia provisional, en situaciones de emergencia, con el fin de reducir al mínimo los daños debidos a accidentes causados por el movimiento transfronterizo y la eliminación de desechos peligrosos y otros desechos.

ART. 15.—Conferencia de las partes.

1. Queda establecida una conferencia de la partes. El director ejecutivo del programa de las Naciones Unidas para el medio ambiente convocará la primera reunión de la conferencia de las partes a más tardar un año después de la entrada en vigor del presente convenio. Ulteriormente, se celebrarán reuniones ordinarias de la conferencia de las partes a los intervalos regulares que determine la Conferencia en su primera reunión.

2. Las reuniones extraordinarias de la Conferencia de las Partes se celebrarán cuando la conferencia lo estime necesario o cuando cualquiera de las Partes lo solicite por escrito, siempre que, dentro de los seis meses siguientes a la fecha en que la solicitud les sea comunicada por la secretaría, un tercio de las Partes, como mínimo, apoye esa solicitud.

3. La conferencia de las partes acordará y adoptará por consenso su reglamento interno y los de cualesquiera órganos subsidiarios que establezca, así como las normas financieras para determinar, en particular, la participación financiera de las partes con arreglo al presente convenio.

4. En su primera reunión, las partes considerarán las medidas adicionales necesarias para facilitar el cumplimiento de sus responsabilidades con respecto a la protección y conservación del medio ambiente marino en el contexto del presente convenio.

5. La conferencia de las partes examinará y evaluará permanentemente la aplicación efectiva del presente convenio, y además:

a) Promoverá la armonización de políticas, estrategias y medidas apropiadas para reducir al mínimo los daños causados a la salud humana y el medio ambiente por los desechos peligrosos y otros desechos;

b) Examinará y adoptará, según proceda, las enmiendas al presente convenio y sus anexos, teniendo en cuenta, entre otras cosas, la información científica, técnica, económica y ambiental disponible;

c) Examinará y tomará todas las demás medidas necesarias para la consecución de los fines del presente convenio a la luz de la experiencia adquirida durante su aplicación y en la de los acuerdos y arreglos a que se refiere el artículo 11;

d) Examinará y adoptará protocolos según proceda, y

e) Creará los órganos subsidiarios que se estimen necesarios para la aplicación del presente convenio.

6. Las Naciones Unidas y sus organismos especializados, así como todo Estado que no sea parte en el presente convenio, podrán estar representados como observadores en las reuniones de la conferencia de las partes. Cualquier otro órgano u organismo nacional o internacional, gubernamental o no gubernamental, con competencia en las esferas relacionadas con los desechos peligrosos y otros desechos que haya informado a la secretaría de su deseo de estar representado en una reunión de la conferencia de las partes como observador podrá ser admitido a participar a menos que un tercio, por lo menos, de las partes presentes se opongan a ello. La admisión y participación de observadores estarán sujetas al reglamento aprobado por la conferencia de las partes.

7. La conferencia de las partes procederá, tres años después de la entrada en vigor del convenio, y ulteriormente, por lo menos cada seis años, a evaluar su eficacia y, si fuera necesario, a estudiar la posibilidad de establecer una prohibición completa o parcial de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y otros desechos a la luz de la información científica, ambiental, técnica y económica más reciente.

ART. 16.—Secretaría.

1. La secretaría tendrá las siguientes funciones:

a) Organizar las reuniones a que se refieren los artículos 15 y 17 y prestarles servicios;

b) Preparar y transmitir informes basados en la información recibida de conformidad con los artículos 3º, 4º, 6º, 11 y 13, así como en la información obtenida con ocasión de las reuniones de los órganos subsidiarios creados con arreglo a lo dispuesto en el artículo 15 y también, cuando proceda, en la información proporcionada por las entidades intergubernamentales y no gubernamentales pertinentes;

c) Preparar informes acerca de las actividades que realice en el desempeño de sus funciones con arreglo al presente convenio y presentarlos a la conferencia de las partes;

d) Velar por la coordinación, necesaria con otros órganos internacionales pertinentes y, en particular, concertar los arreglos administrativos y contractuales que puedan ser necesarios para el desempeño eficaz de sus funciones;

e) Comunicarse con las autoridades competentes y los puntos de contacto establecidos por las partes de conformidad con el artículo 5º del presente convenio;

f) Recabar información sobre los lugares e instalaciones nacionales autorizados de las partes, disponibles para la eliminación de sus desechos peligrosos y otros desechos, y distribuir esa información entre las partes;

g) Recibir y transmitir información de y a las partes sobre:

— Fuentes de asistencia y capacitación técnicas;

— Conocimientos técnicos y científicos disponibles;

— Fuentes de asesoramiento y conocimientos prácticos, y

— Disponibilidad de recursos.

