DECRETO 2314 DE 1989 

(Octubre 9)

“Por el cual se reglamenta parcialmente el procedimiento de devoluciones y compensaciones y se dictan otras disposiciones”.

El Presidente de la República de Colombia,

en ejercicio de sus atribuciones constitucionales y legales, en especial las que le confiere el numeral 3º. del artículo 120 de la Constitución Política de Colombia y el artículo 851 del Estatuto Tributario,

DECRETA:

Devolución de saldos a favor

ART. 1º—Devolución a la cuenta bancaria del contribuyente. Los contribuyentes con derecho a devolución de saldos a favor generados en declaraciones tributarias, podrán solicitar a la administración tributaria que les gire directamente a sus cuentas corrientes o cuentas de ahorro, el monto de tales saldos a favor, cuya devolución sea procedente.

Para tal efecto, deberán informar en la solicitud de devolución, la clase de cuenta, el número de la cuenta, el nombre del banco, la ciudad y la sucursal correspondiente.

Cuando el saldo a favor se devuelva mediante la entrega de títulos de devolución de impuestos, se aplicará lo dispuesto en los artículos 15 y 16 del presente decreto.

ART. 2º—Solicitud de devolución. Los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios, las personas o entidades que presenten declaración de ingresos y patrimonio, y los responsables del impuesto a las ventas con derecho a devolución señalados en el parágrafo del artículo 850 del estatuto tributario, que tengan saldos a favor en sus declaraciones tributarias, generados en retenciones en la fuente, anticipos o impuestos descontables, podrán solicitar su devolución o compensación, a más tardar dos (2) años después de la fecha de vencimiento del término para declarar, siempre y cuando no los hubieren imputado al mismo impuesto en el período siguiente:

Para tal efecto, deberán presentar la solicitud en la administración de impuestos donde se hubiere presentado la respectiva declaración tributaria, en el formato establecido para el efecto por la Dirección General de Impuestos Nacionales.

Los declarantes domiciliados en la jurisdicción de las administraciones de impuestos de Bogotá, que hubieren sido calificadas como “grandes contribuyentes”, deberán presentar la solicitud de devolución ante la Administración de Impuestos de grandes contribuyentes de Bogotá, aun cuando con anterioridad hubieren presentado su declaración en otra administración de dicha ciudad.

ART. 3º—Requisitos generales de la solicitud. La solicitud deberá presentarse personalmente por el contribuyente o responsable o por su representante legal, exhibiendo su documento de identidad, o por el apoderado quien presentará su tarjeta profesional de abogado, o por interpuesta persona, cuando la firma de quien efectúe la solicitud se encuentre autenticada. La solicitud deberá acompañarse de los siguientes documentos:

a) Tratándose de personas jurídicas debe acreditarse su existencia y representación legal mediante certificado expedido con anterioridad no mayor de cuatro (4) meses;

b) Copia del poder otorgado en debida forma, cuando se actúe mediante apoderado;

c) Fotocopia autenticada de la declaración tributaria que origine el saldo a favor;

d) Garantía bancaria o de compañía de seguros, expedida con el cumplimiento de los requisitos legales, cuando el solicitante se acoja a la opción contemplada en el Artículo 860 del estatuto tributario;

PAR.—Al momento de presentar la solicitud de devolución, la Administración de Impuestos deberá informar al solicitante sobre las deudas que figuren en la cuenta corriente, las cuales serán compensadas previamente a la devolución, salvo que quien efectúa la solicitud de devolución demuestre que han sido canceladas.

No se entenderá que hay deudas del contribuyente, para estos efectos, por el solo hecho de que en la cuenta corriente de la Administración de Impuestos no aparezca información por uno o varios períodos.

ART. 4º—Otros requisitos en el impuesto de renta. Cuando se trate de un saldo a favor originado en una declaración de renta o de ingresos y patrimonio, deberá adjuntarse además, una relación de las retenciones en la fuente incluidas en la declaración que originó el saldo a favor, indicando: Nombre o Razón Social, NIT y dirección de cada agente retenedor, así como el valor retenido.

