DECRETO 2275 DE 1991 

(Octubre 4)

“Por el cual se establece la planta de personal de la Corte Constitucional y se dictan otras disposiciones”.

El Presidente de la República de Colombia,

en ejercicio de las facultades que le confiere el artículo transitorio 22 de la Constitución Política y surtido el trámite ante la comisión especial creada por el artículo transitorio 6º de la Constitución Política,

DECRETA:

ART. 1º—Establécese la siguiente planta de personal para la Corte Constitucional:

Corte Constitucional
Nº cargosDenominación cargoGrado
7Magistrado 
Despachos magistrados  
14Magistrado auxilia21
7Auxiliar judicial12
21Secretaria11
7Chofer mecánico6
Secretaría general  
1Secretario general22
1Oficial mayor12
1Secretaria11
4Auxiliar judicial10
1Secretaria9
2Citador4
4Auxiliar de servicios generales4
1Chofer mecánico6
Relatoría  
1Relator20
1Ingeniero de sistemas17
1Operador de equipo de sistemas12
2Auxiliar judicial9
1Auxiliar judicial8
1Secretaria9
Biblioteca  
1Bibliotecólogo17
1Oficinista12
2Auxiliar judicial9
1Secretaria9
Dirección administrativa  
1Director administrativo20
2Profesional universitario17
1Secretaria11
1Chofer mecánico6
1Auxiliar de servicios generales4

TÍTULO PRIMERO

De la provisión de los cargos

ART. 2º—Los cargos de que trata el artículo primero de este decreto serán provistos de la siguiente manera:

a) Los cargos de magistrado, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 22 transitorio de la Constitución Política;

b) Los cargos del despacho serán provistos por cada uno de los magistrados de la Corte Constitucional, y

c) Los demás cargos serán provistos por la Corte Constitucional de conformidad con las disposiciones legales aplicables para la Rama Judicial y el reglamento interno que al efecto expida la corporación.

TÍTULO SEGUNDO

De las funciones y requisitos

ART. 3º—Las funciones y requisitos de los cargos de la Corte Constitucional se establecerán de la siguiente manera:

a) Para los magistrados de la Corte Constitucional los señalados en la Constitución Política, y

b) Para los demás cargos lo que fije la ley vigente a la fecha de expedición del presente decreto, el Consejo Superior de la Judicatura o en su defecto el Consejo Superior de la Administración de Justicia y el reglamento interno de la corporación.

TÍTULO TERCERO

Del régimen salarial

ART. 4º—Del régimen salarial de los magistrados de la Corte Constitucional. Los magistrados de la Corte Constitucional tendrán derecho al sueldo, gastos de representación, primas, incluida la prima técnica de que trata el Decreto Ley 1016 del 17 de abril de 1991, bonificaciones y demás prestaciones establecidas para los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y del Consejo de Estado. Así mismo, tendrán derecho a la pensión vitalicia en los términos que señala el Decreto 546 de 1971, artículo 11.

A partir del 1º de enero de 1992 los magistrados tendrán una remuneración que no será inferior a la de los ministros del despacho y en ningún caso a la de los congresistas.

PAR.—En cuanto a la pensión vitalicia a que se alude en el presente artículo el tiempo de servicio como magistrado de la Corte Suprema de Justicia, consejero de Estado y fiscal del Consejo de Estado se acumulará al tiempo servido en el cargo como magistrado de la Corte Constitucional.

ART. 5º—Del régimen salarial del secretario general. La remuneración mínima mensual del secretario general de la Corte Constitucional, será la suma equivalente al ochenta y cinco por ciento (85%) de la que por concepto de asignación básica y gastos de representación corresponda a los magistrados de la Corte Constitucional. El cincuenta por ciento (50%) del salario mensual tendrá el carácter de gastos de representación.

La remuneración mínima señalada en el presente artículo, se aplicará cuando la suma de la asignación básica y las primas mensuales resultare inferior al porcentaje del ochenta y cinco (85%) establecido en el inciso anterior.

ART. 6º—Del régimen salarial de los magistrados auxiliares. La remuneración mínima mensual para los cargos del magistrado auxiliar creados por este decreto, será equivalente al ochenta por ciento (80%) de la suma que por concepto de asignación básica y gastos de representación corresponda a los magistrados de la Corte Constitucional.

La remuneración mínima señalada en el presente artículo, se aplicará cuando la suma de la asignación y las primas mensuales resultare inferior al porcentaje establecido en el inciso anterior.

ART. 7º—Del régimen salarial de los demás cargos. La asignación básica mensual de los cargos no contemplados en los artículos anteriores, será la señalada para su grado de acuerdo con la escala de remuneración establecida.

ART. 8º—De la prima de antigüedad. Los funcionarios y empleados que sean designados para desempeñar alguno de los cargos de que trata el presente decreto tendrán derecho a la prima de antigüedad, la que se reconocerá y pagará de conformidad con las disposiciones que regulan la materia en la Rama Judicial.

TÍTULO CUARTO

Del régimen prestacional y otros derechos y prestaciones laborales

ART. 9º—Del régimen prestacional. A los funcionarios y empleados contemplados en este decreto le serán aplicables las disposiciones legales en materia de régimen prestacional y demás derechos y prerrogativas laborales establecidas para los funcionarios y empleados de la Rama Judicial.

PAR.—A los magistrados de la Corte Constitucional le serán aplicables, además, las disposiciones del régimen especial de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

TÍTULO QUINTO

Disposiciones finales

ART. 10.—El pago de salarios y demás gastos que se ocasionen en virtud de este decreto se hará con cargo al presupuesto de la Rama Judicial.

ART. 11.—El Gobierno Nacional efectuará las apropiaciones y hará los traslados presupuestales necesarios para la ejecución del presente decreto.

ART. 12.—El Gobierno Nacional efectuará lo pertinente para ordenar el envío y traslado del archivo de la Asamblea Nacional Constituyente y la Comisión Especial Legislativa, a la Corte Constitucional.

ART. 13.—Todos aquellos aspectos no contemplados en este decreto se regularán por las normas aplicables a la Rama Judicial.

ART. 14.—El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Santafé de Bogotá, D.C., a 4 de octubre de 1991.

________________________________________