Con miras a prestar asistencia a las partes que lo soliciten en sectores como:

— El funcionamiento del sistema de notificación establecido en el presente convenio;

— El manejo de desechos peligrosos y otros desechos;

— Las tecnologías ambientalmente racionales relacionadas con los desechos peligrosos y otros desechos, como las tecnologías que generan pocos o ningún desecho;

— La evaluación de las capacidades y los lugares de eliminación;

— La vigilancia de los desechos peligrosos y otros desechos;

— Las medidas de emergencia;

h) Proporcionar a las partes que lo soliciten información sobre consultores o entidades consultivas que posean la competencia técnica necesaria en esta esfera y puedan prestarles asistencia para examinar la notificación de un movimiento transfronterizo, la conformidad de un envío de desechos peligrosos o de otros desechos con la notificación pertinente y/o la idoneidad de las instalaciones propuestas para la eliminación ambientalmente racional de los desechos peligrosos y otros desechos, cuando tengan razones para creer que tales desechos no se manejarán de manera ambientalmente racional. Ninguno de estos exámenes debería correr a cargo de la secretaría;

i) Prestar asistencia a las partes que lo soliciten para determinar los casos de tráfico ilícito y distribuir de inmediato a las partes interesadas toda información que haya recibido en relación con el tráfico ilícito;

j) Cooperar con las partes y con las organizaciones y los organismos internacionales pertinentes y competentes en el suministro de expertos y equipo a fin de prestar rápidamente asistencia a los Estados en caso de situaciones de emergencia, y

k) Desempeñar las demás funciones relacionadas con los fines del presente convenio que determine la conferencia de las partes.

2. El programa de las Naciones Unidas para el medio ambiente desempeñará con carácter provisional las funciones de secretaría hasta que termine la primera reunión de la conferencia de las partes celebrada de conformidad con lo dispuesto en el artículo 15.

3. En su primera reunión, la conferencia de las partes designará la secretaría de entre las organizaciones intergubernamentales competentes existentes que hayan declarado que están dispuestas a desempeñar las funciones de secretaría establecidas en el presente convenio. En esa reunión, la conferencia de las partes también evaluará la ejecución por la secretaría interina de las funciones que le hubieren sido encomendadas, particularmente en virtud del párrafo 1º de este artículo, y decidirá las estructuras apropiadas para el desempeño de esas funciones.

ART. 17.—Enmiendas al convenio.

1. Cualquiera de las partes podrá proponer enmiendas al presente convenio y cualquier parte en un protocolo podrá proponer enmiendas a dicho protocolo. En esas enmiendas se tendrán debidamente en cuenta, entre otras cosas, las consideraciones científicas y técnicas pertinentes.

2. Las enmiendas al presente convenio se adoptarán en una reunión de la conferencia de las partes. Las enmiendas a cualquier protocolo se aprobarán en una reunión de las partes en el protocolo de que se trate. El texto de cualquier enmienda propuesta al presente convenio o a cualquier protocolo, salvo si en tal protocolo se dispone otra cosa, será comunicado a las partes por la secretaría por lo menos seis meses antes de la reunión en que se proponga su adopción. La secretaría comunicará también las enmiendas propuestas a los signatarios del presente convenio para su información.

3. Las partes harán todo lo posible por llegar a un acuerdo por consenso sobre cualquier propuesta de enmienda al presente convenio. Una vez agotados todos los esfuerzos por lograr un consenso sin que se haya llegado a un acuerdo, la enmienda se adoptará, como último recurso, por mayoría de tres cuartos de las partes presentes y votantes en la reunión, y será presentada a todas las partes por el depositario para su ratificación, aprobación, confirmación formal o aceptación.

4. El procedimiento mencionado en el párrafo 3º de este artículo se aplicará a las enmiendas de cualquier protocolo, con la salvedad de que para su adopción bastará una mayoría de dos tercios de las partes en dicho protocolo presentes y votantes en la reunión.

5. Los instrumentos de ratificación, aprobación, confirmación formal o aceptación de las enmiendas se depositarán con el depositario. Las enmiendas adoptadas de conformidad con los párrafos 3º ó 4º de este artículo entrarán en vigor, respecto de las partes que las hayan aceptado, el nonagésimo día después de la fecha en que el depositario haya recibido el instrumento de su ratificación, aprobación, confirmación formal o aceptación por tres cuartos, como mínimo, de las partes que hayan aceptado las enmiendas al protocolo de que se trate, salvo si en éste se ha dispuesto otra cosa. Las enmiendas entrarán en vigor respecto de cualquier otra parte el nonagésimo día después de la fecha en que esa parte haya depositado su instrumento de ratificación, aprobación, confirmación formal o aceptación de las enmiendas.

6. A los efectos de este artículo, por “partes presentes y votantes” se entiende las partes que estén presentes y emitan un voto afirmativo o negativo.

ART. 18.—Adopción y enmienda de anexos.

1. Los anexos del presente convenio o de cualquier protocolo formarán parte integrante del presente convenio o del protocolo de que se trate, según proceda y, a menos que se disponga expresamente otra cosa, se entenderá que toda referencia al presente convenio o a sus protocolos se refiere al mismo tiempo a cualquiera de los anexos. Esos anexos estarán limitados a cuestiones científicas, técnicas y administrativas.

