DECRETO 3663 DE 2009 

(Septiembre 23)

“Por el cual se establecen algunas medidas para el ingreso de vehículos al servicio particular y público de transporte terrestre automotor de carga”.

El Ministro del Interior y de Justicia de la República de Colombia, delegatario de funciones presidenciales mediante Decreto 3542 del 16 de septiembre de 2009,

en ejercicio de sus facultades constitucionales y legales, en especial las conferidas por el numeral 11 del artículo 189 de la Constitución Política de Colombia y el artículo 66 de la Ley 336 de 1996,

DECRETA:

ART. 1º— Ingreso por reposición. El ingreso de los vehículos de servicio particular y público de transporte terrestre automotor de carga incluidos en el siguiente inventario, se hará por reposición, mediante los mecanismos de desintegración física total o caución.

La capacidad de carga del vehículo que ingrese por reposición será igual o menor a la capacidad de carga del vehículo desintegrado, debiéndose dar la reposición uno a uno dentro de la misma clase de servicio.

(Nota: Modificado parcialmente por el Decreto 2938 de 2010 artículo 4° del Ministerio de Transporte)

ART. 2º—Caución. El registro inicial de los vehículos de que trata el artículo anterior, de servicio particular y público podrá efectuarse cuando el solicitante constituya una caución consistente en garantía bancaria o póliza de seguros a favor del Ministerio de Transporte, que garantice que el cumplimiento del proceso de desintegración se llevará a cabo en un término no superior a tres (3) meses.

Dicha caución deberá ser presentada para su aprobación ante el Ministerio de Transporte, quien expedirá una certificación con destino a los organismos de tránsito, en la que conste la aprobación de la respectiva caución, para el registro inicial de estos vehículos.

ART. 3º—Valor de la caución. El valor de la garantía bancaria o el monto asegurado de la póliza de seguros, será de:

i) Veintiún millones setecientos ochenta y cinco mil pesos ($ 21.785.000) para vehículos articulados tractocamión;

ii) De doce millones quinientos mil pesos ($ 12.500.000) para vehículos rígidos doble troque de tres o cuatro ejes y minimulas; y

iii) De siete millones ciento cincuenta mil pesos ($ 7.150.000) para vehículos rígidos de dos (2) ejes con capacidad de carga superior a seis (6) toneladas.

ART. 4º—Aplicación. La presente disposición aplica únicamente para los vehículos totalmente armados, SKD, CKD que al 4 de julio de 2008 se encontraban en inventario, en proceso de nacionalización, o fueron embarcados en puerto extranjero con destino a Colombia o pedidos a las fábricas o con vehículos totalmente armados, SKD, CKD, de conformidad con el inventario presentado al Ministerio de Transporte, señalado en el artículo 1º del presente decreto.

ART. 5º—Registro inicial. Los organismos de tránsito podrán efectuar el registro inicial a vehículos para el servicio público o particular de transporte terrestre automotor de carga, una vez cuenten con el acto administrativo de certificación de cumplimiento de requisitos para el registro inicial, expedido por el Ministerio de Transporte.

ART. 6º—Condiciones y procedimiento. Las condiciones y el procedimiento para la desintegración física total se harán de conformidad con las disposiciones especiales que para el efecto haya expedido o expida el Ministerio de Transporte.

ART. 7º—Exigencia de la caución. Vencido el término de la caución, que es de tres (3) meses, sin que el garante haya realizado el proceso de desintegración, el Ministerio de Transporte mediante acto administrativo motivado declarará la ocurrencia del siniestro y hará exigible la caución. En este evento, se exonerará al adquirente de la obligación de desintegrar.

Si dentro del término de (3) meses establecido en el artículo 2º del presente decreto, el adquirente efectúa la desintegración del (de los) vehículo (s), la caución será devuelta al otorgante, dentro de los quince (15) días siguientes contados a partir del día en que se acredite ante el Ministerio de Transporte la desintegración física del vehículo o vehículos, mediante el certificado expedido por una entidad desintegradora debidamente autorizada y la cancelación de la licencia de tránsito.

ART. 8º—Vigencia. El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación y deroga las disposiciones que le sean contrarias.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Bogotá, D.C., a 23 de septiembre de 2009.

Nota: El anexo correspondiente al inventario de vehículos en el artículo primero de la presente resolución puede ser consultado en el Ministerio de Transporte.