ART. 5º—Otros requisitos en el impuesto sobre las ventas. Si la solicitud se origina en un saldo a favor del impuesto sobre las ventas, deberá adjuntarse además:

a) Certificación del revisor fiscal o del contador público, según el caso, en el cual conste que se ha efectuado el ajuste de la cuenta del “Impuesto sobre las ventas por pagar” a cero (0). Para tal efecto, en la contabilidad se deberá hacer previamente un abono en la mencionada cuenta, por un valor igual al saldo débito que la misma arroje en el último día del bimestre o período objeto de la solicitud y cargar por igual valor el rubro de cuentas por cobrar;

b) Relación de impuestos descontables incluidos en la declaración de ventas que ha originado el saldo a favor, indicando: Nombre o Razón Social, NIT y dirección del proveedor, así como el valor del impuesto descontable;

En caso de importaciones, número y fecha del comprobante de rentas por cobrar o del depósito provisional discriminando el valor del impuesto.

c) Relación de los conocimientos de embarque o guías aéreas en la cual conste el número del documento, fecha, valor y cantidad de la mercancía exportada, certificado por el revisor fiscal o contador público, si se trata de exportadores, y

d) Cuando se trate de productores que vendan en el país bienes de exportación a sociedades de comercialización internacional, certificación expedida por la respectiva sociedad comercializadora en la cual conste la fecha de adquisición, la descripción de los bienes adquiridos, el valor de los mismos y el compromiso de exportar dichos bienes dentro de los seis (6) meses siguientes a la fecha de adquisición.

PAR.—Las declaraciones del impuesto sobre las ventas y las solicitudes de devolución del mismo originadas en la exportación de bienes por parte de Empresas Industriales y Comerciales del Estado, que sean el resultado de contratos de asociación celebrados por ellas, podrán basarse en los soportes contables del operador o del asociado particular en el contrato de asociación.

ART. 6º—Devoluciones con garantía. La garantía bancaria o de compañía de seguros a que hace referencia el literal d) del artículo 3º del presente decreto, deberá cumplir los siguientes requisitos:

a) Haber sido otorgada por una compañía de seguros o entidad bancaria debidamente autorizada;

b) Ser expedida a favor de la “Nación-Administración de Impuestos Nacionales”;

c) Expresar textualmente: “Si dentro de los tres (3) meses siguientes a la fecha en que sea concedida la devolución al garantizado, las autoridades de impuestos encuentran improcedente en todo o en parte el saldo devuelto, el garante resarcirá a la Nación-Administración de Impuestos Nacionales, dicho valor, más los intereses correspondientes”, y

d) Estar firmada por el Gerente de la Sucursal o Agencia de la Entidad otorgante y acreditar su calidad mediante certificación expedida por la Superintendencia Bancaria.

PAR.—Para efectos de la responsabilidad futura del garante, será suficiente el aviso de la notificación del traslado de cargos por la improcedencia de la devolución o el aviso de que se ha notificado requerimiento especial al responsable o contribuyente por parte de la Administración de Impuestos Nacionales.

ART. 7º—Devoluciones automáticas. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 851 del estatuto tributario, la administración tributaria podrá devolver los saldos a favor inferiores a $ 50.000, originados en declaraciones tributarias, sin que medie solicitud especial de devolución del contribuyente o responsable.

A partir del año de 1990 la cifra prevista en este artículo se podrá incrementar anualmente hasta el doble de la que regía en el año anterior, mediante resolución del director de Impuestos, teniendo en cuenta la capacidad administrativa para efectuar dichas devoluciones.

ART. 8º—Devolución de saldos ordenados en actos especiales. La devolución o compensación de un saldo a favor ordenada por una sentencia o providencia, deberá ser solicitada por su titular ante la administración de Impuestos donde se hubiere presentado la declaración tributaria que haya generado el saldo a favor, dentro de los dos años siguientes a la fecha de ejecutoria de la orden del Contencioso administrativo.

Cuando la solicitud de devolución o compensación, de un saldo a favor originado en una declaración tributaria, hubiere sido negado en forma definitiva, total o parcialmente, no habrá lugar a reabrir el proceso de devolución o compensación del saldo a favor, aunque con posterioridad a tal decisión se modifique o quede en firme la liquidación privada que lo originó.