2. Salvo si se dispone otra cosa en cualquiera de los protocolos respecto de sus anexos, para la propuesta, adopción y entrada en vigor de anexos adicionales del presente convenio o de anexos de un protocolo, se seguirá el siguiente procedimiento:

a) Los anexos del presente convenio y de sus protocolos serán propuestos y adoptados según el procedimiento prescrito en los párrafos 2º, 3º y 4º del artículo 17;

b) Cualquiera de las partes que no pueda aceptar un anexo adicional del presente convenio o un anexo de cualquiera de los protocolos en que sea parte, lo notificará por escrito al depositario dentro de los seis meses siguientes a la fecha de la comunicación de la adopción por el depositario. El depositario comunicará sin demora a todas las partes cualquier notificación recibida. Una parte podrá en cualquier momento sustituir una declaración anterior de objeción por una aceptación y, en tal caso, los anexos entrarán en vigor respecto de dicha parte;

c) Al vencer el plazo de seis meses desde la fecha de la distribución de la comunicación por el depositario, el anexo surtirá efecto para todas las partes en el presente convenio o en el protocolo de que se trate que no hayan hecho una notificación de conformidad con lo dispuesto en el apartado b) de este párrafo.

3. Para la propuesta, adopción y entrada en vigor de enmiendas a los anexos del presente convenio o de cualquier protocolo se aplicará el mismo procedimiento que para la propuesta, adopción y entrada en vigor de anexos del convenio o anexos de un protocolo. En los anexos y sus enmiendas se deberán tener debidamente en cuenta, entre otras cosas, las consideraciones científicas y técnicas pertinentes.

4. Cuando un nuevo anexo o una enmienda a un anexo entrañe una enmienda el presente convenio o a cualquier protocolo, el nuevo anexo o el anexo modificado ni entrará en vigor hasta que entre en vigor la enmienda al presente convenio o al protocolo.

ART. 19.—Verificación. Toda parte que tenga razones para creer que otra parte está actuando o ha actuado en violación de sus obligaciones con arreglo al presente convenio podrá informar de ello a la secretaría y, en ese caso, informará simultánea e inmediatamente, directamente o por conducto de la secretaría, a la parte contra la que ha presentado la alegación. La secretaría facilitará toda la información pertinente a las partes.

ART. 20.—Solución de controversias.

1. Si se suscita una controversia entre partes en relación con la interpretación, aplicación o cumplimiento del presente convenio o de cualquiera de sus protocolos, las partes tratarán de resolverla mediante la negociación o por cualquier otro medio pacífico de su elección.

2. Si las partes interesadas no pueden resolver su controversia por los medios mencionados en el párrafo anterior, la controversia se someterá, si las partes en la controversia así lo acuerdan, a la Corte Internacional de Justicia o a arbitraje en las condiciones establecidas en el anexo VI sobre arbitraje. No obstante, si no existe común acuerdo para someter la controversia a la Corte Internacional de Justicia o a arbitraje, las partes no quedarán exentas de la obligación de seguir tratando de resolverla por los medios mencionados en el párrafo 1º.

3. Al ratificar, aceptar, aprobar o confirmar formalmente el presente convenio, o al adherirse a él, o en cualquier momento posterior, un Estado u organización de integración política y/o económica podrá declarar que reconoce como obligatoria de pleno derecho y sin acuerdo especial, respecto de cualquier otra parte que acepte la misma obligación, la sumisión de la controversia:

a) A la Corte Internacional de Justicia y/o

b) A arbitraje de conformidad con los procedimientos establecidos en el anexo VI.

Esa declaración se notificará por escrito a la secretaría, la cual la comunicará a las partes.

ART. 21.—Firma. El presente convenio estará abierto a la firma de los Estados de Namibia, representada por el Consejo de las Naciones Unidas para Namibia, y de las organizaciones de integración política y/o económica, en Basilea el 22 de marzo de 1989, en el departamento Federal de Relaciones Exteriores de Suiza, en Berna, desde el 23 de marzo hasta el 30 de junio de 1989 y en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York desde el 1º de julio de 1989 hasta el 22 de marzo de 1990.

ART. 22.—Ratificación, aceptación, confirmación formal o aprobación.

1. Al presente convenio estará sujeto a ratificación, aceptación o aprobación por los Estados y por Namibia, representada por el Consejo de las Naciones Unidas para Namibia, y a confirmación formal o aprobación por las organizaciones de integración política y/o económica. Los instrumentos de ratificación, aceptación, confirmación formal o aprobación se depositarán en poder del depositario.

2. Toda organización de la índole a que se refiere el párrafo 1º de este artículo que llegue a ser parte en el presente convenio sin que sea parte en él ninguno de sus Estados miembros, estará sujeta a todas las obligaciones enunciadas en el convenio. Cuando uno o varios Estados miembros de esas organizaciones sean partes en el convenio, la organización y sus Estados miembros decidirán acerca de sus responsabilidades respectivas en lo que concierne a la ejecución de las obligaciones que les incumben en virtud del convenio. En tales casos, la organización y los Estados miembros no estarán facultados para ejercer simultáneamente los derechos que establezca el convenio.

3. En sus instrumentos de confirmación formal o aprobación, las organizaciones a que se refiere el párrafo 1º de este artículo especificarán el alcance de sus competencias en las materias regidas por el convenio. Esas organizaciones informarán así mismo al depositario, quien informará a las partes contratantes, de cualquier modificación importante del alcance de sus competencias.

