DECRETO 3659 DE 2004 

(Noviembre 8)

“Por el cual se reglamenta el parágrafo 3º del artículo 1º de la Ley 776 de 2002”.

El Presidente de la República de Colombia,

en uso de sus facultades legales, en especial el numeral 11 del artículo 189 de la Constitución Política y, en desarrollo de lo previsto en el parágrafo 3º del artículo 1º de la Ley 776 de 2002.

CONSIDERANDO:

Que el Decreto-Ley 1295 de 1994 autorizó al Instituto de Seguros Sociales para que continuara administrando los riesgos profesionales y le ordenó separar de las reservas que administraba (ATEP), aquellas que amparaban el capital de cobertura para las pensiones ya conocidas, destinando el saldo al cubrimiento de las prestaciones económicas derivadas de las enfermedades profesionales;

Que para la constitución de las reservas que amparaban el capital de cobertura a que se refiere el considerando anterior y teniendo en cuenta que no existía disposición específica que le señalara una metodología para el efecto, el instituto venía utilizando un mecanismo basado en información estadística suficiente, homogénea, y representativa que difiere del actualmente utilizado por las compañías de seguros de vida que tienen autorizado el ramo de riesgos profesionales;

Que el parágrafo 3º del artículo 1º de la Ley 776 de 2002, señaló que a la Superintendencia Bancaria le correspondía establecer el esquema para que el Instituto de Seguros Sociales, ISS, adoptara el régimen de reservas técnicas establecido para las compañías de seguros que tengan autorizado el ramo de riesgos profesionales. Lo cual observó mediante la expedición de la Circular Externa 44 de 2003,

DECRETA:

ART. 1 º— Reserva matemática. El Instituto de Seguros Sociales constituirá y mantendrá la reserva matemática en forma individual para los siniestros causados con anterioridad a la vigencia de la Circular 44 de 2003 de la Superintendencia Bancaria, con base en un soporte estadístico equivalente al que se acepta para la realización de cálculos actuariales.

Las reservas matemáticas que deban constituirse con posterioridad a la vigencia de la Circular 44 de 2003 de la Superintendencia Bancaria, se ajustarán a las prescripciones allí contenidas.

En todo caso, el soporte estadístico y el valor con el que se constituya la reserva matemática deberán estar debidamente certificados por el representante legal, el actuario y el revisor fiscal del instituto.

ART. 2 º— Vigencia. El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dado en Bogotá, D.C., a 8 de noviembre 2004.

______________________