A la solicitud de devolución deben acompañarse los documentos exigidos en los literales a) y b) del artículo 3º del presente Decreto, adjuntando además fotocopia autenticada del respectivo acto o sentencia.

ART. 9º—Imputación de los saldos a favor. Para efectos del literal a) del Artículo 815 del estatuto tributario, los saldos a favor originados en las declaraciones de renta y ventas, se podrán imputar en la declaración tributaria del período siguiente por su valor total, aun cuando con tal imputación, se genere un nuevo saldo a favor.

PAR. 1º—Cuando se encuentre improcedente un saldo a favor que hubiere sido imputado en períodos subsiguientes, las modificaciones a la liquidación privada se harán con respecto al período en el cual el contribuyente o responsable se determinó dicho saldo a favor, liquidando las sanciones a que hubiere lugar. En tal caso, la Administración exigirá el reintegro de los saldos a favor imputados en forma improcedente, incrementados en los respectivos intereses moratorios, cuando haya lugar.

PAR. 2º—Cuando se impute el saldo a favor del período anterior, la declaración tributaria que presente el saldo a favor quedará en firme si dos años después de la fecha de presentación de la declaración en la cual se imputó dicho saldo, o de su corrección según el caso, no se ha notificado requerimiento especial.

ART. 10.—Rechazo de las devoluciones. Cuando se den las causales señaladas en los numerales 1 y 2 del artículo 857 del estatuto tributario, se dictará auto inadmisorio con el fin de que el interesado subsane los requisitos o corrija los errores.

Cuando se dé alguna de las causales de los numerales 3 o 4 de la norma citada, se dictará auto de rechazo y se devolverá la solicitud al contribuyente o responsable, quien tendrá una única oportunidad posterior para volver a presentarla, una vez corregida la declaración correspondiente y efectuadas las modificaciones a que haya lugar.

Si presentada de nuevo la solicitud, con ocasión de la única oportunidad posterior, se vuelve a detectar alguna de las causales de los numerales 3 o 4 del artículo 857 del estatuto tributario, se seguirá el siguiente procedimiento.

a) Se dispondrá la ampliación del término adicional para devolver por 60 días, de conformidad con lo previsto en el parágrafo 2 del artículo 857 del estatuto tributario;

b) Dentro del término inicial de 30 días para devolver, más los 60 días adicionales señalados en el literal anterior, las oficinas de devoluciones, una vez culminada la investigación ordenarán mediante resolución, la devolución de la parte aceptada y rechazarán el valor encontrado improcedente.

Contra la resolución que niegue total o parcialmente el saldo a favor solicitado, procede el recurso de reconsideración, y

c) Cuando la oficina de recursos falle en contra, total o parcialmente el recurso interpuesto contra la resolución que niega el saldo a favor, o cuando no se interponga el recurso, se informará a la oficina de fiscalización para que inicie la investigación de fondo al contribuyente solicitante de la devolución, si aun no se hubiere iniciado.

ART. 11.—Declaraciones corregidas a solicitud de la administración, para que proceda la devolución. La corrección de las declaraciones tributarias, solicitada por la administración tributaria, a que se refiere el inciso 2 del artículo anterior, constituye un emplazamiento para corregir, en los términos del artículo 685 del estatuto tributario.

El contribuyente podrá corregir la declaración dentro del mes siguiente a la fecha en que así lo solicite la administración tributaria, así hayan transcurrido más de 2 años contados desde la fecha del vencimiento del término para declarar.

La nueva solicitud de devolución o compensación presentada con base en la declaración corregida se entenderá presentada oportunamente, siempre y cuando dicha nueva solicitud se efectúe dentro del plazo previsto para corregir y la solicitud inicial objeto del rechazo hubiere sido presentada dentro de la oportunidad legal.

ART. 12.—Inspección de libros para fiscalizar saldos a favor. Cuando se trate de verificar las solicitudes de devolución o compensación, la administración tributaria podrá solicitar la exhibición de los libros de contabilidad a los agentes retenedores o proveedores seleccionados, quienes deberán presentarlos a más tardar al día hábil siguiente al de la fecha en que el funcionario comisionado lo solicite por escrito.