ART. 23.—Adhesión.

1. El presente convenio estará abierto a la adhesión de los Estados de Namibia, representada por el Consejo de las Naciones Unidas para Namibia, y de las organizaciones de integración política y/o económica desde el día siguiente a la fecha en que el convenio haya quedado cerrado a la firma. Los instrumentos de adhesión se depositarán en poder del depositario.

2. En sus instrumentos de adhesión, las organizaciones a que se refiere el párrafo 1º de este artículo especificarán el alcance de sus competencias en las materias regidas por el convenio. Esas organizaciones informarán asimismo al depositario de cualquier modificación importante del alcance de sus competencias.

3. Las disposiciones del párrafo 2º del artículo 22 se aplicarán a las organizaciones de integración política y/o económica que se adhieran al presente convenio.

ART. 24.—Derecho de voto.

1. Salvo lo dispuesto en el párrafo 2º de este artículo, cada parte en el presente convenio tendrá un voto.

2. Las organizaciones de integración política y/o económica ejercerán su derecho de voto, en asuntos de su competencia, de conformidad con el párrafo 3º del artículo 22 y el párrafo 2º del artículo 23, con un número de votos igual al número, de sus Estados miembros que sean partes en el convenio o en los protocolos pertinentes. Esas organizaciones no ejercerán su derecho de voto si sus Estados miembros ejercen el suyo, y viceversa.

ART. 25.—Entrada en vigor.

1. El presente convenio entrará en vigor el nonagésimo día siguiente a la fecha en que haya sido depositado el vigésimo instrumento de ratificación, aceptación, confirmación formal, aprobación o adhesión.

2. Respecto de cada Estado u organización de integración política y/o económica que ratifique, acepte, apruebe o confirme formalmente el presente convenio o se adhiera a él después de la fecha de depósito del vigésimo instrumento de ratificación, aceptación, aprobación, confirmación formal o adhesión, el convenio entrará en vigor el nonagésimo día siguiente a la fecha en que ese Estado u organización de integración política y/o económica haya depositado su instrumento de ratificación, aceptación, aprobación, confirmación formal o adhesión.

3. A los efectos de los párrafos 1º y 2º de este artículo, los instrumentos depositados por una organización de integración política y/o económica no se considerarán adicionales a los depositados por los Estados miembros de tal organización.

ART. 26.—Reservas y declaraciones.

1. No se podrán formular reservas ni excepciones al presente convenio.

2. El párrafo 1º del presente artículo no impedirá que al firmar, ratificar, aceptar, aprobar o confirmar formalmente este convenio, o al adherirse a él, un Estado o una organización de integración política y/o económica formule declaraciones o manifestaciones, cualesquiera que sean su redacción y título, con miras, entre otras cosas, a la armonización de sus leyes y reglamentos con las disposiciones del convenio, a condición de que no se interprete que esas declaraciones o manifestaciones excluyen o modifican los efectos jurídicos de las disposiciones del convenio y su aplicación a ese Estado.

ART. 27.—Denuncia.

1. En cualquier momento después de la expiración de un plazo de tres años contado desde la fecha de la entrada en vigor del presente convenio respecto de una parte, esa parte podrá denunciar el convenio mediante notificación hecha por escrito al depositario.

2. La denuncia será efectiva un año después de la fecha en que el depositario haya recibido la notificación o en cualquier fecha posterior que en ésta se señale.

ART. 28.—Depositario. El secretario general de las Naciones Unidas será depositario del presente convenio y de todos sus protocolos.

ART. 29.—Textos auténticos. Los textos en árabe, chino, español, francés, inglés y ruso del presente convenio son igualmente auténticos.

En testimonio de lo cual los infrascritos, debidamente autorizados para ello, han firmado el presente convenio.

Hecho en Basilea el día 22 de marzo de 1989.

ANEXO I

Categorías de desechos que hay que controlar

Corrientes de desechos

Y1 Desechos clínicos resultantes de la atención médica prestada en hospitales, centros médicos y clínicas.

Y2 Desechos resultantes de la producción y preparación de productos farmacéuticos.

Y3 Desechos de medicamentos y productos farmacéuticos.

Y4 Desechos resultantes de la producción, la preparación y la utilización de biocidas y productos fitofarmacéuticos.

Y5 Desechos resultantes de la fabricación, preparación y utilización de productos químicos para la preservación de la madera.

Y6 Desechos resultantes de la producción, la preparación y la utilización de disolventes orgánicos.

Y7 Desechos, que contengan cianuros, resultantes del tratamiento térmico y las operaciones de temple.

Y8 Desechos de aceites minerales no aptos para el uso a que estaban destinados.

Y9 Mezclas y emulsiones de desecho de aceite y agua o de hidrocarburos y agua.

Y10 Sustancias y artículos de desecho que contengan, o estén contaminados por bifenilos policlorados (PCB), terfenilos policlorados (PCT) o bifenilos polibromados (PBB).

Y11 Residuos alquitranados resultantes de la refinación, destilación o cualquier otro tratamiento pirolítico.

