DECRETO 2389 DE 2003 

(Agosto 25)

“Por el cual se faculta a embajadores y cónsules colombianos debidamente acreditados ante otros Estados para llevar a cabo el proceso electoral del referendo constitucional a realizarse el 25 de octubre de 2003”.

El Presidente de la República de Colombia,

en ejercicio de sus facultades constitucionales y legales, especialmente las conferidas por el artículo 189 numeral 2º de la Constitución Política, la Ley 796 de 2003, el artículo 106 de la Ley 134 de 1994 y 116 del Decreto 2241 de 1986, y

CONSIDERANDO:

Que la Constitución Política en sus artículos 1º y 2º proclama la democracia participativa como uno de los pilares bajo los cuales se debe organizar el Estado, y establece dentro de sus fines esenciales el facilitar la participación de todos en las decisiones que los afectan y en la vida económica, política, administrativa y cultural de la Nación;

Que el artículo 40 de la Constitución Política consagra el derecho de los ciudadanos a participar en la conformación, ejercicio y control del poder político, y que en virtud de este derecho los nacionales pueden tomar parte en los mecanismos de participación democrática;

Que el artículo 103 de la Constitución Política consagra el referendo como un mecanismo de participación democrática;

Que conforme al artículo 258 de la Constitución Política el derecho al voto es un derecho fundamental de aplicación inmediata, objeto de protección por parte del Estado;

Que siendo el referendo constitucional un mecanismo por el cual se somete a la voluntad popular la reforma de nuestra Carta Fundamental, tienen derecho a participar en él todos los ciudadanos colombianos aptos para votar, residentes en el territorio nacional y en el exterior, debiéndose aplicar a esta votación la normatividad electoral vigente para toda elección de carácter nacional;

Que el artículo 106 de la Ley 134 de 1994 establece que a las elecciones efectuadas en ejercicio de los mecanismos de participación ciudadana se aplicarán las disposiciones electorales que no sean incompatibles con ellas;

Que la Ley 796 del 21 de enero de 2003 convocó a un referendo y sometió a consideración del pueblo colombiano un proyecto de reforma constitucional, en los términos fijados por la Corte Constitucional en la Sentencia C-551 del 9 de julio de 2003;

Que el Gobierno Nacional mediante Decreto 2000 del 17 de julio de 2003, señaló como fecha para la votación del referendo constitucional el 25 de octubre de 2003;

Que el Gobierno Nacional en el plan nacional de desarrollo 2002-2006, Ley 812 de 2003 - Colombia: Hacia un Estado comunitario, formuló como política fundamental la de estimular el sentido de pertenencia e identidad nacional de la comunidad colombiana residente en el exterior;

Que para efectos de garantizar el derecho al sufragio de los ciudadanos colombianos residentes fuera del país y con el fin de actualizar el censo electoral del exterior, la Registraduría Nacional del Estado Civil habilitará la inscripción de cédulas de ciudadanía o pasaportes vigentes, en ejercicio de la facultad conferida en el inciso 2º del artículo 266 de la Constitución Política, en concordancia con el numeral 2º del artículo 26 del Código Electoral;

Que para los fines de facilitar el proceso electoral a los ciudadanos colombianos residentes en el exterior,

DECRETA:

ART. 1º—Facultar a embajadores y cónsules de nuestro país debidamente acreditados ante otros Estados, para habilitar puestos de inscripción y votación en sus sedes diplomáticas y consulares, o en los sitios donde autorice la Registraduría Nacional del Estado Civil, en los cuales los ciudadanos colombianos que se encuentren o residan en el exterior puedan participar en el referendo constitucional que se realizará el 25 de octubre de 2003.

ART. 2º—Para habilitar los puestos de votación, los embajadores y cónsules de Colombia acreditados ante otros Estados solicitarán a la Registraduría Nacional del Estado Civil, a través de la dirección de asuntos consulares y comunidades colombianas en el exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores, la autorización correspondiente.

ART. 3º—Los embajadores y cónsules designarán ciudadanos colombianos residentes en las localidades donde se encuentren los puestos de votación autorizados, para que recepcionen la votación de los nacionales colombianos. Los designados se ceñirán a las instrucciones impartidas por la Registraduría Nacional del Estado Civil por conducto de la dirección de asuntos consulares y comunidades colombianas en el exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores, a los embajadores y cónsules, y serán responsables ante estos del desarrollo del proceso electoral en el lugar que se les asigne.

ART. 4º—Asumir para la votación del referendo constitucional a realizarse el 25 de octubre de 2003, el censo electoral del exterior conformado por la Registraduría Nacional del Estado Civil con las cédulas de ciudadanía y pasaportes vigentes de los colombianos residentes en el exterior que los hayan inscrito para las elecciones de Congreso y Presidente de la República realizadas en el año 2002, y con las que se inscriban dentro del término indicado por la Registraduría Nacional del Estado Civil para la votación del referendo constitucional.

ART. 5º—El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación y deroga las disposiciones que le sean contrarias.

Comuníquese, publíquese y cúmplase.

Dado en Bogotá, D.C., a 25 de agosto de 2003.

______________________________