Pagos en exceso

ART. 13.—Devolución de pagos en exceso. Habrá lugar a devolución o compensación por pagos efectuados en exceso de los impuestos adeudados y por los pagos de impuestos no debidos, que se hayan hecho a favor de la Administración Tributaria, previa corrección de la liquidación privada cuando fuere del caso, efectuada de conformidad con lo dispuesto en el artículo 589 del estatuto tributario.

La solicitud de devolución deberá presentarse en la Administración de Impuestos que corresponda al domicilio del contribuyente o declarante.

ART. 14.—Requisitos de la solicitud. Para el trámite de las devoluciones o compensaciones a que se refiere el artículo anterior, la solicitud deberá presentarse acompañada de los siguientes documentos:

1) Tratándose de personas jurídicas, debe acreditarse su existencia y representación legal mediante certificado expedido con anterioridad no mayor de cuatro meses.

2) Copia del poder debidamente otorgado, cuando se actúa como apoderado.

3) Copia o fotocopia de los recibos, documentos o certificados que acrediten el pago en exceso o indebido.

4) Copia o fotocopia de la corrección de la declaración inicial o liquidación privada, de que trata el artículo 589 del estatuto tributario, cuando sea del caso.

PAR—Al momento de presentar la solicitud de compensación o devolución, la administración de impuestos deberá seguir el mismo procedimiento previsto en el parágrafo del artículo 3º del presente decreto.

Títulos de devolución de impuestos

ART. 15.—Devolución mediante títulos. La administración tributaria podrá efectuar devoluciones de saldos a favor, superiores a un millón de pesos ($ 1’000.000 año base 1988), mediante títulos de devolución de impuestos TIDIS, los cuales sólo servirán para cancelar impuestos o derechos, administrados por las Direcciones de Impuestos y de Aduanas, dentro del año calendario contado a partir del día siguiente a la fecha de su expedición.

Estos títulos se expedirán por intermedio del Banco de la República a nombre del beneficiario de la devolución y serán negociables.

ART. 16.—Trámite de la devolución con títulos. Los beneficiarios de los TIDIS deberán solicitarlos personalmente o por intermedio de apoderado, una vez cumplidos cinco (5) días hábiles de notificada la providencia que autoriza la devolución, en el Banco de la República que funciona en la ciudad sede de la Administración de Impuestos Nacionales que profirió la resolución de devolución, exhibiendo copia de ésta.

En el caso de las administraciones de impuestos nacionales que se señalan a continuación, los TIDIS se solicitarán en el Banco de la República que funciona en la ciudad que en cada caso se indica:

Administración de Impuestos de:

Barrancabermeja

Palmira

Tuluá

Sogamoso

Banco de la República de:

Bucaramanga

Cali

Tunja

Otras disposiciones

ART. 17.—Las retenciones deben descontarse en el mismo año fiscal en el que fueron practicadas. Cuando el sujeto pasivo de retenciones en la fuente esté obligado a presentar declaración de renta y complementarios o de ingresos y patrimonio, deberá incluir las retenciones que le hubieren practicado por un ejercicio fiscal, dentro de la liquidación privada correspondiente al mismo período, salvo que se trate de retenciones que le hubieren practicado sobre ingresos que de conformidad con las normas legales deban ser tratados como ingresos diferidos, caso en el cual las retenciones se incluirán en la declaración del período en el cual se causen dichos ingresos.

No hay lugar a devolución o compensación originada en retenciones no incluidas en la respectiva declaración.

ART. 18.—Compensación de los saldos cuando no se indica la obligación a cargo. Si el solicitante no indica el año gravable o período al cual quiere compensar el saldo a favor, la Administración de Impuestos hará la imputación del mismo a la deuda más antigua en el siguiente orden: primero a las sanciones, en segundo lugar a los intereses y por último a los anticipos, impuestos y retenciones.

ART. 19.—Cálculo de los intereses cuando hay compensación. Se entenderá que las deudas a cargo de los contribuyentes o responsables que se cancelen mediante compensación, causaron interés de mora hasta la fecha en que se originó el saldo a favor que se compensa, entendiéndose por tal fecha, la de presentación de la declaración inicial o de corrección que originó el saldo a favor.

ART. 20.—El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Bogotá, D.E., a 9 de octubre de 1989.

________________________________________________