Y12 Desechos resultantes de la producción, preparación y utilización de tintas, colorantes, pigmentos, pinturas, lacas o barnices.

Y13 Desechos resultantes de la producción, preparación y utilización de resinas, látex, plastificantes o colas y adhesivos.

Y14 Sustancias químicas de desecho, no idénticas o nuevas, resultantes de la investigación y el desarrollo o de las actividades de enseñanza y cuyos efectos en el ser humano o el ambiente no se conozcan.

Y15 Desechos de carácter explosivo que no estén sometidos a una legislación diferente.

Y16 Desechos resultantes de la producción, preparación y utilización de productos químicos y materiales para fines fotográficos.

Y17 Desechos resultantes del tratamiento de superficie de metales y plásticos.

Y18 Residuos resultantes de las operaciones de eliminación de desechos industriales.

Desechos que tengan como constituyentes:

Y19 Metales carbonilos

Y20 Berilio, compuesto de berilio.

Y21 Compuestos de cromo hexavalente.

Y22 Compuestos de cobre.

Y23 Compuestos de zinc.

Y24 Arsénico, compuestos de arsénico.

Y25 Selenio compuestos de selenio.

Y26 Cadmio, compuestos de cadmio.

Y27 Antimonio, compuestos de antimonio.

Y28 Telurio, compuestos de telurio.

Y29 Mercurio, compuestos de mercurio.

Y30 Talio, compuestos de talio.

Y31 Plomo, compuestos de plomo.

Y32 Compuestos inorgánicos de flúor, con exclusión de fluoruro cálcico.

Y33 Cianuros inorgánicos.

Y34 Soluciones ácidas o ácidos en firma sólido.

Y35 Soluciones básicas o bases en forma sólida.

Y36 Asbesto (polvo y fibras).

Y37 Compuestos orgánicos de fósforo.

Y38 Cianuros orgánicos.

Y39 Fenoles, compuestos fenólicos, con inclusión de clorofenoles.

Y40 Éteres.

Y41 Solventes orgánicos halogenados.

Y42 Disolventes orgánicos, con exclusión de disolventes halogenados.

Y43 Cualquier sustancia del grupo de los dibenzofuranos policlorados.

Y44 Cualquier sustancia del grupo de las dibenzoparadioxinas policloradas.

Y45 Compuestos organohalogenados, que no sean las sustancias mencionadas en el presente anexo (por ejemplo, Y39, Y41, Y42, Y43, Y44).

ANEXO II

Categorías de desechos que requieren una consideración especial

Y46 Desechos recogidos de los hogares.

Y47 Residuos resultantes de la incineración de desechos de los hogares.

ANEXO III

Lista de características peligrosas

Clase de las No. de Características 

Naciones Unidas* Código  

1 H1 Explosivos 

Por sustancia explosiva o desecho se entiende toda sustancia o desecho sólido o líquido (o mezcla de sustancias o desechos) que por sí misma es capaz, mediante reacción química, de emitir un gas a una temperatura, presión y velocidad tales que puedan ocasionar daño a la zona circundante.

3 H3 Líquidos inflamables 

Por líquidos inflamables se entiende aquellos líquidos, o mezclas de líquidos, o líquidos con sólidos en solución o suspensión (por ejemplo, pinturas, barnices, lacas, etc., pero sin incluir sustancias o desechos clasificados de otra manera debido a sus características peligrosas) que emiten vapores inflamables a temperaturas no mayores de 60.50ºC. en ensayos con cubeta cerrada, o no más de 65.6ºC, en ensayos con cubeta abierta. (Como los resultados de los ensayos con cubeta abierta y con cubeta cerrada no son estrictamente comparables, e incluso los resultados obtenidos mediante un mismo ensayo a menudo difieren entre sí, la reglamentación que se apartara de las cifras antes mencionadas para tener en cuenta tales diferencias sería compatible con el espíritu.

4.1 H4.1 Sólidos inflamables 

Se trata de los sólidos, o desechos sólidos, distintos de los clasificados como explosivos, que en las condiciones prevalecientes durante el transporte son fácilmente combustibles o pueden causar un incendio o contribuir al mismo, debido a la fricción.

4.2 H42 Sustancias o desechos susceptibles de combustión espontánea 

Se trata de sustancias o desechos susceptibles de calentamiento espontáneo en las condiciones normales del transporte, o de calentamiento en contacto con el aire, y que pueden entonces encenderse.

4.3 H4.3 Sustancias o desechos que, en contacto con el agua, emiten gases inflamables 

Sustancias o desechos que, por reacción con el agua, son susceptibles de inflamación espontánea o de emisión de gases inflamables en cantidades peligrosas.

5.1 H5.1 Oxidantes 

Sustancias o desechos que sin ser necesariamente combustibles pueden en general, el ceder oxígeno, causar o favorecer la combustión de otros materiales .

5.2 H5.2 Peróxidos orgánicos. 

Las sustancias o los desechos orgánicos que contienen la estructura bivalente -0-0-son sustancias inestables térmicamente que pueden sufrir una descomposición autoacelerada exotérmica.

