DECRETO 2395 DE 1991 

(Octubre 21)

“Por el cual se establecen las tarifas para la prestación de los servicios médico-asistenciales a los beneficiarios del personal de oficiales y suboficiales de las Fuerzas Militares, oficiales, suboficiales y agentes de la Policía Nacional, en servicio activo o en goce de asignación de retiro o pensión”.

El Presidente de la República de Colombia,

en uso de las facultades que le confiere el numeral 11 del artículo 189 de la Constitución Política,

DECRETA:

ART. 1º—Para efectos del parágrafo 3º del artículo 149 y parágrafo 1º del artículo 176 del Decreto 1211 de 1990; parágrafo 3º del artículo 132 y parágrafo 2º del artículo 157 del Decreto 1212 de 1990; parágrafo único del artículo 93 y parágrafo único del artículo 115 del Decreto 1213 de 1990, establécense las tarifas para consulta médica y odontológica así como exámenes paraclínicos o de laboratorio a los beneficiarios de los oficiales y suboficiales de las Fuerzas Militares, oficiales, suboficiales y agentes de la Policía Nacional, en servicio activo o en goce de asignación de retiro o pensión de la siguiente manera:

a) Consulta externa y urgencias

Enfermerías, dispensarios médicos y similares$ 300
Hospital Militar Central, Hospital Policía Nacional, hospitales regionales y similares
— Primera vez$ 800
— Consulta control$ 300

b) Exámenes de radiología, electromedicina y de laboratorio de 2º y 3er. nivel de sanidad para paciente ambulatorio

Enfermerías, dispensarios médicos y similares$ 200
Hospital Militar Central, Hospital Policía Nacional, hospitales regionales y similares$ 600

c) Exámenes radiológicos y de electromedicina de 4º nivel de sanidad para paciente ambulatorio

Hospital Militar Central y Clínica Policía Nacional$ 1.000

ART. 2º—Entiéndese por exámenes radiológicos y de electromedicina de 4º nivel de sanidad aquellos de máxima sofisticación científica realizados con equipo especializado como bombas de cobalto, scaner, equipo de resonancia magnética, de hemodinamia y medicina nuclear.

ART. 3º—Cuando se ordenen varios exámenes en una consulta, la tarifa se aplicará para cada grupo ordenado y no a cada examen individualmente.

ART. 4º—Estas tarifas únicamente rigen para el personal de beneficiarios que acuden a consulta externa, urgencias o tratamientos ambulatorios y no pueden ser aplicadas a los pacientes hospitalizados.

ART. 5º—La recaudación de los dineros de que trata el artículo primero, se efectuará por intermedio de las contadurías de las intendencias locales y organismos administrativos equivalentes, tanto de las Fuerzas Militares como de la Policía Nacional, o de los hospitales militares (Central, regional y dispensarios), mediante los controles fiscales correspondientes.

ART. 6º—El producto de los mencionados dineros se destinará exclusivamente para adicionar las partidas presupuestales correspondientes a los rubros de adquisición de drogas y material de laboratorio así como de rayos X, tanto en las Fuerzas Militares, Policía Nacional como en los hospitales militares.

ART. 7º—El manejo contable de estos dineros debe ejecutarse de acuerdo con la reglamentación vigente para los fondos internos.

ART. 8º—El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación deroga el Decreto 1134 del 29 de abril de 1991 y demás disposiciones que le sean contrarias.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Santafé de Bogotá, D.C., a 21 de octubre de 1991.

____________________________________