6.1 H6.1 Tóxicos (Venenos) agudos. 

Sustancias o desechos que pueden causar la muerte o lesiones graves o daños a la salud humana, si se ingieren o inhalan o entran en contacto con la piel.

6.2 H6.2 Sustancias infecciosas 

Sustancias o desechos que contienen microorganismos viables o sus toxinas, agentes conocidos o supuestos de enfermedades en los animales o en el hombre.

8 H8 Corrosivos 

Sustancias o desechos que, por acción química, causan daños graves en los tejidos vivos que tocan, o que, en caso de fuga, pueden dañar gravemente, o hasta destruir, otras mercaderías o los medios de transporte; o pueden también provocar otros peligros.

9 H10 Liberación de gases tóxicos en contacto con el aire o el agua 

Sustancias o desechos que, por reacción con al aire o el agua, pueden emitir gases tóxicos en cantidades peligrosas.

9 H11 Sustancias tóxicas (con efectos retardados o crónicos) 

Sustancias o desechos que, de ser aspirados o ingeridos, o de penetrar en la piel, pueden entrañar efectos retardados o crónicos, incluso la carcinogenia.

9 H12 Ecotóxicos 

Sustancias o desechos que, si se liberan, tienen o pueden tener efectos adversos inmediatos o retardados en el medio ambiente, debido a la bioacumulación o los efectos tóxicos en los sistemas bióticos.

9 H13 Sustancias que pueden, por algún medio, después de su eliminación, dar origen a otra sustancia, por ejemplo, un producto de lixiviación, que posee alguna de las características arriba expuestas. 

* Corresponde al sistema de numeración de clases de peligros de las recomendaciones de las Naciones Unidas sobre el transporte de mercaderías peligrosas (ST/SG/AC.10/1/Rev.5, Naciones Unidas, Nueva York, 1988).

Pruebas

Los peligros que pueden entrañar ciertos tipos de desechos no se conocen plenamente todavía; no existen pruebas para hacer una apreciación cuantitativa de esos peligros. Es preciso realizar investigaciones más profundas a fin de elaborar medios de caracterizar los peligros potenciales que tienen estos desechos para el ser humano o el medio ambiente. Se han elaborado pruebas normalizadas con respecto a sustancias y materiales puros. Muchos Estados han elaborado pruebas nacionales que pueden aplicarse a los materiales enumerados en el anexo I, a fin de decidir si estos materiales muestran algunas de las características descritas en el presente anexo.

ANEXO IV

Operaciones de eliminación

A. Operaciones que no pueden conducir a la recuperación de recursos, el reciclado, la regeneración, la reutilización directa u otros usos.

La sección A abarca todas las operaciones de eliminación que se realizan en la práctica.

D1 Depósito dentro o sobre la tierra (por ejemplo, rellenos, etc.).

D2 Tratamiento de la tierra (por ejemplo, biodegradación de desperdicios líquidos o fangosos en suelos, etc.).

D3 Inyección profunda (por ejemplo, inyección de desperdicios bombeables en pozos, domos de sal, fallas geológicas naturales, etc.).

D4 Embalses superficial (por ejemplo, vertido de desperdicios líquidos o fangosos en pozos, estanques, lagunas, etc.).

D5 Rellenos especialmente diseñados (por ejemplo, vertido en compartimientos estancos separados, recubiertos y aislados unos de otros y del ambiente, etc.).

D6 Vertido en una extensión de agua, con excepción de mares y océanos.

D7 Vertido en mares y océanos, inclusive la inserción en el lecho marino.

D8 Tratamiento biológico no especificado en otra parte de este anexo que dé lugar a compuestos o mezclas finales que se eliminen mediante cualquiera de las operaciones indicadas en la sección A.

D9 Tratamiento fisicoquímico no especificado en otra parte de este anexo que dé lugar a compuestos o mezclas finales que se eliminen mediante cualquiera de las operaciones indicadas en la Sesión A (por ejemplo, evaporación, secado, calcinación, neutralización, precipitación, etc.).

D10 Incineración en la tierra.

D11 Incineración en el mar.

D12 Depósito permanente (por ejemplo, colocación de contenedores en una mina, etc.).

D13 Combinación o mezcla con anterioridad a cualquiera de las operaciones indicadas en la sección A.

D14 Reempaque con anterioridad a cualquiera de las operaciones indicadas en la sección A.

D15 Almacenamiento previo a cualquiera de las operaciones indicadas en la sección A.

B. Operaciones que pueden conducir a la recuperación de recursos, el reciclado, la regeneración, la reutilización directa y otros usos.

La sección 5 comprende todas las operaciones con respecto a materiales que son considerados o definidos jurídicamente como desechos peligrosos y que de otro modo habrían sido destinados a una de las operaciones indicadas en la sección A.

R1 Utilización como combustible (que no sea en la incineración directa) u otros medios de generar energía.

R2 Recuperación o regeneración de disolventes.

R3 Reciclado o recuperación de sustancias orgánicas que no se utilizan como disolventes.

R4 Reciclado o recuperación de metales y compuestos metálicos.

R5 Reciclado o recuperación de otras materias inorgánicas.

R6 Regeneración de ácidos o bases.

R7 Recuperación de componentes utilizados para reducir la contaminación.

R8 Recuperación de componentes provenientes de catalizadores.

R9 Regeneración u otra reutilización de aceites usados.

R10 Tratamiento de suelos en beneficio de la agricultura o el mejoramiento ecológico.

R11 Utilización de materiales residuales resultantes de cualquiera de las operaciones numeradas R1 a R10.

R12 Intercambio de desechos para someterlos a cualquiera de las operaciones numeradas R1 a R11.

R13 Acumulación de materiales destinados a cualquiera de las operaciones indicadas en la sección B.

ANEXO V A

Informe que hay que proporcionar con la notificación previa

1. Razones de la exportación de desechos.

2. Exportador de los desechos 1/

3. Generador(es) de los desechos y lugar de generación 1/

4. Eliminador de los desechos y lugar efectivo de eliminación

5. Transportista(s) previsto(s) de los desechos o sus agentes, de ser conocido(s) 1/

6. Estado de exportación de los desechos

autoridad competente 2/

7. Estados de tránsito previstos

autoridad competente 2/

8. Estado de importación de los desechos

autoridad competente 2/

9. Notificación general o singular

10. Fecha(s) prevista(s) del (de los) embarque(s), período de tiempo durante el cual se exportarán los desechos e itinerario propuesto (incluidos los puntos de entrada y salida) 3/

11. Medios de transporte previstos (transporte por carretera, ferrocarril, marítimo, aéreo, vía de navegación interior).

12. Información relativa el seguro 1/

13. Designación y descripción física de los desechos incluidos su número y su número de las Naciones Unidas, y de su composición 5/ e información sobre los requisitos especiales de manipulación, incluidas las disposiciones de emergencia en caso de accidente.

14. Tipo de empaque previsto (por ejemplo, carga a granel, bidones, tanques).

15. Cantidad estimada en peso/volumen 6/

16. Proceso por el que se generaron los desechos 7/

17. Para los desechos enumerados en el anexo I, las clasificaciones del anexo II: Características peligrosas, número H y clase de las Naciones Unidas.

18. Método de eliminación según el anexo III

19. Declaración del generador y el exportador de que la información es correcta.

20. Información (incluida la descripción técnica de la planta) comunicada al exportador o al generador por el eliminador de los desechos y en la que éste ha basado su suposición de que no hay razón para creer que los desechos no serán manejados en forma ambientalmente racional de conformidad con las leyes y reglamentos del Estado de importación.

21. Información relativa al contrato entre el exportador y el eliminador.

Notas

1/ Nombre y apellidos y dirección, número de teléfono, de télex o de telefax, y nombre, dirección, número de teléfono, de télex o de telefax de la persona con quien haya que comunicarse.

2/ Nombre y apellidos y dirección, número de teléfono, de télex o de telefax.

3/ En caso de notificación general que comprenda varios embarques, indíquese las fechas previstas de cada embarque o, de no conocerse éstas, la frecuencia prevista de los embarques.

4/ Información que hay que proporcionar sobre los requisitos pertinentes en materia de seguro y la forma en que los cumple el exportador, el transportista y el eliminador.

5/ Indíquese la naturaleza y la concentración de los componentes más peligrosos, en función de la toxicidad y otros peligros que presentan los desechos, tanto en su manipulación como en relación con el método de eliminación propuesto.

6/ En caso de notificación general que comprenda varios embarques, indíquese tanto la cantidad total estimada como las cantidades estimadas para cada uno de los embarques.

7/ En la medida en que ello sea necesario para evaluar el riesgo y determinar la idoneidad de la operación de eliminación propuesta.

ANEXO V B

Importación que hay proporción en el documento relativo al movimiento

1. Exportador de los desechos 1/

2. Generador(es) de los desechos y lugar de generación 1/

3. Eliminador de los desechos y lugar efectivo de la eliminación 1/

4. Transportista(s) de los desechos 1/ o su(s) agente(s).

5. Sujeto a notificación general o singular.

Soluciones ácidas o ácidos en firma sólido.

6. Fecha en que se inició el movimiento transfronterizo y fechas y acuse de recibo de cada persona que maneje los desechos.

7. Medios de transporte (por carretera, ferrocarril, vía de navegación interior, marítimo, aéreo) incluidos los Estados de exportación, tránsito e importación, así como puntos de entrada y salida cuando se han indicado.

8. Descripción general de los desechos (estado físico, nombre distintivo y clase de las Naciones Unidas, con el que se embarca, número de las Naciones Unidas, número Y y número H cuando proceda).

9. Información sobre los requisitos especiales de manipulación incluidas las disposiciones de emergencia en caso de accidente.

10. Tipo y número de bultos.

11. Cantidad en peso/ volumen.

12. Declaración del generador o el exportador de que la información es correcta.

13. Declaración del generador o el exportador de que no hay objeciones por parte de las autoridades competentes de todos los Estados interesados que sean partes.

14. Certificación por el eliminador de la recepción de los desechos en la instalación designada e indicación del método de eliminación y la fecha aproximada de eliminación.

NOTAS

La información que debe constar en el documento sobre el movimiento debe integrarse cuando sea posible en un documento junto con la que se requiera en las normas de transporte. Cuando ello no sea posible, la información complementará, no repetirá, los datos que se faciliten de conformidad con las normas de transporte. El documento sobre el movimiento debe contener instrucciones sobre las personas que deban proporcionar información y llenar los formularios del caso.

1/ Nombre y apellidos y dirección, número de teléfono, de télex o de telefax, y nombre, dirección, número de teléfono, de télex o de telefax de la persona con quien haya que comunicarse en caso de emergencia.

ANEXO VI

Arbitraje

ART. 1º—Salvo que el compromiso a que se refiere el artículo 20 del convenio disponga otra cosa, el procedimiento de arbitraje se regirá por los artículos 2º a 10 del presente anexo.

ART. 2º—La parte demandante notificará a la secretaría que las partes han convenido en someter la controversia a arbitraje de conformidad con el párrafo 2º ó el párrafo 3º del artículo 20 del convenio, indicando, en particular, los artículos del convenio cuya interpretación o aplicación sean objeto de la controversia. La secretaría comunicará las informaciones recibidas a todas las partes en el convenio.

ART. 3º—El tribunal arbitral estará compuesto de tres miembros. Cada una de las partes en la controversia nombrará un árbitro y los dos árbitros así nombrados designarán de común acuerdo al tercer árbitro, quien asumirá la presidencia del tribunal. Ese último árbitro no deberá ser nacional de ninguna de las partes en la controversia, ni tener su residencia habitual en el territorio de ninguna de esas partes, ni estar al servicio de ninguna de ellas, ni haberse ocupado ya del asunto en ningún otro concepto.

ART. 4º—1. Si dos meses después de haberse nombrado el segundo árbitro no se ha designado al presidente del tribunal arbitral, el secretario general de las Naciones Unidas, a petición de cualquiera de las partes, procederá a su designación en un nuevo plazo de dos meses.

2. Si dos meses después de la recepción de la demanda una de las partes en la controversia no ha procedido al nombramiento de un árbitro, la otra parte podrá dirigirse al secretario general de las Naciones Unidas, quien designará al presidente del tribunal arbitral en un nuevo plazo de dos meses. Una vez designado, el presidente del tribunal arbitral pedirá a la parte que aun no haya nombrado un árbitro que lo haga en un plazo de dos meses. Transcurrido ese plazo, el presidente del tribunal arbitral se dirigirá al secretario general de las Naciones Unidas, quien procederá a dicho nombramiento en un nuevo plazo de dos meses.

ART. 5º—1. El tribunal arbitral dictará su laudo de conformidad con el derecho internacional y con las disposiciones del presente convenio.

2. Cualquier tribunal arbitral que se constituye de conformidad con el presente anexo adoptará su propio reglamento.

ART. 6º—1. Las decisiones del tribunal arbitral, tanto en materia de procedimiento como sobre el fondo, serán adoptadas por mayoría de sus miembros.

2. El tribunal podrá adoptar las medidas apropiadas para determinar los hechos. A petición de una de las partes, podrá recomendar las medidas cautelares indispensables.

3. Las partes en la controversia darán todas las facilidades necesarias para el desarrollo eficaz del procedimiento.

4. La ausencia o incomparecencia de una parte en la controversia no interrumpirá el procedimiento.

ART. 7º—El tribunal podrá conocer de las reconvenciones directamente basadas en el objeto de la controversia y resolver sobre ellas.

ART. 8º—Salvo que el tribunal arbitral decida otra cosa en razón de las circunstancias particulares del caso, los gastos del tribunal, incluida la remuneración de sus miembros, serán sufragados, a partes iguales, por las partes en la controversia. El tribunal llevará una relación de todos sus gastos y presentará a las partes un estado final de los mismos.

ART. 9º—Toda parte que tenga en el objeto de la controversia un interés de carácter jurídico que pueda resultar afectado por el laudo podrá intervenir en el proceso con el consentimiento del tribunal.

ART. 10.—1. El tribunal dictará su laudo en un plazo de cinco meses contado desde la fecha en que se haya constituido, a menos que juzgue necesario prolongar ese plazo por un período que no debería exceder de cinco meses.

2. El laudo del tribunal arbitral será motivado. Será firme y obligatorio para las partes en la controversia.

3. Cualquier controversia que surja entre las partes relativa a la interpretación o la ejecución del laudo podrá ser sometida por cualquiera de las partes al tribunal arbitral que lo haya dictado o, si no fuere posible someterla a éste, a otro tribunal constituido al efecto de la misma manera que el primero.

El suscrito jefe de la oficina jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores

HACE CONSTAR

Que la presente reproducción es fiel fotocopia del texto certificado del Convenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación, celebrado en Basilea el 22 de marzo de 1989, documento que reposa en los archivos de la oficina jurídica de este ministerio.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 28 días del mes de julio de 1999.

El jefe oficina jurídica,

Héctor Adolfo Sintura Varela.

ART. 7º—El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Santafé de Bogotá, D.C., a 15 de octubre de 1999.

__________________________________